Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Març»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: guerra
Salimos a la calle, no nos quedamos en casa
24 abr 2020
Una de estas noches del arresto domiciliario (eufemísticamente llamado “estado de alarma”) salimos a dejar unas frases en los muros de la urbe. Nos sentimos como gatos, caminando en las sombras y escondiéndonos bajo los coches cuando las luces azules se asomaban o escuchábamos ruidos. Un par de jabalíes habían tomado también las calles, grata compañía.
1uno.png

Salimos a pintar las calles porque no queremos dejar esta realidad intacta. En un mundo cada vez más virtual, nos vemos forzados a obtener la información y ejercer la comunicación a través de internet, y éste está cada vez más censurado por el Ministerio de la Verdad y Los Expertos Oficiales.

Esta situación nos muestra que los individuos digitales no pueden apropiarse de la realidad y superar la opinión pública dominante, ni el discurso de la ciencia y del poder constituido. Están demasiado informados, demasiado asustados, atrapados en la trampa de expresarse constantemente con autocomplacencia en un universo completamente abstracto y virtual.

Nosotros somos individuos orgánicos, y rechazamos la vida virtual y cibernética a la que nos quieren empujar. Más que nunca, en estos tiempos digitales, nos alegramos de no tener whatsapp ni redes sociales ni haberlos tenido, y de buscar crear las relaciones y acciones cara a cara, aunque el mundo virtual busque imponérsenos a cada instante e invadir nuestra realidad física. Rechazamos todo uso de whatsapp, telegram y de todo tipo de jaulas-cadenas cibernéticas, y en su lugar optamos por apropiarnos de nuestra realidad orgánica. Las cadenas modernas son invisibles y han venido en forma de control biométrico, aplicaciones de móvil, rastreo de movimiento, chips, etc., y estas imposiciones cibernéticas configuran las condiciones materiales de nuestra existencia (control de movimiento y de pensamiento, limitación de contactos, vacunas, control de nuestro comportamiento social, "sistema de crédito social") que, a su vez, pre-determinarán nuestra psique, haciéndonos cada vez más propensos a la domesticación y a ser dominados.
Sin duda, ante el escenario que se nos presenta, para la mayoría el punto de inflexión entre la libertad y la no-libertad es el hecho de tener o no tener móvil, junto al hecho de permanecer viviendo en la ciudad dependientes o irse al campo a vivir de manera autosuficiente. Este es un buen momento para deshacerse esos aparatos y reapropiarnos de nuestras relaciones reales.

Entre el siglo XII y XVII, con el apoyo de la clase dominante, la comunidad eclesiástica fue la encargada de justificar, por amor a Dios y a la religión, la inquisición social llevada a cabo por la Iglesia; hoy esa función se está transfiriendo a la esfera digital y científica, y son la instituciones científicas y militares con sus herramientas tecnológicas (los medios de comunicación, el móvil, los whatsapps, y todo tipo de telecomunicaciones) los que están absorbiendo el cerebro de la mayoría de personas para justificar una reconfiguración y perfeccionamiento del Estado de control social.

El tono paternalista del Estado y las instituciones que nos dice: "cuanto más os quedéis en casa y hagáis lo que se os dice, antes os permitiremos seguir con vuestras vidas y los derechos que os concedemos, se parece mucho al tono paternalista de los padres obsesivos controladores que dicen: "cuanto antes acabes los deberes, antes saldrás al parque a jugar". Esto hace que ni siquiera te preguntes por qué haces los deberes (o por qué te "quedas en casa"), y simplemente los haces porque hay una recompensa que ellos mismos te han usurpado (con tu colaboración pasiva).

Una vez oímos que algunos psicólogos afirman que al pasar o llevar 21 días haciendo algo o llevando a cabo una actividad, esa actividad pasa a formar parte de tu configuración neuronal, pasa a ser una costumbre y aprendes a vivir de esa forma. También observamos que los animales enjaulados pueden ser más fácilmente domesticados y adiestrados. Bien, ciertamente no nos importa mucho lo que digan algunos "psicólogos", pero el confinamiento ya ha pasado los 21 días de sobras, y los humanos van aceptando esta nueva forma de comportamiento inducida, este adiestramiento. Nosotros desde el primer día nos hemos opuesto al confinamiento y al uso de cualquier tipo de guantes, mascarillas, etc., porque no queremos asimilar esta realidad. Una nueva realidad absurda y miserable que nos dice que “el distanciamiento social es la nueva forma de solidaridad”. Nosotros no vamos a dejar que nuestras interacciones sean determinadas por la autoridad.

Cuando el Estado pide cooperación, la deserción es un acto maravilloso. ¿Cuándo mejor que ahora, para desintegrar la falsedad social?

Ante la rectitud del rebaño asustado que sólo espera a la nueva autorización por parte de las fuerzas policiales, oficiales, o la nueva rueda de prensa del ministerio de la Obeeeeediencia, etc., frente a todo eso se alza la espontaneidad de los poetas, de los improvisadores, de los vagabundos, de los errantes, de todos aquellos que ya antes de todo este escenario no aceptábamos la mercantilización ni el ordenamiento de nuestras vidas. Y no sólo salimos a pintar, sino que mientras escribimos esto, estamos en un parque desnudos al sol.


