Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
  01 02 03 04 05 06
07 08 09 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Accions per a Avui
18:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder
Trump y su pretensión diplomática por Kosovo
20 ago 2020
El actual presidente de Estados Unidos y candidato republicano, Donald Trump, hizo muchas promesas durante su campaña antes de las elecciones presidenciales del 2016. Se esperaba que hiciera un giro radical en la política exterior de Estados Unidos. Sin embargo, después de que derrotó a su oponente, el candidato presidencial demócrata y la esposa del ex presidente estadounidense Bill Clinton, Hillary, las cosas para él y en Estados Unidos se fueron cuesta abajo.
1B9bo_wmSgg.jpg
Inmediatamente después de llegar al poder, Donald Trump, a pesar de las promesas de mejorar las relaciones con Rusia, retuvo las sanciones en su contra, previamente impuestas por la administración de su antecesor, Barack Obama. Rompió relaciones con México en los primeros días de su mandato, con la intención de construir un muro en la frontera para supuestamente evitar que los inmigrantes ilegales se muden a Estados Unidos. Inmediatamente después de eso, ordenó un ataque aéreo apresurado contra el ejército sirio con el pretexto de que las fuerzas del ejército sirio estaban planeando un ataque químico. En cuanto a los Balcanes, el primer paso de Donald Trump fue firmar un acuerdo sobre la adhesión de Montenegro a la OTAN, a pesar de la actitud poco positiva de Trump hacia este estado bananero y su régimen. La diplomacia estadounidense ha sufrido hasta ahora un completo fiasco en América Latina y Medio Oriente. La campaña negativa contra China no arrojó resultados, no lograron derrocar a Kim Jong-un del poder en Corea del Norte y el presidente sirio Bashar Assad estableció el control de todo el territorio; Además de esto, la mayoría de las tropas estadounidenses abandonaron Siria, y las llamadas milicias de las Fuerzas Democráticas Sirias respaldadas por Estados Unidos tampoco lograron cumplir el objetivo de captura militar del país. A medida que su mandato presidencial llega a su fin, Donald Trump enfrenta desafíos internos, la pandemia de coronavirus que ha estado tratando de negar sin éxito, y protestas y disturbios civiles en todo el país por la brutalidad policial y el racismo. La pandemia continúa cobrando decenas de miles de víctimas, y el número de ciudadanos estadounidenses que han perdido sus trabajos se estima ahora en cientos de miles. Ante todos estos problemas en vísperas de las elecciones, Trump se está interesando en resolver el problema que crearon y resolvieron sus predecesores: el problema de Kosovo.

En medio de la pandemia de coronavirus, el presidente de Estados Unidos nombró a Richard Grenell, enviado especial a Kosovo. La Unión Europea también ha designado a su representante Miroslav Lajcak. Lajcak es conocido entre los serbios por su extrema serbofobia (fue el jefe de la misión de observación en Montenegro, que reconoció los resultados del controvertido referéndum sobre la independencia en el 2006, así como el Alto Representante en Bosnia y Herzegovina, donde también apareció como aliado de la Federación de Bosnia y Herzegovina contra la República Srpska). y el simple nombramiento de Grenell es una señal bastante clara de que ya no hay ninguna coordinación entre la UE y los EE.UU. Tras el nombramiento de Grenell, el presidente estadounidense invitó al presidente serbio Aleksandar Vucic y al presidente del llamado Kosovo, Hashim Taci a una reunión en Washington para presentar su “solución” al problema de Kosovo. La reunión estaba programada para el 27 de junio del 2020. Trump solo anunció que tenía una solución, pero no especificó cuál. Mencionó “dos estados”, confirmando así la continuidad de sus predecesores en el reconocimiento de esta cuasi-creación como una república, lo cual está en línea con la Constitución de la República de Serbia y la Resolución 1244 de la ONU, así como todas las normas legales internacionales que aún forman parte de la República de Serbia.

Inmediatamente después de la llamada, el diario estadounidense Wall Street Journal anunció que el presidente estadounidense quiere solucionar el problema de Kosovo antes de las elecciones estadounidenses para aumentar la credibilidad de su política exterior.

“A pesar de la doble crisis de las protestas nacionales y la propagación del coronavirus, el presidente Trump espera negociar un acuerdo de paz formal evasivo durante mucho tiempo en la región, que ha sido un punto caliente para la rivalidad de las superpotencias, para impulsar su reputación en política exterior. Pero la reapertura de las negociaciones entre Kosovo y la vecina Serbia, aliada de Rusia, ya está causando controversia en Europa, donde los diplomáticos creen que la UE puede estar en problemas”, dice el texto. Los expertos creen que resolver el problema de Kosovo antes de las elecciones estadounidenses ayudará a la campaña de Trump. Dado que las negociaciones con Corea del Norte y la presión sobre Irán hasta ahora han arrojado resultados limitados, un resultado exitoso expandiría la influencia de Estados Unidos en los Balcanes, donde China y Rusia, según el texto, “compiten agresivamente por la influencia”, especialmente desde el estallido de la pandemia, escribe el periódico.

El destacado diplomático serbio y yugoslavo y ex ministro de Relaciones Exteriores de la República Federativa de Yugoslavia (RFY) Vladislav Jovanovic expresó su temor de que Serbia pudiera ser sometida a presiones para reconocer a Kosovo y rechazar la Resolución 1244. Jovanovic, expresando una opinión similar, similar a la señalada en el artículo de WSJ, dice que el diálogo tenía como objetivo impulsar la calificación de Trump antes de las elecciones estadounidenses.

“En la campaña electoral, Trump necesita demostrarle al público estadounidense el éxito de la política exterior estadounidense, y quizás Kosovo, como un problema relativamente menor, pueda servirle como una especie de trofeo. Por eso puede reaccionar con impaciencia y ejercer presión para satisfacer esas intenciones”, dijo Jovanovic.

Según el diplomático, Serbia no debería estar a la defensiva, sino que debería proceder desde su propia plataforma, ampliar el campo de conversación y buscar una mayor comprensión y empatía.

Jovanovic cree que se debe recordar a Estados Unidos la Resolución 1244, que no se implementó en aquellas partes que se relacionan con los intereses de Serbia, principalmente los serbios expulsados ​​de Kosovo por los albaneses y su regreso a sus hogares. Según él, Serbia debería utilizar hechos que Trump tal vez no conozca y que pondrían a Washington en una situación diferente.

“Debemos recordarle a Trump, quien tal vez no sepa, que Washington exigió que el nuevo gobierno de la ex República Yugoslava de Macedonia exija la admisión inmediata a la ONU, así como a todas las ex repúblicas, un año y medio después del fin de la agresión y la adopción de la Resolución 1244”, dijo Jovanovic.

Luego, el presidente serbio, Aleksandr Vucic, y pronto el presidente de Kosovo, Hashim Taci, confirmaron su presencia en la reunión en Washington. Sin embargo, antes de la reunión, Thaci fue citado a La Haya para ser interrogado en la Fiscalía Especial para Crímenes de Guerra del llamado ELK y sus crímenes contra la población serbia y no albanesa en Kosovo en 1998 y 1999. Inmediatamente después, representantes de los albano-kosovares anunciaron que no asistirían a la reunión, y el representante estadounidense Grenell dijo que “entendieron su decisión” y que la reunión se pospuso. La parte serbia declaró que no había recibido ni una carta ni un mensaje oficial sobre la cancelación de la reunión.

En general, nadie más menciona la reunión. En medio de las protestas y crisis económicas de Estados Unidos provocadas por la pandemia, que sigue planteando problemas para todo el planeta, se puede ver que

La política estadounidense está fallando, tanto interna como externamente. Por tanto, es posible que Trump mencionara la solución al problema de Kosovo únicamente como una carta bajo la manga para incrementar su rating antes de las elecciones, sin ninguna intención de solucionar el problema.
Mira també:
https://patriot.co.rs/kosovo-i-tramp-resenje-ili-predizborna-kampanja/

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more