Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: amèrica llatina
Ecuador, 2020
21 des 2019
Serias dificultades para los ecuatorianos los próximos años
Ecuador 2020

Iniciar el año 2020 en mejores condiciones socio-económicos es una ilusión de año nuevo para la población Ecuatoriana acostumbrada a vivir de sueños. Hablar de Ecuador 2020 significa prolongar el presente con todos sus indicadores; los elementos de análisis indican un estancamiento económico, por otro lado, el hartazgo político de la población será una herencia difícil de llevar el próximo año.

Los empresarios que exportan productos y los que se esfuerzan por nuevos productos competitivos a pesar de las trabas oficiales, todos, continuaran apoyados por los subsidios a los combustibles; cada uno de estos grupos de empresarios buscan exportar a mercados cada vez más estrechos por las restricciones, no somos nada competitivos.

Los tiempo son confusos para encontrar mejores sitios en la vida, antes encajar no era tan difícil en esos tiempos que había certeza, hoy, es mucho más complicado porque no hay mínimos de coherencia en los politiqueros ni en la sociedad peor en las Universidades con la realidad del país; simplemente, las personas están hastiadas con los poderes del estado porque llevamos cinco años incrementando la pobreza, sosteniendo anualmente un déficit fiscal del 8 por ciento del PIB, un desempleo de 5.3 millones de personas de 8 millones en capacidad de generar economía, con una deuda pública que ya debe superar los 80.000 mil millones de dólares. El fondo monetario internacional (FMI) atiende solo una parte de las necesidades de la caja fiscal sin que sea lo ideal ni lo adecuado apenas sirve para no caer en mora.

El 2020 es un año político por la campaña presidencial y por elecciones de asambleístas, en estas campañas se recoge mucho de la basura política y son los hechos más descarados junto con la elevación de salarios que van desde 1a los 25 y 98 dólares que se reclaman para más o menos aliviar el costo de la canasta básica familiar situada en 620 dólares o por una inflación que el último mes se situó en 0,04% o por un sueldo básico de $ 394 dólares y por el crecimiento de la economía que terminara en - 0,2% del PIB. Un incremento de salario digno con estos índices es imposible.

En Ecuador la politiquería populista es un serio problema para enrumbar el país, hay que admitir que la dolarización ecuatoriana presenta serias dificultades; provoca incertidumbres y angustias constantes que crecen en la población. Además, somos un pueblo sin concepto, un tumulto que camina por donde puede sin ideas hasta el 2024, porque, sabemos, que el petróleo en un 75% continúa comprometido con china y Tailandia, por las preventas petroleras realizadas por el anterior gobierno de Correa.

Todos en Ecuador nos quedamos en lo coyuntural, en la perspectiva interesada y corta de la pobreza mental; los poderes se quedaron en la solución tipo parche porque no hay un modelo económico y peor un plan social para el País, política y culturalmente somos un accidente y este accidente crece y se desborda como en octubre.

Continuaran desfilando los politiqueros casa fortuna en la campaña presidencial, los candidatos no plantearan reformas estructurales, continuaremos con una imagen internacional de un país poco competitivo, pésimamente administrado, mal acostumbrados a los subsidios y la deuda pública. Ecuador seguirá endeudándose para cubrir viejas deudas y pagar mensualidades sin reducir el tamaño del Estado, no solo por el costo político ya que este gobierno ya nada tiene que perder en popularidad sino por el costo social que ya es dantesco; es decir, en los próximos años continuaremos mendigando dinero por aquí por allá.

Entrando en la campaña presidencial, la izquierda y la centro izquierda arrastran un vació difícil de llenar por la frustración de un pueblo desempleado, por la corrupción de Correa y de otros que a pesar de su mediocridad en sus trabajos siguen robando y porque este gobierno de Moreno ya no puede rescatarnos ni rescatarse; solo nos queda esperar que pase el tiempo hasta el próximo mandato y el que llegue tampoco podrá hacer mayores cambios por el tamaño de la deuda pública (80.000 millones de dólares) y por el tamaño del Estado que se come el 38% del PIB.

La derecha de Lasso y su partido CREO no han podido en cada elección sacarse el “mote” de banquero corrupto, o simplemente este señor no pega en la población por ricacho, por falta de carisma o por cansón tipo Álvaro Noboa, en otra versión.

