Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: mitjans i manipulació
Nadie arregla lo que no entiende
03 abr 2020
El Covid-19 no es un virus, es un exosoma. Es la contaminación lo que debilita el sistema inmune, y, como consecuencia, la gente muere por varias causas, incluso la gripe estacional, y todas las muertes se etiquetan como coronavirus. Es una estafa. Y empeorará, porque al desviar nuestra atención de las verdaderas causas, el problema se agravará. Cuando la 5G esté plenamente desplegada en la Tierra y el espacio, van a morir miles de millones de personas y se culpará a otra pandemia. No es un virus, es un arma electromagnética.
Es la contaminación (fracking, chemtrails, glifosato, aditivos tóxicos en alimentos, medicamentos y vacunas, etc.), y sobre todo la contaminación electromagnética (celulares, wi-fi, etc.), lo que disminuye (acidifica) el pH del cuerpo (el normal es 7,4), y así debilita el sistema inmune. Al reducirse el pH disminuye la solubilidad del oxígeno. La célula necesita oxígeno, alcalinidad y nutrientes, algunos de los cuales son oligoelementos, presentes en el agua de mar (terapia de René Quinton). Un pH ácido, causa hipertensión, diabetes, cáncer, cardiopatías, y permite la proliferación de todo tipo de patógenos. Arthur Firstenberg, en su libro The Invisible Rainbow (El Arcoíris Invisible), demuestra que estos “factores de riesgo” son causados por los campos electromagnéticos artificiales.
Un sistema inmune sano puede con cualquier virus. Además, según Rudolf Steiner, los virus ni siquiera son agentes patógenos presentes en el medioambiente, sino partículas inofensivas excretadas por las células para recuperarse de una intoxicación, incluida la intoxicación electromagnéticas, llamadas exosomas, que la célula libera bajo estrés, físico, psicológico o electromagnético.
Pero incluso los virólogos convencionales admiten que los coronavirus son muy comunes y bastante inofensivos. Es absurdo que hagan colapsar al sistema de salud, a menos que este no sirva. Dos tercios de las personas tienen coronavirus en pequeñas cantidades inofensivas, y darían positivo en los test PCR de coronavirus, que, aún excluyendo contaminación, no detectan qué variante es, ni en qué cantidad, o sea, si la carga viral, que no se mide, alcanza para enfermar. De hecho, el Covid-19 es probablemente un exosoma. Así que el coronavirus es el chivo expiatorio perfecto.
Para que el mal continúe y progrese es indispensable que se nos mantenga ignorantes de las verdaderas causas y los verdaderos responsables de los problemas, culpando a chivos expiatorios de todo tipo. Se combaten los síntomas, las consecuencias, en vez de atacar las causas de los problemas, para que estos continúen y se agraven. El mal y la mentira son dos caras de la misma moneda, no pueden existir el uno sin el otro. Nos convencen de que lo bueno es malo y lo malo es bueno, que lo cierto es falso, y que lo falso es verdadero, para que nosotros mismos empeoremos las cosas, creyendo que hacemos lo correcto, como con la contraproducente cuarentena, que expone aún más a las personas a wi-fi y los celulares, y las priva del sol que necesitan para sintetizar la vitamina D3, necesaria para su sistema inmune.
Y empeorará. Es la nueva 5G, lo que está matando a la gente, en China, Europa y EEUU. La frecuencia de 60 GHz de la 5G es absorbida por los átomos de oxígeno, impidiéndoles vincularse a otros átomos y moléculas, como la hemoglobina o la clorofila. Los tejidos vivos se asfixian. Ya hay satélites cubriendo toda la Tierra con 5G, y decenas de miles más van a lanzarse este año y el próximo.
La táctica de confundir invirtiendo las cosas es típica de los Sabateos Frankistas, la secta satánica que controla el mundo y lo está llevando a su destrucción y a nuestra especie a la extinción, para forzar el cumplimiento de profecías apocalípticas. Han crecido en dinero y poder desde hace 400 años, y hoy tienen al menos el 75% de la riqueza mundial y el 96% de los medios de comunicación. Con nuestro consentimiento, controlan los medios, las universidades, la educación, los bancos, las religiones, los gobiernos, las corporaciones, los organismos internacionales, las mafias, los servicios de inteligencia, todo lo que nos dicta lo que debemos creer, pensar, decir y hacer.
Si no les quitamos el volante nos conducirán al fondo del abismo.
Lean a David Icke, porque sin un poco de verdad vamos a acabar todos en el infierno pidiendo un aplauso para el asador. Este camino conduce, vía una dictadura mundial, al fin de la especie humana como la conocemos, a su transformación en otra cosa, compatible con el desierto tóxico y radiactivo que están creando. El mal y la mentira pueden progresar indefinidamente, y lo harán, pero el cuerpo humano sólo puede resistir hasta cierto punto.
Nec plus ultra.
¿En serio no se dan cuenta de que, en nuestras narices, con una mentira y un arma electromagnética, nos están robando el mundo, la alegría, el futuro, la libertad y la vida?
¿De verdad van a seguir jugando a Simón Dice con el Reverendo Jim Jones? ¿Van a seguir nadando con esta corriente, que desemboca en una profunda cascada?
¿Nadie se da cuenta que las soluciones propuestas, la cuarentena, la conectividad inalámbrica, los desinfectantes tóxicos, las vacunas, son contraproducentes?
¿En serio creen que esto va a terminar bien, que van a recuperar la libertad que tenían? De ninguna manera. Quizá con suerte recuperen ahora una fracción de ella pero, ya que funciona, habrá más “pandemias”, cada vez peores.
Miren cuánto repiten por los medios “qué linda la Tierra sin humanos”.
Otra vez los Nazis. Otra vez la dictadura. Como con las Malvinas, otra vez todos repiten lo mismo, todos están de acuerdo en dejarse arrear al matadero, todos hipnotizados. Nadie habla de otra cosa.
Para los supuestos “infectados” locales de “Coronavirus”, nadie investiga otros “factores de riesgo”: Distancia de su vivienda a la torre de telefonía celular más cercana, dieta, medicamentos que toman, vacunas que recibieron.
¿En serio nadie se da cuenta del nivel ridículo de toda esta alharaca histérica, exagerada, delirante e hiper-promocionada por un virus que no existe? Es una farsa, una estafa. Este es el típico humor satanista.
Sea solidario y responsable: mate a su prójimo y suicídese.
Sin dignidad ni inteligencia, el patético humano obedece y se rinde sin pelear. Una especie así no merece sobrevivir. Como dice el periodista italiano Roberto Quaglia, en su video Sbalorditive coincidenze, si seguimos así la humanidad va a merecer el premio Darwin a las especies que se extinguen por su estupidez. Podría decirse que así la humanidad no está pasando la prueba de los guardianes del Cielo, de los Observadores, del sistema inmune del Cielo.
Con Carlos Menem, en los años ‘90, Argentina era el mejor alumno del FMI. Ahora es el mejor alumno de la OMS. Cambiaron traje y corbata por batas blancas, pero es la misma dictadura. No es casualidad que el primer país que visitó el nuevo presidente Alberto Fernández es justamente el que desarrolló la 5G y no la aplica en su territorio, y el primero después de China en cerrar sus fronteras e imponer una cuarentena, porque de alguna forma tiene que justificar sus cifras de “coronavirus” sin mencionar la 5G, al menos hasta que la 5G esté plenamente desplegada en la tierra y el espacio.
Por ahora, la alegría es sólo brasilera. Aguante Bolsonaro, que resultó ser más democrático que Fernández, quien dice que prioriza la vida sobre la economía. ¡Bailando al son globalista va a morir más gente!
Eliminación del 90% de la población mundial, de la democracia, de las pequeñas y medianas empresas, del dinero en efectivo, de la libertad y la privacidad, vacunación forzada e implantación de microchips en la gente (la Marca de la Bestia), es lo que se sabe que tienen planeado.
Si tanto les importa la gente, ¿por qué no reforzaban el sistema inmune de la gente para que no muriera de “gripe”?
¿Por qué en 2019 había más muertos por “gripe” pero no importaban, y en 2020 sí? Porque no había 5G, y ahora estamos a sólo diez años de que en 2030 se cumpla el 2000 aniversario de la Crucifixión de Cristo.
Para cuando nos demos cuenta vamos a estar todos tocando el arpa, porque el “coronavirus” 5G va a haber matado a todo lo que respira.
¿Disfrutan el innecesario arresto domiciliario, la dictadura, la Tierra sin humanos? ¿Para esto vinieron al mundo? ¿Vale la pena vivir así? El humano tal vez no sea más inteligente que el Neanderthal en cuanto a asegurar su supervivencia, pero al menos su alma tiene la dignidad suficiente para no encarnar en la futura raza esclava artificial.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Nadie arregla lo que no entiende
03 abr 2020
Lo más interesante de este texto, en mi opinión, es esa imagen de un planeta tierra sin humanos. ¿Para cuando tiene previsto su secta este apocalipsis?.

Señor"Edger", el encierro le está perjudicando la razón, abrase la cabeza para que a sus sesos le entre un poquito de aire. ¿Sabe usted una cosa...?, donde pasó casi todos los días, no llega ninguna G, ni cable, ni fibra, ni ninguna de esas maldiciones bíblicas que usted anticipa.

Supongo que usted para dejarnos aquí sus fantasías conspiranoicas, habrá utilizado el wifi delante de una pantalla de ordenador y hasta es posible que tenga móvil y viva en una ciudad llena de antenas y en su casa hasta haya un contador de luz con wifi... Vaya, que usted ya está bien frito y le quedan dos días.
Re: Nadie arregla lo que no entiende
03 abr 2020
Genial, muy bueno! Gracias compa!
Re: Nadie arregla lo que no entiende
05 abr 2020
Buenas doctora Aliss:

No disimule, Aliss, usted sabe perfectamente o debería saberlo que este reformista malthusiano Edgar es un socialdemócrata de clases medias sembrando Mierdasnoias en sus funciones de sargento o coronel de contrainteligencia, un nazimoderno, sin duda.

Se te va a caer el pelo, Edgar, por muy sargento o coronel de contra"inteligencia" que seas, vas a tener que devolver lo robado, saqueado y explotado durante esta década de nazismo moderno que nos habéis hecho pasar a miles de millones de proletarios y no te servirá de nada sembrar MIERDANOIAS para ocultar la crítica a la socialdemocracia y sus axiomáticas y dogmáticas neomalthusianas y ecofascistas.
Re: Nadie arregla lo que no entiende
06 abr 2020
Ostras que tema tan interesante y nuevo en los comentarios, no lo había visto nunca aquí, si llueve es culpa de los malthusianos, si hace calor también. ¿Si alguien presenta un tema aquí en indy, se le responde con que?. Con que va a ser, con los malthusianos. Lo mismo sirven para planchar un huevo que para cocer un calcetín.

¿por que no te abres un blog?, hablo al singular por que aliss y "." sois la misma persona. El tema podría ser.....a veer, uno de actualidad. Ya esta, los malthusianos. ¿Que te parece?. Joder chaval, te has lucido, años y años con el monotema. Sin piedad, eh?, no vaya a ser que nos malthusianemos todxs.

Bueno, que tengas un mal malthusiano dia.
Re: Nadie arregla lo que no entiende
07 abr 2020
Buenas per:

Gracias por hacerme reir, pero mira lo que Edgar firma; "La táctica de confundir invirtiendo las cosas es típica de los Sabateos Frankistas". ¿Quien que no sea malthusiano, eugenesico y darwinista social sería capaz de firmar semejante afirmación y meterla en indymedia?

Existen teorías y explicaciones alternativas. Existen, es cierto, conspiranoias, que son paranoias sobre conspiraciones, y dado el momento histórico que vivimos son legitimas aunque la mayoría de ellas desacertadas. Pero también existen MIERDANOIAS, con las que se busca tergiversar explicaciones o teorías alternativas, a veces coherentes y muy rigurosas, mezclando paranoias con fantasias y explicaciones alternativas para deslegitimarlas. Finalmente, formas de intoxicar.
Sindicat