Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : educació i societat : mitjans i manipulació
La mentira como arma política
17 jul 2020
Para el autor de este texto, el concepto "Estado de Derecho" -de orígenes prusianos décimonónicos- ya se utilizaba en los años 50 en pleno franquismo. Y ello para legitimarse
mentira.jpeg
En política, como en las guerras -otra forma de hacer "política"-, la verdad es un lujo sacrificado en el ara de lo que da en llamarse "realidad" construida por los neosofistas al servicio del poder establecido. No me refiero a no importa qué stablishment -como harían los anarquistas-, sino al único que he conocido: el poder de la burguesía, en su variante fascista y neofascista, como clase dominante y el capitalismo como modo de producción basado en la explotación del hombre por el hombre. Como comunista, mi lucha está por la desaparición de las clases sociales y la emancipación de la gran mayoría de la sociedad, otrosí las clases trabajadoras y su dictadura transitoria sobre las minorías explotadoras. Esto que digo ni es una utopía cabetiana ni una petición de principio, salvo para los que nieguen la lucha de clases como motor de la historia. La filosofía política se divide entre quienes apuestan por conciliar los contrapuestos intereses entre la burguesía y el proletariado bajo el capitalismo, y quienes optan por agudizar las contradicciones de clase como modo de consumar esa gran tragedia que es una revolución que arroje al museo de la historia a quienes chupan la sangre del pueblo.

La verdad de las cosas es lo que menos importa hoy a las oligarquías (gobierno de unos pocos) dominantes. Al revés:es la mentira política la que prevalece hegemónicamente. Cada vez mienten más y con más descaro. "La mentira como una de las bellas artes", podía haber titulado este artículo emulando a Thomas de Quincey. Mintió Aznar cuando el 11-M y mintió Bush en el episodio de las supuestas armas de destrucción masiva en Irak, por no hablar de la madre de las mentiras que fue el 11-S y las Torres Gemelas, o del bluff del fantoche de Bin Laden. O, actualizándonos, de la sarta de mentiras vertidas, como ra-ta-ta-tás de metralleta, acerca del coronavirus. Sin embargo, entre la verdad y la mentira política existe un nexo dialéctico que estamos por calificar de fatídico cuando no perverso:las consecuencias políticas. De una mentira o posverdad -igual que de una verdad- se infieren consecuencias políticas de igual modo que del barro de la "modélica transición española" -ese milagro, esa mentira- se infiere el lodo del marasmo actual, cuyo último capítulo es el intento de desvestir un rey -el Emérito- para vestir otro, su hijo. De la mentira no deriva la verdad, sino más mentira. Ni aún alcanzando, con el tiempo, la categoría de mito versus hecho histórico.

La mentira se puede definir como aquella declaración intencionalmente falsa dirigida a otra persona. Y la mentira política es aquella trola del poder político o gubernamental dirigida a los propios ciudadanos que supuestamente representan. El engaño es deliberado y consciente. Pudiera decirse que, hoy, la "política" se basa en la nada venial mentira hecha adrede y aposta. De la mentira teológica vaticana a la mentira secularizada y prosaica burguesa.

Platón, en la conformación de su Estado ideal, de su República, hablaba ya de la necesidad de la "mentira política" como algo útil para evitar "penas y dolores" a la comunidad. Pero ello en circunstancias especiales. Establece una analogía con la medicina:engañar al paciente terminal con una "noble mentira" (sic), ocultarle la verdad. Como hoy hacen los gobiernos burgueses, engañar al pueblo (el paciente) con mendacidades, sólo que, a diferencia del elitista Platón, el enfermo terminal y caquéxico es la burguesía y no el pueblo.

Vivimos en una falacia permanente. El concepto "Estado de Derecho" -de orígenes prusianos décimonónicos- ya se utilizaba en los años 50 en pleno franquismo. Y ello para legitimarse y cohonestar su imagen de cara a la opinión pública internacional y la Europa burguesa de los mercaderes. De un lenguaje con regusto tradicionalista que hablaba de "Fueros" y unas "Cortes españolas" de sabor guildista, gremial, corporativista -la "democracia orgánica"- que suplían y evitaban llamarlo Parlamento (liberal) al igual que los diputados eran "procuradores", el léxico se renueva y ya en 1957, el nuevo gobierno (opusdeísta) habla de "complementar el cuadro de las instituciones jurídicas y políticas propias del *Estado de Derecho*". La utilización de la idea del "Estado de Derecho" ya fue usada por los falangistas y hasta, a su manera, por el catolicismo político. El falangista nazi y "cuñadísimo" de Franco, Serrano Súñer, hablaba de sustituir el inicial "Estado campamental" (sic) por el "Estado de Derecho" que superaría -clave de bóveda y desiderátum fascista- el caduco Estado liberal y su democracia inorgánica (la que conocemos hoy). Los católicos como Martín Artajo, igual o similar. Hoy, los "demócratas" de pacotilla se llenan la boca -regurgitándolo como vacas- con esa leyenda urbana, con esa muletilla. Vino nuevo en odres viejos. Puro lifting.

