Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : ecologia : sanitat : mitjans i manipulació
“Cabrones, vomiten.” Por Leonid Kaganov
10 abr 2020

En los anteriores tres artículos publicados procuré aportar textos con argumentaciones de calidad seleccionados según mis capacidades, que no creo muy inmensas pero tampoco muy desencaminadas, sobre a) el origen del virus, b) la profundidad posible de la depresión económica que coincide y agrava su irrupción como epidemia, y c) cómo se ha situado - o presituado - el capital concentrado globalista respecto a su irrupción para aprovechar de forma planificada la situación causada. En este voy a aportar un texto complementario al de Sandín, sobre el asunto del carácter antropogénico o no del virus y las implicaciones derivadas de si fuera este el caso. Señalo que estoy persuadido de que la epidemia ha sido magnificada, para magnificar la crisis económica, aprovechandola, en mi opinión, para justificar enormes quitas de deuda pública en todo el mundo haciendo las delicias de los estados endedudados que sobreactuan viendo esta ventana de oportunidad, para zafarse de pagar las rondas anteriores y recomenzar la fiesta, como veremos en una futura aportación, pero a la vez la epidemia ha sido minificada en su gravedad en otro aspecto, el del inquietante asunto de su origen antropogénico... o no.


Precisamente, este asunto es tocado en el artículo titulado “El peligroso vínculo entre destrucción de ecosistemas y enfermedades infecciosas” publicado en ElSaltoDiario.es y firmado por Pablo Rivas, ( El peligroso vínculo entre destrucción de ecosistemas y enfermedades infecciosas ), que replica un comunicado de un pequeño grupo ecologista, de clases medias, satélite del gobierno socialdemócrata del PSOE-Podemos, Ecologistas en Acción y con una tendencia al malthusianismo que es preocupante pues en determinadas condiciones podría desembocar en posiciones ecofascistas. Este comunicado sostiene que la epidemia de coronavirus sería un flagelo causado en último término por la destrucción humana de los entornos naturales y la biodiversidad. Se supone, pues, que decreciendo nos libraríamos en el futuro de tales flagelos. Desafortunadamente todo indica que esa fácil solución ya está fuera de nuestro alcance.


En el texto se aporta el argumento de que ya un virus paso de los murciélagos a los seres humanos en Malasia, al parecer, y se explica que los científicos han hecho grandes esfuerzos por evitar este tipo de situaciones pero no se les ha escuchado y ahora pagamos las consecuencias de ello, pero si la hipótesis antropogénica es correcta la lectura ha de ser toda la contraria, realmente no solo el capitalismo sino también el espíritu prometeico de los cientítificos, y ambos multiplicados entre si, nos han situado en un umbral escalofriante de riesgos existenciales a toda la especie humana muchísimo mayor de lo que nos pueden situar los virus. Ecologistas en Acción, o Pablo Rivas afirma que “A día de hoy la ciencia no conoce el origen del propio SARS-CoV-2 pero los científicos no tienen dudas respecto a su salto a los humanos desde una especie animal.”


Realmente, muy posiblemente es insultar a Máximo Sandín no reconociéndole como cientifico cuando está clarísimo que es un científico de investigación de base y no un científico ni contratado ni de fidelidad política, auqnue quiza no sea así, y los autores del comunicado no sean tan sinvergüenzas como parecen con esta afirmación si es que una respuesta al artículo publicado en varias webs opositoras y/ independientes de Máximo Sandín titulado "Coronavirus: sobre virus, asesinos y estrategias", después de aportar 19 documentos para mantener la tésis opuesta a la de Ecologistas en acción, que es un grupo ecologista, no un científico, mientras el científico afirmaba lo siguiente:“Espero que el lector tenga suficientes datos, para deducir otra forma de “aparición” del coronavirus. Bien, parece que hay suficientes informaciones para comprender cómo se produjo el covid 19. Sobre los autores y sus intenciones tendrán que investigar ustedes.”


