Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: educació i societat : immigració : laboral : sexualitats : dones
Condenada a prisión, por abortar tras una violación
02 oct 2018
Una niña de 15 años está condenada a seis meses de prisión por abortar después de haber sido violada por su hermano.

El hermano fue condenado a prisión tras reconocer en el juicio que la violó y la amenazó con golpearla cuando ella intentó resistirse.

No puedo ni imaginar el miedo y la desesperación que deben estar pasando esta niña y su madre, que también se enfrenta a diversos cargos por haberla ayudado a abortar.

https://www.es.amnesty.org/actua/acciones/indonesia-aborto-violacion-ago
En esta web hay quien niega la existencia de abortos por violaciones. para ser más precisa, afirma que son "muy muy muy pocos", como si uno solo en todo el mundo, no fuera ya repudiable o eso le restara importancia. Sin embargo, no hay más que escarbar un poquito en la red, para encontrarse con campañas de recogida de firmas como esta que transcribo aquí arriba y que son sólo "un grano de arena en una playa", es decir, las que han acaparado alguna atención por organizaciones llamadas humanitarias.

Ahora, todos esos que mienten para manipular la realidad a su antojo, probablemente intentaran desviar el foco de atención hacia el tipo de organización o el medio de comunicación que las difunde, calificándolas de burguesas, socialdemócratas o sustentadas por el neoliberal Soros o cualquier otra conspiración de "illuminatis", simplemente para negar una realidad que, aunque no sea la única, está sucediendo en este mismo instante y en este mismo planeta.

Supongo que esta es la sexualidad a la que se refiere ese señor manipulador que utiliza como nick ".", cuando en uno de sus comentarios viene a decir que lo natural es que la sexualidad sea inseparable de la reproducción (http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/521408). Ahora le podríamos preguntar a esa niña indonesia violada, si lo que a ella le sucedió, fue "sexualidad" o un acto de brutal violencia sexual.

Los señores de la manada de indymedia, no pierden la oportunidad para confundir con su palabrería rebuscada. Para engañar no pueden hablar como el pueblo, sino que necesitan expresarse en una jerga de conceptos técnicos que en la mayoría de las ocasiones son difíciles de comprender o incomprensibles, pero que les hace parecer con el poder de cierto conocimiento que les dota de una falsa superioridad moral e intelectual que no poseen.

"La mentira del siglo" es que no existe tal idea neomalthusiana que separa sexualidad y reproducción. Esa separación es una idea que aparece en las maneras más libres de amar y que también es parte de la libertad sexual de los y las jóvenes que decían personas como W. Reich o tantos y tantas hombres y mujeres anarquistas.

Que alguien se erija en el portavoz de la represión del deseo sexual, lo convierte en un farsante, porque no hay nada natural en limitar la sexualidad a la reproducción, pensamiento tan puritano como retrógrado de la concepción de la sexualidad y además represora y culpabilizadora, pues ve en la pulsión del deseo, una amenaza "burguesa" de la misma manera que antaño se veía un pecado. El sentimiento de culpa, ha sido siempre una torturante estrategia de las iglesias para amargar nuestras conciencias.

La sexualidad sin concepción, no nos convierte en burguesas, ni en socialdemócratas o en neoliberales. Sin embargo plantear la sexualidad como exclusivamente reproductiva, sí que es una aberración represiva de las pulsiones del deseo, y nada natural, sino más bien en consonancia con la práctica ultraconservadora y reaccionaria de instituciones tan rancias y tenebrosas como el opus dei.

Para dejarles un ejemplo muy sencillo, la sexualidad se desarrolla desde los primeros añoss de vida del ser humano. Hay etapas en que la sexualidad no se lleva a cabo con los genitales, sino con otras partes sensibles del cuerpo porque esas zonas genitales aún no tienen un desarrollo y maduración apropiada para reproducir. Quien sostiene la afirmación que la sexualidad es inseparable de la reproducción, no reconoce, por ejemplo, la incipiente masturbación como parte del descubrimiento de la sexualidad desarrollada. Es decir, quienes sostienen semejantes estupideces, consideran que la masturbación no es una forma de sexualidad. Y todas esas incoherencias ignorantes, sólo tienen el objetivo de a través de la confusión, negar el derecho de las mujeres al aborto y repudiar todos los demás derechos de igualdad por los que tantas y tantas mujeres luchamos mal que les pese a tanto reaccionario.

Es de esperar que quienes hacen ese tipo de afirmaciones, tengan las casas llenas de hijos e hijas, porque de no ser así, pondrían en evidencia que o bien no ponen en práctica sus ideas, o bien su sexualidad ha sido tan escasa, que es patético que pretendan mostrarnos esa realidad, desde una sexualidad ridícula, reprimida y empobrecida por su atormentada moral.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
03 oct 2018
Buenas Aliss:

El comentario es este:

Buenas, señora Aliss:


Yo no lo veo así. Para mi la idea neomalthusiana de que se puede separar sexualidad y reproducción es la mentira del siglo, y ha sido la base ideológica necesaria para el desarrollo de una industria mundial apenas menor que la del automóvil; la industria de la represión de la sexualidad humana. De esa megamentira salen falsedades realmente vertiginosas como la de “salud reproductiva” para nombrar la cirugía y química sobre los embriones a deshauciar, o la de llamar “embarazos no deseados” para los embarazos simplemente deseados naturalmente, antes de la disociación ideológica y el sometimiento del proceso a la panoplia de los medios represivos del eros cultural contra el eros natural, por citar dos realmente flagrantes. Pero ese mundo del valor de cambio anti sexual en el que ni un solo concepto es verídico se ha desarrollado en co-evolución con la industrialización de la manipulación y producción del deseo, durante el fordismo y el toyotismo, hasta alcanzar los asombrosos niveles actuales.

El eros cultural del capital aplasta al eros natural del proletariado, su industria ideológica, basada en cataratas de imagenes, palabras y voces permanentemente bombardeando miles de millones de cerebros, produce industrialmente alienación para habituarnos a normalizar la cosificación humana, y expande la cosificación de los seres humanos y su normalización a todas las esferas y al mayor grado posible, pugnando por elevarse a un nivel superior durante la robotización.

Finalmente, la robotización es la universalización de la cosificación humana, a través de ampliar los antiguos y generar nuevos mercados, entre ellos muy especialmente los anti sexuales erotico-normativos y los de expropiación de los cuerpos humanos y su naturaleza viva. En esta situación es importante, crucial, tomar consciencia de la posición supercosificada en que se pone estructuralmente a los embriones humanos, en tanto seres humanos irreversiblemente decidibles, la misma que a las mujeres prostituidas, en cuanto seres humanos consumibles, entre otros sujetos de la depauperación absoluta del proletariado comtemporánea. Y no caer en los jibarismos de los discursos vacios y sintetizados en laboratorios ideológicos globalistas, con camuflaje comunista y/o anarquista, sobre el eje del derecho burgués, como el de aquí arriba.

El problema ahora, en esta esfera, son los desembarazos no deseados, los no embarazos no deseados, y los desembarazos por preferencia de deseo producido industrialmente, por cosificación y alienación, que ocurren en las condiciones capitalistas reales en que se desarrolla el falsamente neutro derecho burgués al aborto que glosa la propaganda de ahí arriba. Y esta es una cuestión completamente amalgamada con la de la paulatina formación, simultanea al incremento de la robotización, de un vasto ejercito de reserva femenino en la reproducción (y la producción), sobrante a la acumulación de capital a escala internacional, compuesto por cientos de millones de mujeres.
.............

Reitero la posición; La idea neomalthuasiana de que la sexualidad humana y la reproducción humana se pueden separar es la mentira del siglo, se pueden separar con represión de la sexualidad, o de la reproducción. Pero inmediatamente, esa represión del deseo sexual, por medio de la represión de la reproducción o viceversa, implica primero la represión sexual de masas, con vanguardias cosificadoras, como es el globalismo generista y jergas cuyo significado la población no entiende, pero no se preocupe, las va a entender y las está entendiendo ya. Y a continuación implica que ya no sabe parar, todo es negocio, surge la ideología del transhuamnismo para regular el nueo desarrollo del mercado, el fraude del anti heteropatriarcado, una ideología justificatoria de la cosificiación de los hombres acaecida en el toyotismo que no de la liberación de las mujeres en la robotización impugnando la sociedad del valor. No puede haber sexualidad pero si docenas de miles de "clínicas" de "salud reproductiva", de este ministerior global antisexual a comerciar con semen, ovulos, hormonas, y muchas mierdas más, que sin embargo dicen que quiere enseñar a todos los proletarios del mundo "salud sexual y reproductiva". Dejen de robar ya y de mentir.

La idea neomalthusiana, contrarrevolucionaria, históricamente contrarrevolucionaria y eugenésica (con propuestas iniciales en la primera del siglo XX como esterilizar a los pobres, a los que han pasado por la cárcel, a las minorías étnicas y otras lindezas, en su primera fase fordista, pero ahora oriéntandose hacia la fase de la robotización despues de haber sido el Atila contra el proletariado en el toyotismo, con nuevas propuestas estrafalarias de negocio y represión de la sexualidad y la reproducción basadas en su megamentira fundacional), de que se puede separar la sexualidad humana y la reproducción humana sin represión, idea que ahora es el epicentro de las fuerzas de la cosificación y la alienación humanas, es, reitero, la mentira del siglo y ha generado una industria internacional de un tamaño colosal que ahora quiere reproducirse a traves de mercados eroto-normativos, que, en último análisis, son deseos industrialmente producidos fundamentalmente culturales capitalistas e infestados de técnicos y ganapanes de bata blanca, videoimagen, universidad redicha y politiquería generista. Esa eroto-normatividad es la negación radical de la sexualidad humana, fundamentalmente natural, en el proletariado sobre todo, y tal negación es lo que genera negocios criminales que van desde la prostitución reproductiva, el comercio de esperma, el fraude de los condones y las químicas anti concepción, en tropel obsesionadas contra los cuerpos humanos, y todo tipo de artilugios, servicios, ramos de mercados y lo que ahora quieran innovar, que no son sexualidad y necesitan que esta no pueda existir más que para los solventes y las clases compradoras imperiales.

Precisamente, la sexualidad humana espanta a estos industriales del erotismo, pues les fastidia su mercado, y pone furibundos a sus propagandistas, como en los desbarres de Aliss se puede comprobar. Su misma aportación demuestra que sexualidad y deseo no se pueden separar sin represión de una o de la otra. Queda claro que Aliss busca sexualidad lo suficientemente extraña como para justificar su deseo de represión de la reproducción... y de la sexualidad, para meternos ertoonormatividad y más mercado, sin importarle nada sus consecuencias físicas y sicológicas en la población. Su eroto-normatividad es mero producto cutltural, bien empaquetado y en raciones de consumo, ya lo conocemos de otras esferas. En esto es pura política antisexual, pero interesada, y opresora.

Usted confunde interesadamente erotonormatividad con sexualidad, eros natural con eros cultural, y sexonormatividad natural, con eroto-normatividad puramente cultural, y dominada por la clase dominante, y allá usted. Y hace esto justo cuando el capital está preparando una nueva ola de gestión de los sobrantes y su reproducción a inicios de la robotización, vendiéndoles como sexualidad compleja, vasta, intensa, y con procesos irreversibles, lo que no es más que erotismo capitalista, pura represión de la sexualidad, con productores mutlinacionales y sus cuadros propagandistas frotandose las manos ante el volumen de negocio y la vastedad del nuevo desarrollo de la cosificación sobre el proletariado mundial que se les abre en elhorizonte posyotoyotista. A vender crecepelos, mentira, falsía y fraude a los CEOs de su multinacional.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
04 oct 2018
Sí, eso precisamente es lo que he dicho. Discursos llenos de conceptos y tecnicismos incomprensibles para desviar la atención de lo que se habla: los abortos que se producen a raíz de violaciones.

El comentario no es el que usted repite. Ese es el comentario posterior que utiliza para encubrir el primero. Ese en el que afirma que:

"Decirte que a excepción de lo embarazos por violación, que son muy muy raros, no existen embarazos no deseados, es un cuento chino, al 99% existen embarazos deseados y su represión..."

Y es cuando se le descubren sus mentiras, que usted se va por las ramas con las cortinas de humo del neomalthusianismo, el fordismo, el toyotismo y la robotización.

Díganos qué tienen que ver los abortos a raíz de una violación con todas sus neurosis productivistas proletarias.

Fascinado por su verborrea, ni tan siquiera ha sabido situar mínimamente las prácticas eugenésicas. A usted le interesa que coincidan con la historia contemporánea, pero la mayoría de prácticas tan aberrantes como la que usted llama "esterilizar a los pobres", se utilizó con las mujeres de los pueblos originarios, anteriores al proletariado del que tanto habla usted.

En cuanto a la sexualidad que busco, de eso usted no sabe nada y lo que escribe es como todo lo que publica, pura especulación y manipulación. En lugar alguno he expresado que "busco sexualidad lo suficientemente extraña..." Simplemente he remarcado que en sus palabras, usted no concibe la sexualidad sin reproducción, y le he expuesto el ejemplo de la masturbación, que es parte de la libre exploración del cuerpo en el descubrimiento de la sexualidad, y no contempla la reproducción, al igual que tantas otras maneras en las que la sexualidad puede expresarse.

Ha dejado muy claro en anteriores comentarios, que para usted la "sexualidad natural" es la del hombre con la mujer con finalidad reproductiva, y eso sí que es heteronormatividad y bimorfismo sexual. Todo muy patriarcal. Sepa usted que en la naturaleza, la heterosexualidad no es ni exclusiva, ni la única forma de reproducción.

Sus ideas, mas allá de toda esa jerga para confundir, son completamente moralistas, puritanas y de lo más reaccionarias.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
04 oct 2018
Buenas Aliss:

Efectivamente, lo reitero, los embarazos no deseados o por violación no llegan ni a uno por cada 100.000 casos. Sin embargo, la farsa de las multinacionales nazifascistas de esta singular industria antisexual, en sus propagandas y escaparates del producto aborto, precisamente suelen emplear estos casos para confundir al proletariado: sustituyendo a la norma por la excepción, invirtiendo los términos del análisis, pasando a hacer retórica cuando sus argumentos se revelan indigentes y burdos, entonces se ven obligados a dirigirse al pueblo en términos sencillos y escandalosos orientados a manipular las emociones.

De hecho, en los años 1980s aquí se hizo propaganda del derecho burgués al aborto precisamente explicando al pueblo, con manipulaciones retóricas sencillas pero falsas, que se legalizaba y legitimaba al aborto para oponerse a las violaciones en beneficio de las mujeres. Era mentira, de lo que se trataba era de cosificar a los embriones humanos proletarios para luego arrasarlos, con el objetivo de introducir la industria anti sexual y el control numérico de la población proletaria. En ese mismo tiempo en que legitimaron la cosificación de los embriones humanos, doblaron las plazas carcelarias de 20.000 a 40.000 e introdujeron masivamente la droga entre los jóvenes de clase media sobrantes y en los barrios proletarios. Pero eso si, jamás hablaron más de derechos que entonces. Los capitalistas para negar la libertad la transforman en derechos.

En ese mismo artículo que usted menciona ( http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/521408?show_comments=yes ) puse un comentario que, muy probablemente, usted borró, en el que se incluía la opinión favorable de Hitler sobre el aborto y su promoción en el proletariado, se lo vuelvo a incluir y, ahora, por favor, no lo borre:


*******************


(…) Y Hitler se había referido al tema de la raza en los siguientes términos en sus entretenidas conversaciones de sobremesa, alrededor de la copa y el puro y en la entrañable compañía de sus más “queridos colaboradores” e íntimos:

“Si cualquier idiota tratara de oponerse a la utilización de métodos abortivos puestos en práctica en los territorios del Este, yo, personalmente, lo haría fusilar. Dada la abundancia de niños de esas poblaciones, nos interesa que las mujeres y las muchachas se hagan abortar lo más posible.

“Como es natural no tenemos ningún interés en el crecimiento de la población no alemana”.

Siguiendo, pues, a rajatabla el “pensamiento” del Führer, Himmler enviará las órdenes más brutales a todos los “expertos raciales”, directamente encargados de eliminar los “elementos nocivos” en las naciones conquistadas.

Algunas de esas órdenes son tan “encantadoras” que no resisto la tentación de reproducirlas para ejemplo de ciegos sin remedio:
“Se deberá estimular para que aborten a las mujeres de esas regiones (se refiere concretamente a los países del Este de Europa). El ocupante alemán deberá desarrollar paralelamente un floreciente comercio de preservativos anticonceptivos.

No deberá prestarse a esas poblaciones asistencia médica ninguna (vacunas, intervención quirúrgica, etc.).
Convendrá desarrollar una intensa propaganda a fin de inculcar a esas gentes:

• 1. Que es perjudicial tener muchos hijos.
• 2. Que la vida de la mujer corre peligro con el parto.
• 3. Que el aborto es beneficioso, recomendado e incluso “supervisado” científicamente.
• 4. Que es deseable la esterilización voluntaria.

Por otra parte, no deberá combatirse la mortalidad infantil; las casas infantiles serán suprimidas y la educación de los que, a pesar de todo lo que antecede, hayan sobrevivido, se reducirá a su expresión más primitiva.”(15)
Grandes Tragedias de la Segunda Guerra Mundial. La selección de la raza aria.[Lebensborn] Juan Jose Abad. Ginebra, 1978. Cap. Hijos del odio. Pp. 170-171.

***************************

Es importante señalar que además de la opinión de Hitler sobre el aborto y cómo consideraba y amenazaba a quienes se oponían a ello, en el segundo bloque está la directiva de Himmler sobre el fomento del abortismo, lo importante aquí es que Himmler había fijado su posición en debates eugenésicos con Margaret Sanger, la principal teórica generista e histórica promotora de la multinacional global pro abortista y pro política antisexual, de manera que estos criterios pro abortistas nazis no son únicamente nazis sino que alcanzan a todos los abortistas globalistas actuales, eso si, edulcorados con verborrea sobre los “derechos reproductivos”, "educación y salud reproductiva y sexual" y otras trampas arteras, pues al contrario de lo que usted nos está contando no estamos ante una política dirigida a reprimir la violación sino una política orientada al control numérico del proletariado, especialmente el más depauperado. Es nazi, por muchas flores con que usted lo adorne.

Se lo reitero; la idea neomalthusiana de que se puede separar la sexualidad de la reproducción humanas es la mentira del siglo, eso es imposible hacerlo sin represión de la sexualidad y lleva a su transformación, ya desnaturalizada, en el resorte antisexual de la eclosión de la ganadería humana, que es lo que ha ocurrido en los hechos, sin por ello haber separado la sexualidad de la reproducción en ningún momento pues eso es imposible, dado que la negación del proceso sexual a partir de la negación de su elemento constituyente reproducción es una negación esencial no una negación pleniparcial. Hablen sin mentir, se puede reprimir la reproducción en la sexualidad humana pero no separar la sexualidad de la reproducción. ¿Puede haber una mentira más grande que esta mentira neomalthusiana del siglo? Si, la mentira neomalthusiana del milenio.

La mentira del milenio, en esta guerra demográfica contra el proletariado mundial, en la que usted participa o aturdida por mentiras o sencillamente de manera profesional, está en la idea que daba origen a la mentira del siglo, se trataba de la idea de que por medio del control de la natalidad de los pobres se acabaría con la pobreza. Esa es la mentira del milenio porque el capitalismo no puede funcionar sin pobres, - entre dos tercios a un tercio del total de la población, según las formaciones sociales sean del centro o de la periferia -, y cuando no los tiene los produce sistemáticamente para eludir riesgo de entrar en descomposición la acumulación de capital al completo. Así que no se trataba de reducir la pobreza sino de implantar el control del número de proletarios ¿Para qué? Para eliminar los obstáculos a la reproducción del sistema de propiedad, producción y consumo capitalista, que es, en estas sus líneas maestras, ahora prácticamente igual que hace tres siglos. Que usted sea marioneta de esta política retrograda y reaccionaria, y propagandista de la mentira del siglo al servicio de la mentira del milenio, es su problema no el mio.

