Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: globalització neoliberal : ecologia : pobles i cultures vs poder i estats
Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
20 mai 2019
En ‘Papeles de sociedad’ han publicado hace poco, bajo el apartado ‘Miker Erro’, un comentario Co-Git de clara aproximación crítica marxiana, en contra de todo dogmatismo e ideologismo marxista que sigue contaminando y bloqueando aproximaciones realmente materialistas a la realidad social. Que aquí aparecen además a menudo como sabotajes de debates y propuestas, desviando la atención sobre firmas, seudónimos y alias de sus autores, en vez de enfrentarse con los temas propuestos. He afinado un poquitín ese enriquecedor comentario.
tener y ser.jpg
A la vista de lo que leo demasiadas veces, oh ciudadanos catalanes y de otras naciones spain-colonizadas, no estoy muy seguro de que este sea el marco más adecuado para determinada clase de reflexiones. Pero bueno, hay que reconocer que algunas cuestiones que aquí se manifiestan – y que podríamos resumir con una incapacidad de superar dogmatismos y sectarismos (por parte de personas, núcleos, grupos y bandos de “izquierdas” y seudo-anarcos) - se relacionan muy bien con asuntos primordiales de avance teórico, cultural y político crítico y radical.
También ahora bajo ese imperio GAFAM, CU200, etc. que nos está llevando hacia la catástrofe humana final. Bajo un control de inteligencias artificiales, con sus algoritmos.

Es decir: una cuestión que podríamos sintetizar entre una visión y discurso ideológico de (sobre) la realidad humana y, por lo contrario, con tentativas de aproximaciones teóricas, o científicas, en vista de desentrañar procesos reales globales de evolución (e involución...) de la especie. Lo que intentó e hizo por ejemplo Marx hace 150 años, poco después de la primera explosión industrial de esta civilización animal llamada justamente Capitalocene.

En el primer caso, se suelen reducir tales cuestiones de manera ideológica, como las varias religiones marxistas, por ejemplo. O liberistas, socialdemócratas, etc. Como el el caso más usado de la existencia absoluta, general y totalitaria de un denominado sistema de mecánica económica capitalista, como así se suele definir, muy cerrada y terminada.
Aunque con sus normales crisis internas; y manifestaciones parciales de luchas de clases. Por lo tanto como si fuera un esquema, un plan o un sistema lógicamente o técnicamente, podríamos casi decir, organizado de forma definitiva y mecánica. Y por supuesto solo en función de intereses de unas minorías sociales dominantes, la mal llamada “patronal”.

Donde estas últimas, que serán entonces los malos de la película o del cuento ideológico ese
(explotadores y acumuladores de capitales), se enfrentan a los buenos, los explotados, privados de riquezas, de bienes de producción, de conocimientos, etc. Que casi siempre se suelen reducir a una mitológica “Clase Trabajadora”, más o menos simbólica o metafórica.

Es decir:
la que asociaría o hasta fusionaría a todas las miles de expresiones y contradictorias realidades
sociales y culturales del planeta avasalladas por los anteriores bajo el curro asalariado.
En pocas palabras: otra herencia o sublimación religiosa, ideológica, de buenos y malos, de blancos y negros, explotadores y explotados...

En el segundo caso, me parece, se considera a la comunidad animal humana como un conjunto
cada vez más complejo y alienado que se desenvuelve por supuesto sobre ese modo de desarrollo fundado en la propiedad privada tan compleja como exclusiva de la mayor parte de los bienes comunes;
lo que les otorga a sus dueños, agregados y auxiliares, un poderío social dominante, comunicacional y controlador por empezar, y por consiguiente también el poder sobre la organización de la reproducción humana – patriarcado - el trabajo, el mercado, la cultura y comunicación, educación, instituciones, política, etc.

Un modo de desarrollo – o de desarrollo hacia la autodestrucción, querida Greta? - sin embargo muy contradictorio, y entonces también con unas circunstancias de producción y enajenación también en permanente evolución.

Al que más que unas características ideológicas y morales fijas, numerarias y dogmáticas, se les tendrían que atribuir e investigar precisamente esas sustanciales e interesantes contradicciones tendenciales, lógicamente físicas y tangibles, de desarrollo o de evolución. Denominadas solo de forma genérica y pragmática como capitalistas, puesto que la propiedad privada es su código alfanumérico esencial; traducido con Capital.

Pero ahora, en este siglo, es toda esta especie animal humana en reproducción permanente anti-matrilineal la que se desenvuelve con relación a ese marco dibujado por tal fórmula alfanumérica evolutiva capitalista.
Pero de forma cada vez más precaria, fuera de las dogmáticas marxistas.
Se trata entonces de un complejo proceso evolutivo esencialmente material, no ideológico.
Por lo tanto también en el desarrollo del pensamiento, más que de reproducción mecánica de creencias o ideologías. Marxiano por ejemplo: recuperando mucho trabajo crítico de Marx siempre valioso, para enfrentarnos al monstruo Capitalocene de forma teórica tan abierta como coherente, adecuada y consecuente. Es decir: no sobre la base de dogmas o fórmulas abstractas, sino con investigaciones cada vez más afiladas, incisivas, mordaces y avanzadas.

Por lo tanto, en el primer caso se simplifican las cuestiones de una muy complicada correlación de
fenómenos materiales reales esencialmente desde lo ideológico, lo moral y hasta lo estadístico, y a
veces también desde lo sociológico, según lo que esta bautizada ciencia sistémica los pueda alcanzar de alguna manera. Actuando o pensando por lo tanto de forma simplista o simplificada, buscando o aceptando sobre todo los conceptos abstractos que se las puedan adjudicar, etiquetar o arreglar en el marco de pensamiento y comunicación dominante.

Nada de análisis - o lo mínimo requerido para sustentar credos y dogmas - de sus contradicciones materiales de fondo, inteligentemente tangibles pero en continua evolución.

En el segundo caso, lo que se intenta es justamente atender a los procesos esenciales, a sus
contradicciones en continua evolución física, buscando y analizando de la manera lo más posible
clara y explícita los fenómenos, es decir, desde un acercamiento teórico, de observación objetiva y
no ideológica o moralista, intentando descubrir lo esencial que facilita, impulsa o permite su
reproducción, desenvolvimiento, crisis, aceleración, comunicación, etc.
Para poder contrarrestarlas, naturalmente, en sus claves alfanuméricas esenciales y no en las formas: no para reformarlas, como por desgracia resulta ser una de las funciones ordinarias de sus izquierdas.

Las izquierdas del sistema, efectivamente; véase los mayores sindicatos.

Hagamos un ejemplo concreto. Como asumir o interpretar en los dos casos el concepto extremo de comunismo, evidentemente o supuestamente antagónico al sistema.

A los primeros, los críticos moralistas e ideológicos de la izquierda del capitalismo, se quieran auto definir como marxistas, socialistas, reformistas, anarquistas, etc., no les interesa enfrentarse a una investigación cada vez más abierta y profundizada de los procesos sociales, y entonces a los necesarios y consiguientes debates, retos, innovaciones y disrupciones ofrecidas desde un abanico crítico comunista lo más amplio posible, sino que se suelen ocupar o direccionar sus energías de pensamiento para la defensa ideológica de sus creencias, convencimientos y conocimientos.
Hasta instrumentalizando a menudo los mismos trabajos de aquellos que a lo largo de la historia han intentado por lo contrario analizar científicamente, técnicamente, la realidad del sistema social imperante. Es decir: comunismo esencialmente como eslogan, credo o etiqueta.

Es precisamente esta una de las funciones importantes de las izquierdas: enriquecer de forma reformadora la reproducción del sistema dominante, en este caso bajo rótulos más o menos atractivos. Sobre todo en los circos electorales escenificados por el poder real. Como el impresentable al que asistimos ahora en el estado colonizador que tenemos encima.

De ahí que se derivan todo tipo de censuras defensivas o de improperios agresivos, de engaños, de violencias destructivas en los debates, de cierres y estigmas personales, y todo lo que se suele a veces representar con el término de estalinismo, para entendernos de alguna manera históricamente muy explícita.
Visto que en la biografía más reclamada del “anti-capitalismo” ideológico, fue precisamente el dictador Stalin el que logró las máximas cuotas de destrucción del pensamiento crítico marxiano, llegando hasta una enajenación destructiva culminante, desde luego muy funcional, de hacerse llamar “comunista”.

Siendo ciertamente, en términos de critica social, el más terrible enterrador del concepto objetivo y
crítico de comunismo. Además de haber resultado el mayor y más brutal demoledor físico del primer intento o esperanza histórica de desarrollo concreto, social, de esa noción de comunismo.

Pero repito: a la vista de lo que leo a menudo no estoy muy seguro de que sea este el marco más
adecuado para determinadas clases de reflexiones. También o precisamente sobre la dimensión y lucha de clases, posiblemente en términos políticos eficaces: de qué “clases” podemos hablar ahora, por ejemplo?

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
20 mai 2019
Mira mira que nos encienden - ahora Cogitras - otra vez las luces hacía ese Mikel Erro que no ha sido todavía domado por los saqueadores del ex-famoso MLNV...
...y así, antes de que lleguen los presuntos anti-troles a trolear de nuevo aquí, con sus pajas sobre seudónimos, o peor aún fotos, para desviar batallas de fondo,
...os dejo por mi parte esta otra pista del Mikel ese, con algunas de sus ostias al reformismo:
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/500943
Re: Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
20 mai 2019
ataca de nuevo, tu mismo te contestas a tu mismo. aupahi, mari pili, aliss, roteta... deja la anfeta!
Re: Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
20 mai 2019
Sisi se llenan rapido unas paginas de palabrería y ahí se pierde el tiempo y la energía para algo más útil: pensar y actuar. Claro, tenemos tiempo de sobra para reflexiones ideológicas que no sirven para nada más que dar vueltas a algo muerto, podrido y vomitado mil veces. A dejarse crecer la barba hasta las rodillas...
Re: Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
21 mai 2019
Tanta ambre que ya me comí la "H". Y añana que zen-amos? 1 marxista ijxs; pues palo.mitxs no quedan ni a palos en las plazas de nuestros arrios (A)

https://www.portaloaca.com/historia/historia-libertaria/13841-libro-anar
Re: Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
21 mai 2019
Cogliand, aupahi y txakunin son la misma persona....
Re: Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
21 mai 2019
Troll PSOE ¡Deja de robarme el nick!
Re: Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
26 mai 2019
Esta propaganda poligamista socialdemócrata, tipicamente burguesa sesentayochista, ya fue rebatida en:

Marxismos anti-marxianos, patriarcado y ecología social.
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/521733
Re: Debate marxiano en contra de dogmas y fanatismos.
27 mai 2019
Hombre ya estamos todos. Cogliand que pone un tema y el comunista autoritario que presenta a larrepetit.. Vamos, el mismo tio que se presenta a si mismo dos veces con diferentes nombres. Continua la farsa.....

Y luego pregunta por que pongo este nombre....menudo manipulador estas hecho. Ahora toca ir de marxista, mañana ya tocara ir de otra cosa. Lo importante es acaparar la web. Por mi puedes cobtinuar hasta la náusea pero no te extrañe si algino (tipo yo) te dice que eres un manipulador, un reformista y un pelma.
Sindicat