Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió : mitjans i manipulació : pobles i cultures vs poder i estats
¿Constitucionalistas o nacionalistas?
05 set 2003
¿Constitucionalistas o nacionalistas?
x Pedro Pablo Arrinda - Profesor de Historia Gara 5.09.03
Las continuas y repetidas declaraciones de los llamados constitucionalistas criticando el plan Ibarretxe sin haberlo analizado demuestra un nerviosismo político de mínima sustentación racional, más bien fundamentado en la expresión rancia del inequívoco, genuino y omnipresente sentimiento patriótico español.

En primer lugar, existe un error muy generalizado en la política, auspiciado por los medios de comunicación, en la apreciación semántica que divide y cataloga las ideas entre «na- cionalistas» o «constitucionalistas». Se da, así, por supuesto que quienes defienden el plan Ibarretxe no son constitucionalistas, sino nacionalistas con toda clase de adjetivos: xenófobos, étnicos, radicales, retrógrados, intransigentes, maquiavélicosŠ como pueden comprobar de indudable signo negativo e hiriente. En cam- bio, aquellos que muestran su rotundo rechazo al plan son catalogados como constitucionalistas, y por ende no nacionalistas, con una serie de adjetivos bien distintos a los anteriores: demócratas, tolerantes, progre- sistas, solidariosŠ Pero nunca serán tildados o adjetivados como nacionalistas; tanto los políticos como las mass media intentan evitar, y lo han conseguido, este concepto de uso exclusivo para denominar a lo vasco.

La realidad, en cambio, es bien distinta. Los partidos políticos españoles como algunos sectores del PSOE, y sobre todo el PP, así como ciertas plataformas, defienden a ultranza el concepto constitucionalista en oposición al plan Ibarretxe, argumentando que dicho plan rompe el consenso democrático, generando unilateralmente la secesión, quebrando así el equilibrio político del Estado.

En cuanto a la primera característica del plan como ruptura del consenso democrático, se debe puntualizar que dicho plan representa justamente todo lo contrario, más bien es una apuesta del ejercicio democrático, ya que únicamente se trata de debatir y aprobar propuestas de forma democrática y fuera de cualquier escenario de violencia.

Sobre la secesión unilateral, bien claramente ha remarcado el lehendakari que éste no es el método para definir su plan, el cual está basado en el espíritu del consenso. La mayoría de lo medios de comunicación, por supuesto, han hecho oídos sordos a estas declaraciones. Lo que verda- deramente preocupa a estos fervientes constitucionalistas es que se les cuestione democráticamente el concepto que ellos tienen sobre la nación española inalterable y eternamente universal. Así, en nombre del antinacionalismo, se convierten en los defensores más radicales de la nación española. Por tanto, claramente se les puede calificar de nacionalistas españoles, en vez de constitucionalistas. Este término puede llevar a un equívoco, porque si existiese una Constitución basada en la nación vasca, a los hoy llamados nacionalistas también se les podría denominar constitucionalistas, y se da el caso de que a los alemanes, ingleses o franceses nadie les califica de constitucionalistas.

Lo que realmente tratan de salvaguardar por encima de todo es su concepto de nación. En algunos casos me ha sorprendido el carácter tan exacerbadamente nacionalista de Fernando Savater en su defensa a ultranza del concepto de nación española expresado en la Constitución. Esperaba de él, por su carácter intelectual, más abierto a otras perspectivas, más racional, menos sentimental. Ello no es óbice para solidarizarme con él por su situación de inseguridad que padece, aunque se ha de apuntar que en su misma situación también existen nacionalistas vascos, pero los medios de comunicación españoles resaltan la injusticia de los primeros y silencian conscientemente la de los segundos.

Es curiosa la forma con la que esta corriente intenta ocultar su carácter nacionalista criticando al nacionalismo vasco de la creciente inseguridad y la coincidencia de sus fines con los de ETA. Pero, ¿acaso el GAL no se creó para la defensa extrema del constitucionalismo, tesis tantas veces afirmada por Barrionuevo? ¿Es, por tanto, un filoterrorista aquel que la defiende por su coincidencia con los fines del GAL?

La idea de la nación vasca fue básicamente potenciada a principios del siglo XX, muchos años antes de la creación de ETA. O es que, ¿si ETA proclamase que fumar perjudica la salud, todos deberíamos empezar a fumar, ya que de lo contrario coincidiríamos con su tesis? Por favor, seamos más serios.

Y en cuanto a la inseguridad. ¿No existe ésta en Navarra? En cambio, no se aprecia ninguna crítica visceral a su Gobierno. ¿ No será su coincidencia con el concepto de nación española tan claramente visualizado en el desprecio cultural a lo vasco?

Pero lo más preocupante de esta corriente constitucionalista o nacionalista española es su carácter antidemocrático y violento. Reiteradamente han anunciado que no aceptarán ninguna resolución que democráticamente tome la sociedad vasca, anulando incluso el Estatuto vasco, hoy en día in- cumplido por aquellos que tan fervientemente lo defienden. Y si llegara el caso, a más de uno se le ha pasado por la cabeza, aplicarían el artículo octavo de la Constitución, el cual otorga al Ejército la defensa de la indivisible nación española. Es decir, el uso de la fuerza. Lo democráticamente manifestado por el pueblo vasco se intentaría suprimir bajo una acción armada.

Espero que reine el sentido común y todo lo que pueda ser debatido lo sea de forma racional, donde todas las ideas, cuales quiera que sean, sean tenidas en cuenta para una reflexión sin ningún tipo de condicionante exterior a la palabra. -
Mira també:
http://www.kaosenlared.net
http://www.kaosenlared.net/enlaces.html

Comentaris

Re: ¿Constitucionalistas o nacionalistas?
22 nov 2003
Per desgràcia a tot arreu couen faves i a tot arreu els medis d'informació esdevenen medis d'intoxicació i a favor del poder establert.
Lo d'Espanya no te remei, fa 300 anys que ho practiquen i no ho abandonaran voluntàriament, però que me'n dieu de Catalunya.
Nomès cal llegir l'AVUI per adonars'en dels danys ocasionats a la pluralitat política prostituint el terme: NACIONALISTA, ara resulta que CiU son més independentistes/nacionalistes que ningú malgrat haver pactat tota la vida amb el PP "constitucionalista", i aquí no ha intervingut ningú més que el Sr. Pujol en solitari i en tan sols 23 anys.
I és clar que quan és tenen uns mestres com els espanyols, els alumnes espabilats aprenen depressa

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more