Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal
La voz de los zapatistas llegó a los foros alternativos de Cancún
10 set 2003
La voz de los zapatistas llegó a los foros alternativos de Cancún.
México D.F. Miércoles 10 de septiembre de 2003

Campaña de terror y malinformación en las zonas rurales de Quintana Roo y Yucatán

La voz de los zapatistas llegó a los foros alternativos de Cancún

Sedicentes globalifóbicos aseguran que habrá violencia y ultras que ''lastimarán a campesinos''

Hoy no se entregarán demandas ni al gobierno ni a la OMC porque no serviría de nada, dicen

LUIS HERNANDEZ NAVARRO ENVIADO

A Cancún llegó hoy, desde las montañas del sureste mexicano, la voz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y lo que arribó no fue sólo un texto escrito sino también la voz grabada de la comandante Esther, del comandante David y del subcomandante Marcos.

Son, más allá del valor que los textos tienen para los altermundistas, documentos para la historia. Y lo son porque a pesar de que muchos analistas reconocen en los Foros por la Humanidad y contra el Neoliberalismo, convocados por los zapatistas en 1996, una de las semillas de las nuevas protestas sociales, ésta es la primera intervención directa de los rebeldes en el ciclo de protestas contra la globalización neoliberal que arranca con las jornadas de lucha contra la Organización Mundial del Comercio (OMC) realizadas en Seattle en 1999.

Ante un auditorio repleto de campesinos, indígenas y periodistas, el hondureño Rafael Alegría, visiblemente emocionado, explicó que su organización había recibido una carta de los zapatistas acompañada de tres comunicados y un disco compacto. ''Nuestros hermanos nos han pedido -dijo- que en caso de no poder escuchar la grabación quienes lo leyeran fueran mujeres''. La concurrencia estalló en aplausos.

Fue entonces cuando Liel Núñez, dirigente rural panameña, comenzó a dar lectura a la carta en la que el EZLN agradece la invitación de Vía Campesina a participar en las jornadas de lucha y resistencia contra la OMC. Detrás de ella, una enorme manta, flanqueada por la imagen del Che Guevara, sentenciaba: ''Los pueblos indígenas son la esperanza de la humanidad''.

La campaña del miedo

Sin mucha claridad en la imagen que quiere proyectar al exterior, el gobierno mexicano conduce los preparativos de la reunión dando bandazos. Por un lado, el canciller se reúne con los dirigentes campesinos corporativos, en un encuentro que parece más destinado a mostrar en un escenario su cara amable y negociadora, y departe amablemente con representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG). Por el otro, se bloquean los movimientos de quienes se oponen al encuentro, situación que se agrava porque al secretario Derbez el traje de la cumbre le queda grande.

En las zonas rurales de Quintana Roo y Yucatán se ha desatado una campaña de terror. A las comunidades de Sinache, Abala, Tecoh y varias colonias populares de Mérida, en Yucatán (por citar algunas) han llegado, de acuerdo con Pablo Duarte, coordinador estatal de UNORCA, personajes que se presentan como globalifóbicos y anuncian la inminente violencia y enfrentamientos con la policía en Cancún. De acuerdo con Rolando Valentín Benítez, algo similar ocurre en municipios como Carrillo Puerto, donde operadores del presidente municipal advierten a sus habitantes que habrá asesinatos y muertos en Cancún. ''No hay nada que hacer allí'', dicen. Otros más mal informan sobre las fechas de salida de los autobuses que los trasladarán al destino hotelero. Hay quienes han llegado a decir ''que los campesinos son pacíficos, pero hay grupos ultrarradicales que pueden lastimarlos''.

Este clima ha sido auspiciado por algunos medios de comunicación locales, que se regodean transmitiendo escenas de enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden público, y hablan de los grandes beneficios que la OMC proporcionará al país. Varios ''comunicadores'' han llamado a que el dinero invertido en alquilar transporte mejor se regale a los campesinos. Por si fuera poco, distintos retenes policiacos entorpecen el ingreso de los camiones llenos de campesinos a la entrada de Cancún.

Lo indígena en el centro

La música de la banda de Tlayacapan marcó el comienzo del Foro Indígena organizado por el Congreso Nacional Indígena (CNI). El ambiente en el gimnasio de la Casa de la Cultura se encontraba aún electrizado por la lectura de los comunicados zapatistas. La efusiva interpretación de los artistas la mantuvo viva.

Cándida Jiménez condujo el evento de integración consistente en una ceremonia combinada de ritos nahuas y mixes. Entre el humo del copal y un tapete de juncia el público pidió permiso a la Madre Tierra y le agradeció las bondades que prodiga, pues ''nada podemos hacer sin agradecer''. Cándida explicó que era el momento de reflexión sobre la relación con la tierra, ''la que nos da la vida, nos da de comer y nos cobija cuando morimos''.

De inmediato la reunión se transformó en un acto de convergencia entre Vía Campesina y el CNI, acercamiento nacido de razones profundas. Al necesitar la uniformidad de los mercados, el libre mercado ha provocado, también, que sus víctimas refuercen y recompongan, como parte de su estrategia de sobrevivencia, su identidad. En muchos aspectos, indígenas y campesinos son casi sinónimos y las políticas de la OMC han hecho que sus demandas sean las mismas: tierra, producción, crédito, soberanía alimentaria, autonomía.

Otra vez, Rafael Alegría, coordinador de Vía Campesina, se encargó de señalarlo con claridad citando a José Martí, de la misma manera en la que hizo evidente cuál era una de las más poderosas fuerzas motrices que animaban la naciente convergencia, al entregar a Juan Chávez los comunicados del EZLN. Don Juan, el purépecha representante del CNI que habló en el Congreso de la Unión durante la marcha del color de la tierra, realizó la mayor señal de respeto que pudo haber efectuado: se quitó el sombrero que, según aseguran medio en broma algunos de sus más cercanos compañeros, no se quita ni para dormir. Alberto Gómez remató el acercamiento al decir a los indígenas reunidos: ''muchas gracias por darnos esta oportunidad, muchas gracias por permitirnos ser sus hermanos y hermanas''.

Esta naciente convergencia dará un paso más durante la marcha del 10 de septiembre. La manifestación será encabezada por un grupo de ancianos que buscará convencer con su sabiduría a la Policía Federal Preventiva de que permita el paso del contingente.

Se presentará, además, la Declaración de Cancún, que en su fase de borrador llama a luchar por cinco puntos básicos: fuera la agricultura de la OMC, soberanía alimentaria, no a los alimentos transgénicos, reordenamiento de mercados y rechazo a los esquemas de propiedad intelectual sobre todas las formas de vida. Se hará, también, un llamado a las fuerzas sociales en la búsqueda de un reordenamiento alimentario mundial.

Lo que definitivamente no se hará durante la protesta es entregar alguna demanda o propuesta al gobierno mexicano o a la OMC. Si su reunión ministerial agoniza antes de empezar y las iniciativas de la gente no cuentan ¿para qué crear la ficción de que algo puede resolverse en su interior?



--------------------------------------------------------------------------------

Palabras del Ejército Zapatista de Liberación Nacional a Vía Campesina

Ojalá el tren de la muerte descarrile

Ejército Zapatista de Liberación

Nacional

México

Septiembre del 2003



Para: Vía Campesina

Secretaría Operativa

Tegucigalpa, Honduras

De: Subcomandante insurgente Marcos

CCRI-CG del EZLN, México



Hermanos y hermanas:

Reciban nuestros saludos.

Les comunico que recibimos su carta del 5 de agosto de 2003, donde nos invitan a participar en el Foro Internacional Campesino Indígena y en las jornadas de lucha y resistencia que, del 8 al 14 de septiembre de este año, y contra la Organización Mundial del Comercio se celebrará en Cancún, México.

Agradecemos la invitación y saludamos la existencia de Vía Campesina, es decir, su lucha y sus resistencia. Anexos a la presente recibirán ustedes tres discursos (grabados y escritos): uno del comandante David, otro de la comandanta Esther y uno más del subcomandante insurgente Marcos, todos ellos a nombre del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN.

Pensamos que los discursos podrían ser presentados en cualquiera de las movilizaciones masivas que se realizarán en esas fechas, pero queda a consideración de ustedes si se presentan en foros o reuniones. Sólo les pedimos que, de ser posible, sean mujeres de las organizaciones que conforman Vía Campesina las que hagan las presentaciones de cada uno de los discursos.

Esperamos que todo salga bien y que, en efecto, el tren de la muerte que conduce la OMC sea descarrilado en Cancún y en todas partes del mundo.

Ojalá pronto tengamos más noticias de ustedes.

Vale. Salud y que la esperanza se siga sembrando, y creciendo, en los campos de los cinco continentes.

Desde las montañas del sureste mexicano.

Subcomandante insurgente Marcos.



--------------------------------------------------------------------------------

Mensaje de la comandanta Esther a la movilización

El neoliberalismo nos humilla como campesinas y como mujeres

Palabras de la comandanta Esther para la movilización de Vía Campesina, parte de las acciones contra el neoliberalismo en Cancún, septiembre de 2003.

Ejército Zapatista de Liberación Nacional



Hermanas mujeres indígenas, campesinas y de la ciudad:

Les mandamos un saludo a todas las que asistan en esta gran movilización mundial contra la Organización Mundial del Comercio, especialmente a quienes participan en las acciones Vía Campesina.

Les agradecemos que nos dan la oportunidad de decir nuestras palabras como Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Hermanas mujeres indígena y campesina, les queremos decir que se organicen para luchar contra el neoliberalismo que nos humilla, que nos explota y que nos quiere desaparecer como indígenas, como campesinas y como mujeres.

Porque nuestro producto que vendemos no nos pagan a precio justo, mientras los productos de ellos cada vez lo suben de precio.

Todo lo que compramos nosotros los pobres cada vez más caros y sólo unas cuantas personas se benefician y viven mejor.

Y mientras millones de hombres y mujeres y niños pobres se mueren de hambre y de enfermedad.

Y eso ya no lo vamos a permitir que hagan sus pendejadas como ellos quieren.

Ya no permitamos que sigan muriendo de hambre y de enfermedad hombres, mujeres y niños de todo el mundo.

Porque sabemos que nosotras como mujer indígena y campesina, somos la que sufrimos más con nuestros hijos porque nosotros lo cuidamos y lo mantenemos.

Aparte de eso trabajamos en el campo.

Con esto debemos tener más coraje a luchar para acabar toda esta explotación y humillación.

También le queremos decir a los hombres que nos respeten nuestro derecho como mujer.

Pero no lo vamos a pedir de favor, sino que lo vamos a obligar a los hombres a que nos respeten.

Porque muchas veces el maltrato que recibimos las mujeres no sólo lo hace el rico explotador.

También lo hacen los hombres que son pobres como nosotras y bien que lo sabemos y no hay quien lo puede negar.

Porque como mujeres que somos, nos quiere humillar el rico, pero también el hombre que no es rico, o sea el que es pobre como nuestros esposos, nuestros hermanos, nuestros padres, nuestros hijos, nuestros compañeros de lucha y los que trabajan y están organizados junto con nosotras.

Entonces claro decimos que cuando exigimos respeto las mujeres, no sólo lo demandamos de los neoliberales, también se lo vamos a obligar a los que luchan contra el neoliberalismo y dicen que son revolucionarios pero en su casa son como el Bush.

También les queremos decir a todas las mujeres de la ciudad que se organicen para luchar juntas porque también sufren la misma situación, la humillación y la explotación.

Porque las que trabajan en las fábricas como obreras, empleadas, maestras, secretarias, tienen en su patrón o patrona, porque las mujeres ricas también nos humillan y nos desprecian.

Y lo que ganan no le alcanza para la atención de sus hijos de salud, de educación y de alimentación.

Y también tienen que cumplir el horario que le dan y por si no cumplen la sacan de su trabajo mas sin embargo no le pagan el salario justo.

Y también las mujeres jóvenes que las persiguen y las molestan y las violan y los hombres ponen pretexto de cómo se visten las mujeres, pero eso no debemos permitirlo porque cada quien se viste como le da la gana y no por eso vamos a molestar o a violar.

Y queremos decir también sobre las mujeres que son asesinadas en Ciudad Juárez que es el estado de Chihuahua, aquí en México.

Ahí muchas mujeres son secuestradas y violadas y asesinadas y son puras mujeres jóvenes, pobres y trabajadoras.

Y sus familiares piden justicia y los gobiernos no hacen nada más que hacerse patos.

Y como no hay justicia pues siguen los asesinatos.

Viera que son hombres y ricos los que son secuestrados, violados y asesinados y verán qué rápido el gobierno y sus policías encuentran al culpable.

Pero no, no hacen nada porque las que mueren son mujeres y son pobres.

Por eso tenemos que organizar, para defendernos y obligar a nuestros derechos y de nada sirve esperar que el gobierno hace algo porque no hace nada más que dar entrevistas de radio y de televisión y de periódicos.

Por todo esto les decimos, hermanas indígenas, campesinas y de la ciudad, que las invitamos a que todas se organicen para luchar juntas ya que sufrimos igual la humillación de los ricos y también de nuestros hombres que no nos quieren respetar como mujer.

Pero ahora es el momento de que juntas obliguemos a los hombres a que nos respeten lo que somos y como merecemos.

¡Vivan las mujeres indígenas!

¡Vivan las mujeres campesinas!

¡Vivan las mujeres de la ciudad!

¡Vivan las mujeres pobres!

¡Democracia! ¡Libertad! ¡Justicia!

Desde las Montañas

del Sureste Mexicano.

Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Comandanta Esther

México, septiembre del 2003



--------------------------------------------------------------------------------

La tierra es nuestra, no de quien la ve como una mercancía, expresa

Autonomía y resistencia, plantea David

Palabras del comandante David para la movilización de Vía Campesina, parte de las acciones contra el neoliberalismo, en Cancún, septiembre de 2003

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

México, septiembre de 2003

Hermanos y hermanas campesinos e indígenas de México, de América Latina y del mundo:

Les mandamos a todos y a todas un saludo de los hombres, mujeres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Primero que nada queremos agradecer la invitación que nos hizo Vía Campesina para participar en este acto.

También agradecemos a todos los que asisten a esta importante movilización que nos dan la oportunidad de decir nuestra palabra.

Y nuestra palabra, hermanos y hermanas, es de autonomía y resistencia.

Frente a los poderosos del dinero que ahora se reúnen para hacer acuerdos de cómo acabarnos, de cómo humillarnos, de cómo desaparecernos, los zapatistas levantamos la autonomía y la resistencia como armas y escudos por la humanidad y contra el neoliberalismo.

Porque nosotros, los pueblos indígenas de cualquier parte de México, de América Latina y de cualquier continente, siempre hemos sufrido toda clase de injusticias.

Sufrimos el despojo de nuestra riqueza natural, la tierra, el agua, los bosques, los ríos, los manantiales, las piedras, el aire, hasta las tumbas de nuestros muertos.

En todas partes nos tratan con desprecio y humillación.

Se burlan de nuestra lengua, de nuestra cultura, de nuestra vestimenta y de toda nuestra forma de ser.

Se burlan de nuestro color porque somos del color de nuestra madre tierra.

Desde la conquista española nos han tratado con desigualdad y con injusticia.

Ya no hemos sido tomados en cuenta en todos los planes de desarrollo y en las tomas de decisiones.

Como indígenas no tenemos derecho a la tierra, a la salud, la educación, la alimentación y vivienda.

En nuestra propia tierra somos esclavos y explotados.

O somos desalojados de nuestras propias tierras para obligarnos a quedar en la calle o irnos a morir en países extranjeros.

De esta manera hemos sido obligados a destruir nuestra unidad y nuestras ideas y costumbres colectivas.

Se nos ataca con ideas y costumbres distintas a la nuestra y así quieren destruir nuestros valores y quieren acabar con la convivencia respetuosa de muchas culturas como la que proclamamos los indígenas zapatistas.

Así que los poderosos nos quieren matar.

Pero nosotros queremos vivir.

Pero no vivir como esclavos, sino vivir con libertad, con democracia y con justicia.

Por eso, porque queremos vivir, la resistencia de los pueblos es ahora una de nuestras armas de lucha frente a los planes y proyectos de muerte del mal gobierno y de los poderosos.

Aunque la resistencia no ha sido ni será fácil para nuestros pueblos en resistencia.

Porque se tienen que soportar todos los golpes políticos, económicos, ideológicos, culturales, militares y paramilitares del mal gobierno.

Pero la resistencia nos hace fuertes y dignos, porque hace que no nos rindamos ni nos vendamos los pueblos zapatistas con las ideas y migajas del supremo gobierno.

La resistencia une a los pueblos en lucha que buscan una vida justa y en contra de los planes de muerte y destrucción de los poderosos.

Así, desde la resistencia, los pueblos empezamos a desarrollar nuestra vida política, económica, social, ideológica y cultural.

Porque de manera colectiva empezamos a desarrollar nuestros trabajos en la salud, la educación, la comercialización y en la organización de las autoridades autónomas.

Solo así, desde la resistencia, los pueblos pueden empezar a ejercer sus derechos a la autonomía, donde los pueblos empiezan a pensar, a organizarse y a decidir cómo quieren vivir y gobernarse sin que los políticos intervengan en la vida de los pueblos.

Con la resistencia vamos a defender nuestros derechos a la autonomía y a la libre autodeterminación.

Con la resistencia vamos a defender nuestras tierras, las riquezas naturales, la cultura y nuestras formas y modos de gobierno, o sea nuestra autonomía.

Porque la autonomía es parte fundamental para los pueblos indígenas, porque con la autonomía tenemos el derecho a pensar, a decidir, a organizarnos y gobernarnos como pueblos, de acuerdo a nuestra forma de entender, de acuerdo a nuestros conocimientos de la vida y del mundo, de acuerdo a nuestra cultura como pueblos.

Los pueblos indios de México y de toda América, con inteligencia y sabiduría han sabido organizarse, gobernarse y dirigir su propio destino y así han podido desarrollar su vida política, económica, social y cultural.

Por eso la autonomía es un derecho que deben tener todos los pueblos originales de cada país, para que puedan vivir con libertad, con derecho, con igualdad y justicia como todos los seres humanos.

Por eso los zapatistas reclamamos, exigimos y ejercemos todo ese derecho a la autonomía y a la libre autodeterminación para todos los pueblos indios de México y del mundo.

Este derecho nadie lo debe quitar, porque quitarle la autonomía a un pueblo es quitarle el derecho a la vida, a la creatividad, a la organización y al desarrollo.

Sin autonomía la vida de los pueblos será el sometimiento, la dominación, la humillación y la muerte.

Por eso, con el arma de la autonomía en una mano y el arma de la resistencia en la otra, hacemos un llamado a los campesinos de México y de todo el mundo.

Es un llamado que ya hizo hace muchos años el general Emiliano Zapata, que dijo que la tierra es de quien la trabaja.

La tierra que trabajamos es nuestra, no es de los bancos, ni de los que venden fertilizantes e insecticidas, y promueven los cultivos transgénicos.

La tierra no es de quien la ve como una mercancía, la vende y la compra, la destruye y la mata.

La tierra es de nosotros, los campesinos y los indígenas, y debemos tomarla en nuestras manos y hacerla producir para todos, no para un puñado de holgazanes que de la tierra no conocen ni el color.

Por eso, desde este rincón digno de nuestra patria mexicana, hacemos un llamado a todo el pueblo de México, a todos los pueblos de América Latina, y a todos los pueblos del mundo, a unirse a la resistencia y a apoyar la resistencia de todos los pueblos pobres del mundo que están siendo golpeados y amenazados para ser destruidos por la globalización de la muerte.

Hermanos y hermanas del mundo, los llamamos a unirse y organizarse en la resistencia mundial

¡Por la resistencia!

¡Por la humanidad!

¡Contra el neoliberalismo!

¡Democracia!

¡Libertad!

¡Justicia!

Desde las Montañas del Sureste Mexicano, por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Comandante David

México, septiembre de 2003



--------------------------------------------------------------------------------

"Tenemos en el corazón un mañana", dice a activistas

La globalización, máquina que come sangre y defeca dólares, dice Marcos

Palabras del subcomandante Marcos para la movilización en contra del neoliberalismo en Cancún, México, 13 de septiembre de 2003

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

México, septiembre de 2003

Hermanos y hermanas de México y del mundo que se encuentran en Cancún en esta movilización contra el neoliberalismo:

Reciban un saludo de los hombres, mujeres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Es un honor para nosotros el que, en medio de sus reuniones, acuerdos y movilizaciones, hagan un espacio para escuchar nuestra palabra.

El movimiento mundial contra la globalización de la muerte y la destrucción tiene hoy en Cancún una de sus expresiones más brillantes.

Cerca de donde se realiza esta movilización, un puñado de siervos del dinero acuerdan las formas y los tiempos para continuar con el jugoso crimen de la globalización.

La diferencia entre ellos y todos nosotros, no está en las bolsas de unos y otros. Aunque las bolsas de ellos rebosan de monedas y las nuestras de esperanzas.

No, la diferencia no está en la billetera, sino en el corazón.

Ustedes y nosotros tenemos en el corazón un mañana por venir, es decir, por construir.

Ellos sólo tienen un pasado que quieren repetir eternamente.

Nosotros tenemos la vida, ellos la muerte.

Nosotros luchamos por la humanidad, ellos por el neoliberalismo.

Nosotros queremos la libertad, ellos quieren hacernos esclavos.

No es la primera vez, ni será la última, que quienes se piensan dueños del planeta tienen que esconderse detrás de sus altos muros y de sus patéticas fuerzas de seguridad, para hacer sus planes.

Como en una guerra, el alto mando de ese Ejército Transnacional que se propone conquistar el mundo de la única forma que es posible conquistarlo, es decir, destruyéndolo, se reúne bajo un sistema de seguridad tan grande como su miedo.

Porque si antes los poderosos se reunían a espaldas del mundo para maquinar sus futuras guerras y despojos, hoy tienen que hacerlo, no sólo frente a todos, sino ahora en contra de miles en Cancún y de millones en toda la Tierra.

Porque de eso se trata todo esto.

De una guerra.

De una guerra contra la humanidad.

La globalización de quienes son arriba no es más que una máquina mundial que se alimenta con sangre y defeca dólares.

Y en la complicada balanza que traduce muertes en dinero, hay un grupo de seres humanos que se cotiza a muy bajo precio en la carnicería global.

Somos los indígenas, los jóvenes, las mujeres, los niños, los ancianos, los homosexuales, las lesbianas, los migrantes, los diferentes.

Es decir, la inmensa mayoría de la humanidad.

La Guerra Mundial del poderoso quiere convertir al planeta Tierra en un club exclusivo donde él se reserva el derecho de admisión.

La zona lujosa y exclusiva en la que se reúnen ahora representa su proyecto de globo terráqueo: un complejo de hoteles, restaurantes y zonas recreativas de lujo, resguardado por ejércitos y policías.

Para el poderoso todos nosotros tenemos la opción de estar dentro de esa zona exclusiva pero sólo como sirvientes, o quedar fuera del mundo, es decir, de la vida.

Pero no tenemos por qué obedecer y elegir entre vivir como sirvientes o morir.

Poder construir un camino nuevo.

Uno donde vivir sea vivir con dignidad.

Uno donde vivir sea vivir con libertad.

Construir esa alternativa es posible y es necesario.

Esa alternativa es necesaria porque de ella depende el futuro de la humanidad.

Ese futuro está en juego en todos los rincones de cada uno de los cinco continentes.

Y esa alternativa es posible porque hay en todo el mundo quienes saben bien que "Libertad" es un verbo que, o se conjuga en plural, o no deja de ser una pobre coartada para el cinismo.

Hermanos y hermanas:

En el mundo entero hay en disputa dos proyectos de globalización.

El de arriba, que globaliza el conformismo, el cinismo, la estupidez, la guerra, la destrucción, la muerte, el olvido.

Y el de abajo que globaliza la rebeldía, la esperanza, la creatividad, la inteligencia, la imaginación, la vida, la memoria, la construcción de un mundo donde quepan todos los mundos. Un mundo con...

¡Democracia!

¡Libertad!

¡Justicia!

Desde las Montañas del Sureste Mexicano, por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Subcomandante insurgente Marcos

México, Continente Americano, Planeta Tierra

Septiembre de 2003



--------------------------------------------------------------------------------

Indispensable, un balance en la OMC: Jerry Mander

Veremos aquí otra etapa del rechazo a la globalización

Casi todo un continente dice no a sus políticas, señala

ROBERTO GONZALEZ AMADOR ENVIADO

Cancun, 9 de septiembre. Cuatro años después de la rebelión de Seattle, la Organización Mundial de Comercio (OMC) y las políticas que impulsa están en crisis, por lo que es indispensable un balance, consideró Jerry Mander, presidente del Foro Internacional sobre Globalización (FIG), uno de los más serios y respetados grupos de expertos que se ha dedicado a analizar y generar propuestas alternativas al modelo económico impulsado por los organismos financieros internacionales.

"Seattle fue el primer acto en que vimos una nueva alineación entre los manifestantes en las calles y los habitantes de los países menos desarrollados. Eso ha crecido y veremos una nueva etapa aquí en Cancún", expuso Mander al participar aquí en un foro internacional de alternativas a la globalización, organizado por el FIG un día antes de que empiece la quinta Conferencia Ministerial de la OMC.

Del mismo tema opinó Walden Bello, presidente de Focus on Global South: "La OMC está en crisis, y no es sólo por el conflicto de intereses que se mueven en su seno, sino porque arrastra una grave falta de legitimidad".

Desde su creación, en enero de 1995, gran parte del poder cambió de rumbo. Se alejó de los intereses de los países, sobre todo de los que están en vías de desarrollo, para trasladarse a las grandes corporaciones, expuso Mander.

"La importancia de la movilización de Seattle -a finales de 1999 una gran protesta frustró la intención de la OMC de convocar a una nueva ronda de apertura comercial- fue que la sociedad civil dijo no a ese intento de desplazar el poder hacia las grandes corporaciones. La gente dijo 'queremos otra cosa y vamos a lograrla'".

De manera paulatina, los cambios están ocurriendo, aseguró. Y están teniendo lugar, principalmente, en América Latina y en algunos países de Africa.

"Algo grande está sucediendo y tiene que ver con el rechazo de la sociedad mundial al modelo de economía que privilegia a las trasnacionales. Es un cambio político que se ha expresado en Brasil, con la llegada del presidente Luiz Inacio Lula da Silva al poder. Pero también ha ocurrido en Ecuador, Costa Rica, Bolivia y, de algún modo, en Argentina y Venezuela. Casi todo un continente está alejándose de las políticas que promueve la OMC", opinó.

No se trata, dijo, de un simple rechazo. "Los publicistas de la Organización Mundial de Comercio, en la prensa y en los círculos políticos, tratan de vender la idea de que los opositores a la OMC son simples rompedores de cristales. Ese es un estereotipo. La violencia viene de su lado. Con esa caracterización lo único que tratan de hacer es minar el verdadero sentido de lo que se inició en Seattle".

Walden Bello, director de Focus on Global South, enumeró varios acontecimientos que han minado la legitimidad del modelo de economía impulsado por los grupos de poder político que, dijo, dominan la OMC desde su nacimiento, en 1995, como sustituto del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT).

La OMC, indicó, nació "en el momento cumbre del proyecto globalizador, con el propósito de convertirse en el órgano de gobierno del modo de economía favorable a los intereses de las grandes corporaciones.

"El primer momento difícil para los promotores de ese modelo fue la crisis asiática de 1997, la cual mostró que el libre comercio, acompañado del libre flujo de capitales, provoca crisis que empobrecen a amplios núcleos de población de los países en desarrollo. El segundo momento fue la movilización de Seattle, que profundizó e hizo más general la crisis de la globalización. Y el tercer hecho fue el desplome de Wall Street después de la burbuja especulativa de la segunda mitad de los 90".

Presente también en el foro, la activista Lori Wallach, directora de Global Trade Watch y una de las personalidades más notables del movimiento antiglobalización, opinó que a casi nueve años de su creación el resultado de las políticas impulsadas por la OMC "ha sido devastador".

El movimiento cada vez más articulado de amplios sectores sociales en todo el mundo, que comienzan a exigir cuentas a sus gobiernos por los acuerdos que asumen en la OMC, va a marcar "la diferencia" para hacer fracasar los intentos de poner por encima de los pueblos los intereses de las grandes corporaciones, aseguró.

"La unidad de las naciones en desarrollo contra las políticas que promueve la OMC es mayor ahora que hace cuatro años en Seattle. La agenda de la sociedad civil es cambiar las reglas actuales y hacer fracasar el intento de los países ricos de expandir la influencia de la organización de comercio", señaló.

Acusan al gobierno de sabotear el foro

Jerry Mander acusó al gobierno mexicano de obstaculizar la celebración del foro internacional sobre globalización, convocado para este martes como una de las actividades de grupos independientes en el marco de la quinta Conferencia Ministerial de la OMC.

Al acto asistió poco más de medio millar de personas de diferentes países, pero el núcleo más importante de conferencistas no pudo llegar al teatro Cancún, sede del foro, ubicado a cuatro kilómetros del centro de la ciudad, dentro de la zona hotelera, debido a que las fuerzas de seguridad que mantienen aislado todo el corredor turístico impidieron el paso a los autobuses.

"Es un comienzo que no augura nada bueno", indicó Mander, luego de informar que la radio local transmitió mensajes, sin atribuirlos a nadie en específico, anunciando que el foro se había cancelado.



--------------------------------------------------------------------------------

Estamos dispuestos a lograr metas ambiciosas en reducción de aranceles: su representante

No venimos a buscar "acuerdos de papel", advierte EU

ROBERTO GONZALEZ AMADOR ENVIADO

Cancun, 9 de septiembre. El gobierno de Estados Unidos no vino a la reunión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) "a buscar un acuerdo de papel", sino a concretar acciones para "abrir mercados", aseguró este martes en conferencia Robert B. Zoellick, representante comercial de ese país.

El funcionario dijo que Washington está dispuesto a lograr "metas ambiciosas" en el tema de reducción de barreras arancelarias y subsidios agrícolas, uno de los puntos que mantienen estancada la agenda de negociaciones comerciales de la OMC, organismo que mañana inicia formalmente su quinta conferencia ministerial en este balneario del Caribe mexicano.

Estados Unidos concede más de 10 mil millones de dólares anuales de subsidios a la agricultura, y alrededor de seis de cada 10 dólares de subvención tienen como destino las grandes corporaciones agrícolas, que cuentan con capacidad de fijar precios bajos que sacan de la competencia a los productos del campo de los países en desarrollo. La reducción de los subsidios tanto de Washington como del bloque de la Unión Europea y Japón es un mandato de la reunión previa de la OMC, celebrada en Doha, Qatar, en 2001. Hasta ahora no hay ningún acuerdo, por la oposición de las naciones industrializadas a disminuir las subvenciones.

"La postura de Estados Unidos en Cancún es clara. Queremos propiciar resultados ambiciosos, no estamos aquí para lograr un acuerdo de papel. Lo que queremos es abrir mercados", dijo Zoellick.

Aseguró que su país rechaza que sea discutida una propuesta intermedia sobre el tema agrícola, presentada hace unos días por el llamado Grupo de los 20, bloque de naciones de desarrollo medio en el que están integrados Brasil e India.

"Vamos a trabajar en el tema agrícola con la propuesta que elaboró el consejo general (de la OMC). Es el punto del que vamos a partir. La propuesta del Grupo de los 20 tiene algunos puntos buenos y otros malos, pero no será considerada (por EU)", señaló.

Zoellick dijo que el desafío para destrabar la discusión del tema agrícola es pasar de las propuestas a un marco común de negociación. No es fácil hacer avanzar esta idea, reconoció. "Hay expectativas dispares, pero si logramos algo de avance vamos a pasar directamente a las cifras", apuntó.



--------------------------------------------------------------------------------

Cientos de agentes evitan el paso a "no acreditados"

Traza la PFP frontera entre dos visiones antagónicas

Marcha pacífica de la Coordinadora de la Resistencia Global

JUAN MANUEL VENEGAS ENVIADO

Cancun, QR, 9 de septiembre. La zona hotelera de Cancún quedó cercada por la Policía Federal Preventiva (PFP) para detener y mantener a cientos de jóvenes a 10 kilómetros de la sede donde este miércoles empezará la quinta Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Y así quedó simbólicamente establecida la frontera entre los defensores de la economía globalizada y el resto de los habitantes del mundo: una cerca metálica de más de dos metros de altura custodiada por centenares de elementos de seguridad desplegados a lo largo de los casi 4 kilómetros del tendido metálico que a partir de hoy y hasta el próximo domingo impedirá el libre tránsito por esta zona.

El kilómetro cero de la carretera Benito Juárez-Cancún será el punto donde se distinguirá entre quienes tienen y no tienen permiso para transitar. Así se dispuso oficialmente desde muy temprano este martes, cuando dio inicio la marcha por la opción de la Vía Campesina, convocada por la Coordinadora de Resistencia Global y a la que se sumaron -provocando problemas y discusiones entre los organizadores- contingentes del Movimiento Popular Revolucionario (MPR) y del Consejo Indígena Popular de Oaxaca.

Los colectivos de italianos, españoles, mexicanos y estadunidenses de la coordinadora -que en caravana llegaron de la ciudad de México el lunes por la noche- planearon una movilización pacífica, que culminaría con un mitin en el kilómetro cero. Por eso la molestia que provocó el "protagonismo" de los emeperristas, que al sumárseles pretendieron ir en la descubierta del grupo de manifestantes, con una actitud -como observaron los propios organizadores- "de provocación y agresiva".

Apenas empezó la marcha y ya estaban en esa discusión, que se prolongó casi 20 minutos, hasta que los del MPR aceptaron pasar a la retaguardia. La coordinadora, por su parte, improvisó medidas de control para evitar que la marcha se saliera del sentido aprobado en asamblea matutina: hacer sentir su repudio a la política neoliberal y a las reglas que impone la OMC. Lo querían hacer sin que nadie acusara "actos de provocación".

Lo lograron. La marcha transcurrió pacíficamente, al grito de las consignas contra la globalización que "está llevando a la miseria y la muerte a los campesinos de todos los países". Por eso, coreaban: "no, no, no a la OMC... no, no, no a las imposiciones de los intereses de las trasnacionales". Están acabando con la agricultora de los países menos desarrollados, alertaban también.

Y si la marcha transcurrió dentro de lo previsto -al grado de que muchos ciudadanos salieron a verlos y escucharlos-, lo que los colectivos antiglobalización no lograron fue llevar a cabo su mitin. En el kilómetro cero de la carretera Benito Juárez-Cancún, los emeperristas y decenas de jóvenes con pasamontañas -algunos identificados con las siglas PPT en la ropa y el cuerpo- los volvieron a rebasar para encarar a los agentes de la PFP que resguardaban la cerca metálica.

El contingente fuerte de la coordinadora aguardó a unos 100 metros, mientras los muchachos del MPR se pusieron a corear ataques contra la policía, el Ejército y el gobierno de Vicente Fox Quesada. Incluso, aprovechando que las cadenas con las que se reforzó el tendido metálico estaban atornilladas, algunos empezaron -con esfuerzos, metiendo sus manos entre el enrejado- a aflojarlas. Los de la coordinadora intentaron llamar la atención de los medios para empezar su mitin, pero no lo lograron. Las cámaras, los micrófonos, las grabadoras siguieron pendientes de los emeperristas, que al cejar en su intento de romper cadenas siguieron su propio plan de manifestación: algunas desnudaron sus senos, otros se orinaron frente a los elementos de la PFP, unos más se agruparon y a la cuenta de ocho se lanzaron, una, dos, tres veces, contra la cerca metálica...

La coordinadora, en tanto, terminó a medias su movilización. La ofrenda que dejaron en la glorieta de los kukulcanes, con semillas, tierra y plantas fue su mensaje final de la jornada: la opción "es y sigue siendo" la vía campesina.

Entierro de la OMC

Ya por la tarde, en la Plaza de la Reforma, dio inicio el Foro de los Pueblos con un festival artístico-musical que, además, dio la bienvenida a Cancún a la Liga de Agricultores de Corea del Sur, que representa a 3.5 millones de campesinos de la nación asiática, la cual escenificó el entierro simbólico de la OMC, conforme al rito tradicional de su país.

"Unidos los pueblos contra la OMC", dice la invitación a los diversos encuentros que continuarán mañana entre campesinos y representantes indígenas de varios países.



--------------------------------------------------------------------------------

El encuentro no debe convertirse en una ''carrera sin rumbo'', afirma Amorim

Brasil no permitirá que se traicionen expectativas de países en desarrollo

Confirma su campaña para que la cumbre concluya con avances en materia agrícola

AFP, DPA Y REUTERS

Sao Paulo, 9 de septiembre. El gobierno brasileño se mantiene firme. Ahora afirmó que no aceptará que la reunión ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que se inicia formalmente este miércoles, se convierta en ''una carrera sin rumbo'' que traicione las expectativas de los países en desarrollo.

El canciller brasileño, Celso Amorim, apuntó en un artículo: ''No estamos dispuestos a aceptar que Cancún se transforme en una carrera sin rumbo, acelerada artificialmente por participantes que desean cambiar sus reglas a medio camino.

''No podemos traicionar nuestras expectativas legítimas permitiendo la reducción de las ambiciones en los temas de nuestro interés, sobre todo en agricultura, y encubriendo la preservación de privilegios para los países desarrollados''.

De esta forma, Brasil, junto con el llamado Grupo de los Veinte (G-20) -integrado por países de América Latina, India, China y Sudáfrica, y al que hoy se agregó Egipto- ratificó el comienzo de una campaña para intentar que la reunión de Cancún concluya con avances en materia agrícola.

Amorim agregó que ''llega a ser indecoroso que a más de 50 años del surgimiento de las reglas multilaterales destinadas a liberar y disciplinar el comercio internacional bajo el GATT, una categoría de productos de tan gran relevancia (como los agrícolas) para los países en desarrollo, permanezca protegida por excepciones, subsidios y barreras de todo orden''.

El nivel de ambición acordado en Doha para las negociaciones agrícolas, dijo, se encuentra bajo fuerte presión proteccionista de los productores de Europa, Japón y Estados Unidos. Por ello, explicó que la creación del G-20 es un ''polo alternativo al mal disfrazado intento de diluir el mandato de Doha''. En la medida en que la agricultura sea satisfactoriamente enfrentada ''tendremos condiciones para avanzar en el cumplimiento de los mandatos sobre liberalización de bienes industriales y servicios'', reiteró.

Para el canciller brasileño es ''fundamental mantener la cuestión del desarrollo al frente de las negociaciones'', es decir, el interés de los más pobres.

Total libertad de aranceles para 50 países, plantea comisario europeo

El comisario europeo de Agricultura, Franz Fischler, consideró que la conferencia de ministros en Cancún ''debe tomar las decisiones necesarias para que concluya puntualmente la ronda de Doha a finales de 2004'', pues ''si fracasa la reunión será una señal muy mala para la economía mundial que necesita impulsar el crecimiento''.

Fischler rechazó las acusaciones de países en vías de desarrollo sobre que la Unión Europea defiende sus multimillonarias subvenciones agrarias a costa del Tercer Mundo, y afirmó que ''la mitad de importaciones agrarias de los países en vías de desarrollo se hará sin aranceles. Queremos total libertad de aranceles para los 50 países más pobres del mundo''.

A su vez, el grupo Africa-Caribe y Pacífico (ACP), formado por los 79 países que fueron colonias europeas, expresaron su deseo de que la negociación en Cancún incluya medidas especiales que les ayuden a salir de la pobreza para poder competir con los gigantes industrializados. Pidieron que en la reunión ministerial se acepten sus propuestas, pero tienen ''pocas esperanzas'' de que la ronda concluya con medidas benéficas para ellos.

Como confirmación de su desconfianza, Estados Unidos pidió hoy a los miembros de la OMC que las negociaciones de la reunión se basen en el borrador oficial, y no en propuestas alternativas como las presentadas por el G-20. ''Si queremos que avance la OMC como institución lo mejor es basarnos en documentos del presidente del consejo'', dijo Robert Zoellick, representante estadunidense en Cancún.

Mientras, el líder altermundista y campesino José Bové llegó al pueblo de Cancon, al suroeste de Francia, donde participará en la contracumbre de la OMC que se celebra en Cancún. ''Para mí es tan importante estar en Cancon como en Cancún'', declaró Bové. La justicia francesa impidió al activista abandonar el territorio francés y viajar a México tras su condena por la destrucción de cultivos transgénicos, por lo que decidió participar en la contracumbre de Cancon, pueblo elegido por el parecido de su nombre con el balneario mexicano y también porque lleva la sílaba ''con'', que para los franceses significa pendejo.



--------------------------------------------------------------------------------

Brasil no firmó el texto por falta de precisión, pero Alberto Cárdenas no lo cambió

La mesa sobre comercio y ambiente no logró equilibrio ni consenso

Se frustraron expectativas de lograr un documento exigente para la defensa ambiental

ANGELICA ENCISO ENVIADA

Cozumel, QR, 9 de septiembre. Aunque en la mesa redonda de alto nivel sobre comercio y medio ambiente, ministros y organizaciones no gubernamentales buscaban impulsar el equilibrio entre los acuerdos multilaterales del sector y la Organización Mundial del Comercio (OMC), esto no se logró. El resultado fue una declaración en apoyo a la OMC, la cual no obtuvo consenso de los participantes.

El único ministro de Comercio que llegó fue Fernando Canales Clariond, quien sólo permaneció unos minutos en la reunión y partió. Así, en la mesa pesó la influencia de las naciones europeas asistentes -Gran Bretaña, Suecia y Alemania-, con exposiciones de los expertos de naciones desarrolladas, mientras estuvieron ausentes representantes de América Latina, Africa y Asia.

Las conclusiones del Foro Universal sobre Biodiversidad, en el que participaron 35 organizaciones no gubernamentales (ONG), y donde se demandaba igualar el peso entre la OMC y los acuerdos ambientales, se redujeron a un punto: pedir a la reunión ministerial de Cancún que otorgue al Programa de Naciones Unidas del Medio Ambiente y a los secretariados de los acuerdos ambientales el ''estatus de observador en los órganos relevantes de la OMC''.

El encuentro concluyó con discrepancias del ministro de Desarrollo Sustentable de Brasil, Gilney Viana; la cancelación de las expectativas de las ONG de que surgiera un documento exigente para la defensa ambiental y la evidencia de la escasa convocatoria al evento, ya que de ocho naciones invitadas sólo asistieron cuatro.

En la declaración se menciona el apoyo al compromiso de la OMC sobre desarrollo sustentable, la ''eliminación gradual'' de los subsidios perjudiciales al medio ambiente, la necesidad de acelerar la liberación de bienes y servicios ambientales, y que ''la compatibilidad de las reglas de los acuerdos multilaterales ambientales y la OMC deberán reconocerse''.

Sobre el acuerdo de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio y la Convención de Diversidad Biológica sólo se planteó avanzar ''en la medida en que estos se relacionan con la protección del conocimiento tradicional y el folclor'', pero no se tomó en cuenta la demanda del Foro Universal de Biodiversidad de modificar el acuerdo para proteger a las comunidades indígenas y el conocimiento tradicional.

Cuando se leyó la declaración, el ministro de Brasil dijo que no suscribía el texto porque no había precisión en cuanto a los bienes y servicios ambientales, ya que los temas de agua y bosques no estaban explícitos. En entrevista señaló que era un documento sin equilibrio. Representantes de ONG también expresaron su inconformidad porque el Protocolo de Cartagena no fue incluido.

El documento quedó como se había redactado, porque los cambios sólo los podía hacer el presidente de la mesa, el secretario de Medio Ambiente, Alberto Cárdenas Jiménez, y éste no apoyó las modificaciones. Así se cerró la discusión. En conferencia de prensa Cárdenas defendió la declaración: ''es a lo que se pudo llegar''. En cuanto a los transgénicos, Cárdenas se refirió al maíz y ahora, a diferencia del domingo, mencionó que continúan los estudios para tener información sobre los efectos adversos al maíz criollo.



--------------------------------------------------------------------------------

Nuevo asalto para incorporar al capital la naturaleza y el trabajo, alerta el historiador

La ocupación de Irak por la Casa Blanca, respaldo a la OMC, sostiene Adolfo Gilly

La globalización no es posible sin una permanente violencia desde arriba, afirma

JOSE GALAN

La globalización es un nuevo asalto de los señores del dinero para incorporar al mundo del capital la naturaleza y el trabajo humano, sostuvo Adolfo Gilly en la conferencia Globalización, violencia, revoluciones, y sostuvo que en Estados Unidos el Pentágono mantiene el nuevo monopolio de la violencia física a nivel planetario.

En la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Gilly sostuvo ayer que la Organización Mundial del Comercio recibe un "respaldo lejano", que es la ocupación de Irak por la Casa Blanca, y que la disputa actual de Estados Unidos es contra la "Europa sólida", China y Rusia, no contra Saddam Hussein "o los inasibles terroristas", y que el mundo está "ante una guerra tradicional en ciernes, no de clases o de civilizaciones".

Si la revolución es violencia desde abajo para derribar una forma de dominación política, sea social o nacional, la globalización, bajo la apariencia de inversiones, el libre comercio y los múltiples cambios, "no es posible sin una permanente violencia desde arriba, real o potencial, para reestructurar naciones, mercados, pueblos y costumbres", aseguró el politólogo e historiador al retomar una de las líneas de reflexión de su ensayo, editado bajo el mismo título que la conferencia, en el volumen El siglo de relámpago, coeditado por La Jornada y Ediciones Itaca.

Y agregó que ambas tienen en común la violencia para imponer el cambio, "una violencia cuya amplitud, dado el presente nivel de las tecnologías, no tiene comparación posible con el pasado". Cada revolución, reflexionó, es una ruptura violenta de la relación de dominación/subordinación desde abajo, por parte de los dominados. Un golpe de Estado, en cambio, es una ruptura ilegal, muchas veces violenta, en el ejercicio de esa relación por parte de los dominadores, efectuada dentro de la elite gobernante.

En el curso del siglo XX ocurrieron dos grandes guerras mundiales y una cantidad de guerras y revoluciones, nacionales y sociales, continuó. Por un lado, la Organización de Naciones Unidas surgió de esa enorme cantidad de violencia, que también vino a ser, "como siempre ha ocurrido en la historia, el impulso fundamental para el cambio y la innovación en las tecnologías".

La globalización no supone una abolición o disolución de las relaciones de dominio entre las naciones, sino una nueva definición de sus reglas. La dominación, y no el mero petróleo, es lo que está en juego. "En otras palabras, la actual forma de globalización es impensable sin la existencia del Pentágono, sus bases militares, su industria de guerra, sus sistemas de información y comunicación y su arsenal planetario, como pivote de la violencia global".
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/018n2eco.php?origen=index.html&fly=1
Sindicat