Pues bien, haciendo precisamente eso, tope con los materiales de Leonid Kaganov, que por supuesto conducen a consideraciones muy lejanas a una preocupación por la biodiversidad natural mundial, la estabilidad política regional y la preponderancia en el relato de la socialdemocracia, o la próxima subvención, y que hacen pensar que entre todas las hipótesis aportadas hasta ahora la más probable es la de accidente industrial biogenético, el primero del que tendríamos noticia pública. Ya no vivmos en una fábrica social sino en un laboratorio urbano global. En todo caso, si el virus hubiera sido producido a posta y de forma hostil, por supuesto, yo ya no estaría escribiendo esto ni vosotros leyéndolo. Por esto hay que descartar esta hipótesis. En cambio, si este fuera un biochernobyl puramente chino recordemos que luego podría venir un biofukushima puramente japonés, estadounidense o europeo en la nueva época que se abre, si es que no lo ha habido antes y no nos hemos enterado o no nos han enterado...


En todo caso, las implicaciones en términos de riesgos existenciales de esta hipótesis del accidente industrial biogenético son pavorosas y creo que es necesario hacer un breve resumen de ellas y sus causas antes de poner el artículo de Kaganov.


Por cierto, el aspecto archiinquietante del horizonte que esboza el artículo de Leonid Kaganov, coherente con las argumentaciones, datos y sentido de los otros tres artículos arriba mencionados, no me toma por sorpresa.


Por ejemplo, quien haya leído “La Singularidad está Cerca” de Ray Kurzweil, el impresionante Superinteligencia de Nik Bolstrom, “La Revolución Transhumanista” de Luc Ferry, “Vida 3.0” de Max Tegmark, el famoso “Homo Deus”, de Yuval Noah Harari, “Aquí hay Dragones” de Olle Häggströn, entre otras toneladas de libros y escritos que vengo estuadiando de pensadores, científicos y tecnólogos de vanguardia en estos años, no puede no estar curado del tipo de espantos en relación a los que nos viene encima. De hecho ellos mismos, los tecnólogos apelan a la filosofia y a la intervención del estado, como Gran Hermano ayudador, a medida que el suelo se deshace ante sus pies aventados por la Revolución Científico-Industrial que se desarrolla vertiginosamente por fuerzas históricas que desbordan las capacidades de control del estado e incluso humanas.


Si alguien quiere profundizar en esto de forma rápida puede hacerlo leyendo “La Hipótesis del Mundo Vulnerable” ( The Vulnerable World hipotesis ) de Nik Bolstrom, que esta accesible al público en su web. Se supone que conjurar un mundo vulnerable repleto de riesgos existenciales antropogénicos conduce a un estado mundial, policíaco, por supuesto, y no a una revolución social mundial. Pero esto no es una pastelería en donde elegir el dulce preferido, es un proceso dialéctico histórico basado en inercias estructurales de decenas de milenios y una lucha de clases donde construcciones y resultados sociales se entremezclan de forma caótica solo cibernéticamente influenciables. ¿Están seguros Ecologistas en Acción de estar tomando el camino acertado? ¿Cual es el riesgo existencial de mantener esta posición tranquilizadora que apunta a la zona de responabilidad antropogénica equivocada pero más cómoda discursiva y políticamente? Señores de Ecologistas en Acción, hay dragones...


La situación podría ser resumida con esta metáfora. Es como si Prometeo no es que fuera uno de nosotros y nos hubiera dado el fuego robado a los dioses y estaría siendo castigado por ello, como creía Marx, tanto como que Prometeo fuera, como de hecho era en la mitología, un dios, un Titán, ante el cual fuéramos comparables a niños respecto a adultos, pero en lugar de darnos el fuego nos hubiera montado en un avión en el que justo cuando, tras despegar, descubrimos el inmenso peligro de pilotarlo descubrimos también que Prometeo se ha marchado lanzándose en el único paracaídas que había abordo. Algo así le está ocurriendo a la especie humana respecto a la ciencia en este siglo XXI, se quiera enterar o no Ecologistas en Acción, y no voy a profundizar sobre esto ahora, pero esto es así si no aún peor.


En todo caso, aquí publico, por el indudable interés de sus argumentaciones, el artículo de Leonid Kaganov, que contiene su investigación particular sobre el origen del coronavirus, asesorado por Igor Glinka y Kirill Pikalev, no sobre el asunto planteado por Máximo Sandín, que da por sentado que el virus es producido, sino del proceso alrededor del cual su irrupción a la vida pública global se convierte en una maraña de hipótesis con virus de murciélagos y pangolines migrando a los seres humanos, acusaciones mutuas chino-estadounidenses e improbables liberaciones conscientes de virus peligrosos. La traducción rápida es sin duda mejorable, habiéndome ocurrido una cosa curiosa con un párrafo que no aparece en Google pero si en Deepl, que queda señalada con una nota del traductor:




devochka_s_koronavirusikami.jpg

Cabrones, vomiten.

autor - Leonid Kaganov

http://lleo.me


Un número inadecuado de personas me escriben después de dos artículos (sobre el petróleo y el virus). Escrito en el correo y en persona. Escriben madres emocionadas, patriotas maternas, padres de la iglesia, escribe una secta de "testigos de un profesor", envían enlaces a algunas revistas y foros donde me "refutaron"... Hablando con franqueza, era muy consciente de que el número de personas cuyo predominio límbico sobre el INB en la población es muy elevado. Y especialmente para ellos, repetí la tesis principal en el artículo de TRIDE e incluso la escribí por separado en el epílogo. Pero subestimé el problema. Resultó que había mucha más gente de la que yo pensaba. No les interesa el problema de la responsabilidad, cuando los guardianes encienden la barbacoa en el almacén de pólvora. Lo único que les importa es una historia de detectives con un crucigrama que se está deshaciendo: el almacén acabó volando por los aires por culpa de esa parrilla o del rayo... Si se demuestra que fue debido al rayo, significa que todo es normal, no estamos de acuerdo, se fríen kebabs en todos los depósitos de polvora del mundo y más allá. Si mañana resulta que la evidencia fue amañada, y, sin embargo, la brasa era de la barbacoa, solo que no de esa, sino de la siguiente, entonces los guardias nuevamente son los criminales y golpean todas las campanas. Y si se refuta una y otra vez, nos separamos. Intentemos hacer una cuarta explicación, para una categoría de lectores muy problemática, y pongamos todo lo demás debajo del gato:


En 2015, una publicación seca apareció en el principal sitio web científico del planeta: Article . Su primera versión en el archivo de la web está fechada en noviembre de 2015, y para ser exactos - el artículo fue enviado para su consideración el 12 de junio de 2015. La noticia fue traducida ese año incluso al ruso, pero también permaneció invisible para el público en general.


¿Qué se discutió en esa publicación científica? Sobre el hecho de que en 2014, un grupo de científicos de la Universidad de Carolina del Norte comenzó un estudio: tomaron el coronavirus no humano del murciélago chino SHC014 (su proteína de superficie) y lo transfirieron al entonces conocido virus humano SARS. Como resultado de ello, tras un año de arduo trabajo, se sintetizó con éxito un nuevo híbrido apto para la epidemia humana "in vitro e in vivo". Lo cual tenía que ser probado. El propósito declarado de la investigación (nota: bastante civil, no militar) era "entender puramente", y si tal cosa puede suceder en la naturaleza que el propio virus de murciélago muta y se vuelve peligroso para los humanos. Con este propósito se ayudó al virus a mutar en un tubo de ensayo. Y al final demostraron: ¡sí, es posible! Lo que fue felizmente reportado en la publicación:

***********


"Un grupo de coronavirus de murciélago circulante, similar al SARS, muestra el potencial para la emergencia humana: hemos re-derivado sintéticamente un infeccioso virus recombinante SHC014 de largo completo y demostramos una robusta replicación viral tanto in vitro como in vivo...". Creo de buena gana que los científicos en este momento creían sinceramente que estaban llevando a cabo investigaciones médicas útiles sobre caballos abstractos en el vacío.(* NOTA DEL TRADUCTOR: este párrafo solo sale en Deepl, no en Googletraslator)

Sin embargo, el trabajo que no notamos fue notado por los colegas del mundo científico. Y aún así, todavía en el proceso. Con el veredicto general: "¡¿Qué coño estáis haciendo ahí fuera, yobanes de mierda?!" Bueno, en términos más aceptados por la comunidad científica, quizás incluso en latín. En particular - el gobierno americano aprobó apresuradamente en el mismo 2014 una moratoria que prohíbe los experimentos con patógenos humanos.


La moratoria era estadounidense y se aplicaba sólo a las instituciones estadounidenses financiadas con subvenciones para las ciencias de la salud (nih.gov). Se hizo imposible completar el proyecto de híbridos y coronavirus del SARS en Carolina del Norte. Por eso ya estaban terminando el trabajo en China. ¿Dónde exactamente? Oh, bueno, el Instituto de Virología de la Academia China de Ciencias, Wuhan. La Academia China de Ciencias debe haber financiado ya la realización de este estudio, porque USAID-EPT-PREDICT (indicada por la fuente de financiación en el artículo final) no financia la ciencia en el extranjero.


Un detalle curioso: las notas del artículo son más interesantes que el artículo en sí. Según las reglas de la revista Nature después de las referencias a la literatura, los investigadores deben dar una tonelada de información: cómo trataron humanamente a los ratones de prueba, cómo tomaron células de tejido pulmonar de las personas, y siguieron las medidas de seguridad ... En particular, dice que el laboratorio de Wuhan tiene el 3er grado de bioseguridad (BSL3). Aunque para una investigación tan peligrosa, el grado de protección debe ser máximo: 4. Los investigadores chinos, conscientes de que están haciendo algo malo, escribieron que además instalaron algunos ventilador se ha convertido en la norma ...


En el artículo final, que comenzó en Carolina del Norte y terminó en China, podemos ver varios nombres chinos en la lista de autores. En particular, la encantadora dama Shi Zheng-Li. Todos estos años no se ocupó de ella: en 2017, y antes y después, siguió trabajando en su laboratorio no muy seguro en el problema: ¿cómo pasar el murciélago coronavirus al hombre?


El resultado lógico de este trabajo: fue Shi Zheng-Li quien diagnosticó la nueva epidemia de coronavirus en Wuhan en diciembre de 2019. Incluso en una etapa en la que sólo había 27 personas enfermas. Es evidente que en cualquier otra ciudad con una población de más de un millón de habitantes, nadie habría notado veintisiete nuevos pacientes de neumonía, de los cuales ya hay miles en los hospitales. Creo que ni siquiera en Wuhan nadie se habría dado cuenta de esto: es poco probable que los hospitales de la ciudad informaran diariamente al virólogo Shi Zheng-Li, que hoy tenía neumonía y que tenía diarrea. Pero si hubiera un trabajador de laboratorio entre 27 personas enfermas, eso explicaría muchas cosas.


Un resumen. Tenemos todas las razones para creer que un híbrido del peligroso pero torpe SARS y el mismo coronavirus del murciélago comenzó a crear los criminales hijos de puta de Carolina del Norte por interés científico para ver si tal amenaza es posible. Después de que se le prohibiera el puto negocio, el virus fue creado con éxito por colegas chinos aún más criminales en un laboratorio de Wuhani que no era lo suficientemente seguro. Y todos los anteriores han logrado, como vemos, escribir un artículo conjunto e informar sobre el virus humano creado con éxito con el mismo orgullo y espontaneidad que Hirkin una vez logró informar en la hora de la catástrofe de Boeing, como el An-26 ucraniano acaba de ser derribado en el mismo lugar... Pero entonces los chinos no siguieron los tubos de ensayo ni a los empleados, y el virus salió a pasear fuera de los muros del laboratorio. El gobierno chino supo lo que había pasado desde los primeros días y comprendió la magnitud. Y trató de actuar al instante. E inmediatamente alertó al resto de los países del comienzo de una epidemia muy peligrosa. Y los gobiernos de todos los países (incluyendo Rusia) entienden muy bien la escala, también. Por si acaso, los chinos inventaron una historia sobre el mercado de pescado. Sabemos con seguridad que fue aquí, más o menos diez metros, donde un nuevo virus apareció de repente. Que, así coincidió, - es idéntica en clase, género, propiedades y características a la creada artificialmente y alegremente descrita en trabajos científicos a lacepa que fue almacenada en la misma ciudad en los tubos de ensayo del laboratorio durante los últimos 5 años ...


En comparación con este infierno, el caso de Chernóbil en 1986 es un ejemplo de responsabilidad, profesionalismo y precisión del personal.

* * *

Un lector confuso y poco sofisticado en biología y asuntos online puede tener una pregunta razonable: hay tantas falsificaciones en Internet, ¿cómo puedo entender que esto no es una falsificación? Pues la respuesta es simple: tiempo. Relación causa-efecto. En 2015, nadie preparó la pandemia de 2020, para prefabricar un artículo científico, y ¿por qué darse a sí mismos y a sus planes? Pues bien, en 2020 nadie podría retroceder en el tiempo y lanzar un artículo que dejara sus rastros, reubicaciones, traducciones y discusiones en miles de sitios, medios de comunicación, archivos y motores de búsqueda en diferentes países. No es falso. Así como no lo borrarías sin dejar rastros, aunque alguien lo quisiera de verdad. No podemos tener ninguna duda de que en 2015, los científicos cruzaron deliberadamente el coronavirus de los murciélagos y el SARS, recibieron una cepa de acción humana y simplemente informaron de un artículo científico sobre el principal editor científico del mundo - estos hechos están disponibles en los materiales de 2015 y no hay ninguna duda.


La pregunta sólo puede hacerse en esta formulación: ¿el virus destruye el mundo hoy en día? Tal vez, ¿no es lo mismo? ¿Y ni siquiera sus versiones mejoradas, en las que el grupo Shi Zheng-Li de Wuhan podría continuar su trabajo todos los años siguientes? En otras palabras, ¿hay alguna esperanza de que se trate de un fenómeno no hecho a mano?


Obviamente, cualquiera que sea la respuesta, no elimina el problema de los experimentos criminales. En 2015, la humanidad ya tenía un coronavirus listo para una pandemia, punto. Y nuestra suerte es que no salió en 2015. ¿Para qué era ese rito de invocar a Satanás del olvido? ¿Para probar que podría ocurrir en otro momento por sí mismo? ¿Y cómo nos ayudó este "conocimiento" ahora? Nada: no trajo ninguna vacuna, ningún método de lucha, no se comprendió cómo podríamos prevenir su apariencia "natural" y prepararnos para ello en cinco años. Independientemente de si la misma cepa o su gemela natural camina hoy en día, el experimento de 2015 fue 100% criminal: no le dio (y ciertamente no podría dar) a la humanidad nada más que el riesgo de una pandemia 5 años antes.


Y en cuanto a las falsificaciones, no deberían buscarse en los materiales de 2015, sino en 2020, cuando las falsificaciones de coronavirus aparecieron en gran demanda.


Por un lado, es interesante cómo los propios chinos embarraron el agua. Al principio, como recordamos, lo escribieron todo en el "mercado de pescado". Sólo que aquí, un murciélago podría follar un pangolín, pero terminar sobre una persona, y los virólogos sostuvieron una vela y están seguros de que el monstruo nació aquí, en nuestro terrible mercado de pescado, fuu!, ya es hora de cerrar esta cosa desagradable... La retórica china sonaba así. que fácilmente adivinó libre recontando la primera página de la novela "Perfumista" Patrick Suskind.


Sin embargo, recientemente la prensa controlada por China ha lanzado una campaña masiva acusando al "ejército americano y al laboratorio de Fort Detrick" de una epidemia. El representante del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijiang, lo dijo públicamente y dijo: "Los militares americanos podrían llevar el virus a Wuhan". ¿Por qué el ejército de los EE.UU. traería un coronavirus artificial a una ciudad donde se ha almacenado tal cosa desde 2015? - el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, por supuesto, no lo explicó. En general, fue un discurso muy fuerte de los representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, que siempre son famosos por su moderación, la falta de afición y el estricto cumplimiento de las instrucciones de sus superiores ...


Por otro lado, es obvio que ahora hay una gran demanda en el mundo de hadas que expongan los rumores sobre el origen del virus hecho por el hombre.


A este respecto, tal vez ni siquiera las hadas sean interesantes, pero sí un estudio científico muy autorizado de Christian Andersen (H-index 36, 80 artículos revisados por expertos en Google Scholar sobre bioinformática de las epidemias, desde el Ébola hasta el virus Zeke), publicado hace unos días para demostrar el carácter natural del coronavirus y refutar el rumor sobre una naturaleza en él creada por el hombre:

Article.

Vaya artículo en Nature medicine

Article

El material es muy complejo, es imposible comprenderlo sin una educación específica. Pero en general, como resultado de las discusiones con los especialistas, la situación parece ser la siguiente:


1. El material fue hecho apresuradamente y publicado en un tiempo increíble, violando los procedimientos oficiales de expectativas e inspecciones. Contiene rastros de edición apresurada de figuras (para más detalles ver el estudio del especialista). Por lo tanto, es probable que el propósito del artículo sea político: desactivar los rumores e influir en las previsiones económicas.


2. 2. Las pruebas del artículo son puramente especulativas. No hay marcadores que prueben el origen "natural" o "de laboratorio" del virus. El virus, por supuesto, no lleva los "genes de pinzas y frascos", y el trabajo de creación de un virus artificial se llevó a cabo, como ya sabemos, exactamente sobre piezas del código del virus de cepas naturales. Por lo tanto, todos los argumentos del artículo - al estilo de "difícilmente los científicos habrían construido el virus exactamente como se construye ahora".


3. Es evidente que el único argumento irrefutable en tal disputa es exigir la cepa creada en 2015 (y todas las cepas subsiguientes creadas por el grupo Shi Zheng-Li en el laboratorio de Wuhan de 2015 a 2019) y compararla con el código del virus actual. Pero esto es exactamente lo que los autores de la investigación de "desmentido" ni siquiera trataron de hacer por arte de magia. Además - repitiendo repetidamente que "no se ha encontrado ninguna prueba de que el virus se haya fabricado en el laboratorio" y haciendo pases hipnotizadores a mano, nunca mencionan que la construcción de coronovirus en los laboratorios ya se ha realizado, no mencionan el trabajo de 2015 y, en general, fingen diligentemente como si su esencia les fuera desconocida, aunque simplemente no pudieron oír hablar de ello en su industria: "Si alguien buscara diseñar un nuevo coronavirus como patógeno, lo habría construido a partir de la columna vertebral de un virus conocido por causar enfermedades. Pero el que encontró que la columna vertebral del SARS-CoV-2 difería sustancialmente de las de los coronavirus ya conocidos y se asemejaba en su mayoría a los virus relacionados que se encuentran en murciélagos y pangolines...". ("Si alguien hiciera coronavirus, tomaría como base cepas patógenas conocidas, y vemos trozos de virus de murciélago y pangolín...") Sorpresa: fue con los murciélagos y el virus del SARS que se hizo el trabajo. A quién le importe: un análisis detallado de los artículos por Igor Glinka: Miré el artículo al enlace al que enviaste el enlace, y también miré el artículo (carta al editor en Nature Medicine), al que se hace referencia en este artículo.


