Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
informacions des de la guerrilla colombiana
05 set 2003
El Comandante Nicolás Rodríguez Bautista (ELN) fue entrevistado por William Parra
de la revista Cambio. El Correo del Magdalena reproduce dicha entrevista
publicada el 31 de agosto del presente año.
Mes y medio después de que el presidente Uribe gobernara desde Arauca, terminó una nueva asamblea del Frente de Guerra Oriental del ELN. Más de 3.000 guerrilleros definieron los nuevos derroteros y planes estratégicos de
la organización para enfrentar la estrategia militar del gobierno en esa zona del país. Allí, el comandante político de la organización, Nicolás
Rodríguez Bautista, conocido como Gabino, dialogó con CAMBIO.

CAMBIO ¿Por qué decidieron unirse con las FARC?

Nicolás Rodríguez: Los revolucionarios de verdad siempre buscamos la unidad; es un proceso necesario para el futuro de la patria. La unión con las FARC es un paso muy importante que estamos anunciándole al país. Es un acto serio
hacia la superación de limitaciones, de dificultades. No podemos, como insurgencia, ser inferiores a la urgencia unitaria que reclaman el proceso colombiano y el latinoamericano. Creemos, con las FARC, que es mejor producir hechos. Que las palabras sean la confirmación de ellos. Fue una reunión del máximo nivel de dirigencia de las FARC y el ELN.


¿Cuáles son los propósitos de la unión?

Son encuentros dentro de procesos que se remontan a muchos años, quizás a los años en que estaban vivos Jacobo Arenas y Manuel Pérez, y había otras
organizaciones. Hemos caminado senderos de lucha que hoy retoman con más fuerza la insurgencia, las FARC y el ELN. Es el fruto de grandes esfuerzos de búsquedas, de aproximaciones, en los que se suman fuerzas para enfrentar a los enemigos del pueblo y de los revolucionarios.


¿Con el pacto de unión, cuál es el futuro de estas organizaciones?

El ELN y las FARC son organizaciones con casi 40 años de historia, nacidas ambas en el año 64. Tienen su historia y seguirán con ella, con su bagaje y sus particularidades. Hemos valorado la unidad y la hemos interpretado como una forma de acopiar propósitos, planes de trabajo y objetivos comunes. Pero, por supuesto, cada organización sigue existiendo y desarrollándose con sus particularidades propias. No se trata de una fusión, se trata de ponernos de acuerdo en cómo actuar en la lucha para, de la mano, enfrentar
al enemigo.


¿Podría decirse que el gobierno de Uribe logró lo que parecía imposible?

No solo el Gobierno y quizás eso no es lo más importante. Son realidades, circunstancias. Los dirigentes y los miembros de estas organizaciones
sentimos que es indispensable la unidad para continuar la lucha. El himno del ELN dice que la unidad es un gran parte de victoria y en ese sentido es que la hacemos. No se trata de un golpe publicitario, sino de registrar ante
el país desarrollos que se producen en medio de las realidades complejas de la lucha. Somos capaces de ponernos de acuerdo, de aclarar las dificultades, de decirnos las verdades y de poner por encima la unidad revolucionaria para
avanzar. Eso es lo más importante.


¿Hay alguna posibilidad de diálogo con el Gobierno?

Uribe prácticamente descartó el diálogo con la insurgencia, para colocarse de cara a un proceso con sus socios, sus amigos los paramilitares. Cambió las reglas del juego que establecieron los gobiernos anteriores, cuando la insurgencia tenía estatus político y ello daba la posibilidad de dialogar. Estamos ante un gobierno altamente reaccionario, que representa los intereses de los capitales internacionales y los más retrógrados de este país. No se trata de una fusión, se trata de ponernos de acuerdo en cómo actuar en la lucha para, de la mano, enfrentar al enemigo.


¿Estarían dispuestos a dialogar si cambian las condiciones?

Queremos reafirmar que un diálogo con la guerrilla no es para entregar las armas, no es para encontrar la paz de los sepulcros, es para encontrar salidas serias de futuro en un país donde quepamos todos. No vamos a producir frustraciones en un diálogo planteado en las circunstancias expresadas por el gobierno actual, porque no conducen a ninguna parte. El gobierno sólo pretende llevar a la guerrilla a la mesa en condiciones de rendición.


Las FARC han dicho que están dispuestas a dialogar con la iglesia. El ELN
¿con quién estaría dispuesto a hacerlo?

Con todos los sectores sociales y políticos que tengan una postura realista y seria frente a la búsqueda de una salida política al conflicto. Por
supuesto, con la iglesia, los países amigos, la Comisión Nacional de Facilitación y los distintos sectores, tanto del país como del exterior, que
han propendido por una salida política seria.


En el caso de las FARC, el gobierno ha propuesto la intervención de la ONU ¿Aceptaría el ELN sus buenos oficios?

No descartamos posibilidad alguna y consideramos que todas las alternativas son válidas. Creemos que lo primero sería comenzar por un proceso de
acercamientos con los sectores nacionales más cercanos y con la gente que ha estado interesada y sólo en la medida en que estos vayan dando resultados podemos ir ampliando la gama de interlocutores para una salida política.


¿Cómo ve la negociación del Gobierno con los paramilitares?

Un proceso de paz es serio cuando se da entre bandos contrarios. El mal llamado proceso de paz con los paramilitares es un diálogo de amigos, de
partes coordinadas para enfrentar a la insurgencia. Las acciones de los paramilitares, que han sido masacres de organizaciones y de dirigentes populares, son en defensa del Estado. El diálogo con ellos es una pantomima, un engaño. Tal y como van las cosas, es el camino hacia la más grotesca impunidad, que comienza a plantearse desde el mismo Gobierno que jalona un proyecto de perdón y olvido, y no habla en términos de categorías políticas.


El Gobierno ofrece perdón y olvido a los grupos alzados en armas, y ustedes son uno de ellos...

Eso de que es una ley general es carreta. Es el cuento que quieren vender, como el que echaron sobre el peligro que representaba Irak para el mundo. Son de esas mentiras que, dichas mil veces, algunos se comen. Es un acuerdo de los paras con Uribe, con quien hay compromisos. Lo único que se busca es legalizar las inmensas fortunas paramilitares amasadas con la exportación de coca y heroína.


¿Cuál será la actitud de la insurgencia frente a las zonas donde se concentrarían los paramilitares durante la negociación?

Dadas las características de este ­mal llamado­ proceso, la insurgencia no tiene ningún tipo de compromiso que le impida defender sus territorios para enfrentar al paramilitarismo. De ninguna manera respetaremos esas denominadas zonas de concentración.


¿Al ELN cómo lo han afectado las deserciones?

Las bajas y las deserciones son las que generalmente se dan en el curso de una guerra. No hay una situación particular que haya agravado la situación. Lo que hay es una gran orquestación, una gran campaña, porque el Presidente quiere mostrar resultados para cumplir los dictados de Estados Unidos.


¿El ELN no está debilitado?

Nuestra fuerza está intacta. Si estamos tan mal y estamos a punto de desaparecer, no tiene por qué haber tanta preocupación del gobierno. Si así
fuera, entonces ¿por qué siguen creciendo las Fuerzas Armadas? ¿Por qué siguen creciendo la inteligencia y los volúmenes de armamento? Cuando murió Camilo Torres dijeron que el ELN había desaparecido. Cuando la Operación Anorí, en el 73, nos anunciaron la desaparición. Pero aquí estamos y aquí seguiremos.
Mira també:
http://www.aporrea.org

Comentaris

Re: informacions des de la guerrilla colombiana
28 nov 2004
buenas, quisiera saber una cosa
los colombianos de la guerrilla tienen problemas con los colombianos, pero aqui en Venezuela nosotros no tenemos problemas con nadie, incluso apoyamos a nuestro gobierno, pero nos secuestran a nuestra gente y los propios venezolanos sufrimos enormemente por esta situación, quisiera saber que le hemos hecho nosotros a la guerrilla, es que acaso no fue suficiente el sacrificio de Simon Bolivar por los 5 paises independizados por este, no fue ya suficiente sangre derramada?
muchas gracias
espero su respuesta
Sindicat