2dos.png

Como hay una confusión generalizada creada por el miedo y el pánico inducidos, creemos oportuno compartir información y una reflexión de lo que nosotros vemos que es un plan planificado de antemano:
Lo primero que tenemos que decir es que los Estados y gobernantes colaboran entre ellos y no están enfrentados entre sí, sino que están enfrentados contra "su" propia población con el fin de dominarla, esa población que ocupa un territorio del que ellos (los gobernantes) se han declarado dueños a fuerza de violencia (policial, militar, médica, educacional, moral e institucional). Cada Estado explota a su propia población y ninguno quiere que haya rebeliones en otro Estado, ya que de ser así las rebeliones podrían generalizarse y podrían verse afectados todos esos que viven gracias a que la muchedumbre esclavizada crea en el Estado, las instituciones, etc.

Pero obviamente el Estado no es el gobernante último, sino que detrás del Estado hay élites que son las que realmente gobiernan, y éstas élites utilizan tanto a Estados como a empresas como telones o bambalinas tras los que toman decisiones (igual que el Mago de Oz). A la vez los miembros de esos Estados, instituciones, empresas, etc., son en gran parte élite, pues todos colaboran entre sí, pero también sabemos que son una pantalla protectora, una "ficción de poder". Estas élites gobernantes (con sus think tanks, servicios de inteligencia, ejércitos, con la ciencia y la tecnología a su servicio, etc) juegan con casi todas las cartas boca arriba. Para el 2019, las revueltas alrededor del mundo empezaban a darse en muchos territorios, incluso estaba surgiendo un aura de “revuelta global”. Los seres humanos somos animales, y por ello recibimos influjo por parte del entorno, de las estaciones, del clima, etc. Es un hecho que muchas revoluciones suceden en el florecer de la primavera (entre Febrero y Abril), y en el empezar del otoño (entre Septiembre y Noviembre) [por supuesto, las condiciones sociales son una de los principales causas para las rebeliones de los seres humanos, que se rebelan contra unas condiciones sociales concretas, pero los factores ambientales pueden potenciar o mermar esas rebeliones, porque, como animales que somos, no estamos libres del influjo planetario]. Por eso mismo volverán con esto del confinamiento en Septiembre, Octubre, etc. Estas "élites", jugando a ser dioses creadores de la sociedad, han soltado/activado este supuesto "virus" (que es sobre todo una programación sociológica y mediática) para que tuviera un efecto paralizador en las revueltas y un efecto detonante en la economía, para tomar ellos el control total de la economía y configurar las nuevas reglas de la partida, las nuevas reglas del nuevo sistema.
Existe una agenda de control social, de control poblacional, de control de recursos y de control de territorios.
Cuando los principales financiadores de la Organización Mundial de la Salud son los Estados más poderosos (militarmente) del planeta (EEUU, Japón, Alemania...) y la Fundación Bill & Melinda Gates [https://www.who.int/images/default-source/infographics/budget/top-20-con - web oficial de la OMS, apartado de "financiación"] y cuando la OMS recibe financiación de las principales empresas farmacéuticas [https://www.youtube.com/watch?v=krSqCekeCiQ - Declaraciones en la Cadena SER del exdirector del Programa Mundial de Medicamentos de la OMS, Germán Velásquez. Año 2016] es fácil comprender que hay una premeditación por parte de todos esos poderes para crear esta situación.
Podemos encontrar más pistas de la planificación premeditada de esta situación en el Event 201 [que fue un ejercicio de preparación hecha por el Foro Económico Mundial, Bill Gates Foundation, Johnson&Johnson, la OMS, etc., ante una posible “pandemia”]:
https://www.youtube.com/watch?v=lHberJ-J1-U
[Participantes del Event 201: https://www.lahaine.org/mm_ss_mundo.php/el-foro-de-davos-se]

Y aquí podemos ver al ¿adivino? Obama adivinando lo que iba a suceder: https://www.youtube.com/watch?v=GFQTYlRTJlE
Y el otro ¿adivino? Bill Gates, "¿La próxima epidemia? No estamos listos": https://www.youtube.com/watch?v=6Af6b_wyiwI
["si veis a un filántropo, echad a correr"]
Como ya hemos dicho, Bill Gates, presidentes, CEO's, probablemente no sean más que marionetas, pero aún podemos seguir algunas pistas, y sobre todo relaciones, para ver claramente que hay intereses y planificación detrás de toda esta situación.

Además, dejamos también aquí el extracto de una charla de Thomas Cowan que está siendo censurada de internet a raíz de los ataques a antenas 5G: https://www.youtube.com/watch?v=6do8zoKyOUc
De hecho, toda información que relacionase el "coronavirus" con el "5G" empezó a ser retirada justo después de que surgieran los primeros ataques a antenas de 5G [https://anarquia.info/paises-bajos-y-reino-unido-oleada-de-sabotajes-ant/].
También, y puesto que mucha gente no entiende absolutamente nada sobre los virus y las bacterias, compartimos una charla de Máximo Sandín: https://www.youtube.com/watch?v=iQJlQ_cmJ7Q
Y esta charla también: https://www.youtube.com/watch?v=232-I3qg73M

Entonces, queda claro que las élites (las cuales controlan a –y en parte son– los Estados, empresas, instituciones, ejércitos) conspiran. Pero para nosotros el problema no es que las "élites" conspiren, sino que el resto de humanos no conspiren en contra de los Estados, empresas, instituciones, élites, etc., y en favor de sí mismos. El problema es que no hay suficientes conspiraciones, así pues ¡que se multipliquen las conspiraciones!
3tres.png

4cuatro.png

5cinco.png

6seis.png

7sieteuno.png

7sietedos.png

8ocho.png

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Salimos a la calle, no nos quedamos en casa
24 abr 2020
Por fín una ruptura del totalitarismo infectado.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more