Sobre los conceptos que empleo para realizar la crítica a la propaganda nazi pro cosificación de los embriones humanos, le informo, no empleo neologismos sino categorías bien asentadas en los sectores pro igualitarios como Alienación y Cosificación, y precisamente empleo cosificación en lugar de "reificación" porque es más sencillo, conocido y comprensible: Cosificación, hacer cosa de un sujeto humano, por ejemplo los embriones humanos, para someter a esos sujetos a los mercados del valor de cambio. Le informo, lo mismo que no se puede separar la sexualidad de la reproducción sino mediante la represión, no se puede ser partidario del aborto sin ser partidario de ampliar la cosificación humana, en este sentido sus posiciones son claramente reaccionarias.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
04 oct 2018
Señor ".", usted es un perfecto representante de esa frase en la que una mujer decía algo así, "mi marido me pega lo normal", como denuncia de esa normalización de las agresiones hacia las mujeres dentro de los entornos familiares. Para usted si la cantidad de violaciones que concluyen en un aborto, "son muy muy pocos", para usted no merecen ninguna atención, no son importantes. Eso no es más que uno de los muchos síntomas de una de las muchas condiciones miserables de las personas.

¿Le extraña que haya campañas a favor del aborto en las que se destaquen los abortos por violación?. Pues aunque para usted no sean significativos, son una realidad. Ni usted ni nadie tiene la menor idea de cuantos abortos son por causa de violaciones, porque una parte importante son realizados en la clandestinidad. Aún recuerdo que no hace tanto colgué otra información de otra mujer que fue encarcelada por abortar tras una violación, y sepa que no me dedico a "buscar", publico sólo una parte de las informaciones que me llegan, envían o encuentro en las páginas que habitualmente visito. A lo que me refiero es que usted miente y además pretende restar la importancia de esas violaciones.

Su hipocresía alcanza tal dimensión, que en esta web usted se ha mostrado favorable al aborto tras una violación. Ahora entiendo mejor sus palabras. No está a favor porque esas violaciones, para usted, no son significativas y por ello mejor ignorarlas, invisibilizarlas y negarlas.

Tengo que agradecerle que haya reproducido ese texto en el que Hitler se muestra favorable a la eugenesia de las razas que considera inferiores, y promueve el aborto para ello. Y si lo agradezco porque una vez más nos muestra sus intentos de manipulación y confusión, tergiversando todos los términos sin dignidad alguna.

Poner al mismo nivel el reclamo del derecho de las mujeres a la libre decisión sobre el aborto, con la persecución genocida de un estado totalitario como el del nacionalsocialismo alemán de Hitler, no es sólo una aberrante manipulación, sino que pone en evidencia la miserable ideología reaccionaria de quienes sustentan semejantes comparaciones.

En la Alemania nazi se perseguía a los grupos humanos que consideraban inferiores a la "raza aria", algo bastante semejante a los linchamientos que hace años se hacía contra las mujeres que decidían abortar o los centros que practicaban las interrupciones de embarazos. Las mujeres que luchamos por el derecho a la decisión sobre la interrupción del embarazo o no, no obligamos a ninguna mujer a abortar, ni perseguimos a las que desean dar a luz a sus bebés, más bien al contrario, apoyamos sus decisiones.

Y para concluir, le voy a señalar otra cuestión sobre sus opiniones. Según nos ha expuesto, para usted la única sexualidad natural es la de la reproducción entre un hombre y una mujer. Me pregunto si usted considerará "antinatural" la sexualidad entre dos hombres o dos mujeres o dos o más personas que no se ajusten a las identidades binarias. Lo pregunto porque si para usted hay una "sexualidad natural", también debe de haber una "antinatural".

Fíjese que casualidad, esa concepción de una "sexualidad natural" y otras "antinaturales", no es muy distinta a la que consideraba la homosexualidad como una desviación o una enfermedad. Toda su verborrea disfrazada de dialéctica marxista y científica, no es más que la "seda" con la que se disfraza el mono reaccionario y misógino que lleva dentro. A usted entre las muchas cosas que le pasan, le sucede una que decía Galeano: tiene miedo a las mujeres sin miedo. Aún estoy esperando que nos explique de cuántos hijos e hijas se forma su "familia numerosa". Tengo la intuición de que usted no tiene ni hijos, ni hijas, aunque a las demás nos arenga a procrear. Como aquello que se decía de los curas: haz lo que digo y no lo que hago. Usted no es más que un farsante que intenta hacerse pasar por lo que no es, con la única finalidad de confundir y manipular.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
05 oct 2018
Buenas señora Aliss:


No, yo no le digo que haya una sexualidad natural y otra sexualidad antinatural, le digo que solo hay una sexualidad humana, fundamentalmente natural, y es inseparable de la reproducción; y que hay un conjunto de otros tipos de prácticas que son erotismo, fundamentalmente cultural, que, con independencia de lo legitimas que sean, no son sexualidad. Lo erótico es legítimo, lo que no es legitimo es la cosificación humana, y dentro de ella hay que contar también a la erotico-normatividad cosificante que los neomalthusianos están intentando universalizar en esta época, a través de la promoción de la política antisexual.

Se puede reprimir la sexualidad o la reproducción humanas pero no separarlas, y se puede tapar durante una época las consecuencias de esa represión, pero no siempre. Ni los leones son vegetarianos ni se puede separar la sexualidad de la reproducción, y el que haya un sector productivo capitalista global, como expresión material del triunfo político del reformismo neomalthusiano en la primera mitad del siglo XX, que es rechazable y catastrófico en su forma nazi eugenésica hasta 1945 y en su forma democrática antigenésica desde 1945, es el resultado de una fase de desarrollo del capitalismo. Solo ocurre que en este tiempo histórico, ese conglomerado neomalthusiano está entrando en crisis de descomposición por sus clamorosos fracasos y sus insostenibles mentiras. Ya hoy son insostenibles tanto la Mentira Malthusiana del Milenio como la Mentira Neomalthusiana del Siglo, y, derivado de ello, el reformismo social de clases medias, mitad liberal y mitad socialdemócrata, cuyo desarrollo se fundamentó en esas mentiras, deviene reaccionario.

La masificación del abortismo es claramente un fruto de la política reformista neomalthusiana, fue instaurada forzadamente en la triade de países capitalistas centrales, propulsada por la política de control numérico de la población proletaria y de creación de amplias clases medias, para cubrir los problemas generados por el bluff de los supuestos “anticonceptivos”, - que en realidad eran simples reductores de fertilidad -, y por los efectos sociales mismos de la universalización de la ideología neomalthusiana, que ocultaba y oculta aún hoy el lado oscuro de la “alegre” banalización de la sexualidad humana que necesitaba universalizar, y el objetivo productivista y plusvalista de su promoción práctica.

Estos reformistas neomalthusianos, unos liberales y otros socialdemócratas, universalizaron como dominante la idea errónea de que las mediaciones naturales de la sexualidad ya habían sido superadas por la ciencia genésica neomalthusiana, pero era mentira. Resultó que los "anticonceptivos" no servían para realizar el control numérico de la población dado que los embarazos naturalmente deseados seguían produciéndose. Es más, ocurría que el embarazo y la lactancia misma son reductores naturales y seguros de la fertilidad y al quitarlos, por los efectos sociales secundarios de los reductores artificiales de la fertilidad y por las necesidades capitalistas de fuerza de trabajo femenina liberada de la gestación y la crianza con lactancia para así ampliar la oferta laboral y deflacionar los salarios, aumentaban - y se trivializaban en perjuicio de las mujeres - las relaciones sexuales, compensándose así la reducción de la fertilidad causada por los supuestos anticonceptivos. Entonces, estos aprendices de brujo protagonizaron una huida hacia adelante enfangándose en la masificación del abortismo, que ha dejado tal número de mentiras y de catástrofes sociales, comenzando por la des-sexualización general de la población, que ha causado una verdadera crisis epocal, en forma de una gran y compleja crisis demográfica, biocultural y de envejecimiento social en gran parte del planeta.

Compare, señora Aliss, las estupideces e imposturas ideológicas neomalthusianas del tipo de “salud reproductiva”, “educación sexual”, “derechos reproductivos” y “salud reproductiva” con la sincera presentación de su versión malthusiana en los comunistas chinos: “política de un solo hijo”. ¿No se da cuenta usted de que esas etiquetas son falsas y encubren la realidad verdadera? ¿Es que usted es tan fanática que teniendo ante las narices la demostración de la mentira del siglo y del milenio se niega a reconocerlas? Al parecer, si, pero el que usted, en el mejor de los casos, haya decidido seguir siendo la tonta útil del reformismo neomalthusiano va en perjuicio de las mujeres, no a su favor.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
05 oct 2018
Buenas Aliss:

Concierne al tema:

Un hombre da una fuerte patada a una mujer en una concentración provida
https://actualidad.rt.com/actualidad/291063-video-hombre-patea-mujer-con
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
07 oct 2018
Sí sr ".", aunque usted diga que solo hay "una sexualidad", al definirla como "natural", está afirmando que lo antinatural existe, porque sino, no necesitaría reafirmarla como natural. Sería sexualidad y punto. Por tanto usted afirma la existencia de una sexualidad antinatural, aunque luego no se atreva a reconocerlo. La cobardía es muy propia de quienes pretender enredarlo todo, para eso precisamente generan la confusión.

Para puntualizar un poco las ideas, cuando usted habla de "antisexual", se está refiriendo a otra sexualidad, de la misma manera que la castidad es también otra expresión de la sexualidad, la negación de su práctica. Y cuando se lucha por la libertad sexual, también se defiende a quien abrace la castidad.

Y esa es la diferencia entre quienes estamos por las libertades y quienes están por las imposiciones. No se obliga a nadie a mantener relaciones sexuales, de la misma manera que no se obliga a ninguna mujer a abortar, y cuando usted, con toda su dialéctica del enredo nos suelta sus pesadas e incomprensibles letanías, pretende hacernos creer que las mujeres que reivindicamos el derecho a la interrupción del embarazo, es porque todas queremos abortar y que las "multinacionales neomalthusianas", asociadas con los reptilianos e illumitais, nos han lavado el cerebro proletario y lo han transformado en socialdemócrata y burgués, y que somos parte de una hipotética estrategia aniquiladora del proletariado por parte de todas esas grandes corporaciones del poder.

Muy interesante lo de "los leones vegetarianos". Una vez más pretende hacernos creer que los leones tienen posibilidad de elección de su dieta alimentaria, y que rechazan la vegetariana. Las mujeres, al contrario de los leones, sí que podemos decidir cuál será nuestra dieta y nuestra reproducción, y si esta se corresponderá con nuestra sexualidad.

Usted sigue afirmando que sexualidad y reproducción son inseparables, pero anteriormente le he expuesto mis sospechas de que usted no tiene hijos ni hijas, y que si fuera como usted afirma, entonces tampoco habría tenido ninguna forma de sexualidad.

Su capacidad manipulativa es tremendamente torpe. Como teme que hablar de política neomalthusiana sin más, puede que no acabe de confundir lo suficiente, necesita añadirle reiteradamente lo de "reformista" para que así, no quepa la menor duda. ¿O me va a decir que para usted hay alguna política neomalthusiana que no sea reformista?

En su último párrafo vuelve usted a resurgir como totalitario al pretender hacernos creer que existe "una realidad verdadera" ¿A qué realidad se refiere, a la suya, a la mía, o a la de tantas mujeres en cualquier parte del mundo que son violadas y se las condena si no quieren seguir adelante con ese embarazo?

Lo que le quiero decir es que ni tonta, ni útil. Somos muchas las mujeres que sabemos pensar y decidir por nosotras mismas sin que alguien tan "inteligente" como usted nos muestre el camino de la "realidad verdadera". Tal vez no se dé cuenta, pero se le hace cada vez más evidente el cura que lleva dentro.

PD.
El anterior comentario de "aliss", no tiene nada que ver conmigo.
No sé qué pretende con el link que deja, sobre la patada a una mujer "provida" ¿Acaso quiere demostrar que los hombres son "malos", son violentos, o que los "malos" y violentos son los "abortistas". Si yo no le digo a usted cómo tiene que vivir su vida, ¿por qué usted quiere meterse en la nuestra?
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
08 oct 2018
Buenas Aliss:

Decirle, por si no lo ha entendido, que en la crítica marxista al neomalthusianismo lo que surge es una clarificación teórica de una de las tres principales ideas fuerza (Mentira del Eon, Mentira del Milenio y Mentira del Siglo) de ese reformismo socialdemócrata; la idea de que se puede separar la sexualidad y la reproducción. No es verdad, la categoría de sexualidad y la categoría de erotismo remiten a condiciones, relaciones y funciones distintas, esto es, la sexualidad es fundamentalmente natural, su función es la reproducción y solo puede realizarse entre personas de los dos sexos, varones y feminas en edad fértil. Cualquier práctica que no cumpla esa condición no es sexualidad, sea natural o cultural, aunque se le parezca, en este caso estamos ante relaciones eróticas, no ante relaciones sexuales. Por esto mismo, quien rechaza la heterosexualidad en realidad forzosamente rechaza la sexualidad. Este tipo de rechazo es fomentado desde instituciones, movimientos, grandes capitales, fuerzas políticas, estados y ramas académicas completas, por esto, podemos hablar de la existencia de una Política Antisexual, con su promoción, legitimación ideológica y un proceso de desarrollo propio en el reformismo del capitalismo, de izquierdas o de derechas, en general.

Las fuerzas pro fomento de la política antisexual en todo el globo no salen de la nada ni específicamente del feminismo, salen de los reformistas socialdemócratas de clase media, siglo y medio después de abrazar el malthusianismo y adaptarlo a sus necesidades, como resultado histórico de su obsesión por controlar al proletariado y, especificamente, nuestro número, reformando al proletariado para reproducir las relaciones de producción, propiedad y consumo capitalistas.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
08 oct 2018
Ja, ja, ja, ja... Si alguien le lee con detenimiento, podrá encontrar tremendas contradicciones en sus palabras, es decir, los siete errores de la copia con el original. Porque eso son sus textos, copias del original con errores intencionados para confundir. Usted dice que lo natural es la sexualidad reproductiva. Eso no es así. Usted confunde natural con instintivo (reproducción como forma de supervivencia). También confunde natural con biológico. Las sexualidad de las personas, a diferencia de otros animales mamíferos, no depende de épocas de "celo", y la sexualidad de las personas puede expresarse en momentos en los que la mujer no es fértil y por tanto no es reproductiva. Si usted observa a los animales, muchos practican sexualidades no reproductivas.

Ya le expliqué que en el desarrollo humano, la sexualidad pasa por diferentes etapas, y sólo a partir de cierto momento se tiene capacidad reproductiva. Usted niega que haya sexualidad si no se es fértil. Tremendo error. Niega la masturbación como una expresión de la sexualidad. Tampoco considera sexualidad las diversas relaciones sexuales que no buscan la procreación, y lo más absurdo es que los embarazos no buscados, para usted no son el resultado de expresiones sexuales y las califica estúpidamente como erotismo. Es decir, usted nos dicta lo que es nuestra sexualidad y lo que no lo es. Lo suyo no es una dictadura del proletariado, simplemente es una dictadura pura y dura.

Para usted el deseo sexual no tiene nada que ver con la sexualidad y mete por medio el erotismo. ¿Para usted qué es lo que busca o persigue el erotismo?

Si lo que usted llama "política antisexual" sale, como usted afirma, "de los reformistas socialdemócratas de clase media", sepa que usted se está calificando como "reformista socialdemócrata de clase media" porque si hay tenido sexualidad en su vida, no tiene hijos, ni hijas.

Entre esas contradicciones que se pueden descubrir en su comentario, resalta y repite que solo es natural la sexualidad reproductiva, pero luego se le escapa que cualquier práctica que no cumpla con la reproducción, "...no es sexualidad, sea natural o cultural, aunque se le parezca..." En qué quedamos, ¿no decía que no es natural?, sin embargo habla de "sea natural o cultural". Por más que pretenda encajarlo, se le desborda por todos lados. Si usted busca el significado de erotismo, constatará que hay una relación evidente con la sexualidad, pues el erotismo aparece la sensualidad, despierta el deseo sexual y la pasión. Es un fuerte estímulo para la sexualidad. No son pocas las parejas que practican los juegos eróticos y la seducción, con finalidad reproductiva. Sin embargo, usted lo concibe como antinatural o contranatura, por no decir que esas sexualidades le parecen DESVIACIONES de la finalidad reproductiva. PATÉTICO Y PENOSO!

Usted niega que, al igual que el thanatos es la pulsión de muerte, el eros sea la pulsión de vida. Pulsión de vida porque tiene capacidad creadora de nueva vida. Erotismo y reproducción no son excluyentes.

De repente a usted se le ocurre replantearse sus nociones sobre las cosas, y todo mundo debe empezar a girar de otra manera hasta que se le ocurra otra nueva estupidez.

Usted nos trata como si fuéramos ignorantes de solemnidad y eso no es más que otra demostración más de su estúpida soberbia que no sabe qué mentiras inventarse. Esa misma soberbia que hace de menos a las mujeres que pretenden tener opinión propia y capacidad para decidir por ellas mismas, sin escuchar a charlatanes como usted, que no son más que vendedores de humo y cadenas.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
08 oct 2018
Buenas Aliss:

Ya veo que está usted obsesionada con definir a las relaciones eróticas como relaciones sexuales, pero por muchas vueltas que le dé, las relaciones sexuales y la sexualidad humana, que efectivamente tiene un proceso de desarrollo desde la inmadurez sexual hasta la madurez sexual, pertenecen a una esfera distinta, fundamentalmente natural, a la de las relaciones eróticas, fundamentalmente culturales.

Las relaciones sexuales y la sexualidad humanas no han cambiado en los últimos millones de años, las relaciones eróticas y el erotismo si. ¿Por qué vender con la etiqueta de sexo lo que no lo es? No es sexo, es erotismo, estas confusiones neomalthusianas hay que superarlas precisamente para superar la alienación y la cosificación de la sociedad del valor de cambio, en su versión final, la capitalista.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
09 oct 2018
No señor ".", no intente confundir afirmando que he dicho cosas que no he dicho.

Lo que he afirmado es que "erotismo y reproducción no son excluyentes". Quien crea "confusiones neomalthusianas" es usted al no reconocer que entre los impulsos de vida, el eros, también tiene cabida la reproducción, y por tanto, eros y reproducción, por muy "cultural" que pueda ser el eros, también pueden relacionarse, a no ser que para usted la reproducción sea un acto "naturalmente" mecánico, desapasionado, falto de fantasías y deseos..., porque esa sexualidad se parecería más a la necrofilia.
Re: Condenada a prisión, por abortar tras una violación
09 oct 2018
Buenas Aliss:

Se lo vuelvo a explicar: Las relaciones sexuales y la sexualidad humanas no han cambiado en los últimos millones de años, las relaciones eróticas y el erotismo si.

Claro que pueden solaparse relaciones sexuales con relaciones eróticas, pero no son lo mismo. La complejidad de los seres humanos, que además se eleva con el desarrollo de las fuerzas productivas (y aquí es donde el capital ve interesante la política antisexual de los reformistas neomalthusianos para desarrollar nuevos mercados erotico-normativas, y así expandir la cosificación humana sin trabas, intensificando y ampliando la explotación), implica la complejidad creciente de las relaciones eróticas (que tambien pueden ser externas a la cosificación, dicho sea de paso), al estar determinadas fundamentalmente por la cultura, pero las relaciones sexuales no cambian en lo esencial, son lo continuo en la humanidad. Esta distinción entre sexualidad y relaciones sexuales, y erotismo y relaciones eróticas, es una distincion objetiva básica, que según veo no es de su agrado, al parecer porque tiene usted la necesidad de poner en un plano de igualdad categorial a las relaciones sexuales y las relaciones eróticas, que es precisamente lo que promueven la mentira del siglo neomalthusiana y el capital.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona