Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Març»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Comenta l'article | Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: educació i societat
Jamás las pioneras anarquistas se llamaron a sí mismas feministas, por el contrario, le criticaron duramente.
15 mar 2019
Partir de que la mujer es en si misma, generalizando que es igual en lo subjetivo , es para mi un error, y apegarse como mujer a ello para diferenciarse en el feminismo de los hombres, no se yo si eso entra en ser partidario de la anarquia, en fin como dirian desde la anarquia la gente anonima, esa que no sale en la historia con nombre , esa gente que nunca se tiene en cuenta desde los que les gusta el culto a la personalidad, Pero las ideas muertas tienen algún tiempo dominando en el individuo i he ahí el por qué muchas veces oigo aberraciones como las siguientes: "Yo era anarquista; pero desde el hecho del feminismo dejé de serlo para ser anarcofeminista". . Esas anarquistas que dejaron de serlo causa del feminismo i esas otras que han forjado el molde del "anarcofeminismo" para que de él salgan los anarquistas derechitos i perfectos, me hacen mucha gracia.(.Soy anarquista porque no podría ser otra cosa mientras mi organismo funcione con la regularidad que ha funcionado hasta hoy. Siento amor sin límites, i la infame sociedad actual pone ante mi hermoso deseo una valla. Creo posible una sociedad más justa, más bella, más humana, que hemos dado por llamar la sociedad anarquista, ácrata o libertaria, porque estos nombres significan no autoridad, base primordial de toda tiranía; por eso soy anarquista, ácrata o libertaria. T. claramunt).
17554257_1650138631680701_7758703700653086879_n.jpg
nina-votando-menor-edad.jpg
27545047_2005373366157224_4296871928112450468_n.jpg
Jamás las pioneras anarquistas se llamaron a sí mismas feministas, por el contrario, le criticaron duramente por su apoyo incluso a fascistas con tal de conseguir el sufragio. Por lo cuál es incluso falsario y anacrónico decirle "anarcofeministas" a las pioneras libertarias, cuando no sólo ni existía tal definición sino que por lo que representaba el feminismo fue en contra de la lucha antipatriarcal y anticapitalista que previamente ya estaba dando el anarquismo. Así que incluso es incongruente denominarse así.

El término "anarcofeminismo" surge recién en la segunda ola feminista en la década de 1960, de la mano del feminismo radical, con Peggy Kornegger y Cathy Levine (feministas, no anarquistas). En lo que luego se denominaría "la primer ola" con las sufragistas ya antes se encontraban mujeres anarquistas difundiendo ideales acráticos entre las mujeres del proletariado por la real emancipación de las mujeres obreras bajo la supresión de toda autoridad, la abolición de Estado. Pero cuando aparecieron las sufragistas (mujeres blancas, mujeres burguesas) por el contrario, buscaban adquisición de derechos bajo amparo estatal para equipararse a los hombres en lo que respectaba puestos jerárquicos (de explotación hacia otres) y ahí las mujeres anarquistas dieron la espalda a esta lucha que la veían elitista y excluyente del proletariado luchador acrático, una lucha no sólo contraproducente, sino enemiga por otorgarle más poder al Estado.

El feminismo nació con las sufragistas. Fue una de las primeras sufragistas quién acuñó dicho término para definir a su movimiento que luchaba por la participacion de la mujer dentro del Estado burgués.
Fue Hubertine Auclert (1848-1914) la primera sufragista en Francia y la primera en utilizar el término "feminismo"-en 1882-. También reclamó el uso en femenino de palabras como testigo, abogado, elector, diputado, etc. (todas aquellas palabras que le otorgaran a la mujer un lugar dentro del Estado).
Louise Michel (hoy malinterpretada como "anarcofeminista") sostenía:
"El poder está maldito" en sentido de que las situaciones de poder modifican los equilibrios químicos en el cerebro. El poder por tanto aumentará ese proceso y animará al individuo a abusar de él.
El feminismo se encaminaba a considerar que la equidad se basaba en poder ocupar espacios de explotación antes en manos de los hombres. Hoy es claro: mujeres gendarmes, policías, represoras, explotadoras laborales, políticas mentirosas y burguesas que dicen poder representar al proletariado.

