Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sense clasificar
Efectos psicológicos del encierro
11 abr 2020
Los vengo notando hace unos días, pero hoy ya son muy evidentes y conscientes. Me estoy encapullando y acostumbrando al encierro, pero de mala manera, porque se acompaña de abulia.
Cat_Watching_Caged_Bird.jpg
Tras un mes de encierro ya no me apetece nada salir de casa. Podría pasear más lejos con la perra, pero prefiero que mee y cague en la esquina de al lado de casa para volverme dentro enseguida. No echo de menos a nadie, ni a ninguna actividad exterior. Me produce seguridad y bienestar que todos los días sean una repetición del anterior. No me importa ya lo que dure el encierro, igual hasta me gusta que me lo alarguen. El día que me abran la puerta de la jaula, no querré salir.

Si no tuviera a mi hijo, el nivel de encapullamiento sería muy superior, me metería en la cama y me pondría a hibernar como un oso durante meses.

Lo más preocupante de todo es que además tengo abulia: no me apetece hacer nada, todo lo hago por disciplina y obligación, para cuidar a mi hijo. Me importa todo un güevo. Y me siento profundamente cansada, mental y físicamente.

Creo que me he convertido en una presidiaria en sólo un mes. Y salir de la cárcel mental me va a costar un esfuerzo grande.

This work is in the public domain
Sindicat