Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Comentari :: globalització neoliberal
nuevo orden mundial...en marcha???
20 oct 2018
No existe un nuevo orden mundial.
Nuevo orden mundial. II-III-IV…

Franklin Roosevelt y Winston Churchill, en agosto de 1941 en algún lugar del Atlántico se reunieron para redactar lo que posteriormente la historia llamo la carta del Atlántico, así bautizada para sentar las bases de un nuevo orden mundial.

Nuevo orden mundial para evitar una tercera guerra mundial que comprendería el uso de armas nucleares se logró hasta ahora por la disuasión. Pero, los principios para un mundo mejor que se sentaron en esa reunión al inicio surtió efecto a tal punto que en 1945 sustento la creación de las Naciones Unidas, máxima expresión del multilateralismo que no ha logrado ni la paz ni la igualdad ni la justicia peor la prosperidad económica entre los 193 países inscritos en Naciones Unidas como Estados. Lista que ha dejado de lado a otros pueblos como Palestina por decisión de Estados Unidos a pedido de uno de sus más fieles servidores como asesino de masas Israel.

Naciones Unidas con su sede en la ciudad de New York, consolido el monopolio de 5 naciones EEUU, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China, miembros permanentes del Consejo de seguridad de la ONU, estos monopolios militares y políticos condicionan las guerra convencionales para que el negocio de las armas sean principalmente administradas por ellos y los 3 primeros países sean los accionistas mayoritarios del complejo militar industrial que hicieron que Rusia, China y el resto del mundo inviertan miles de miles de millones de dólares en gastos de defensa en donde la ciencia y la tecnología militar nos ha conducido a la IV revolución industrial.

Desde el invento de la rueda, el vapor, la pólvora, la seda, la imprenta de Gutenberg en la Europa medieval y la industrialización de EEUU, en donde la FORD impulso el mecanismo de producción masiva para autos, barcos, aviones, cohetes, etc. esta tecnología con la militar nos llevó a la inteligencia artificial en estas primeras dos décadas del siglo XXI.

Las revoluciones industriales han estado acompañadas de cambios radicales para las sociedades que las han vivido y para el mundo que ha sufrido transformaciones económicas y sociales, cambiando las culturas en todo el mundo para bien y para mal.

La manía de los países desarrollados de “ayudar” al desarrollo de los países pobres ignorando las verdaderas raíces de la pobreza mundial es una estrategia geopolítica para convertir a la tierra en una aldea dividida en países ricos y desarrollados y en países subdesarrollados o en vías de desarrollo, economías emergentes como vivimos. Pobreza que es intratable con este sistema multilateral en donde nadie hace algo eficaz para reducir la pobreza extrema y la desigualdad económica y tecnológica en un mundo que produce más de lo suficiente para satisfacer las necesidades básicas de todos los habitantes de la tierra.

En el año 2017 la asistencia oficial al desarrollo (AOD) de todas las economías avanzadas del mundo fue de 146.000 millones de dólares o un dólar por cada 300 del ingreso nacional bruto de esos países. Si toda esa plata llegara a los 800 millones de pobres según la ONU o a los más de 1.200 millones según otras organizaciones la pobreza estaría controlada, lamentablemente, solo el 46% de ese dinero se destina a los países menos desarrollados, el resto se pierde en programas de dudosa eficacia, esto influye para que no se reduzca la extrema pobreza ni la pobreza material y mental.

La carta del Atlántico, hace referencia la colaboración entre las naciones a fin de que todas consigan mejores condiciones de trabajo, progreso económico y seguridad social. Desde entonces el orden mundial quedo supeditado al desarrollo y a la cooperación económica esclavista. Los Estados del sur quedaron atados de por vida a la deuda externa y a la venta de productos primarios porque las naciones ricas no desean compartir su tecnología para darle valor agregado a las materias primas que exportan.

Para este propósito se crearon organismos multilaterales de crédito trabajando de la mano de trasnacionales con el objetivo de garantizar la explotación de petróleo y otros recursos minerales; ahora, están tras los recursos naturales como el agua, alimentación, energía alternativa, que facilitarían sostener el liderazgo de los países ricos con los mismos FMI, BM, OMC, UE, OTAN, CIA, encargados de que el sistema multilateral funcione con el pretexto de la cooperación bajo la intromisión.

La mayoría de las veces sin tolerancia en la búsqueda de soluciones porque la diplomacia internacional ata a los países pequeños, mal desarrollados y mal armados con miles de acuerdos, tratados, convenios para que el dólar controle más del 65% del comercio mundial, de lo contrario las sanciones económicas, tecnológicas están a la orden del día y si estas no dan resultado las guerras civiles, magnicidios, complots están en la carta del Departamento de Estado, y si aún esto no resuelve la crisis el Pentágono y la OTAN, son los encargados de los bombardeos e invasiones, es el modelo tradicional del orden mundial que está algo afectado por el nacionalismo de Donald Trump, con su modelo “Estados Unidos primero”.

La crisis económica del 2008 nos enseñó una vez más las falencias de los organismos multilaterales y de la OMC, cuyas estructuras burocratizadas terminan por enredar más los problemas de los países. La OMC por ejemplo, no ha podido liberar el comercio de manera equitativa desde el 2001.

Lo cierto es que el avance de la desigualdad por el acaparamiento de las riquezas en pocas manos señala la necesidad urgente de reformar el sistema económico mundial para hacerlo más justo para todos si desean que el capitalismo sobreviva; a no ser que los países más desarrollados y ricos decidan proyectar socialismos en el mundo empezando por ellos, asunto que sería una gran cosa para la humanidad y para la tierra.

Trump desde el inicio de su mandato cancelo la participación de EEUU en el tratado Transpacífico (TTP) que proyectaba el pacto comercial más grande del mundo, era un contrapeso para la nueva ruta de la ceda de Beijing, después se retiró del acuerdo de Paris sobre el cambio climático, salió de la UNESCO, busco un nuevo tratado con México y Canadá (NAFTA) acuso a la OTAN de obsoleta lo mismo hizo con la ONU, llamo desastre a la OMC. Hoy, está en guerra comercial con China, subió los aranceles a Europa, para las exportaciones de aluminio y acero, sanciono y se concilio con Corea del Norte, sanciona a Irán y Rusia, amenaza a México, Venezuela y le está dando resultado con las políticas económicas internas y con la diplomacia internacional para proyectar una nueva crisis económica global pero con un dólar y un mercado interno más fuerte catapultaría a EEUU, como líder de la aldea global.

El nacionalismo de Donald Trump rompe con los esquemas de los multilateralismos, los nacionalismos están proliferando en Austria, Suecia, Francia, Gran Bretaña, Italia, Polonia, Grecia, Escocia, Turquía, pero, el nacionalismo de USA es el más poderoso de la tierra y es lo que utiliza Trump, para su política exterior con gran resultado.

Los intereses políticos por ideología, religión, etnia y por economía siempre han jugado en contra de los países en vías de desarrollo, ejemplos hay por cientos. Las normas mundiales sobre los cuales descansa el actual sistema económico multilateral nacieron de los vencedores de la segunda guerra mundial; alianzas hegemónicas para frenar al comunismo ruso en una guerra fría que duro hasta 1991. Con las Alemanias unificadas se proyectó la nueva Europa que llego hasta las barbas de la ex URSS, ahí Vladimir Putin dijo basta, sin él en el poder y con Ucrania y los Urales coqueteados por EEUU y Europa, con intentos de misiles interceptores en Checoslovaquia y Polonia, Vladimir Putin tuvo que sortear serias dificultades para encausar a Rusia al protagonismo mundial.

Otro hubiera cedido a las pretensiones de occidente con la complicidad de la ONU. El escudo antimisiles balísticos es ya una realidad, habrá que esperar una tercera guerra mundial para comprobar su “éxito” con los sobrevivientes a un holocausto nuclear.

La ONU es un verdadero fracaso para el mundo por estar al servicio de EEUU y Europa, es decir, al servicio del pentágono y la OTAN, a estas organizaciones no les interesa solucionar los conflictos en Siria, Yemen o dar el estatus de Estado a Palestina, solucionar la insalubridad y pobreza en África, la desigualdad en América Latina, problemas que ocasionan éxodos que terminan por afectar a los Estados Unidos y a Europa mayoritariamente desnudando su pobreza política y cultural con el racismo y la xenofobia.

Se pudiera interpretar que la culminación de la guerra fría, la primavera árabe, las crisis económicas, el potencial económico de China, la volatilidad en el Medio Oriente, los cambios climáticos son nuevos órdenes mundiales pero no es así, tampoco, un nuevo multilateralismo significaría un nuevo orden mundial. No habrá un nuevo orden mundial mientras no se resuelva la pobreza y la desigualdad que compromete al mismo sistema capitalista en sus versiones neoliberal, capitalismo salvaje, ETC

Un nuevo orden mundial será posible sin la ONU y con la participación de todos los países unidos para enfrentar la nueva época llena de catástrofes naturales, enfrentamientos por agua, energía alternativa, saturaran las agendas de todos los países.

Lo que propone el acuerdo de Paris, de una ayuda económica verde para los países pobres es toda una estupidez; seguimos con la misma cultura indigna frente a los más poderosos, o frenamos la explotación de recursos naturales por dinero fácil o luchamos por ciencia y tecnología para buscar la sostenibilidad de nuestros recursos naturales.

No nos queda de otra porque nos guste o no EEUU, domina el mundo con la economía, armas, tecnología y ciencia; estas cuatro realidades sostienen al dólar como moneda hegemónica en la tierra y mientras esto no cambie nada en la tierra mejorara.

Raúl Crespo.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: nuevo orden mundial...en marcha???
20 oct 2018
La solución del autor: más ciencia y tecnología. Precisamente la que expilia y explota la tierra y las personas. Porque no te inscriben a la Nasa?. Así haces algo por la ciencia y por nosotros. Por ellos, puedes experimentar algún misil montado en el y por nosotros , te perdemos de vista.
Re: nuevo orden mundial...en marcha???
20 oct 2018
Buenas, señor troll, ¿podría dejar de usurparme el nick en sus peleas de líneas socialdemócratas?

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat