Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: corrupció i poder
Ni fascismo de izquierdas ni fascismo de derechas, revolución
26 set 2018
La senilidad y descomposición a escala mundial del progresismo y la izquierda (de lo que es un buen ejemplo la risible actuación del gobierno del PSOE, sostenido por el principal partido fascista de izquierdas, Podemos), está propiciando en toda Europa, y también en América, el ascenso de la derecha, la extrema derecha e incluso el fascismo de derechas.
Tras llevar muchos años imponiendo por la coacción, la censura y la violencia las religiones políticas, que son la expresión más obvia, hasta el momento, de la fascistización de las sociedades en el siglo XXI, el progresismo y la izquierda se están desintegrando. Su agotamiento teorético, ideológico y programático, así como su enorme desprestigio, son cada vez más evidentes, así que los poderes fácticos, el ejército y la gran banca sobre todo, están promoviendo el derechismo e incluso el fascismo de derechas, aunque éste con nuevas formas, por lo general diferentes a los movimiento neonazis de hace dos decenios.
Pero la derecha no es mejor que la izquierda, y el fascismo de derechas no es mejor que el fascismo de izquierda. Todos son en esencia lo mismo, de ahí que cooperen con facilidad, como en Italia, donde la extrema derecha y el populismo de izquierdas son socios de gobierno. Lo mismo encontramos en Cataluña, donde la extrema derecha racista, españolista "independentista" y totalitaria de Torra, que preside el gobierno de la Generalitat, convive y coopera con ERC y las CUP...

Es más, está en marcha una operación para repetir aquí lo de Italia, en la cual el fascismo de izquierdas, Podemos e IU, y la extrema derecha representada por Vox, serían las fuerzas hegemónicas. Esto va a dejar a mucha gente descolocada y va a ser una oportunidad para mostrar que el fascismo, sea de izquierda o de derechas, es siempre eso, fascismo.

Hay, pues, que pasar a ejercer la critica de la derecha y la extrema derecha. Hay que poner en evidencia su demagogia y mentalidad cavernícola, cómo se limitan a recoger verbalmente el estado de ánimo de amplios sectores populares para implementar políticas que son las mismas que las de la izquierda fascistoide y totalitaria. Su cháchara es eso sólo, palabrería sin consecuencias, como se está viendo con Trump en EEUU.

Es a lamentar que sectores de la "conspiranoia" se estén pasando el fascismo de derechas, cooperando con Democracia Nacional y otros grupos falangistas, por lo demás perfectamente inoperantes y meros apéndices de los servicios secretos, del CNI en concreto. Desde luego, todo ello es inaceptable. Los colosales errores y deficiencias de la "conspiranoia", su incapacidad de ir más allá, en el análisis de la sociedad, de señalar a tal o cual grupo de poder o presión, real o fantaseado, sin adentrarse en el análisis de las estructuras básicas del poder, el Estado y el gran capitalismo globalizador, explica su actual deriva hacia la extrema derecha y el fascismo. Bien, así ganaremos en claridad. Su negativa a admitir la idea e ideal de revolución les está llevando a la cloaca del fascismo de derechas.

La solución es popular, está en la gente de la calle y no en las instituciones. No en ningún tipo de partidos. Estos prometen lo que sea para ganar votos y luego hacen lo que les mandan los poderes fácticos. Creer otra cosa es infantil, aunque ahora vemos que bastantes personas ventean un vuelco en la situación política, con el PSOE haciendo el canelo y Podemos hecho añicos, y desean resituarse para conseguir puestos con poder, y cargos, y dinero... Mi impresión, además, es que se van a estrellar, igual que se estrellaron cuando oportunistamente se arrimaron a Podemos. España no es Italia: atención a esto.
Lo nuestro ha de ser la revolución. Y el antifascismo revolucionario. Ahí estamos y ahí estaremos.

Muy particularmente, no adentrarse en el análisis del capitalismo actual, ese ente terrorífico que todo lo destruye, es no hacer nada. La lucha anticapitalista revolucionaria es primera condición de cualquier obrar político consecuente aquí y ahora. Eso nos lleva a chocar, gozosamente, con la derecha y... con la izquierda toda, que desde hace cuarenta años es la fuerza principal y esencial del gran capitalismo español, pero que ahora está dejando de serlo por su propio agotamiento y por el cambio en las condiciones objetivas.

Así pues, ha llegado el momento de entrar en combate con la derecha y el extremismo de derechas.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Ni fascismo de izquierdas ni fascismo de derechas, revolución
27 set 2018
Vale, Felix. Pero mejor tener a Pedrito y al Coletas en la TV publica y en la Moncloa que tener al Cazado y al C'ss ese... Relativismo, le llaman.
Re: Ni fascismo de izquierdas ni fascismo de derechas, revolución
01 oct 2018
Mejor la Revolución Social mejor la @:D Y al relativismo, te lo metes por donde quepa. Viva la FAI/FRI VIVA LA ANARKIA!

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona