Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Maig»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: sexualitats
La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
29 des 2018
2005 / En 1971 abrí el primer refugio del mundo para víctimas de la violencia doméstica. Estuve trabajando en un pequeño proyecto de comunidad en Chiswick, un suburbio de Londres, cuando una mujer entró y me enseñó sus arañazos. La llevé a casa esa noche y desde entonces mujeres con sus hijos aparecían en la puerta. Mi pequeño centro comunitario se convirtió en el primer refugio del mundo para víctimas de la violencia doméstica.
La_violencia_doméstica_no_es_una_cuestión_de_sexo.pdf
La violencia doméstica no es una cuestión de sexo.pdf (35,25 KiB)
Porque, desde el principio, yo era consciente de que la violencia doméstica no era una cuestión de sexo. Abrí un refugio para hombres en el Norte de Londres, que cerró por falta de apoyo y financiación. Yo era consciente de que, de las primeras cien mujeres que entraron en el refugio, sesenta y dos eran tan violentas, o en algunos casos más violentas, que los hombres que habían dejado atrás. Escribí mis averigüaciones en “Un Estudio Comparativo de las Mujeres Maltratadas y las Mujeres Proclives a la Violencia”, todavía sin publicar.

Creo que la violencia en las relaciones interpersonales es un patrón de comportamiento aprendido en la temprana infancia. Algunos chicos que son expuestos a la violencia de manos de sus cuidadores primarios, generalmente madres y padres, internalizan el comportamiento abusivo y en adelante utilizan la violencia y el abuso como una estrategia de supervivencia.

En el refugio, me encontré que estaba enfrentando dos problemas diferentes. Algunas mujeres eran victimas “inocentes” de sus parejas “violentas”: ellas necesitaban refugio, confort y consejo legal muy rápidamente. Incluso si ellas volvían con el compañero violento en algunas ocasiones, se separaban del abuso y salían para crear un nuevo estilo de vida no violento.

Otras mujeres, por el contrario, eran “víctimas de su propia violencia”, la mayoría de ellas habían experimentado violencia y abuso en la infancia. Tenían una historia de relaciones violentas y a menudo antecedentes criminales. Necesitaban no solamente consejo legal y refugio, sino también consejo profesional para ayudarlas a terminar con sus propios antecedentes abusivos, para que no continuasen volviendo a las relaciones violentas y abusivas reemplazando al compañero violento casi inmediatamente por otro, condenando por tanto a sus hijos a años de abuso.

Las mujeres que no son violentas en sí mismas encuentran extremadamente difícil compartir acomodo con las mujeres que son, no solamente abusadoras, sino también violentas con sus propios hijos. Muy rápidamente, tan pronto abrí otros refugios y analicé a las mujeres violentas y a sus hijos, opté por acoger a estas mujeres proclives a la violencia y creé una gran comunidad terapéutica, que intentaba ayudar a las víctimas que eran violentas por sí mismas.

Tuve un acuerdo recíproco con aquellos refugios, para que acogieran a las mujeres que no tenían necesidad de nuestra comunidad terapéutica. Teníamos algunos proyectos importantes, pero los más valorables fueron nuestro segundo estadio de casas, donde las mujeres podían moverse en grupos de cinco mujeres con sus hijos, y compartir unas con otras el tiempo hasta que fueran realojadas.

El grupo de ayuda y hermandad en las casas ayudó a las mujeres muy vulnerables y sus hijos a encontrar sus raíces. Ya que fueron alojadas dentro de un cierto área, el segundo estadio de alojamiento estaba siempre allí para ofrecerles ayuda, y el centro de crisis tenia incluso la puerta abierta. Si una mujer se encontraba en dificultades o en una relación violenta, siempre era bienvenida en la casa madre de Chiswisk.

Mi argumentación con el movimiento feminista

En 1969 vi la primera manifestación de los colectivos feministas en Inglaterra. Al mismo tiempo que yo abría mi refugio, el movimiento feminista estaba buscando financiación y una causa justa. Ellas redefinieron los idearios marxistas y declararon que eran los HOMBRES (los patriarcas), no el Capitalismo, los que mantenían las ventajas del poder sobre las mujeres y los grupos minoritarios (el proletariado). Todos los hombres eran ahora el enemigo. La vida familiar era un lugar peligroso para las mujeres y los niños, porque los hombres utilizaban la violencia física y emocional para mantener sus ventajas de poder, y las mujeres solamente reaccionaban violentamente en defensa propia.

Harriet Harman, Anne Coote y Patricia Hewill expresaron sus creencias en un escrito de política social llamado "La vía familiar": “no puede [dijeron], por tanto, asumirse que los hombres están ligados a ser un atractivo para la vida familiar, o que la presencia de padres en las familias es necesariamente un medio para la armonía y cohesión”. Estos sentimientos animaron al movimiento feminista radical a manifestar que todos los hombres y niños eran violadores y maltratadores en potencia”.

Anna Coote y Beatrix Campbell, en su libro "Dulce Libertad", ven (feministas) la violencia doméstica como una expresión del poder que los hombres empuñan sobre las mujeres, en una sociedad donde la dependencia femenina fue construida dentro de la estructura de la vida diaria. De su propia extensa experiencia de trabajo en los refugios, ellas concluyen que la esposa maltratada no era la práctica de unos pocos desviados, sino algo que podía emerger en el curso "normal" de las relaciones matrimoniales, y para "limitar cualquier refugio o ayuda a las mujeres y los hijos’. A los hombres no se les permite trabajar o visitar los refugios, y a ningún hombre se le permite sentarse en ningún Comité de los refugios afiliados a la "Federación Nacional de Ayuda a Mujeres”. Aquellos refugios que no cumplen con la ideología feminista reconocida por la Federación, se les niega la afiliación. Muchos de los niños varones de sus refugios superan los doce años.

A mediados de los años 1990, por primera vez se hizo el "Primer Estudio Británico del Delito" (British Crime Survey), y el Ministerio del Interior registró las víctimas masculinas de la violencia doméstica. Lentamente se hizo evidente que los estudios académicos de todo el mundo estaban empezando a refutar los hallazgos de las agencias feministas, que habían mantenido como estrangulado al movimiento mundial de refugios. Lentamente, me empezaron a pedir que hablara en varios foros sobre la Violencia Doméstica, y a grupos de hombres, sobre el hecho de que la violencia doméstica no era y no ha sido nunca una cuestión de sexo. Un gigantesco plan propagandístico ha sido perpetrado y se han producido insostenibles estadísticas para alimentar una desastrosa y dañina política ideológica, que ahora es una industria de un billón de dólares en todo el mundo, que discrimina contra muchos padres y hombres inocentes.

El presente

Recientemente me han enviado un artículo de Donal Dutton, "Agresión y comportamiento violento", volumen 10, tema 6. En este artículo, Don Dutton revisa una amplia lista de literatura sobre el tema de la violencia doméstica.

Ya que yo creo que la violencia interpersonal es un patrón de comportamiento aprendido en la infancia temprana, encuentro que los argumentos de si los hombres atacan primero a las mujeres o las mujeres a los hombres, es irrelevante. Ambos sexos son lesionados cuando se exponen a la violencia y cualquier sexo puede convertirse en víctima o agresor. Mucha de la violencia puede ser consensuada, es decir, ambos compañeros son violentos creyendo cada uno que el otro es el agresor.

Dutton dice que “los estudios sugieren que este quemado argumento sobre el sexo no está demostrado empíricamente, porque el comportamiento de ambos compañeros contribuye al riesgo de abuso significativo de la pareja, y ambas partes deben de ser tratadas”.

En su conclusión Dutton dice: “Al mismo tiempo, uno tiene que preguntarse si las feministas están más interesadas en disminuir la violencia dentro de una población o en promocionar una ideología política. Si están interesadas en disminuir la violencia, debería de disminuirse en todos los miembros de una población y por los medios más efectivos y útiles posibles. Esto significaría un acercamiento tratamiento/intervención”.

Ésta era la aproximación que se practicaba en el refugio de Chidwisk, donde hace treinta años me di cuenta de que, para algunos niños nacidos en violentas y a veces abusivas familias, a menos que se adoptara un método terapéutico, muchos de estos niños crecerían para repetir los patrones de sus progenitores.

La tragedia para mí es que tuve la visión de que la gente que estaba infectada por una crianza disfuncional y violenta podía encontrar un lugar que les ofreciera la oportunidad de aprender a vivir en paz y armonía. [Pero] este sueño fue destruido, junto con todos mis proyectos y evidencias. El movimiento feminista rechazó resolutivamente cualquier argumento en el que las mujeres pudieran tener responsabilidad en su elección de relaciones. La imagen de mujeres como víctimas, como indefensas e infantiles dependientes de los brutales hombres a lo largo del mundo, ha dañado las relaciones entre los sexos. La idea de que la familia es un peligro para las mujeres y los niños, ha destrozado mucho de nuestros tradicionales conceptos sobre el matrimonio. La feministación de la familia y de la sociedad Occidental ha causado que los hombres se conviertan en unos parias y en una fuente de ridículo a los ojos de sus hijos.

Traducido con permiso expreso de la autora por Antonio Luengo Dos Santos.

fuente: http://www.psicodinamicajlc.com/articulos/varios/pizzey1.html?zoom_highl

Notas relacionadas:
· ¿Violencia de género? (artículo ocultado en Indymedia Barcelona y eliminado de Indymedia Argentina por ser supuestamente una justificación de la violencia patriarcal, es decir el o la administradora usa unas gafas muy particulares para determinar lo que es violencia o no, y lo que es peor aún, acusar con el dedo a un autor que intenta ir al fondo de la cuestión psicológica de los asuntos, sea cual sea el tema en cuestión. Baste visitar la web de José Luis Cano Gil para comprender cabalmente lo que el o la administradora intentar parcializar y ocultar)

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/523104
Mira també:
https://ecotropia.noblogs.org/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
29 des 2018
Sr de "la manada" de esta web, parece que es Erin Pizzey quien tenía esa absurda idea de que la violencia tiene algún "sexo", y no los feminismos o las mujeres que luchamos por la igualdad.

Erin Pizzey habla de lo evidente como si fuera algo ocultado a la razón. La cuestión no es cuál es el sexo de la violencia, sino quiénes, en esos primeros años de sus vidas, han crecido bajo el aprendizaje o el culto a esa violencia.

Dígannos señores de "la manada" de esta web, ¿a qué jugaban ustedes de pequeñitos, y a qué sus hermanas y amigas? Y no me vengan con la historia de que ustedes tienen un amigo negro u homosexual, o que había una niña que golpeaba con ustedes un balón, porque no se trata de "demostrar" que también hay mujeres capaces de hacer lo que sea, sino de reconocer de quienes provienen habitualmente las violencias... ¿De los hombres como originariamente dice que creía Erin Pizzey, o de un sistema que educa e interfiere de manera muy diferente en el desarrollo de cualquier persona?

En cuanto a ese texto que tanto les ofende que haya sido moderado, sólo hay que recabar un poco de información sobre el autor. Sí, ustedes que siempre se sienten tan ofendidos por socialdemócratas, burgueses, capitalistas, etc..., en esta ocasión no tienen reparo alguno en instrumentalizar un texto de un psicoterapeuta convencido y defensor de ese sistema del que ustedes tan falsamente reniegan. Buena parte de esas psicoterapias "humanistas", recogen el legado de las filosofías new age que tanto han fortalecido a las burguesías, al individualismo y al capitalismo, neutralizando toda capacidad combativa colectiva, con cuestiones como la exclusividad del "crecimiento emocional personal", de la misma manera que ustedes excluyen toda lucha en nombre de una supuesta y exclusiva lucha de clases.

Y por supuesto que esta es mi opinión, pero fundamentada en las palabras del propio blog de dicho psicoterapeuta y en las que sustentan los discursos de ustedes, los señores de "la manada" de esta web.

Y sobre la validez y credibilidad del texto que ustedes replican, como si fuera palabra "divina" o parte de alguna "sagrada escritura", basta echar una mirada a los títulos de sus escritos, en algunos de los cuales podemos leer "la madre tóxica", "la madre basura" o "una madre que no ama a su hijo/a", siendo la figura del padre un gran ausente y teniendo una visión eurocéntrica de su modelo familiar.

Pero ya que el presente texto hace referencia a la ausencia de "sexo" en la violencia, podemos leer cómo el psicoterapeuta, en medio de todos sus artículos, afirma que "los hombres se han especializado en la codicia y la agresión en lo social" o lo que podríamos interpretar como que a pesar de que la violencia no tenga sexo, sí que hay un sexo que se especializa en la codicia y la agresión. Y vaya por delante que esa no es mi opinión, sino la del psicoterapeuta cuyo texto ustedes difunden por claros intereses espurios.
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
29 des 2018
Buenas Aliss:

Erin Pizzey es hija de una pareja que se maltrataba mutuamente, lo que significó que Erin perdió su infancia, responsabilizando tanto al padre como a la madre de las amarguras sufridas como hija de padres violentos.

Al hacerse adulta Erin se decidió a sanar a las personas que estaban en relaciones tóxicas de pareja, justo cuando surgió el paradigma capitalista feminitario, primero en los países centrales de la acumulación. Este modelo, que desalojaba a las feministas del feminismo para establecer el toyotismo en la Esfera de la Reproducción, buscaba, entre otras cosas, desviar las contradicciones generales capitalistas hacia la propulsión de la competitividad en las familias proletarias, para lo cual, osea, para impulsar el toyotismo en el seno de la comunidad de las clase del Obrero Social y combatir a este, ya en abierta descomposición la figura del tipo Obrero Fordista, fundamentó un relato en el que los hombres asalariados, - qué decir de los parados y los precarios -, de pronto eran presentads como los explotadores, pero, en cambio, las mujeres proletarias encontrarían su liberación precisamente haciéndose asalariadas (federicismo).

Erin apareció con su interpretación cooperativista domestica en el medio de este despliegue discursivo y praxístico de las clases medias neomalthusianas y el capital agiornado toyotista social y feminitario, y fue barrida del panorama a toda velocidad al no ser productivos su praxis y su discurso para establecer la nueva disciplina y mando del capital sobre el proletariado.

¿Cuál es, sin embargo, el problema raiz en la interpretación y los límites de la praxis de Erin? Creo que están a la vista en su propio texto; las mujeres que iban a su centro de cogida en realidad no tenían donde ir, no disponían de medios materiales propios. ¿Por qué? Porque en realidad las mujeres maltratadas (incluyendo a las maltratadas maltratadoras) sí tienen una diferencia con los hombres maltratados, que consiste en que ellas avanzan la actividad productiva combinada a la actividad reproductiva, lo que en el caso de las mujeres proletarias marca una diferencia aún más profunda, de manera que una parte de las irritaciones y del estres producto de la explotación y sus incrementos, causantes de la elevación de los niveles de agresividad domésticos proceden de su condición de clase explotada, y así de las contradicciones en el aparato productivo y de las adaptaciones de la Esfera de la Reproducción a este.

