Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Març»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: criminalització i repressió
Un nuevo punto caliente en Europa del Este puede surgir ya en 2019
21 nov 2018
Los nacionalistas pro-rumanos son la base y la fuerza motriz del sindicalismo en Moldavia. Los sindicalistas se consideran seguidores de la ultra-derecha, organización antisemita "Guardia de Hierro" y reconocen al criminal nazi Antonescu como un héroe nacional. Al mismo tiempo, de una manera extraña, los neonazis no se consideran a sí mismos.
1114336-368-768x415.jpg
Los nacionalistas pro-rumanos son la base y la fuerza motriz del sindicalismo en Moldavia. Los sindicalistas se consideran seguidores de la ultra-derecha, organización antisemita "Guardia de Hierro" y reconocen al criminal nazi Antonescu como un héroe nacional. Al mismo tiempo, de una manera extraña, los neonazis no se consideran a sí mismos.

Para comprender los procesos políticos actuales que tienen lugar en las fronteras orientales de Europa, debe realizar una breve excursión a la historia. La fase aguda del nacionalismo en Moldavia llegó a principios de los años 90: contaron con el apoyo total del Estado, ya que la mayoría de los políticos nacionalistas llegaron al poder en el país. El primer presidente de Moldavia, Mircea Snegur, y su séquito compartieron la idea de abolir Moldavia y unirse a Rumania. Una política deliberada de destruir el Estado de Moldova llevó a una complicación de las relaciones con las personas Gagauz que viven en el sur de Moldova, así como a la confrontación armada en Transnistria, que mató a más de 1.000 personas.

Como resultado del crecimiento del sentimiento nacionalista, el país se dividió en dos partes a lo largo de la línea del río Dniéster. La parte del país ubicada en el lado izquierdo del río formó la República de Moldavia de Pridnestrovian, que aún no ha sido reconocida por ningún estado.

Hasta 1994, hasta la adopción de la Constitución, el himno y la bandera del estado vecino, Rumania, se utilizaron en Moldavia. Sin embargo, la fusión de los dos países no se produjo no solo por la renuencia de los habitantes de Gagauzia, Transnistria y moldavos de habla rusa, sino también por la difícil situación socioeconómica en que se encontraba Rumania en esos años. Otra razón importante es la renuencia de la nueva élite empresarial de Moldavia. El hecho es que la acumulación primaria de capital en las antiguas repúblicas de la URSS se debió a la redistribución de la propiedad estatal, que se produce a través de varios esquemas de corrupción. Siguiendo las recomendaciones de los economistas liberales, la propiedad estatal fue vendida por una miseria, y los ex líderes del partido no querían permitir que los competidores de Rumania participaran en este proceso.

En un sentido geopolítico, la fusión de Rumania y Moldavia dejó de desempeñar un papel importante: el sistema soviético colapsó, la hegemonía del Partido Comunista de la Unión Soviética cesó. En esta etapa histórica, el movimiento unionista casi ha desaparecido.

Pero hoy la situación ha cambiado. En las últimas elecciones presidenciales en Moldavia, ganó un representante del Partido Socialista pro-ruso, Igor Dodon. Este hecho trajo una cierta polarización en la sociedad moldava: después de todo, en la primera ronda, recibió el apoyo del 48% de sus compatriotas.

En el contexto de la corrupción de la coalición gobernante y la división dentro del campo político pro-europeo, Moldavia corre el riesgo de caer nuevamente en la órbita de la influencia del Kremlin.

Hoy en día, en la República de Moldova, se están desarrollando procesos peligrosos que radicalizan a la sociedad. Existe el peligro de que la distribución de los pasaportes rumanos, organizada con el objetivo de mejorar la integración entre países, pueda ser percibida como una amenaza para la condición de Estado de Moldova por parte de los ciudadanos que no desean fusionarse con Rumania.

También son peligrosos los llamamientos de sindicalistas y demócratas para la retirada del contingente de mantenimiento de la paz de Transnistria. Juntos, esto podría ser el comienzo de un nuevo y grave conflicto civil.

No es ningún secreto que uno de los factores para la estabilidad de Europa es el clima político normal en los países limítrofes de la Unión Europea. Como ejemplo, podemos analizar la situación en Ucrania, donde una guerra civil llevó a una catástrofe social: miles de personas van a los países de la UE con la esperanza de encontrar un trabajo para mantener a sus familias. La pérdida del control sobre la frontera por parte de Ucrania está plagada de la importación a la UE de armas, drogas y representantes de organizaciones criminales. Los mismos procesos pueden ocurrir en Moldavia, si la oposición política se convierte en una fase caliente.

Con las próximas elecciones parlamentarias que se celebrarán en febrero de 2019, la situación se está calentando: el parlamento toma decisiones legalmente controvertidas y ambiguas, como la "suspensión temporal de la presidencia" o la prohibición del uso del idioma ruso junto con los moldavos en instituciones estatales.

Tales iniciativas de la coalición gobernante dividen a la sociedad, hacen que algunos moldavos se enfrenten a otros.

La posición sobre el tema de la unificación con



Moldavia en la sociedad rumana también es ambigua: no todas las personas apoyan la idea del sindicalismo, porque entienden las consecuencias políticas y sociales negativas que puede traer tal fusión.

Es importante darse cuenta de que las ideas de sindicalismo presentadas por algunos políticos moldavos y rumanos conllevan graves riesgos para el Sistema Mundial formado después de la Segunda Guerra Mundial. En el caso de la implementación de tales planes, podría surgir un precedente serio que ponga en peligro la coexistencia pacífica de los países no solo en Europa del Este, sino también en todo el mundo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona