Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : ecologia : amèrica llatina : pobles i cultures vs poder i estats
En México, los zapatistas de Chiapas se oponen a los grandes proyectos nocivos
02 mai 2019
En febrero, Samir Flores, punta de lanza de la protesta contra la construcción de un gasoducto y de centrales térmicas, fue asesinado en México. Para Jérôme Baschet se trata de una "guerra "entre el " productivismo mortífero” por un lado y la lucha por las “formas de vida imbricadas con su medio ambiente" del otro.
samir-flores-6.jpg
Hace cien años, el 10 de abril de 1919, fue asesinado Emiliano Zapata, el héroe de la revolución mexicana que había luchado para que las comunidades campesinas recuperaran sus tierras, monopolizadas por las grandes haciendas; también impulsó una forma de poder popular a veces llamado "Comuna de Morelos”, con el nombre del estado, cercano a la Ciudad de México, que constituyó su bastión. Desde entonces, ha permanecido como una referencia para todas las luchas populares, particularmente las campesinas e indígenas. En todas partes, en el México de abajo, se dice que Zapata no está muerto. Desde su levantamiento el primero de enero de 1994, los zapatistas de Chiapas lo consideraron su general en jefe y dijeron que se le veía a caballo entre las montañas. Emiliano Zapata ha sido un referente para todas las luchas populares Durante un siglo, cientos de zapatas han muerto defendiendo sus territorios contra la expoliación y la destrucción. El 20 de febrero pasado, en Morelos, a pocos kilómetros del lugar de nacimiento de Zapata, uno de ellos fue asesinado con dos balas en la cabeza por asesinos que vinieron a buscarlo. Su nombre era Samir Flores. Con los demás habitantes de su pueblo, Amilcingo, luchó contra el "Proyecto integral Morelos" de construcción de dos centrales termoeléctricas, alimentadas por un gasoducto que pasará a los pies del volcán Popocatepetl, en una zona de alto riesgo sísmico. A pesar de la muerte de Samir Flores, la polémica construcción de centrales eléctricas aún está en la agenda Cuando aún era candidato, Andrés Manuel López Obrador, el nuevo presidente de México, que se dice progresista pero que es ante todo desarrollista, se opuso a este proyecto y prestó su apoyo a la lucha del Frente Popular en defensa de la tierra y el agua de la que Samir Flores formaba parte. Tras su ascenso al poder, el viraje ha sido completo: el proyecto debe llevarse a cabo, incluso si esto significa ignorar la oposición de los habitantes de las áreas afectadas. A pesar de la muerte de Samir Flores. Esta exacerbada confrontación salió a la luz este 10 de abril, centenario de la muerte de Zapata. Por su parte, el presidente tomó la iniciativa de la conmemoración oficial en Cuernavaca, capital de Morelos. Conmemoración que suele situar bajo la figura de Francisco Madero (el demócrata moderado que inició la revolución de 1910, que Zapata había denunciado por no haber respetado sus compromisos con el pueblo mexicano), aprovechando la ocasión para reivindicar la muy popular figura de Zapata. En un primer momento, logró un acercamiento a los nietos y bisnietos del jefe revolucionario. Sin embargo, ante el cambio de rumbo a favor de la central térmica y, más aún, después del asesinato de Samir Flores, los familiares rechazaron la invitación, argumentando que no era posible rendir homenaje a Zapata, expoliando a las comunidades del pueblo nacidas de su lucha. Paralelamente, otra celebración tuvo lugar en Chinameca, la hacienda donde Zapata fue asesinado. Convocó el EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) y el Congreso Nacional Indígena, una organización que reúne a un gran número de pueblos indígenas de México, incluido el Frente Popular para la Defensa de la tierra y el agua. Se reunieron para rendir homenaje tanto a Emiliano Zapata como a Samir Flores, para denunciar los continuos ataques a los territorios indígenas y reafirmando su lucha por la vida. El choque entre dos memorias opuestas no pudo ser más evidente: por un lado, la conmemoración oficial de un poder cuya acción real va en contra de la lucha de aquellos a quienes afirma honrar; por el otro, la memoria viva de la misma lucha que une pasado y presente. El nuevo poder mexicano se manifiesta por un frenético "desarrollismo” Pero el conflicto no se limita a Morelos, porque el nuevo poder mexicano muestra un "desarrollismo" frenético, prácticamente sin ninguna preocupación por los problemas ambientales y, en particular, por el calentamiento global. Entre sus principales proyectos, se encuentra la creación, en el istmo de Tehuantepec, de un eje de comunicación interoceánica, capaz de competir con el Canal de Panamá y acompañado por un enorme parque de varios miles de aerogeneradores (EDF forma parte de él), que destruirá los frágiles ecosistemas, incluidas las lagunas donde habitan los pueblos indígenas que viven de la pesca. A lo que hay que añadir la voluntad de plantar un millón de hectáreas de árboles frutales y forestales, en una perspectiva estrechamente vinculada a los intereses del sector agroindustrial mexicano, de los cuales uno de los principales empresarios, Alfonso Romo, es también el jefe de Gabinete de la Presidencia. Finalmente, el mal llamado " Tren maya " que debería unir Chiapas con Yucatán, con el objetivo de desplazar al menos cuatro millones de turistas adicionales hacia los grandes centros como Cancún, donde la sobreexplotación turística tiene efectos devastadores sobre el medio ambiente y las poblaciones indígenas de estas regiones. Frente a todos estos grandes proyectos nocivos, el 31 de diciembre pasado con motivo de la celebración del 25 aniversario de su levantamiento, los zapatistas de Chiapas han dicho claramente no. También, han hecho saber que se opondrán con la mayor firmeza a aquello que suponga destruir territorios en los cuales se experimentan formas de autogobierno popular y formas de vida en parte sustraídas a la tiranía del mercado. Es en efecto una guerra entre dos mundos, entre el desarrollismo mortífero y el deseo de preservar formas de vida estrechamente entrelazadas a su medio ambiente. Jérôme Baschet; 17 de abril de 2019
Mira també:
https://inutil.home.blog/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: En México, los zapatistas de Chiapas se oponen a los grandes proyectos nocivos
03 mai 2019
Estado mexicano incrementa militarización en territorios zapatistas:

Desde diciembre de 2018, el estado plurinacional mexicano incrementó la militarización a territorios de Pueblos Originarios Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (BAEZLN) especialmente en la región de la Selva Lacandona como parte de la continuación de la estrategia contrainsurgente para erosionar proyectos de autonomía en Chiapas, México.
Más info en:
https://desinformemonos.org
Sindicat