Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Del coronavirus al coronafilus
26 mar 2020
En nombre de lo humano estamos cayendo en lo inhumano.
Abraham Lincoln, el padre de la libertad, un hombre que vivió en una época difícil, en tiempos que no había la tecnología, ni los medios de transporte actuales, ni los medios de comunicación globales y digitales, ni la ciencia, ni la tecnología de hoy en día. Una época en que la salud y la medicina eran precarias y la gente moría de enfermedades que hoy día son evitables con las vacunas.

Abraham Lincoln consolidó la unión de un país luego de padecer una guerra, un enfrentamiento por dos concepciones económicas diferentes, el esclavismo versus la libertad de los esclavos y el precio por la libertad fue altísimo, la vida misma del Presidente Lincoln.

Lo anterior nos demuestra que en tierras americanas las libertades, los derechos y las garantías no han sido "concedidos", han sido luchados, ganados al PODER.

Poder entendido no como luchas contra seres humanos sino contra poderes, autoridades y potestades que dominan el mundo desde la oscuridad y que tiene una capacidad camaleónica para adoptar diferentes agendas y ajustarse a lo largo de la historia a sus propios intereses.

La realidad es que nos tocó encerrarnos porque nuestros sistemas de salud son deficientes, débiles, insuficientes y no es un descubrimiento nuevo, el aparato judicial en Colombia está inundado de tutelas y demandas de responsabilidad médica porque el sistema de salud es ineficiente y ante el escenario que propone este coronavirus (primero nos dijeron que era una gripe, luego que no es resfriado - aunque sus síntomas son similares - que es una neumonía) nos encontramos con restricciones a la movilidad, a la locomoción, al trabajo, a la vida misma en todo sentido porque han pasado años y años de una enfermedad crónica y endémica en Colombia super conocida que es un sistema de salud deficiente y mediocre.

Sorprende descubrir que la existencia de sistemas de salud débiles no es un asunto local, sino una situación a nivel global.

A última hora resultó que el derecho a la salud y a la vida si es importante, cuando en realidad nunca les ha importado, el paseo de la muerte: una ambulancia por toda la ciudad con un enfermo grave rogando a los hospitales que lo atiendan y finalmente la persona fallece sin ser atendida; enfermos de cáncer que mueren esperando una quimioterapia, y así otras situaciones donde es evidente que la salud y la vida no son prioridad.

Ahora se escandalizan que ante una medida de encierro salga la gente en las ciudades a la calle, somos un país subdesarrollado, con una gran desigualdad social y económica, no hay que ser ningún gurú de las ciencias económicas, políticas y sociales para saber que un país que tiene un altísimo porcentaje de empleo informal viva AL DÍA, es decir tiene que salir a trabajar hoy para comer hoy, pagar todo hoy... la gente fue castigada, sancionada por tener hambre, por no tener LO DEL DIARIO.

Como será la desconexión de estos "líderes" con la realidad del país que no se dan cuenta que el TELETRABAJO no aplica para los informales y para muchísimos sectores de la economía y de la sociedad.

El controvertido presidente Donald Trump en esta coyuntura mundial parece ser el más sensato, fue el primero en evidenciar que esta "crisis en salud" se iba a convertir en una "crisis económica", que su país es abierto, no cerrado, y está tomando las medidas necesarias para evitar que el barco se hunda, porque el coronavirus va a llevar a todo el planeta al coronafilus (filo una expresión popular colombiana que significa aguantar hambre).

Anunció una suma considerable para que su país resista y por arrastre los demás países y además le va a consignar a los estadounidenses en sus cuentas bancarias una suma de dinero para resistir el temporal, por algo es una potencia.

Estados Unidos es un país desarrollado, con un servicio de salud costoso y bueno, no se puede comparar con Colombia y parece ser que tampoco con Europa, ni con China, sorprendente.

Da la impresión que teníamos imaginarios equivocados: ser un país avanzado en materia económica y/o política no necesariamente es sinónimo de tener un sistema de salud bueno y/o preparado para una pandemia.

Y en el caso concreto de un país subdesarrollado como Colombia con un sistema de salud precario y deficiente en tiempos normales pues frente a una pandemia lo real es que no tiene capacidad de respuesta.

En un noticiero uno de nuestros gurús respondió por televisión que esta pandemia se iba a manejar con "acetaminofén", Macondo y su centenaria improvisación.

Y la indignación en redes sociales sobre tomar recursos de las regiones para inyectarlos en los bancos y no en el sector salud, la respuesta fue silencio, nos preguntamos en ese escenario cuál es el interés general y cuál el interés particular?

El virus se contagia rápidamente porque las enfermedades respiratorias víricas son de alto contagio y en los casos de Italia y España la mortalidad de esta neumonía en personas de la tercera edad es alta (algunos investigadores y autores de acuerdo a la densidad poblacional dicen que esto no es una pandemia por la baja mortalidad, y ya se sabe que la neumonía es una de las principales causas de mortalidad en los adultos mayores que se suponen deben estar vacunados contra el neumococo)

Nos dicen que con este encierro nos van a "salvar" del coronavirus, una vez salvados de este virus, como nos "salvarán" del coronafilus obligándonos a endeudarnos con los bancos porque cuando levanten las restricciones estaremos totalmente ilíquidos porque actualmente la liquidez se está diluyendo en comprar el pan nuestro de cada día, porque hoy en día el dinero sale pero no entra.

Cuando será que podremos trabajar con tranquilidad, cuando no es una cosa, es otra y otra, hablan de que seamos solidarios cuando venimos de una praxis bastante fuerte de insolidaridad como asesinar a los líderes sociales, otros cogen a piedra la sede del Icetex, o destruyen a martillo el Transmilenio.

Cuando será que volveremos a las épocas en que en Colombia realmente se podía trabajar.

Somos un país trabajador, super trabajador, un país rico en recursos naturales, tierras, con gente buena, porque la hay.

Hay realidades que hacen parte de nuestra condición humana: la enfermedad, la vejez y la muerte, además hay que sumarle la pobreza material y la pobreza espiritual (envidia, ambición, corrupción, mentira y creernos más que Dios).

Estamos encerrados en el mundo de cristal de nuestros hogares con la falsa ilusión que eso nos "protege" de la enfermedad, la vejez, la muerte, la pobreza material y la pobreza espiritual.

Lo real: por más cirugías plásticas que nos hagamos nos envejecemos; debemos vacunarnos para evitar enfermarnos de las enfermedades evitables, más la enfermedad es inevitable y así nos escondamos en nuestras casas por meses, años o décadas tarde que temprano llega la muerte.

En Italia y en España es real, algo grave está pasando y la capacidad de respuesta del sistema de salud de esos países parece ser que no es eficiente.

El confinamiento tendrá que tener un margen racional, no pueden pretender absurdos contrarios a la vida que dicen defender y extrapolando medidas de países ricos y desarrollados en países en vías de desarrollo.

Colombia es VITAL, es ALEGRE Y TRABAJADORA y esa VIDA salió a buscar su mínimo vital diario.

Este encierro se entiende como una medida coyuntural, más no pueden pretender que algo provisional se convierta en algo definitivo (el 4 x 1000 por ejemplo)

Los medios de comunicación dan noticias sobre los sectores "más" afectados, aquí TODOS los sectores estamos afectados, si todos estamos encerrados en nuestras casas, se tocó a toda la sociedad. Aquí no es que unos más y otros menos, aquí nos están tocando a todos, a ricos y a pobres.

Este encierro afecta el núcleo esencial de muchos derechos fundamentales, alargar este confinamiento más allá de lo real y lo racional, significa que cada día para los países subdesarrollados es un paso más hacia el colapso, hacia la muerte lenta por hambre.

En nombre de la humanidad caeremos de bruces en la inhumanidad.

This work is in the public domain
Sindicat