Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Represión judicial en el estado francés
13 gen 2019
Una pequeña muestra de la represión judicial a la revuelta en el estado francés con la traducción del resumen de un juicio a dos personas en Foix, al norte de los Pirineos.
La "comparution immédiate" ("comparecencia inmediata") es un juicio que se celebra tras la detención, por lo general un par de días después de los hechos. La ley francesa permite al/la acusadx rechazarla y ser juzgadx más tarde (unas semanas después), pero el sistema judicial vende a lxs acusadxs que rechazar este juicio inmediato implica entrar en prisión preventiva al aducir riesgo de fuga. Sin embargo, estos juicios suelen ser una carnicería, un ejemplo crudo de que maderxs, juezxs y fiscales viven en guerra contra nosotrxs. A pesar de la cantidad de octavillas antirrepresivas difundidas en distintos lugares, muchxs de lxs detenidxs declaran en comisaría y aceptan estos juicios.



En la tarde del miércoles 2 de enero, el tribunal de Foix hizo comparecer a dos hombres de 25 y 30 años, por degradación con incendio del peaje de Pamiers (ciudad entre Foix y Toulouse) y ocupación no apropiada de zona de carretera. Vistos los antecedentes penales de ambos acusados, el abogado de la defensa, Baby, les aconsejó aceptar la comparecencia inmediata, estimando que podría apelar a la humanidad del tribunal para evitarles la encarcelación inmediata. Como mear en un violín...

Los dos acusados son precarios, uno es un trabajador pobre sin vivienda y el otro trabaja en curros temporales, y el tribunal no se privará de apoyarse con insistencia en lo que llama el perfil de los acusados. Ambos tienen condenas por hurtos y conducir sin carné. Fiscal y juez insisten en coro sobre "el nivel de mindundis de los acusados". A lo que uno de ellos responderá al final de la vista "no somos bestias tontas, no paramos de pensar". La treintena de solidarixs en la sala no se muestra reverenciosa frente al tribunal y no duda en reaccionar. Una asistente es expulsada por haber respondido, según el fiscal, que el empleo de las balas de de goma era también un atentado a la seguridad de las personas.

El fiscal pidió una pena de 8 a 9 meses de prisión firme para ambos chalecos amarillos.

Ciertamente, la defensa no era fácil, pues los dos hombres reconocieron y explicaron con detalle los hechos durante la detención; en el caso de uno, tras haber sido presionado por la policía para no dejar pringar solo a su compañero.

El abogado optó por una defena política con un discurso sobre la violencia como "manera de hacerse oír", no dudando en evocar a los segadores de transgénicos o inculuso a la ZAD de Notre-Dame-des-Landes como ejemplo. Las últimas palabras del abogado no convencieron al tribunal ("den el mensaje firme que conviene, pero dejen sitio a la humanidad" para "dejar a los condenados regresar a sus casas").

Los dos hombres fueron encarcelados el miércoles por la noche, con una pena de 3 meses de prisión firme y 6 meses de condicional con obligación de trabajar (si no trabajan durante los 6 meses, de vuelta al talego), más 150 euros de multa para cada uno.

Solidaridad con lxs prisionerxs y lxs suyxs.

This work is in the public domain
Sindicat