Bianchi
Mira també:
https://www.lahaine.org/est_espanol.php/la-mentira-como-arma-politica

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La mentira como arma política
18 jul 2020
¿Alguna referencia exacta o enlace a textos en donde aparecía lo del "Estado de derecho" ?

Gracias.
Re: La mentira como arma política
18 jul 2020
Aquí en esta parte, hace referencia a Serrano
¿Fue alguna vez el régimen franquista un Estado de Derecho…?
https://justiciaydictadura.com/fue-alguna-vez-el-regimen-franquista-un-e/

El texto más completo en pdf:
FRANQUISMO, ¿ESTADO DE DERECHO? NOTAS SOBRE LA RENOVACIÓN DEL LENGUAJE POLÍTICO DE LA DICTADURA DURANTE LOS AÑOS 60
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/5917/1/PYM_05_03.pdf
Re: La mentira como arma política
19 jul 2020
Entonces la primera referencia exacta es del libro de Ramon Serrano Suñer "Entre Hendaya y Gibraltar (Noticias y reflexión frente a una leyenda" (Ediciones y Publicaciones Españolas SA, Madrid 1947):

"Sólo el Estado de Derecho, con el respeto a la ley, impuesto a gobernantes y gobernados, puede evitar la arbitrariedad. Un sistema de garantías jurídicas, es evidentemente una base de paz civil. Es un inmenso error aceptar la sinonimia o la equivalencia del Estado Liberal = a Estado de Derecho, porque el Estado Autoritario puede ser, ha de ser un Estado de Derecho"

Nicolas-Sesma-Landrin_renovacion-lenguaje-franquismo.pdf
Nicolas-Sesma-Landrin_renovacion-lenguaje-franquismo.pdf (920,11 KiB)
Re: La mentira como arma política
19 jul 2020
Buenas Aliss:

Bianchi dice:

“Vivimos en una falacia permanente. El concepto "Estado de Derecho" -de orígenes prusianos décimonónicos- ya se utilizaba en los años 50 en pleno franquismo. Y ello para legitimarse y cohonestar su imagen de cara a la opinión pública internacional y la Europa burguesa de los mercaderes. De un lenguaje con regusto tradicionalista que hablaba de "Fueros" y unas "Cortes españolas"(...)”


Concretamente, cuando el liberal Canovas del Castillo, - que fue ajusticiado por el anarquista Angiolillo en Zestona por haber cometido una masacre de anarquistas en Barcelona -, derogó los Fueros Vascos, con ayuda del Imperio Británico, tras una matanza masiva de campesinos vascos tradicionalistas, católicos, lo anunció así en el parlamento español: “CUANDO LA FUERZA HACE ESTADO EL ESTADO ES EL DERECHO”.


Bianchi, si quitas a los tradicionalistas, es esto lo que sale, los progresistas...


Finalmente, si seguimos la lógica reduccionista de Bianchi el estado de derecho español no seria democrático y social, observado con fria objetividad y sin pasiones ideológicas, claro esta, sino fascista, por lo cual deberiamos aprestarnos a luchar para traer la democracia y la república democrática burguesa junto con las clases medias y la burguesía, eso si, liberales y no conservadoras. Así, por arte de birlibiloque el horizonte político del proletariado ya no es la revolución social sino la muy burguesita y clasemedianera ruptura democrática. Y así otro medio siglo más ¿no?
Re: La mentira como arma política
20 jul 2020
Sr ".", sus conclusiones son disparatadas y suyas. No responsabilice a lxs demás de sus manipuladas y retorcidas incapacidades para interpretar. Usted sólo nos habla de sus reaccionarios delirios.

