Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : criminalització i repressió : educació i societat : pobles i cultures vs poder i estats
No hicimos nada…, pero fue importante
10 mai 2020
Este es un relato de un vacío existencial de la cotidianidad. Un relato de unas vidas envueltas en papel de estraza, dispuestas a la anónima inmolación del paradigma de un modelo político, económico y social. Unas vidas contenidas entre el ulular de sirenas policiales, relampagueantes luces de ambulancia, el sobresalto de alarmas domésticas y la espectacularidad de los grandes titulares o las sobrecogedoras crónicas sensacionalistas del miedo social.
El crimen, la crueldad de quienes desean arrancarnos la vida a bocados entre las sonoras carcajadas de tertulianos, existen…, pero no son precisamente quienes ocupan el lugar de nuestros temores, sino aquellos que roban nuestra confianza porque se prestan a protegernos de peligros, en ocasiones inexistentes, encubriendo sus abusos y enterrando a las víctimas bajo losas institucionales y su lógica punitiva y penal del encierro y el control social.

La justicia, conjuntamente con el aparato policial y penitenciario, han tenido un papel importante y decisivo en la “consagración” de este sistema, pero no menos importante y decisiva, han sido otras instituciones sociales que van desde la familia (reproduciendo el modelo relaciónala de jerarquías sociales), la sanitaria (sometiéndose a las necesidades productivas y de control), o la educativa (abandonando los modelos pedagógicos, por los productivos o represivos del control del aula).

Justamente estas instituciones tan necesarias para el sistema, han sido las últimas en ser objeto de las regulaciones y recortes del sistema que las dirige.

Mención aparte merece la institución sindical, otro de los elementos clave en la creación de espejismos de libertad, que llevó a muchas vidas a implicarse en un proyecto que buscaba nuestra propia muerte, a través del sometimiento a la única “verdad” devastadora que le han querido llamar “crisis” o “mercado”, y que en otras ocasiones, formó parte de la imposición de la esclavitud, del orden feudal o dictatorial, y que podríamos encontrar su origen, en el establecimiento de la cultura patriarcal, que encontró en el capitalismo (con el desarrollo industrial y tecnológico) y en la destrucción de los espacios naturales y comunitarios, elementos imprescindibles para la complejidad de su hegemonía.

Abordar esta complejidad desde el todo, puede ser una tarea, no sólo agotadora, sino de una dimensión inconmensurable y con el riesgo del olvido involuntario de algunas de sus partes o momentos transcendentales. La memoria, ya sea documentada a través de testimonios o la biológica del recuerdo, es siempre un misterio por su maravillosa plasticidad para interpretar y transformar la cotidiana realidad, en un momento mítico, inolvidable y con el valor suficiente para permanecer en nuestro recuerdo y hacernos sentir, que formamos parte de algo que valió la pena vivirlo, y que fue necesario e indispensable, tanto para lo colectivo, como para nosotrxs mismxs.

El relato que propongo explícita y específicamente para no perderme en esa inmensidad del todo, es el del encierro contextualizado en un momento en el que, arrebatadas por un engaño todavía mayor, el de esta vida, decidimos empezar a recuperar parte de la historia de lucha colectiva que nos crió y que había quedado para la cronología de un hipotético momento de transformación colectiva, política y social, que no llegó, y que el propio sistema capitalista y patriarcal, sintieron como ineludible para la amenazada continuidad de sus codiciosas ambiciones.

No hicimos nada, sólo respirar nuestro aire…, pero fue importante.

This work is in the public domain
Sindicat