Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: corrupció i poder
Asamblea Nacional, una farsa democrática
27 jun 2019
Ecuador, está viviendo una podredumbre ética en sus principales poderes del Estado.
Asamblea Nacional, una farsa democrática
No hay solución de conflictos en el legislativo porque los asambleístas satisfacen necesidades partidistas y aspiraciones personales. Ha llegado a tal extremo el irrespeto al pueblo y al orden jurídico que en derecho no agregan nada importante para el Estado.

La Asamblea Nacional, todos los días nos enseña su ineptitud y egoísmo, enfrentan sus relaciones y conflictos con los juicios políticos ejecutados por mayorías móviles en donde el tráfico de votos, engaños e ingenuidades se prestan cada vez más cuando hay esos shows.

Las tradiciones éticas-religiosas son una fuente de resistencia para la autovaloración y para la poca voluntad de honrar la dignidad de un legislador; afirman solo la legitimidad de sus propias necesidades e intereses, contribuyendo con esa poca valoración al desastroso modelo de gestión del país que prioriza la imposición de las autoridades y la consecuente sumisión y obediencia del pueblo.

Los legisladores con poder de dictar, derogar, reformar leyes o la misma Constitución son un riesgo para la democracia porque la ética de esta gente es repulsiva, nos indica el nivel de estos asambleístas y la podredumbre moral que emana esta institución, el segundo poder del Estado.

La expedición de leyes laborales, leyes para la salud, para la educación, para la economía, etc., etc. No hay leyes coherentes como ocurre con el Código del Comercio recientemente promulgado, no responden a los intereses de la sociedad, nos dice el Código Integral Penal, el Código General de Procesos, Código Orgánico Administrativo que entraron en proceso hasta un año después.

Lo que ahora está de moda, matrimonio del mismo sexo, la Constitución en los artículos 67 y 68 requieren ¿Interpretación o reformas legales? Como el 40% del PIB máximo para la deuda pública, ¿Se interpreta esta Ley? El no pago del 40% de aportaciones del Estado al IESS, o sacar dinero del Banco Central y del mismo IESS ¿Qué dice la Ley al respecto?

¿Qué pasó con los recursos para la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas, señores asambleístas? ¿Dónde se fueron los fondos de la Senain? ¿Qué pasó con la Comisión de Fiscalización?
Ustedes son embaucadores señores asambleístas. La impunidad de estos delitos y otros nos destruyen.

No existen propuestas de parte de la Asamblea Nacional para el futuro del país ¿Qué Ecuador queremos? ¿Dónde está el dinero de la corrupción? ¿Cómo vamos a combatir el burocratismo o la ineptitud oficial? Se tardaron un mes para posicionar a los miembros de tres comisiones; nos indica que la Asamblea Nacional, no garantiza un trabajo acorde con las necesidades del país.

Y esto no son episodios aislados, es una constante de gestión animada por resultados inmediatos y sustanciales que exige la corrupción con sus mil caras y lo peor que esta gente tienen barras bravas en todas partes para aplaudirlos pero lo más grave es, que el pueblo los ve con indiferencia con el cuento que nada se puede hacer, la otra parte del pueblo los ve con talento para la astucia, picardía tolerada por la viveza criolla que suscita incluso admiración en una masa saturada de ignorancia, en donde la filosofía del cinismo y la sapada se extienden a máxima velocidad. Es el ejemplo que trasmite la Asamblea Nacional.

Esto ya es una cultura en el segundo poder. Es un modo de gestión de las mayorías que se forman de los independientes que buscan protagonismo y en el de los partidos con caudillos en donde se quiebra la democracia.

La Asamblea Nacional es el ejemplo patético de una enfermedad que hace cáncer en el pueblo y prostituye los conceptos de República, democracia, Constitución, convierte la mentira en verdad para proteger a los caudillos de los partidos, movimientos y mentores en beneficiarios de un país basurero moral.

Y no me refiero solo a los diezmos ni a las leyes con la cual se limpian las manos, me refiero a reducir a la democracia a un chiste y a la República en una burla que es el tema central de este artículo. La corrupción y el deterioro institucional es una total realidad y lo más triste es, que el pueblo les paga para hacerlo; seiscientos sesenta millones de dólares mensuales es una dramática evidencia de los tontos que somos los ecuatorianos al pagarles sueldazos para que la corrupción sea otro símbolo nacional.

El gabinete está en crisis, la Asamblea Nacional está podrida en su moralidad, los jueces de la Corte de Justicia no tiene ética ojalá la Fiscalía General de la Nación se enderece con Diana Salazar la nueva Fiscal. El Consejo Nacional Electoral deja mucho que desear en su credibilidad y el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social es todo un circo callejero. Disculpándome con los actores de la calle.

Estos son los puntos críticos para la crisis del país. Los poderes están podridos en su ética. Por supuesto dirán que no hay que generalizar lamentablemente los porcentajes indican que existe una constante generalidad hacia la inmoralidad en estas estructuras.

Señor Presidente Moreno, una vez más le solicito que es necesario urgentemente reformar el sistema, empezando por la Asamblea Nacional, 24 asambleístas sería más que suficiente para representar a cada una de las provincias, está en usted que su gestión no pase desapercibida como tantos otros en el poder central de Ecuador.

Raúl Crespo

This work is in the public domain
Sindicat