Bianchi alude constantemente a personas tan reaccionarias como usted:
"...la verdad es un lujo sacrificado en el ara de lo que da en llamarse "realidad" construida por los neosofistas al servicio del poder establecido"

"La verdad de las cosas es lo que menos importa hoy a las oligarquías (gobierno de unos pocos) dominantes. Al revés:es la mentira política la que prevalece hegemónicamente. Cada vez mienten más y con más descaro"

"El engaño es deliberado y consciente. Pudiera decirse que, hoy, la "política" se basa en la nada venial mentira hecha adrede y aposta. De la mentira teológica vaticana a la mentira secularizada y prosaica burguesa"
Re: La mentira como arma política
22 jul 2020
Buenas Aliss

Me han borrado el anterior pero el argumento es claro, estas clases medias tipo Bianchi ocultan la gravedad de la opresion y explotacion del estado socialdemocrata contra el proletariado, lo llaman fascista con gran despliegue retorico cpn el objetivo liberal de desviarnos desde la revolucion socisl a la ruptura democrativa donde reconstruir su estatismo y la explotación.
Re: La mentira como arma política
25 jul 2020
Sr ".", le leo y me entra pánico. El sensacionalismo de sus comentarios están haciendo entrar en pánico a toda la web. Pánico a partirse de risa.

Hay tanto pánico en la población, que hoy había convocadas varias protestas contra el pánico real y el encierro forzado. Parece que el sector empresarial del ocio nocturno y determinados "anarquistas", coinciden en algo, y no es en la cerveza fría.

Sí, Bianchi debe ser otro conspirador financiado por Soros y al servicio del mantram de la OOOMSS.

Para usted el virus no existe, pero sí existe el "apocalipsis proletario", y luego va por ahí acusando a todxs de meter miedo a la gente. Claro que sí, le entiendo perfectamente. Su miedo está respaldado por la internacional conspiracionista ultraconservadora del proletariado, y eso es otro nivel, otra categoría, otra clase.

Y se atreve a acusar a lxs demás y a Bianchi de retórica. Se nota que usted se lee y le gusta leerse a sí mismo. Nos habla del peligro de la reconstrucción del estatismo, cuando usted en algún comentario se ha mostrado partidario de la existencia del estado, así como de la dictadura del proletariado.

Es decir, conspiranoico, sensacionalista, ultraconservador en las ideas, partidario de un tipo de dictadura, autoritario..., y pretende hacernos creer que el peligro está solo en lxs otrxs.

Usted es parte de esos peligros que amenazan a las poblaciones obreras y más empobrecidas, a la que condena a la dictadura del "natalismo proletario".

Lo que se dirime en estos momentos, es la confrontación de dos de los grandes poderes ansiosos de aplicar las tecnologías de control social sobre las poblaciones, y cada uno lucha por hacerlo a su manera. El socialdemócrata neoliberal, dotándose de la retórica del bien social, y los ultraconservadores liberales como usted, que pretenden hacernos creer que las libertades son amenazas, y las opresiones momentos de libertad si existe seguridad. Y ambos pretender instrumentalizar esta pandemia, para experimentar con todas esas tecnologías de control, sobre la obediencia de las poblaciones.

Recuerdo como en uno de los escritos que compartí, hacía referencia a la desobediencia como estrategia de lucha en los momentos que preparaban los confinamientos, y como alguno de los habituales comentaristas intentó ridiculizarme por hacer esa afirmación, pero resulta que hoy, menos quienes apoyan al gobierno, están haciendo llamados a desobedecer.

Ahí es donde radica la diferencia con sus "argumentos claros" que dice que le han borrado. Que usted miente más que habla y se va demostrando que su apocalipsis, ni es apocalíptico, ni se producen las agresiones a las poblaciones empobrecidas por lo que usted asegura que se producen.

El 5G no ha creado el covid19, ni nos quieren vacunar microchips, ni el covid19 se trata de un arma biológica, ni nada de lo que nos ha estado contando estos días.

Ahora, cuando sus predicciones se han mostrado falsas, nos viene con el terror del cuento de las clases medias, la socialdemocracia y bla, bla, bla... Usted sr ".", es una de esas partes criminales de las poblaciones empobrecidas, no solo por la socialdemocracia neoliberal, sino también por esos reaccionarios que, reclamando ayudas para su sector que dicen que se encuentra empobrecido, se cambian de vehículo de alta gama y se compran otro cortijo valorado en millones de euros, para salvar la "cultura" y el "arte" de la tauromaquia. Aún no le he leído ni un solo comentario en contra de estos otros rancios liberales capitalistas, con los que usted, vaya casualidad, coincide en muchos de sus reclamos y argumentos. Defienden la vida, matando al toro y pretenden convertir el sufrimiento animal, o humano, en quintaesencia.
Sindicat