Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Abril»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Comenta l'article | Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: dones
Xenofeminismo. La aberración ya está aqui
09 abr 2019
Las ideologías del cyborg , del queer trans-xeno-feminismo de las polvorientas salas académicas donde nacieron, se están difundiendo en contextos anarquistas, antiespecistas y feministas.
Hijas de estos tiempos posmodernos, sin memoria, alienados y biotecnológicos, formados por activismo virtual, pornismo académico y revoluciones hormonales que pasan por la transformación de las lavadoras en juguetes sexuales para llegar al baño . Ideas, prácticas y afirmaciones que se presentarían como alternativas y subversivos, cuando funcionen perfectamente en línea con este sistema tecnocientífico, abarcando la lógica de la dominación y las aspiraciones transhumanistas.
Muchas fobias surgen del libro “Xenofeminismo” de Helen Hester.
Una fobia del cuerpo que se convierte en una “tecnología para piratear”, una “plataforma reelaborable”, “una entidad maleable y moldeable” en la que las biotecnologías pueden ofrecer nuevas posibilidades.
Una fobia a la naturaleza: “Si la naturaleza es injusta, cámbiela” es el nuevo eslogan xenofeminista, cuando el problema no es la naturaleza que se debe cambiar, sino un sistema para distorsionar. La actual crisis ecológica destaca precisamente la indispensabilidad del mundo natural y la imposibilidad de reemplazar o artificializar sus procesos.
Una fobia de niñas y niños, una fobia a la procreación en la que el embarazo se ve como “deformación”. Las tecnologías reproductivas, incluida la ectogénesis, se consideran un medio para deshacerse de la “tiranía reproductiva”. De esta manera, la dimensión de la procreación se entrega a los técnicos, borrando nuestra autonomía restante.
La fobia y el consiguiente rechazo del sufrimiento como componente de la vida y de nuestra vulnerabilidad: en el xenomondo, la liberación del cuerpo se entiende como la liberación del cuerpo y sus límites. La opresión femenina ya no se busca en un contexto social, sino que se asoma en los cuerpos que aspiran a flujos menstruales, pasando de un instrumento simple como el Del-Em a la ingeniería genética, desdeautoayuda a biohacking .
Las tecnologías xenofeministas de Hester como posible toman como ejemplo el colectivo queer ” SisterSong ” que discute a través de Twitter la ” consulta de justicia reproductiva” que reivindica “el acceso a hormonas, el derecho a usar el baño que prefieres y la defensa de las trabajadoras sexuales”: Big Farma, la mercantilización de los cuerpos de las mujeres y la revolución que pasa por la puerta del baño … Un
importante proyecto de cultivo de tabaco transgénico para auto-producir hormonas libremente sin impedimentos regulatorios, solicitando acceso a recursos científicos para desarrollar “métodos accesibles para producir biotecnología “.
Sin darse la vuelta, desea “llevar el laboratorio a las comunidades queer ” y convertirlos en un laboratorio. Así, el laboratorio ya no es un lugar de dominación para destruir.
“Nuestro destino está vinculado a la tecnociencia, donde nada es tan sagrado que no pueda ser rediseñado y transformado […] No hay nada, argumentamos, que no podamos estudiar de manera científica y tecnológica.” Debemos: “implementar estratégicamente las tecnologías existentes Para rediseñar el mundo “.
Todo lo que sale de un laboratorio no puede considerarse como un elemento potencialmente capaz de socavar una estructura de poder de la que está empapado. El laboratorio que ha abierto durante mucho tiempo su campo experimental a todo el mundo y a los propios cuerpos que se convierten en laboratorios vivientes.
Es ingenuo pensar que es posible administrar y controlar los desarrollos tecnocientíficos y no es posible una emancipación con tecnologías que manipulan a los seres vivos: el daño y la dominación son inherentes a la idea de rediseñar el mundo que hace que los cuerpos estén disponibles, desmantelados y Modificable para uso y consumo del sistema. Y la aceleración de los procesos tecnológicos no puede conducir a la reducción de las desigualdades, sino a un empeoramiento de la destrucción de ecosistemas naturales enteros, de comunidades humanas y animales, con un resultado total de irreversibilidad y recombinabilidad de los mismos desastres.
El xenofeminismo no es pecado de ingenuidad, es una adhesión entusiasta al mundo tecnológico y aspira a una participación en la sociedad biotecnológica. Es un entusiasmo de aquellos que pueden permitirse estar fascinados pensando en las quimeras transgénicas con vuelos Pindaric que han perdido la realidad de las consecuencias en el mundo y en la vida en general.
Hester sigue el pensamiento de Preciado que identifica la intervención técnica en el cuerpo y dentro de esto como un medio de contestación. Tomar testosterona no es un acto político y no nos hace disidentes, sino clientes de las compañías farmacéuticas multinacionales. El dopaje con hormonas es una de las nuevas fronteras de la transgresión pseudo-alternativa. Un experimento y una propaganda, entre otras cosas, irrespetuosas hacia aquellos a quienes esas hormonas las toman por un malestar con su propio cuerpo.
Cuando una necesidad privada se convierte en la mirada y la perspectiva, el reclamo político se convierte solo en una solicitud de satisfacción de esta necesidad y esto no tiene nada que ver con la subversión. El sufrimiento y las dificultades no pueden ser el criterio con el que construir nuestro análisis, de lo contrario, será engañado por el sufrimiento, las necesidades y los intereses personales.
“En la última década, otro gran desafío para la orden médica fue lanzado por un activista intersectorial, transexual e intersectorial que lucha por los derechos humanos y médicos, incluidos procedimientos como la cirugía plástica y reconstructiva y el asesoramiento psicológico”. así como pruebas genéticas, terapias hormonales y tecnologías de fertilidad. […] ”
No hay grandes desafíos, ni siquiera son casos que puedan recuperarse y reabsorberse, van de la mano con estos tiempos y están perfectamente en línea con la tendencia de este sistema. Tiempos de reproducción artificial y edición genética, de GPA y PMA invocados en voz alta para todos y todos con la retórica de la igualdad contra la discriminación, de la significación de la maternidad y de las mujeres, del ataque de la teoría y la política queer a Cuerpo femenino, autoempleo y autogestión de su explotación.
La ecología es criticada en el libro por su sentido de responsabilidad hacia las nuevas generaciones y por la denuncia de mutaciones genéticas causadas por la contaminación. Para el xenofeminismo, estas mutaciones genéticas representan “ambigüedad, variabilidad, mutabilidad”: en otras palabras, una fuente de inspiración. Los efectos de los disruptores endocrinos como el benceno, la dioxina, la PCB … caerían en “una ontología de la vida maleable”: una ” pereza tóxica”. Un neolenguaje para ocultar el subyacente subyacente de la adoración por las manipulaciones genéticas.
En el pensamiento ecológico, un bosque representa una densa red de interrelaciones grandes y pequeñas entre organismos vivos, nuevas generaciones que ingresan al mundo, listas para interactuar con él. En el xenomondo, lo que nace proviene de una mezcla de laboratorio, el único lugar donde se puede entender y donde se puede entender. El xenofeminismo no necesita la naturaleza porque en su premisa ya la ha reemplazado con la biología sintética, las semillas que está a punto de esparcir son como esos terminadores de Monsanto.

Silvia Guerini, marzo de 2019
www.resistenzealnanomondo.org

This work is in the public domain
veure comentaris / afegir comentari ...
La facilitat d'afegir comentaris als articles publicats té com a finalitat el permetre:
  • Aportar més informació sobre la notícia (enriquir-la)
  • Contrastar la seva veracitat
  • Traduir l'article

Comentaris

Re: Xenofeminismo. La aberración ya está aqui
09 abr 2019
El discursito transfobico y machirulo de la peña mazoinsurre, desde luego, no tiene género. Qué vergüenza.
Re: Xenofeminismo. La aberración ya está aqui
10 abr 2019
La naturaleza no es injusta, lo injusto es la sociedad capitalista y patriarcal. Quién no acepta su ser es unx alienadx. El transhumanismo es una aberración como los ogm o la clonación de células. Acaso no hemos aprendido nada de Michael Jackson?
Re: Xenofeminismo. La aberración ya está aqui
10 abr 2019
Totalmente de acuerdo, Antiguay!
Afegeix comentari ràpid Supervisar la moderació
Títol (En Minúscula Normal)
Nom El teu correu-e

Comentari

Codificació
Anti-brossa Introdueix el text a la casella:
Per afegir comentaris més detallats, o per carregar fitxers, mira a formulari complert de comentaris.
CNT Girona