1. Nunca he sido un experto en genética o bioquímica. Sólo soy un lector y un pensador. Mi experiencia de lectura y comprensión de lo que he leído me dice que no sólo debo percibir la información ofrecida, sino también considerar quién, cuándo y en qué contexto se proporciona la información. Esto es importante porque cualquier información puede ser distorsionada, al mismo tiempo, es mucho más difícil distorsionar el contexto, y es casi imposible distorsionar el momento de proporcionar la información...


2) La experiencia en los medios de comunicación, y la tengo, me dice que en cada medio de comunicación siempre hay alguna "técnica", a menudo en forma de mazmorra, lista de parada o tipo sentado en una oficina separada y con poderes adicionales. Ahora, todas las noticias de los medios de comunicación occidentales deben incluir necesariamente información sobre el número de personas enfermas y el número de muertes por coronovirus, y esta información es suministrada por una sola fuente autorizada en cada país. Si las noticias son muy diferentes, por ejemplo, sobre el ballet, hay que decir que a pesar de cien enfermos y diez muertos, el ballet bailaba. Bueno, o el ballet fue cancelado. Pero no puedes decir nada sobre los enfermos y los muertos. Un artículo en Nature medicine ( Article ) - sí, cumple con el requisito, las cifras de los miles de personas que enfermaron y murieron el 11 de marzo de 2020, está en el primer párrafo. Esto, por cierto, es extraño, porque los autores claramente tenían un estándar especial para la publicación en 4 (!) días de trabajo. Durante este tiempo es imposible incluso enviar los autógrafos originales de los autores después de la decisión sobre la publicación, y esto es un requisito obligatorio en la Nature.


3. Afirmo que el artículo (en realidad una nota de ScienceDaily, que es esencialmente un medio de divulgación científica) al que usted se refiere ( Article . ) y el artículo sobre Nature Medicine se escribieron al mismo tiempo (y no de forma secuencial - después de la publicación del artículo sobre Nature Medicine otra persona lo leyó y se sentó a escribir un artículo en ScienceDaily), y el autor del artículo en ScienceDaily no tuvo acceso al texto final del artículo sobre medicina de la naturaleza, pero tuvo plena confianza en que el artículo en Medicine Nature se publicaría y probablemente tenía su borrador acordado sin los números de enfermos y muertos (se incluyeron más tarde según los requisitos del calabozo). De lo contrario, no habríamos visto una discrepancia en las cifras - el artículo ScienceDaily (primer párrafo) se refiere a la propagación del virus en 70 países (sin especificar la fecha), y el artículo en Medicine Nature - en 110 países (probablemente, en la fecha de presentación del artículo - 11 de marzo, hoy (20 de marzo) - 169 países. Por cierto, el virus se propagó en 70 países el 20 de febrero. Y en efecto, en el 5º párrafo del artículo de ScienceDaily se cumple el requisito del calabozo y se dice sobre el número de los que cayeron enfermos y murieron el 20 de febrero. Pero los chicos se calentaron dos veces - cambiaron los números, pero no cambiaron la fecha - los números son bastante relevantes para el 17 de marzo!


La conclusión de los párrafos 2 y 3 - ambos materiales están escritos simultáneamente en el mismo orden, por dos personas diferentes. Aparentemente, los editores de ambas revistas se ocupaban sólo de estos "autores", pero no del que tenía el recurso del administrador para la publicación extraordinaria de cualquier cosa y en cualquier lugar. Esta circunstancia hace imposible que la Medicine Nature Medicine se tome en serio el material del artículo.