Inmediatamente ya no hablamos únicamente de cuidados paliativos y sanación de la persona en centros de acogida al estilo Pizzey sino también de superación de la explotación y la marginación. Por esto, el modelo que propone Jose Luis en torno a la sicodinámica, que al menos no desconoce que hay una dinámica sicológica adapatativa a las alternativas y coyunturas en la acumulación de capital, ofrece, a igual que Erin, solo un paso intermedio, que sin cambios estructurales de mayor alcance no resolverían esas contradicciones que conducen al incremento o permanencia de la toxicidad de las relaciones familiares y de pareja en el capitalismo, todavía hoy deudarizador, feminitario y toyotista comtemporaneo, aunque ahora tendente a la robotización.
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
30 des 2018
hola Aliss, te respondo a esto: "Erin Pizzey habla de lo evidente como si fuera algo ocultado a la razón. La cuestión no es cuál es el sexo de la violencia, sino quiénes, en esos primeros años de sus vidas, han crecido bajo el aprendizaje o el culto a esa violencia."

Erin Pizzey tambien habla de como el movimiento por la liberacion de la mujer se convirtio en un lobby milionario a costa del drama del maltrato domestico, negando su causa y perpetuando el problema para seguir chupando del bote para siempre. Estoy de acuerdo que esto tambien es evidente y obio, tanto como personas como tu intentan ocultarlo de la razón.

Pizzey insiste en que la violencia es un fenomeno transgeneracional de patrones de comportamiento aprendidos en la niñez y que para romper con el ciclo es importante ayudar a las madres a dejar de ser violentas con sus hijos para que no se conviertan en los maltratadores del futuro. Tambien insiste en la importancia de que los niños tengan referentes masculinos sanos. Por esto y no por ser reformista y cristiana Erin Pizzey es odiada por las feministas.
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
30 des 2018
Señores de "la manada" de esta web, hay cuestiones más que dudosas en el texto y en sus comentarios. La "biografía" de Erin Pizzey que nos regala el sr ".", rebosa de contradicciones. Dice el sr "." que "Erin perdió su infancia..." por las violencias domésticas familiares. Erin explica que abrió "el primer refugio del mundo para víctimas de la violencia doméstica". Quisiera destacar que es poco menos que dudoso abrir un refugio para "víctimas de la violencia doméstica", y luego dar cobijo a las victimarias. Eso es una de las cuestiones que relata Erin para justificarse, diciendo que "de las primeras cien mujeres que entraron en el refugio, sesenta y dos eran tan violentas, o en algunos casos más violentas, que los hombres que habían dejado atrás" ¿Cómo se explica eso? ¿Cómo sabe Erin que algunas de esas mujeres eran aún más violentas que los "hombres que dejaban atrás"? ¿Tuvo Erin oportunidad de conocer a esos hombres, o proyectaba sus experiencias familiares de la infancia en esas mujeres?

Más cuestiones de las que ustedes no quieren hablar para desviar la atención hacia otro lugar y confundir con conmovedoras o disparatadas historias sobre la interpretación del mundo y la realidad. Erin dice que "algunos chicos que son expuestos a la violencia de manos de sus cuidadores primarios, generalmente madres y padres, internalizan el comportamiento abusivo y en adelante utilizan la violencia y el abuso como una estrategia de supervivencia". ¿Quiere eso decir que esos algunos y algunas son violentos y violentas, pero ella, que vivió también esa violencia entre sus padres, no lo es?

Y aquí quiero destacar ese "ALGUNOS", porque es completamente indeterminado y nada concreto, y puede dar pié a una interpretación determinista de la que no es posible escapar al destino de su "cuna" de nacimiento, una forma de pensamiento tan reaccionaria como ultraconservadora, que afirma que las clases sociales condicionan sin remisión ni posibilidad de cambio nuestras vidas.

Afortunadamente Erin no es tan reaccionaria y ultraconservadora como ustedes y reconoce que hay "ALGUNAS" mujeres víctimas de sus parejas "violentas" (un reconocimiento con la boca pequeña, pues pone violentas entre comillas.

Luego destaca a "otras mujeres", a las que también considera como "víctimas" y no como victimarias, "víctimas de su propia violencia" (también entre comillas). Erin reconoce abiertamente que estas "otras mujeres", "la mayoría de ellas habían experimentado violencia y abuso en la infancia", aunque no explica de quiénes provenían esas violencias y abusos en sus infancias.