Jaime Nebot del partido social cristiano (PSC), es uno de los más opcionados por la multiplicación del rumor, rumor que se produce por la escasa calidad de reflexión que el pueblo tiene al utilizar el poder del voto; la gente en su mayoría vota por un certificado electoral. En la sierra centro donde hay más concentración de indígenas, Nebot no contaría con votación indígena por sus torpes declaraciones xenofóbicas emitidas en las protestas de Octubre contra ellos, los mestizos (clase media) ven con buenos esa candidatura igual en el resto del país derechista por lo realizado en Guayaquil y en la provincia del Guayas, tras 20 años continuos del PSC.

El resto de candidatos incluido Gustavo Larrea serán los típicos rellenos de la papeleta electoral; una generalidad de los países subdesarrollados en donde los Consejos Nacionales Electorales, tienen registrados más de 270 partidos y movimientos como en Ecuador, de estos movimientos y partidos inscritos solo 14 tienen alcance nacional para un padrón de algo más de trece millones de ecuatorianos. Es una absoluta ridiculez.

En América Latina, Ecuador es tercero después de Venezuela y Argentina en comerse el presupuesto; es imposible que un estado que se come el 38% del PIB en gasto público (solo en salarios 9.000 mil millones de dólares) sea eficiente o útil. Perú con 21%; Colombia 28% es lo que les cuesta el gasto público.

La bancarización de Ecuador llega a un 27 % del PIB, se presume “que otro 15% está por ahí”; en Colombia y El Salvador los depósitos llegan al 50%; Chile 60%; Panamá 54%; la bancarización no es otra cosa que la confianza de la gente en los ahorros, sin ahorros por desconfianza o por falta de empleo no hay créditos. En Ecuador el crédito no supera el 24% cuando los otros países de la región van del 50 al 100% del PIB.

El tercer factor por el que todo continuara peor en el 2020 es, un gobierno obeso, los Estados obesos son especialistas en cobrar más impuestos. Ecuador ha incrementado en 12 % los impuestos en 10 años mientras Colombia incremento sus impuestos 6%; Chile 5%, México 4%. La última reforma tributaria en Ecuador tiene menos de diez días.

57 dólares por habitante es la inversión extranjera en Ecuador; muy lejos de Chile que llega a 228 dólares; Colombia 288 dólares por persona; revelan la confianza de los inversionistas en nuestro país. Estos números son nuestra realidad para los próximos años para manifestar que no habrá crecimiento del país.

Los problemas son serios y no hay soluciones reales para los próximos años. No nos engañemos Ecuador no tiene un ambiente adecuado para los negocios, los funcionarios no ayudan solo amenazan, castigan y vigilan al pueblo.

Reestructurar el Estado como lo plantee hace más de un año exige vivir con lo que podemos pagar, exige decisiones estructurales que las élites políticas y empresariales no desean tomar; a los empresarios poco les importa porque ya sacaron del país más- menos 35.000 millones de dólares, los políticos en cambio socapan la ineptitud, la corrupción y la mediocridad.
En Ecuador el poder ejecutivo brilla por la ineptitud y petulancia; la Asamblea Nacional, Corte de Justicia y Corte Electoral, están podridas en su ética y en su moralidad décadas atrás y continuara así en el 2020.

Ecuador entrara al 2020 más dividido que antes. Los grupos sociales tampoco les interesa enfocar sus esfuerzos en un proyecto país, solo buscan imponer sus ideas y no me refiero solamente a los indígenas, menciono a los sindicatos, estudiantes y campesinos a sabiendas que los pobres están más pobres y la clase media está a punto de no ser tal por el desempleo y la crisis económica; todos los extractos sociales sufren los estragos de la dilapidación de recursos del gobierno de Correa.

La crisis económica requiere acuerdos mínimos que significa ceder y aceptar costos electorales pero como eso no se dará el país seguirá el próximo año peor que en estos últimos años, el crecimiento del PIB proyectado por el Banco Central del Ecuador y por el FMI lo ubican entre el 0.2% y 0.4% del PIB (si a esto le podemos llamar crecimiento) por su parte la CEPAL lo proyecta - 0.2 % del PIB, que es lo más probable.

El riesgo país paso de 1180 puntos a 900 puntos, significa que somos un país riesgoso para la inversión extrajera por los marasmos plagados de corrupción, leyes económicas y tributarias que poco o nada resuelven para ayudar a la productividad y al empleo, es la visión nacional que continuará porque el actual gobierno nada puede hacer excepto seguir endeudándose, según el gobierno, más deuda es la mejor noticia para Ecuador en el 2020 y 2021.


Raúl Crespo.

This work is in the public domain
Sindicat