Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder
la diferencia entre antifascismo y anarquismo
11 des 2019
Alimentar a los vagos antifascistas que administran el estado.Para el caso que queremos demostrar, es que el antifascismo es en si, un crudo reaccionarismo. Su eficacia se basa en un metodo expeditivo, que siempre termina haciendo sentir a la gente precaria, pobre y marginal, los mismos padecimientos que el fascismo, porque no difieren esencialmente entre si. https://www.youtube.com/watch?v=BFVwaq70KBI
assens colau pablo.jpg
assens y fernandez..jpg
ana gabriel puigdemont.jpg




Al fortalecer al estado el antifascismo, la fuerza que conservaba el estado para defenderse del enemigo, es empleada contra el anarquismo, y se desata por imperativo desde la altura del estatismo, ahora el estado administrado por los nuevos amos, la burocracia antifascista. Para cualquier clase de problemas, conflictos y deficiencias el antifascismo, la actual burguesia ahora con pedigri antifascista, demuestra tener recursos y capacidad para sobreponerse a un proceso gradual de ostensible oposicion con virtiendo al antifascismo en un camelo , porque el estado puede asimilarlo en cualquier caso, antes que ceder totalmente a los metodos que se le oponen, los asimila,pues en lo esencial no se diferencian los unos de los otros . La eficacia del antifascismo, es que tiende a fortalecer al estado, por medio de poderes dictatoriales, y esto se traduce en el beneficio de los reaccionarios mas descarados. Es interesante a este respecto, observar el caso de España y en particular Catalunya, la creciente necesidad de una burocracia antifascista, consolida inevitablemente la propia superioridad sobre los gobernados, y la lucha por este privilejio decreta a su vez el resujirmiento de castas que renueva el poder del estado, y perpetua el privilejio de unos los menos, y la represion y la miseria de los otros los mas. Para satisfacer las necesidades de la vida se requiere la simple tarea de vivir, y no la pretendida forma de sistemas complicados, preñados de amenazas. Ahi estan los almacenes repletos, atiborrados de productos, y la gran cantidad de viviendas vacias y sin uso, en tanto hay, precariedad, hambre, miseria, y alquileres inacalzables para la gente pobre. Es ahi donde queda mas clara, la diferencia entre antifascismo y anarquismo, y queda evidenciada, porque en anarquismo a diferencia del antifascismo, el que no trabaje no habra de comer, porque no habra organismo de estado que obligue a alguien a trabajar para alimentar a los vagos antifascistas que administran el estado. Su negocio nuestro ocio , quees como aquello de anarquia maria y birra fria, la alianza antifascista es el fin de cualquier revolucion de indole libertaria. Por un lado, resulta indiscutible que una alianza de comunistas, socialistas y republicanos se enfrentó de forma sistemática a la revolución española, —en Cataluña, la Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y el PSUC eran los grupos más importantes de dicha coalición contrarrevolucionaria—, motivados por lo que entendían era la necesidad de frenar la revolución para atraer la ayuda de las democracias occidentales y para captar a las clases medias españolas. Pero hay que reconocer que el discurso posterior de los líderes anarquistas no lo cuenta todo: presenta a la cúpula ácrata como víctima inocente de la agresión estalinista, y distorsiona su papel durante los años de la guerra, ignorando cómo su política frentepopulista abrió una brecha profunda en el seno del movimiento libertario, que llegó a quedar fuertemente dividido sobre temas relacionados con la guerra y la revolución7. Sobre todo, este discurso oculta de qué modo el compromiso duradero con la táctica frentepopulista de los comités superiores del movimiento ácrata, compuestos por los líderes de la CNT, de la FAI y de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (FIJL), desarmó políticamente al anarquismo organizado, algo que para sus compañeros extranjeros constituyó «la más grande traición revolucionaria desde la revolución rusa»8. Así, según el análisis del declive del movimiento libertario durante la guerra civil elaborado por Helmut Rüdiger, un anarquista alemán afincado en España desde 1933, la CNT-FAI «no supo imponerse, no supo crear una comunidad anarquista inspirada por sus propias ideas libertarias»9.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more