4. El artículo Nature Medicine contiene la conclusión de que el virus no ha sido sintetizado artificialmente y dos argumentos para ello... Estos argumentos son los siguientes: a. Cinco de los seis elementos aglutinantes (RBD) del nuevo virus son similares a los de otros virus en humanos y diferentes animales (murciélagos, gatos, hurones), y uno no se parece a nada en absoluto. Debido a esto, unir el virus al receptor de la célula humana ACE2 "no es lo ideal". Esto lleva a la conclusión de que el virus no es el resultado de una manipulación selectiva, sino que es el resultado de los cambios naturales del virus en la transición de un animal a otro y a los humanos. Una conclusión más razonable, en mi opinión, es que los que han hecho esto simplemente tienen las manos torcidas...


b. La estructura del virus tiene un llamado sitio de división de la furina, un elemento que sirve como señal para dividir una molécula de proteasa cuando comienza a replicar el ARN del virus. Por lo tanto, en un nuevo virus tal sitio está presente en una forma multibase, que es única para los virus humanos, aunque se conoce la virología, porque se produce en algunos virus animales. Los autores del artículo señalan que no está en absoluto claro cómo puede ser esto y cuál es el punto. La ciencia no sabe actualmente que tal virus será más patógeno o más virulento - hay que investigar para averiguarlo.


El significado de este argumento es que si el virus se fabricara artificialmente, los autores no introducirían un sitio de separación de la furina de los virus animales, porque la ciencia no sabe que tal acción aumentaría la patogenicidad o la virulencia.


Esto podría ser un argumento, aunque sólo sea para asumir que los creadores del virus tenían el objetivo de destruir a la humanidad. Y si sólo investigaron algo con algo e hicieron cosas diferentes, entonces ese argumento es sobre nada. Sin embargo, tal vez los creadores del virus sabían la respuesta a una pregunta que estos científicos no saben - los autores del artículo - por qué necesitaban un sitio de fisión multibásico para la furina...


5. El inconveniente esencial del artículo es que no hay ninguna referencia al artículo 2015, que describe la misma investigación del mismo virus en el mismo lugar en el que se exponen los rumores sobre la creación artificial del virus..


6. El artículo está escrito en un momento en que se está formando un pronóstico para el futuro próximo - cuánto se hundirá la economía, cuánto perderá el turismo, cuánta producción, cuánto transporte... En estas condiciones, disipar rápidamente los rumores de que el virus fue creado artificialmente - para mantener una dinámica positiva y, tal vez, miles de millones de dólares para ayudar a alguien. Creo que tales nimiedades como la debilidad de los argumentos, la dispersión de los números y las fechas ya no se ciernen...


Así que, de alguna manera...


P.D.: Ya me están preguntando qué pruebas hay de este es el mismo virus (*NT: que el de 2015) . Yo respondo: no hay ni puede haber ninguna prueba, porque no hay ningún código para el virus creado en 2015 y todas sus posibles secuencias para comparar. Y aunque el código del virus 2015 sea rechazado por los desarrolladores con las palabras "simplemente no lo queremos mostrar" – incluso ni siquiera esto puede servir como evidencia. Pero repito: no creo que esta pregunta sea importante en absoluto. Ya no importa si es un virus o su gemelo natural; si los tubos se almacenaron de forma segura en el laboratorio o reinó un desastre. Lo que importa es que la humanidad, por curiosidad y por curiosidad, creó una herramienta preparada para una pandemia mundial en 2015. ¿Entiendes? Los tontos del pueblo han desarrollado nueces sobre rieles. Sugerimos que el tren se ha descarrilado en este lugar por esta misma razón. Pero no hay pruebas. Hay una segunda teoría que dice que los pasajeros murieron por una causa muy diferente, un "mal funcionamiento natural del vagón". Pero esto no niega el hecho de que desenroscar las tuercas de los rieles es un crimen flagrante, que debe ser castigado tan severa y públicamente que a nadie más se le ocurra hacer tal cosa.

Mira també:
http://lleo.me
https://lleo.me/dnevnik/2020/03/21?win_salert

This work is in the public domain
Sindicat