Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* %sArticle
Anàlisi :: amèrica llatina
Los "indios" y su tiempo
15 oct 2019
El restablecimiento de los subsidios no resuelven nada para los pueblos pobres.
Los “indios” y su tiempo.

Los indígenas demostraron que se puede juntar miles de personas para protestar por una causa justa, la solidaridad de estudiantes y personas con alimentos, colchones, medicinas, los transportistas, movimientos sociales y los militares que no reprimieron al pueblo; en algunas provincias los campesinos e indígenas los “capturaron” por días, “el pueblo unido jamás será vencido” regreso emblemático en las protestas.
Las protestas no tienen respuestas simples y se las hicieron dentro de un marco legítimo, pacífico y amparado por un derecho, no significa que todas las propuestas son legítimas ni los excesos justificados ni los abusos aceptados; se producen porque somos una sociedad marcada por la desconfianza, fragmentada y agobiada por la incertidumbre.

La derogatoria del decreto 883 es una lección para el gobierno: primero, decretar estado de excepción, toques de queda, represión, cárcel y amenazas no detienen al pueblo cuando está determinado `por su dignidad y libertad. Segundo, no tomar medidas económicas cuando millones están desempleados y siguen saliendo de los trabajos, cuando no hay medidas compensatorias en momentos que el comercio, construcción, manufacturas, productividad están semiparalizados y la agricultura es de sobrevivencia por el abandono de los jóvenes del campo y cuando el 43% del PIB depende del petróleo, no tenemos autonomía económica no solo por las preventas de petróleo a China y Tailandia, les debemos unos 380 millones de barriles de crudo y unos 3.200 millones de dólares que por ahora la salida de la OPEP no resolverá, tampoco, la supuesta producción de 590.000 barriles desde el próximo año que afirma el ministro de recursos naturales sin el permiso del ministerio del ambiente porque uno de esos yacimientos se encuentra en territorio de transito indígena, área intangible.

Es otra lección para el gobierno porque no debe seguir con el hermetismo, el secretismo, o pensando que solo las Cámaras, la Alianza del pacifico y el FMI tienen las recetas para la cura y las medidas deben aplicarse sin comunicar al pueblo en una socialización de las medidas que se van a tomar; tremendo error político no socializar la finalización de los subsidios con los complementos que son los alcaldes del país porque ellos administran el transporte público en sus cantones, pensaron que la policía y su escasa preparación solucionaría las protestas y no fue así.

El gobierno fue derrotado con el decreto 883 que eliminaba los subsidios a los combustibles; el decreto 884 todavía se negocia para mejorar la indiferencia e indolencia con la pobreza extrema, con la desigualdad material e intelectual y ojala con el abandono gubernamental por una histórica burocracia mediocre, falta de institucionalidad, abismos económicos que sostienen una monstruosa diferencia social y por el racismo entre indígenas y mestizos, realidades que los subsidios no mejoraran porque el pueblo es poco participativo, ignorante y con escasa reflexión respecto a los liderazgos que encogen o agrandan los derechos, deberes y límites. Cualquier pendejo a la vela es un líder para esta muchedumbre que mal informada necesita que le digan que hacer.

Nada se resolverá perennemente si persiste la injusticia social y la inequidad. Los indígenas por ejemplo tienen tres años menos en educación que los mestizos, el 88% de ellos no satisfacen sus necesidades básicas y la desnutrición en un 43% se encuentra focalizada en las zonas rurales con los indígenas específicamente, solo un 20% de ellos disponen de agua entubada según el INEC (instituto nacional de estadísticas y censos) a todo este jardín de realidades debemos sumar el racismo tanto de indígenas y mestizos que no concientizan que el 25% de la población ecuatoriana cuanta con ingresos diarios de menos tres dólares y el 12% sobrevive con 1,5 dólares diarios. Sin embargo, estos datos hay que actualizarlos porque son estadísticas del último censo realizado en el año 2014; se dice que la desigualdad ha mejorado, dudo mucho que así sea con estas crisis que lleva 5 años y que por la deuda pública, derroche de recursos y corrupción en el gobierno anterior, por el desempleo existente e intervención del FMI, la crisis moral y económica tenga una pronta solución.

Cada pendejo presidente quiere refundar el país, llevamos 20 Constituciones y sectores de politiqueros claman por la número 21 que no nos dará fortaleza institucional ni consensos básicos ni desarrollo, pero, cada uno de estos líderes de pacotilla interpreta a su manera el norte o el sur del horizonte según su pobre ideología entendida a su modo.

Los indígenas representan el 6% de la población (16 millones) pero demostraron su fuerza paralizando el país. Los primeros levantamientos de la CONAIE en 1990 y en 1992 cuando llegaron a la capital, Quito los acogió con mucha solidaridad, se quedaron meses en la ciudad y proyectaron una imagen de fortalecimiento político, lamentablemente, en 1996 se creó el brazo político Pachakutik, sus representantes fueron absorbidos por los politiqueros viejos y nuevos y la esencia indígena cayo, la avaricia y el sectarismo los envolvió; hoy, los jóvenes indígenas no quieren ser 18 (número del partido) la división entre ellos es evidente, división que no es política es antropológica.

Los ecuatorianos tienen miedo a la realidad, miedo a la verdad porque la verdad duele; podemos no aceptar que en las protestas los más jóvenes actuaron con furia y con ella por 11 días desapareció la convivencia pacífica, desapareció la certeza, la sociedad se rompió porque los citadinos no entienden que sin los campesinos e indígenas no somos nada porque ellos producen los alimentos que nos alimentan.

Tienen miedo a concientizar que esos alimentos nos llegan subsidiados porque los precios no son justos, como siempre gana más el intermediario, es el que encarece los productos que llegan a los mercados.

Hubo vandalismo, existió sabotaje desde los correistas, tal es así que 6 de ellos se refugiaron en la embajada mexicana con sus esposos y esposas, también, hubo una brutal represión policial ordenada o con la complicidad de la ministra de policía porque esta señora nunca fue ministra de gobierno, no pudo con el cargo, no supo enlazar al gobierno con el pueblo. No puede ocultar su fascinación por los policías, esta obsesionada por ese uniforme esta aprendiz de dictadorzuela, esta señora debe responder por los indígenas asesinados, además, es la culpable con su accionar de la furia de los indígenas en las protestas. Flaco favor le hizo esta señora Sr. Presidente Moreno, y usted continua rodeado de correistas, no se puede creer tanta ingenuidad de su parte Sr. Presidente.

50 Años subsidiando combustibles a los más ricos, a los empresarios, a la clase media con vehículos, a los taxistas que son un negocio privado, a los comercios, al transporte, sin poder focalizar esa ayuda a los más pobres que son los que reciben el bono. Nadie considera que los subsidios son a tiempo fijo, no puede ser una ayuda infinita.

La eliminación de los subsidios fue una decisión necesaria y correcta, pero, el pueblo no acepta esas medidas consideradas políticamente impopulares. 50 Años de subsidios hicieron mella en la cultura conformista; el pueblo tiene miedo de conocer que nos seguimos endeudándonos, el gobierno argumenta que la deuda publica supera los 60.000 millones otros sostenemos que ya superan los 80.000 millones de dólares; hace tiempo que nos endeudamos para llenar ese déficit fiscal de 9.000 millones de dólares por año que representan un tercio de los gastos del Estado en un año y 2 veces lo que gasta el fisco en educación y casi 3 veces en salud en el año 2019.

Todavía es prematuro cuantificar las pérdidas en las protestas, se calcula que se perdieron en productividad unos 200 millones diarios, casi 3.000 millones de dólares en los días de protesta, si es así, el doble de lo que el gobierno recaudara por los subsidios que son 1.400 millones de dólares.

El desempleo se incrementa, en diciembre saldrán 20.000 personas más que sumaran a los sin trabajo, o en la informalidad; en estos momentos casi 6 de 8 millones de gentes en condición de generar economía están desempleadas, además, el gobierno, deberá enviar a ese mamotreto de Asamblea Nacional otros 22 puntos destinados a reformas tributarias, laborales y financieras que exige el FMI que afectaran más al pueblo ¿habrá otro paro?
Ecuador no gana nada cambiando de presidente, deben salir los ministros y en una muerte cruzada cerrar la Asamblea Nacional, el 80% del pueblo no confía en ese antro; usted Sr. Presidente puede gobernar por decreto, hay que actualizar el concepto de democracia prostituido por 137 vagos y sinvergüenzas que solo andan pensando en las próximas elecciones presidenciales o para reelegirse por los 5.000 dólares mensuales que ganan. En estas protestas se escondieron como ratas. El pueblo agradecerá esta decisión de cerrar esa putrefacta estructura conocida como segundo poder que no representa a nadie, consulte con el pueblo Sr. Presidente Moreno.

Raúl Crespo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more