Lo que pasó en 1960 es que algunas marxistas crearon el "feminismo socialista" ( mejor dicho estalinistas; y hasta esa época incluso la mayoría de las socialistas despreciaban el feminismo, por lo tanto, su origen tampoco es de izquierda) y ahí en los 60-70 los historiadores metieron a todas las mujeres revolucionarias en la misma bolsa, claro porque en su ignorancia creían que el anarquismo es parte de la izquierda y que la lucha antipatriarcal anarquista era igual a la feminista. Y en las tergiversaciones del postmodernismo las feministas hasta el día de hoy se limitan a repetir a estos historiadores hombres que tan mal han estudiado a nuestras compañeras."

"Sé que está difícil encontrar información no tergiversada, pero investiguen a las pioneras, vayan a las fuentes reales, a las palabras de ellas, no lean "feminismo y anarquismo" de la supuesta Emma Goldman cuando Emma tanto atacó al feminismo Estatista y cuando ese libro enrealidad está escrito por Lola Robles tomando algunas pocas palabras de Emma, la que le venga bien ya que se cree que toda lucha antipatriarcado es feminista, las mujeres anarquistas ya luchaban antes de que naciera el feminismo pero no sólo una lucha de género, una lucha de género sin lucha de clases es la misma mierda que una lucha de clase sin lucha de género. Desde hace más de 60 años que nos vienen mintiendo y mezclando todo, cortemos con la desinformación masiva, es una falta de respeto a las luchadoras libertarias que dieron su vida por la real emancipación de las mujeres y de la humanidad entera."

"Estaría buenísimo que dejen de mal informar a la gente. Es terrible que mezclen dos contextos históricos distintos y dos grupos de mujeres luchadoras por otras metas. El feminismo nació de la burguesía y era y es Estatista, actualmente en sus muchas ramas su hegemoneidad se sigue basando en el reformismo. El anarquismo y las pioneras de la lucha emancipatoria de las mujeres eran antiestatistas, por lo tanto es incongruente, es anacrónico y es falsario que mezclen anarquismo y feminismo."

This work is in the public domain
veure comentaris / afegir comentari ...
La facilitat d'afegir comentaris als articles publicats té com a finalitat el permetre:
  • Aportar més informació sobre la notícia (enriquir-la)
  • Contrastar la seva veracitat
  • Traduir l'article

Comentaris

Re: Jamás las pioneras anarquistas se llamaron a sí mismas feministas, por el contrario, le criticaron duramente.
15 mar 2019
Gracias compañera por tus aclaramientos!
El feminismo malinterpretado por muchas compañeras anarquistas debería ser rechazado y atacado por muy bonito que suena. Nuestras compañeras anarquistas tienen la decisión de posicionarse y tomar consciencia histórica, para saber en que lado de la barricada quieren luchar. Nuestro enemigo en común siempre será el estado y el capital! Viva la Anarquía!
Re: Jamás las pioneras anarquistas se llamaron a sí mismas feministas, por el contrario, le criticaron duramente.
15 mar 2019
Podría resultar de interés un artículo sobre esto, si no fuera tan tendencioso.
Re: Jamás las pioneras anarquistas se llamaron a sí mismas feministas, por el contrario, le criticaron duramente.
15 mar 2019
"Deseo sinceramente que con esta intervención -que se ha realizado con la aportación de mis compañeras de Mujeres Libres de Madrid- pueda contribuir a que esta sesión justifique la presencia del feminismo en esta Exposición Internacional y en otros encuentros anarquistas"
Concha Serrano (Mujeres Libres de Madrid - Exposición Internacional del Anarquismo - Barcelona 1993)

"Algunas no ignoramos que tradicionalmente el feminismo no ha sido bien interpretado o bien visto en 'medios anarquistas'; pero siempre acudiremos a debate sobre este tema por la necesidad que sentimos de que el anarco-feminismo o feminismo libertario, como nosotras preferimos llamarle, forma parte del amplio campo de reivindicaciones que tiene el anarquismo"
Concha Serrano (Mujeres Libres de Madrid - Exposición Internacional del Anarquismo - Barcelona 1993)


Sr "marlene", le agradezco que haya salido de las actitudes de la manada y que por fin alguien escriba un texto con sentido y argumentos que se puedan debatir. Por supuesto, dejando de lado la entradilla y el título, que son a mi entender excesivamente tendenciosos y predisponen y condicionan una lectura abierta a sus palabras. Si no fuera por el sectarismo de su contenido, hasta podría decirle que en parte coincide con lo que me han explicado las compañeras y lo que he podido leer de ellas.

Le comentaré que en una ocasión le pregunté a una historiadora afín que hizo presentaciones del libro de Lucía Sánchez Saornil, si a las asambleas de mujeres libres, podían asistir hombres. Ella me dijo que no, que nunca habían dejado entrar hombres a sus asambleas, sin embargo alguna compañera de las mujeres libres históricas, comentó que en sus inicios, los compañeros que querían, podían asistir.

La cuestión es que nos encontramos con testimonios que parecen contradictorios, pero eso se debe, en mi opinión, a que mujeres libres se extendieron por diferentes lugares, y eran autónomas y por tanto, en cada lugar se organizaban según sus necesidades y posibilidades.

En otro hilo de comentarios sobre mujeres libres, he dicho algunas de las cosas que usted expone. De su comentario me sobran sus apreciaciones, en ellas usted vuelve a acercarse a la manada cavernícola que sólo expresa el "unga unga..." del estado del homínido anterior al sapiens.

Le agradezco que haya escrito el texto, pese a los inconvenientes que le he comentado y que son siempre subjetivos y no una verdad absoluta, y espero que ninguno de sus camaradas de la manada patriarcal, le tache y le recrimine por intelectual burgués, ni tampoco por intelectual, aunque su texto pretende serlo al utilizar esa parte que nos lleva al intento de razonamiento.

Y entrando en materia, paso a comentarle cuestiones que no contradicen lo que he entendido, así como también, ampliarlas para darles un sentido más amplio.

Estoy completamente de acuerdo que debemos remitirnos a los testimonios de las compañeras revolucionarias de mujeres libres, y no a las interpretaciones de investigadores o investigadoras que, indudablemente, tienen su propia ideología, a veces afín, otras libertaria, pero otras ni afín ni libertaria.

Como expresé en el comentario de otro hilo sobre mujeres libres, yo también he escuchado testimonios de compañeras y de historiadoras que decían que mujeres libres no se definieron como feministas. En ese mismo hilo de comentario, traté de explicarlo, pero el dogmatismo de la manada, prefirió ignorarlo para responder con otra de sus modalidades del "unga, unga..."

En esa ocasión, ya advertí que mujeres libres en el 36, no podían definirse como anarcofeministas, porque ese término todavía no existía, pero sí tenían otros que expondré posteriormente. Como puede comprobar, en esta cuestión podría haber un punto de coincidencia, total, sólo que algunas de las mujeres libres sobrevivieron al 36, y llegaron hasta nuestros tiempos, conociendo la lucha de mujeres en el anarcofeminismo.

También expresé mi opinión al respecto y dije que muy probablemente, algunas de esas compañeras revolucionarias, actualmente acabara refiriéndose al anarcofeminismo, porque así lo exigía el guión de la investigadora. Es decir, que fuera un término puesto en la boca de las compañeras, por las investigadoras, al hacerles la entrevista; o tal vez, por una desconocida necesidad de las compañeras revolucionarias o de las investigadoras, de conectar aquellas luchas con estas, para establecer un inexplicable hilo de continuidad o confirmar que aquellas luchas, mejoraron las condiciones de vida para las mujeres.

A lo que me refiero es que pese a que algunas de ellas sí han hablado de anarcofeminismo, no deberíamos de idealizarlo, por probablemente, al igual que sucede con el titular de este escrito, ese reconocimiento vino condicionado desde fuera.

Esto que a los señores de la manada patriarcal de esta web, les pareció poco menos que un sacrilegio, vendría a dar una posible o probable explicación de porqué, algunas compañeras revolucionarias antes de la existencia del anarcofeminismo, acabaran incluyendose en dicha corriente, no porque fuera así, sino por una necesidad de la academia de la historia que tiene que ver un "continuum" en todo relato, y eso que surgió como algo involuntario, facilitaría a la oficialidad para apropiarse del relato de las compañeras.

Comparto el hecho de que mujeres libres intentó separarse del feminismo, pero especialmente de cierto feminismo que tenía su referente en las sufragistas. Y lo rechazaron por burgués y reformista, es decir, porque pretendía hacerse con una parte del poder, mientras ellas, las mujeres libres, luchaban para acabar con él.

En mi opinión, sr "marlene", uno de sus errores es basarse en el testimonio de unas mujeres libres que estaban organizadas en el contexto de catalunya, porque como dice Concha, una compañera revolucionaria de mujeres libres de madrid, ellas preferían llamarse "feministas libertarias", marcando así una diferencia con el resto de feminismos.

Tengan ustedes en cuenta que marcar distancias con el resto de feminismos, no es negarlos, pues si fuera así, se podrían ahorrar el esfuerzo crítico de estar siempre situándose fuera. Eso es algo que usted sr "marlene", así como el resto de su manada, no han tenido en cuenta. Por descontado, esa manada ha dado muestras de importarle poco la historia de mujeres libres, y se han agarrado a la descalificación fácil y gratuita. Es decir, si alguien investiga y no tiene las mismas ideas, su investigación es falsa y es un intento de reinterpretar la historia con algún avieso fin.

Compañeras revolucionarias de mujeres libres, han colaborado con algunas de esas investigadoras, y han supervisado el trabajo final, dándole su reconocimiento. En la manada, hay quienes sienten desprecio por lo intelectual porque lo consideran burgués. Seguramente ellos creen que son autodidactas, pero no están totalmente en lo cierto. Actualmente, recurrimos a libros, textos o testimonios que todos han pasado por algún proceso intelectual de alguien, y bebemos de esos conocimientos que nos han legado otros y otras. Por tanto, esa "autoformación", es relativa, y puede que en ocasiones, hasta con el sesgo de algún dogma o de la mitificación.

Antaño, eran los y las anarquistas quienes escribían los textos con los que se formaban, y por eso se definían como autodidactas. Hoy, quienes se dicen autodidactas, no confeccionan sus propios textos para el aprendizaje, y su participación no va mucho más allá de una mera elección, en ocasiones bastante sectaria y sin un pensamiento crítico detrás.

Pero volviendo al contenido del texto del sr "marlene", leemos que nos habla de "las pioneras anarquistas", como si antes del 36 no hubiese habido mujeres anarquistas y además preocupadas por la situación y condición de la mujer. Es precisamente de estas preocupaciones que nace la agrupación de mujeres libres, mujeres que ya llevaban unos años siendo parte de las ideas. Si escuchamos testimonios de compañeras anarquistas, oiremos que ellas señalan como referentes a mujeres anteriores a la existencia de mujeres libres, y que, con matices, distancias y todo tipo de críticas hacia el feminismo, veían o tenían en él un referente. Porque es cierto que el feminismo propiamente dicho nace en el seno de las mujeres burguesas, que eran mujeres excluidas de los privilegios que la burguesía tenía destinados a los hombres burgueses. Y también es cierto que, ese feminismo burgués que nace contra la desigualdad en el seno de la burguesía, escapa del control de dicha clase social y, a través del socialismo, permea a las mujeres de la clase obrera.

De ahí que las academias, no confundir con intelectuales, establecen fases que las califican de "olas".

Las compañeras revolucionarias también han explicado, y esto lo han expresado independientemente las que eran de un lugar o de otro, la organización de mujeres libres no tuvo buena acogida en parte de los compañeros anarquistas, porque argumentaban que esa lucha por la igualdad y contra el estado. Lo que no explica el sr "marlene", tal y como acertadamente hizo con el término "anarcofeminismo", es reconocer que esa hipotética lucha antipatriarcal que ya estaba dando el anarquismo, es más que improbable, pues el termino antipatriarcal, surge también con "la segunda ola", y con el llamado "feminismo radical de Peggy Kornegger y Cathy Levine, que, aunque el sr "marlene" niega que fueran anarquistas, Peggy sostenía "que el feminismo radical y el anarquismo son aliados naturales", y es una reconocida activista de anarcofeminismo que ha escrito ensayos como "Anarquismo; La conexión feminista" (https://es.wikipedia.org/wiki/Peggy_Kornegger)

Sobre Cathy Levine, más que decirles qué era o no era, como si tuviera la autoridad para juzgarla, lo que les sugiero es que lean sus palabras en "la tiranía de la tiranía" y decidan ustedes su grado de afinidad con las ideas anarquistas. Les sugiero que presten atención, porque se podría decir que ella ya propone un tipo de organización informal de mujeres (https://www.nodo50.org/mujerescreativas/Cathy%20Levine.htm)

Sr "marlene", le agradezco la oportunidad que me ha brindado, porque o bien usted ha remarcado y enfatizado que estas dos mujeres no eran anarquistas, y tengo la sospecha que lo ha hecho a conciencia. Si ustedes leen a Cathy, verán que hace una defensa de la organización sin líderes, y un tipo de organización en grupos pequeños, espontánea y descentralizada, justo como respuesta a otro en el que se criticaba ese tipo de organización horizontal (https://www.nodo50.org/mujerescreativas/Cathy%20Levine.htm)

Otra de las cuestiones de las que disiento, es esa particular interpretación que hace de las sufragistas. Es cierto que una de sus principales reivindicaciones fue el "derecho" al voto. Noten cómo se convierte en derecho, algo que es completamente innecesario, mientras que las cuestiones básicas de la vida, aunque incluso aparezcan reconocidas en la letra como derecho, no son protegidas como el hipotético derecho al voto. Pero siguiendo con la anterior cuestión, ese "derecho" al voto no se reclamaba para "conseguir un lugar dentro del estado", sino para estar en igualdad de condiciones que los hombres burgueses.

Otra apreciación que no recoge el texto del sr "marlene", y que debería de haberla visibilizado para evitar suspicacias, es que los hombres burgueses sí tenían ese hipotético derecho al voto, y por tanto, no tuvieron que convertirse en sufragistas. Es lógico y hasta evidente, que la mujer burguesa reclame los mismos derechos que el hombre burgués, y no los del hombre o la mujer trabajadora. Lo que demuestra la historia, es que la igualdad no es bien aceptada y acogida por una parte importante de la población, y que en su mayoría, suelen ser hombres.

No le voy a objetar nada acerca de lo que supone el poder, pero sí que le haré dos matizaciones. La primera que su interpretación de las palabras de Louise Michel, son muy personales suyas y no de Louise. Y la segunda, es que debería usted de entrar en debate con alguno de sus camaradas de la manada, acerca de cómo se entiende el poder, pues me consta que él estaba muy interesado en tener ese debate, y así podría aclararle algunas dudas que parecía tener al respecto, y aunque él se refirió al feminismo, el poder es el poder, y no es peor si está en manos de mujeres que si está en manos de hombres o de lo que una quiera y se sienta. Probablemente parte de esa "maldición" de la que hablaba Louise, esté relacionada con ello, y porque el poder, cuando aparece, es para ejercerlo y tiene demostradas y nefastas tendencias a la corrupción, el abuso, la injusticia, la represión...

Tampoco estoy de acuerdo que el "feminismo se encaminaba a considerar que la equidad se basaba en poder ocupar espacios de explotación antes en manos de los hombres". Su interpretación está viciada. Las mujeres burguesas, por lo general y salvo excepciones, no se postularon para cargos de poder político o empresarial, sino, entre otras cosas, para votar y ocupar el espacio público del que estaban excluidas. Y es en ese espacio donde adquirían su poder... Las feministas de clase trabajadora, lo que reclamaban era la equidad, y eso suponía tener acceso a los puestos de trabajo, a mejoras de las condiciones de ese trabajo y a la equidad con los hombres. Usted mezcla sufragistas y feministas, como si fueran lo mismo. Que las sufragistas fueran las primeras feministas no implica que todas las feministas fueran sufragistas. Es lógico que, las mujeres trabajadoras reclamaran también ese hipotético derecho al voto, pero no porque fueran burguesas, sino porque también querían integrarse, no en el estado como usted dice, sino en la sociedad y con pleno derecho.

Tal vez a usted no le parezcan importantes esos matices, pero lo son, porque explicándolo tal y como usted lo explica, la interpretación puede ser muy capciosa y los hechos demuestran que, desde mediados del siglo 19 hasta hoy, las mujeres que han sido estado o han tenido poder de explotación, no son numéricamente ni remotamente comparables con la cantidad de hombres. Si fuera como usted dice, en más de siglo y medio, se tendría constancia de más mujeres estadistas, y eso sólo es así desde épocas más recientes.

Quisiera que tuviera bien presente que mis comentarios no pretenden cuestionarle a usted, sino a los relatos que expresa y a sus argumentos. También quisiera que supiera que, por lo que he podido conocer a través de documentación, libros o propia experiencia, tengo formada cierta opinión acerca de ese feminismo que surge del comunismo autoritario, y que llega a infiltrarse en el tejido asociativo de la reivindicación y en el socio-laboral. Y sus dinámicas entraron en los movimientos sociales, y no lo hicieron desde estructuras horizontales, sino construyendo nuevas jerarquías que saltarían al control asociativo o a la política parlamentaria. Y parte de las formas de ese feminismo, acaban influyendo y reproduciendo en espacios y estructuras horizontales, no porque fueran autoritarios, sino porque no conocían otra forma dentro de lo que se consideraba alternativo.

Sin embargo, compañeras anarquistas que se encontraban en la misma posición de desconocimiento, arriesgaron para buscar y encontrar otros modos de relaciones, algunas de ellas erradas o fracasadas, pero otras abriendo formas no exploradas y más equitativas.

Ver el proceso histórico, relatando sólo esas formas autoritarias, es hacer como los defensores del patriarcado que inventaron la existencia de sociedades matriarcales, para decir después que fracasaron y que las válidas, fueron las que el poder estuvo en manos de los hombres.

Para ir concluyendo, me voy a quedar con una de sus frases: "Es terrible que mezclen dos contextos históricos distintos y dos grupos de mujeres luchadoras por otras metas...", aunque con el matiz que esos grupos del feminismo, no son dos, sino bastantes más.

Y puesto que usted habla de ir a buscar las palabras de las compañeras, habría sido un detalle de honestidad por su parte, haber puesto quienes eran ls que decían las frases entrecomilladas, pues diría que algunas son de su cosecha propia, y dudo mucho que usted sea una de esas mujeres revolucionarias.
Re: Jamás las pioneras anarquistas se llamaron a sí mismas feministas, por el contrario, le criticaron duramente.
16 mar 2019
"Exijo libertad para ambos sexos, libertad en la acción, en el amor, en la maternidad"

Emma Goldman

Si lo dijera hoy en dia sería tachada de mujer machista de derechas.

El anarcofeminismo debería valer para introducir ideas libertarias dentro de las corrientes feministas, no para introducir ideas estadistas dentro de los movimientos libertarios

"Equidad" estoy de acuerdo con tu comentario pero tu nombre genera rechazo, la palabra Equidad viene usándose como sinónimo de igualdad de resultados, una idea diametralmente opuesta a la igualdad de oportunidades. Los humanos no somos iguales, por lo tanto los resultados entre los humanos son desiguales, si quieres más equidad vas a tener que imponerlo, tendrá que haber un árbitro para decidir en qué aspectos hay que redistribuir, si amas la libertad no creo que la palabra equidad represente bien a tu persona.

"K" ¿Podrías indicar que es lo que te ha parecido tendencioso en particular?
Re: Jamás las pioneras anarquistas se llamaron a sí mismas feministas, por el contrario, le criticaron duramente.
17 mar 2019
Aliss saca la vena autoritaria que le caracteriza. Cuando alguien le critica es un violador.....su objetivo es cambiar la historia de lxs luchadorxs anarquistas. Todas las anarquistas en prisión se declaran anarquistas y no feministas pero el erre que erre a intentar cambiar la realidad. "Que la realidad no te pueda cambiar una buena portada, si hace falta se cambia la realidad".
Re: Jamás las pioneras anarquistas se llamaron a sí mismas feministas, por el contrario, le criticaron duramente.
19 mar 2019
Hitler te felicitaría:

"...usted vuelve a acercarse a la manada cavernícola que sólo expresa el "unga unga..." del estado del homínido anterior al sapiens." (Aliss)

Acaso esto no es un insulto (aun peor que racista), ya que ni siquiera esta refiriéndose a alguien, como si fuera "cavernícola"; sino como "anterior al sapiens"? HEMBRISTA y RACISTA... (A)!
Afegeix comentari ràpid Supervisar la moderació
Títol (En Minúscula Normal)
Nom El teu correu-e

Comentari

Codificació
Anti-brossa Introdueix el text a la casella:
Per afegir comentaris més detallats, o per carregar fitxers, mira a formulari complert de comentaris.
CNT Girona