Para quienes les interese hacer una lectura crítica del texto de Erin, quisiera comentarle que precisamente, cuando se refiere a esas "otras mujeres", alude a sus compañeros como violentos... Erin viene a reconocer que las verdaderas víctimas de esas violencias, provengan de quien provengan, son los hijos y las hijas que crecen y se desarrollan en ese ambiente. Por tanto, más que de sexos, la violencia doméstica y la familiar, son una cuestión de ejercicio de poder desde estructuras jerárquicas, tales como las que se presentan en sociedades totalitarias, patriarcales y/o capitalistas.

Otras de las cuestiones que reconoce Erin sin mencionarlo, es que esas mujeres que ella dice violentas, podían convivir con otras mujeres sin ejercer violencias y abusos. ¿Se podría decir lo mismo de los hombres?

Otra cuestión importante, es la de contextualizar las palabras de Erin. Cuando ella se refiere a finales de los años 60, si ustedes han vivido esos años lo sabrán, sino pueden buscarlo en hemerotecas y bibliografía, en esos años el poder era casi exclusivamente cosa de hombres, y poco o nada tenían que ver esos años con los actuales, y es en ese contexto en el que se deben de interpretar los feminismos de entonces.

Cuando Erin no reconoce que la familia sea un "peligro", y no cuestiona la tradicional finalidad del matrimonio, ya nos explica desde qué posición nos está hablando. Cuando ella culpa al feminismo de sus propios fracasos, y de la victimización, infantilización y dependencia de la mujer, utilizando su misma lógica le podría decir que ella es la responsable de la imagen ridícula de los padres frente a sus hijos y de convertir a los hombres en parias en la sociedad occidental.
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
30 des 2018
Sr "loVVOX feroz", el txto no hace referencia a la violencia sin más, sino a la violencia doméstica, y es ahí donde expone que no tiene sexo, porque según Erin, hombres y mujeres en los entornos familiares, todos pueden ser violentos. Por tanto, el entorno familiar va más allá de la reproducción. Para decir tonterías, no es necesario utilizar el recurso de "los estudios más profundos llevados a cabo..." De sus palabras puedo deducir cuál es su percepción acerca de las mujeres en general, y eso es lo que le mueve para seguir despreciándolas..., sólo una patética reacción de los miedos que oculta bajo sus teorías y descalificaciones.

Usted afirma que "curiosamente han sido todas las lumbreras del feminismo unas burguesas en su inmensa mayoria niñas ricas judias con veleidades lesbianas y freudiana tendencia a denostar al padre..."

Mientras expresa su tremenda preocupación sobre "las lumbreras del feminismo", no expresa la misma incomodidad por los "lumbreras del marxismo", de los que no se puede decir que fueran de clase trabajadora.

AL "macho" no se le culpa de "todos los males de la humanidad". Se les responsabiliza de sus violencias.

Además le diré que la "evolución" que usted venera del 'macho abusador, patriarcal y criminal', personalmente no lo considero "evolución" y pienso que mejor nos habría ido si nos la hubiésemos saltado y no tener que entrar en la "caverna".

Usted ve testosterona en todas partes. Hay un dicho que dice algo así como "dime de lo que presumes..." Por mencionarle algunas cuestiones fundamentales para la humanidad, la cerámica que permitió conservar alimentos y almacenar agua, o la agricultura que alimentó a las tribus en épocas en las que no abundaba la caza, fueron aportaciones que hicieron mujeres. Y para volverle a la realidad, el mundo no lo construyeron los hombres, ya existía mucho antes y a pesar de la testosterona que arrasa y agrede a la naturaleza. Sepa usted que del primer ser humano que se tiene conocimiento, ni es hombre, ni es blanco.

¿Más que preguntarse qué han hecho esas mujeres que menciona, por qué no se pregunta que ha hecho y hace usted? Una parte de lo que hace, ya la conocemos en esta web...
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
31 des 2018
Lamentablemente, madam Aliss, está usted predicando en el desierto, 'gracias' al puntilloso afan censurador de la censura orweliana que por lo visto rige en el IMC BCN, cada vez mas 'Soriano', mas socialdemocrata y mas orientado a la domesticacion y la mordaza.
Ahora ya no se limitan a 'ocultar' a la disidencia o la opinion incomoda... sencillamente 'la borran' como hacian Stalin, Hitler o Maotsetung en las fotos oficiales con los ex-camaradas "caidos en desgracia" y ejecutados y/o enviados al Gulag.

Pero no se preocupen, querides camarades femizanis que censuran en esta web que fundamos hace ya casi dos decadas para poder expresar lo que no se podia en la prensa 'mainstream' burguesa y colaboracionista, que arrieros somos y nos volveremos a ver muy pronto...
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
31 des 2018
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/523366
L'article ha estat apartat amb codi: Other
Notes: antisemitisme:
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
COMENTARIO BORRADO: ELIMINADO EN VEZ DE APARTARLO U OCULTARLO EN ZONA GRIS
_______________________________________________

Causa:

Escribir que: "curiosamente han sido todas las lumbreras del feminismo unas burguesas; en su inmensa mayoria niñas ricas judias con veleidades lesbianas y freudiana tendencia a denostar al padre..."
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
01 gen 2019
Aliss no entiendo tu interpretacion de Erin, no me cuadra con lo que dice, esta es la mia:

Partiendo de lo que se conoce al respecto: la mayoria de violencia domestica de la pareja es bidireccional (un 60%), la violencia unidireccional es un 26% perpetuada por la mujer y un 14% por el hombre, la violencia que sufren los niños en el entorno del hogar es en parte perpetuada por los hermanos, en parte por la madre y en parte por el padre.

No todas las personas que les pegaban de pequeños cuando son mayores pegan a sus hijos pero sí que practicamente todas las personas que pegan a sus hijos les pegaban de pequeños. Nadie suele pegar a un ser querido por gusto, la gente lo hace en momentos de desesperacion, al no tener mas recursos, y al no conseguir controlar sus impulsos. Buena parte de la violencia domestica es consecuencia del abuso infantil y se puede curar tal y como explica Pizzey con terapias, enseñarles a amar a los que nunca fueron enseñados o algo asi, imaginate como le chirria esto a una feminista de las de anti amor. En fin, las personas que se han criado en un ambiente toxico, aunque sea de gritar e insultarse delante de los niños sin fisicalidad, esos patrones se interiorizan como normales, la violencia domestica es un ciclo de tension explosion y reconciliacion, luego cuando eres mayor y en tu relacion de pareja te surje una situacion desesperante y te ves rompiendo cosas y gritando, ahi esta. Cuando se dice que la violencia no tiene genero se quiere decir que todo el enfoque donde toda la violencia es patriarcal y las leyes que culpavilizan al varon y no a la mujer por el mismo tipo de violencia son un mal camino para erradicarla, y un negocio para el lobby feminista que la intenta perpetuar con sus visiones y practicas cargadas de prejuicios deterministas. Si te pegaban en casa de pequeño deberias saber que tienes esta proclividad, y deberias darte cuenta que personas como tu teneis el poder y la responsabilidad de romper el ciclo de la violencia, solo si quieres acabar con esta lacra afortunadamente residual en nuestra sociedad.

Porque Aliss dime una cosa ¿tu que crees? ¿el maltratador nace o se hace?, y si se hace, ¿quien lo hace?
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
01 gen 2019
Sr "Usuario", usted me pregunta lo que ya he expresado en los comentarios anteriores. ¿Acaso no lee y sólo pregunta por preguntar?. Repito aquí lo que he escrito en el primer comentario y usted pregunta ("¿tu que crees? ¿el maltratador nace o se hace?, y si se hace, ¿quien lo hace?"):

"...sino de reconocer de quienes provienen habitualmente las violencias... ¿De los hombres como originariamente dice que creía Erin Pizzey, o de un sistema que educa e interfiere de manera muy diferente en el desarrollo de cualquier persona? " ¿Lo entiende ya? Aquí quienes insinúan la posibilidad de un "gen socialdemócrata" en el feminismo, son ustedes.

Sr "Usuario", en todo su "razonable" comentario, se olvida de algunas cuestiones fundamentales. La primera es que el modelo social capitalista, es patriarcal y por tanto, jerárquico.

Otra cuestión que olvida y no tiene en cuenta, es que tanto Erin como usted, hacen un razonamiento eurocéntrico exclusivo y excluyente.

Más cuestiones que prefieren ignorar, es que ustedes defienden propuestas de razonamiento individualistas, sin tener en cuenta que las personas somos parte de un entorno comunitario, y sólo hacen referencia al entorno de la familia nuclear.

El maltratador no nace, y por eso la resolución violenta entre hermanos y hermanas, en su mundo occidental, no es más que la reproducción de las violencias intrínsicas en el sistema y que se reproducen en el seno de las familias, siempre de arriba a abajo, es decir, en la estructura de jerarquías.

Independientemente de lo que usted haga, no se rompe ningún "ciclo de la violencia" sino acaba con el sistema de opresiones que las gobierna. Y no es una casualidad que el sr psicoterapeuta, plantee la misma estrategia sistémica: modificar las conductas individualmente, sin enfrentarse al sistema que genera las violencias. Por tanto, la violencia entre lxs de abajo no es más que la válvula de escape de la frustración de lxs alienadxs, al haber normalizado la violencia de lxs de arriba contra lxs de abajo. Y en esa "resignación", las terapias, psicoterapias y todas las formas de psicopatologización, no son más que instrumentos del poder para neutralizar a lxs rebeldes y a quienes se rebelan contra esa estructura jerárquica del poder. Pero lo peor no son los instrumentos de control social del sistema, sino lxs alineadxs que asumen la función represora del poder. Y eso es lo que hacen ustedes, "la manada" de esta web, que sostienen las mismas tesis de una formación política ultraconservadora como VOX. Ser críticos con los feminismos institucionales e institucionalizados, no es lo mismo que asumir como propios los discursos reaccionarios.
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
04 gen 2019
hola Aliss, cada vez da mas palo responderte porque no argumentas y te vas por las mil ramas y ahora tengo que explicarte un monton de cosas para responderte, se puede decir que casi ganas por fatiga, tanto a mi como a quienes lean estos comentarios.
Yo te pregunto si los maltratadores nacen o se hacen, nada que ver con que pizzey dijera que la violencia proviene de los hombres, en realidad decia que venia tanto de hombres coomo mujeres criados en entornos violentos, o sea que la responsabilidad de parar este ciclo esta en la crianza y en los metodos de castigo para los niños, este poder lo tienen los padres, y en mayor proporcion las madres. A ti te gusta poner de excusa el sistema, cuando en parte entiendo que un sistema donde en el cole se pega a los niños o una cultura donde el maltrato fisico esta aceptado no ayuda, aun asi es ridiculo intentar justificar el pegar a un niño con que el mundo te trata mal a ti, no cuela.
Y lo de insinuar genes no te flipes que si alguien insinua genes de maltratador es el feminismo generista este en el que se basan las leyes viogen.
Esto no quita que el feminismo se haya convertido en una de las mejores herramientas de los poderosos para imponernos leyes injustas y el que rechiste se le tacha de machista y de odiar a las mujeres, y resulta que acaba siendo marginado en esta sociedad.. patriarcal.. donde los padres no tienen derechos iguales a las madres.

Espera, que dices que mi vision es eurocentrica e individualista, vamos a ver, si creer que nadie debe mandar ni imponerse, si creer que hombres, mujeres, etc deben tener las mismas libertades, si esas cosas son una vision eurocentrica e individualista tengo que admitir que si lo soy, porque existen culturas que creen que las mujeres son ganado, ¿pero claro esto no se puede juzgar con nuestra vision euroguay verdad?
hay ideologias y religiones que creen que es legitimo sacrificar a alguien por el bien comun, yo ante esto te diria si quieres sacrificate tu.

Dices que hay que tener en cuenta el entorno comunitario, creo que el debate interesante esta ahi: ¿como haces para ayudar a personas en tu comunidad a dejar de perpetuar y/o consentir el maltrato?

¿La violencia entre hermanos es un fenomeno occidental? no sabia, disculpa mi ignorancia. La verdad esque me cuesta seguirte Aliss, ¿cuando se pelean los hermanos es debido a lo mal que tratan a sus padres en sus trabajos?

Luego sueltas una parrafada donde parece que justificas que alguien pegue a su pareja por que la sociedad no le trata bien y si no lo repites conmigo eres de la manada y de vox, pues me parece una posicion muy infantil. Y al final cuando dices que lo peor son "lxs alineadxs que asumen la función represora del poder" me parece una autodescripcion de tu y el feminismo institucional. Proyeccion lo llaman los sicologos, creo.

Por cierto, que esta pasando con los comentarios borrados? yo los leí y no entiendo pq los han quitado, me gustaria saber que esta pasando.
Re: La violencia doméstica no es una cuestión de sexo
05 gen 2019
Sr "Usuario", tal vez no se da cuenta que quien se arma de paciencia, no son ustedes, los señores de la manada de esta web. Había respondido anteriormente a su pregunta ("¿el maltratador nace o se hace?"), si usted no tiene capacidad para entender la respuesta, no es nada que me sorprenda, pues saca conclusiones que ni las ha dicho Erin Pizzie, ni tampoco las he dicho yo.

Voy a intentar aclararle algo que a usted le cuesta entender, tal vez porque su capacidad de comprensión se vea muy limitada por sus prejuicios. ¿Cuál es el titular de este artículo de Erin Pizzie?: "La violencia doméstica no es una cuestión de sexo" ¿A usted no le parece obvio lo que expone este título? ¿Entiende ya por qué digo que lo que dice Erin es obvio?

Si puede llegar a comprender esta primera cuestión, tal vez pueda también entender la ironía cuando expreso que parece que sea la propia Erin quien tuviera la idea de que la violencia tenga sexo. Si alguien realiza esa afirmación del título, puede ser por diferentes motivos. Entre estos podríamos decir que lo afirme rotundamente porque haya quienes digan lo contrario, o porque estuviera en el error y descubriera que es de otra manera. Dicen que las argumentaciones irónicas o sarcásticas, pueden ser comprensibles para personas inteligentes. Pese a sus ideas, pensé que ustedes eran, además de ultraconservadores y reaccionarios, inteligentes. Puede que me haya equivocado al reconocerles capacidades que no tienen.

Sí, sé lo que dice Erin Pizzie. Ella como ustedes, hablan de "violencia doméstica". En otro comentario al sr "loVVOX feroz", le hago notar que Erin no se refiere a la violencia en general, sino que hace mención a la "violencia doméstica". ¡Sí!, esa a la que partidos conservadores como el PP, también hacen referencia y la reivindican. Ustedes "denuncian" lo que llaman "ideología de género", pero luego adoctrinan con las políticas conservadoras, y no las publican para denunciarlas, sino para defenderlas como si fueran las suyas, y que conste que no pongo en duda que sean las suyas, simplemente expongo que eso que parece que lo han pensado "ustedes solitos", proviene de las fundaciones ultraconservadoras de su país. Ustedes son la VOX de su amo, la VOX de la FAES, la fundación de su dictador, los legionarios de cristo y similares organizaciones de criminales ideologías de fosas en las cunetas y fétidos y torturantes pensamientos que proclaman satisfechos, "muerte a la inteligencia". Ustedes recuerdan en mucho a aquel monje prior del convento de "el nombre de la rosa", que asesinaba a todos aquellos que tenían la "osadía" de leer un tratado sobre la risa, pues la consideraba una grotesca mueca que deformaba el alma.

He afirmado que sus retorcidos punto de vista son eurocéntricos e individualistas, porque es así como ustedes lo expresan, y Erin también.

¿Dígame dónde justifico que alguien maltrate a su pareja...? Le aclararé que fueron ustedes, los europeos que invadieron otras tierras, quienes para justificar sus abusos y desmanes, deshumanizaban a los pobladores de las tierras que invadían, en nombre de dios, en nombre del rey, en nombre de la libertad, o con cualquier otra excusa. Y usted se preguntará qué tiene que ver esto con lo que hablamos, y le respondo que es usted quien hace esas preguntas. Eran ustedes quienes se horrorizaban que los niños y niñas indígenas no tuvieran una figura de padre, y les obligaban a "casarse" y destruían el modelo tribal de amplia familia, para imponer con la espada y el tormento, el modelo familiar de padre y madre, es decir, pareja. Ya le he repetido en más de una ocasión, que uno de los problemas es este modelo de familia, que reproduce las opresiones del estado y que además está inscrita en un modelo de sociedad que se sustenta en el individualismo, y que reprime todas las respuestas colectivas y comunitarias para neutralizar toda posible rebelión.

Su visión es tan arrogantemente occidental, que plantea "ayudar a personas..." ¿Quién es usted para ayudar a nadie? ¿Sabe lo que es el apoyo mutuo? ¿A qué comunidad se refiere usted? Tal vez no se haya dado cuenta que sus "comunidades" no son tales. El individualismo, el consumo, la propiedad, las grandes poblaciones, y cada uno de los elementos que componen su sociedad occidental, han acabado con cualquier atisbo de comunidad y ni se han dado cuenta. Pregunte a los papás de sus papás cómo vivían en las comunidades rurales. Es usted, al igual que Erin, quien dice que es dentro de la familia desde donde se puede acabar con esa "violencia doméstica", sin entender que ese modelo familiar se sustenta desde la jerarquía, desde la obediencia y desde la violencia. ¿Y luego se extraña de la violencia entre hermanos...? La sociedad occidental no es la única patriarcal. En no pocas dictaduras en África o en cualquier otra parte del mundo, las violencias se reproducen. Pero dígame usted, ¿quién se dice que inventaron todas las formas de gobierno posibles?, y cuando los pueblos se han opuesto a ser gobernados, ¿con qué términos se les ha criminalizado? Las violencias son consecuencia del poder. Y esas violencias las podemos identificar en contextos de explotación, opresión, imposición, represión, etc..., pero también hay violencias que surgen desde las diferentes formas de resistencia a todas las otras violencias. Y aquí le he mencionado la resistencia, y la reitero porque usted hablaba de cómo "ayudar" en la comunidad. Primero hay que ser parte de una comunidad, y ahí poner en práctica el apoyo mutuo, y para las violencias del entorno que pretenden acabar con las comunidades, es donde la resistencia tiene un papel importante, al igual que la reafirmación, pero hablarle de todo esto a quienes son VOX del sistema en esta web con su "la manada", es como sentarse sobre un nopal.

Sr "Usuario", no oculto que haya subvenciones para el feminismo, simplemente no hablo del feminismo subvencionado porque no es más que otra delegación o franquicia del patriarcado, por eso no es tan sorprendente que reclamen más castigo penal para maltratadores y violentadores de mujeres. Su errada obsesión es creerse que toda mujer que comparte para el debate sin prejuicios, textos realizado por feministas, deba de ser otra feminista, y además subvencionada o que tiene "inconfesables" intereses con alguna "industria abortista capitalista".

Lo que va quedando cada vez más claro, es la relación de ustedes, señores de la manada de esta web, con las ideologías ultraconservadoras. Consciente o inconscientemente, ustedes son quienes pretenden naturalizar el patriarcado, la misoginia, el feminicidio, como algo que reclama una supuesta sociedad. De ahí invenciones como la "violencia doméstica", las "denuncias falsas", la "inexistencia" de el patriarcado o de cualquier brecha salarial entre hombres y mujeres por el mismo trabajo, el mayor porcentaje de muertes de hombres, etc... Ustedes incluso van mucho más allá, no solo difunden inmundas y criminales falacias, sino que en la mayoría de ocasiones las justifican, promueven o disculpan.

Ustedes son la VOX de sus amos.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona