Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: criminalització i repressió
Altsasu: solidaridad, justicia y libertad unidas
27 mar 2019

Altsasu: solidaridad, justicia y libertad unidas
2019/03/25

Una multitudinaria manifestación colapsó ayer la localidad de Altsasu. La convocatoria buscaba mostrar el rechazo a la sentencia de la Audiencia Nacional que hace apenas 15 días confirmó las penas de prisión a los 8 jóvenes por una trifulca nocturna con dos guardias civiles y sus parejas. Y la imagen de la impugnación no pudo ser más amplia, llamativa y contundente. De todos los rincones de Euskal Herria, pero también de otros lugares, se acercó gente a Altsasu para dejar constancia de su repulsa.

De la manifestación de ayer se pueden resaltar muchos aspectos y cabe hacer diversas lecturas. En primer lugar, es necesario subrayar que la movilización fue una muestra de solidaridad emocionada con los jóvenes presos y con sus familias por la gran injusticia que han sufrido, y continúan sufriendo, durante más de dos años. Y muestras de este sentimiento solidario se palparon a lo largo de todo el recorrido. En segundo lugar, conviene resaltar que la mayoría de la sociedad ha percibido las raíces políticas de esa injusticia, lo que la hace, si cabe, todavía más despreciable. Y para disipar cualquier duda al respecto, la víspera de la confirmación de las penas, el presidente de PP, Pablo Casado y el director de OKdiario, Eduardo Inda, fueron a grabar una entrevista al bar Koxka sin otro objeto que rentabilizar políticamente el caso, al tiempo que profundizaban en el escarnio y la humillación. Tal vez ese ensañamiento les dé algunos votos allende del Ebro, pero en este país no; la movilización de ayer dejó muy claro cuál es el sentimiento y la reacción que provoca en nuestro pueblo la extrema derecha, se presente con el disfraz que se presente.

Con Altsasu se vuelve a constatar que la ciudadanía de Euskal Herria no puede esperar justicia del Estado español. La justicia llegará en la medida que este pueblo sea capaz de romper amarras con el Estado. Justicia y libertad caminan indisolublemente unidas para los jóvenes de Altsasu, pero también para toda la ciudadanía vasca.



https://www.naiz.eus/eu/iritzia/editorial/altsasu-solidaridad-justicia-y

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Altsasu: solidaridad, justicia y libertad unidas
28 mar 2019
Iruñean desalojatzen da: Iruñeko udalaren gezurrei erantzuna


El jueves pasado, 21 de marzo, se llevó a cabo el desalojo de un piso okupado situado en la calle Jarauta, por parte de la empresa municipal Pamplona Centro Histórico – Iruña Biziberritzen SA, propietaria del piso (y de todo el edificio). Aquella mañana tuvimos que soportar momentos desagradables: la calle Jarauta plagada de munipas, amenazas a quienes protestaban por el desalojo, hostigamiento e intentos de entrar al resto de pisos del bloque aunque la resolución judicial solo les permitía desalojar un piso... No debemos olvidar que PCH es una empresa dependiente del Ayuntamiento de Pamplona. Recordemos el origen de esta empresa: PCH fue creada en 2003 por el Ayuntamiento de Pamplona gobernado por UPN, cuando la entonces alcaldesa Yolanda Barcina nombró a Enrique Maya gerente de urbanismo. Al poco tiempo adquirieron el frontón Euskal Jai a través de esta sociedad, y lo acontecido después es de sobra conocido. En agosto del año 2004, cuando el gaztetxe Euskal Jai fue desalojado y derruido, era propiedad de PCH.


Volviendo a nuestros días, desde PCH se llenan la boca con la rehabilitación de las viviendas y su “uso social”, pero si nos atenemos al caso del edificio de Jarauta que antes he mencionado, la redacción del proyecto para su derribo se le adjudicó a una empresa el 18 de febrero de 2016, y se preveía aprobar el proyecto en 2017. Por el contrario, no volvimos a tener noticias sobre ese proyecto hasta finales del año 2018, cuando afirmaron que el comienzo de las obras de derribo se preveía para el último trimestre de 2019 (habrá que ver si esta vez cumplen los plazos que ellos se han marcado...). Y mientras tanto, quieren el edificio vacío. Ese es el destino que guarda la burocracia de las instituciones para sus espacios; mantenerlos vacíos, contribuyendo de esta manera a la absurda lógica de la vivienda-mercancía: tantas y tantas viviendas vacías, y al mismo tiempo cuántas personas sin vivienda, o con enormes dificultades para acceder a una vivienda digna. En última instancia, las instituciones, al igual que los bancos y empresas, no pueden pasar de ser meras reproductoras del modelo capitalista de vivienda-mercancía por los límites que el propio sistema impone, y de esta manera, a pesar de su supuesto carácter “público”, son partícipes de la especulación. También podríamos poner en cuestión la función que cumple la propia PCH: ¿a quién benefician sus proyectos? ¿Cuántas empresas se lucran con dinero público en estos procedimientos? ¿Qué modelo de barrio quieren para el Casco Viejo? ¿Por qué ese interés en derribar algunos edificios del Casco Viejo con la excusa de hacer “viviendas sociales”, cuando el Ayuntamiento tiene en su propiedad cientos de inmuebles sin uso que podrían usarse como viviendas sociales?


Por otro lado, el mismo día del antes mencionado desalojo de la calle Jarauta, el medio Naiz.eus publicó una noticia que contenía información falsa, y me veo en la necesidad de desmentirla. En esa noticia se reproduce la versión del Ayuntamiento de Pamplona, según el cual “Pamplona Centro Histórico había alcanzado un acuerdo con la persona que vivía en este inmueble, por el que asumía una serie de responsabilidades ante la constatación de que el edificio se encontraba en un estado precario. Este acuerdo garantizaba a esta persona que podía continuar habitando esta vivienda”. Para empezar, el acuerdo que mencionan jamás ha existido. Según la única conversación mantenida directamente con el ayuntamiento, hasta que empezaran las obras previstas para el edificio (como antes se ha dicho, se prevé que su comienzo sea en el último trimestre del año 2019), no tenían intención de vaciarlo ni de proceder a ningún desalojo. Hasta ahí de acuerdo, antes de que empezaran las obras del edificio tenía intención de marcharme; pero cuál fue mi sorpresa cuando a finales de febrero recibí una orden de desahucio para el 21 de marzo, sin que hubiera ningún tipo de obras sobre la mesa, claro.

La noticia sigue así: “Tras alcanzarse un acuerdo, esta persona comunicó ayer [20 de marzo] que se desmarcaba del mismo”. Hace falta tener poca vergüenza para afirmar algo así, cuando ellos no cumplieron lo que les correspondía de ese supuesto acuerdo (¿dónde están las obras del edificio?) y me mandaron, un día antes del desalojo, un documento que me permitiría estar allí hasta principios de junio para que lo firmara. Vaya manera de negociar, con una orden de desalojo sobre la mesa, mandando un documento un día antes de la fecha prevista para el desalojo, para que les entregara las llaves de “manera pacífica” antes del 1 de junio (aún sin fecha para las obras; ¿dónde está ese acuerdo que mencionáis?). Es la negociación del chantaje; o firmas o mañana mismo te echamos. En esas condiciones, claro, no firmé nada. Y, además, ahora se cuelgan la medalla del acuerdo. Una jugada redonda. Por último, al final de la noticia se puede leer lo siguiente, en boca del Ayuntamiento de Pamplona: “no dejamos a nadie en la calle”. Pues ninguno de ellos se ha preocupado de buscar un sitio donde pudiera vivir después del desalojo; he tenido un sitio donde dormir estos días gracias a unxs amigxs. ¿Es eso asegurar una “alternativa habitacional” antes de un desahucio?


Para terminar, quisiera lanzar una pregunta. ¿Por qué desaloja el Ayuntamiento de Pamplona a un vecino del Casco Viejo de una vivienda que de otra manera llevaría años vacía, para la cual (además) en estos momentos no hay unas obras sobre la mesa? Y detrás de todo lo contado, una realidad que está a la vista, pero que me veo en la obligación de decir: en Iruñea se desaloja, sea cual sea el partido en el gobierno.



https://www.lahaine.org/mm_ss_est_esp.php/irunean-desalojatzen-da-nirune

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona