Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: ecologia
Contrala vigilancia del Estado en el Reino Unido– Contra el CCTV de reconocimiento facial
21 set 2018
Gran Bretaña es un Estado autoritario de vigilancia, que ha sido pionero en el aspecto de muchas de las sociedades modernas; que están completamente cubiertos por cámaras de seguridad en casi cada punto urbano, plaza, camino, esquina, tienda, autobús, tren, etc. Parcialmente en un estado de perpetua decadencia y deterioro, aquí han construido una vida como si fuera una gran prisión, y es como se ve su mundo. Sociedad carcelaria un sinfín de monótonos centros comerciales, urbanizaciones, bloques de pisos, áreas industriales y recreativas, las cuales son capaces de encerrarlos en un corto plazo. Simulacros de respuesta antiterrorista de múltiples agencias a gran escala practicados regularmente para posibles ataques terroristas o disturbios en el centro de la ciudad. Los medios de control mental emiten mentiras, medias verdades, distracciones, deseos imposibles de consumismo, mañana, tarde y noche. Cada evento masivo potencialmente perturbador, crisis social y ambiental, es promocionado por los medios como una amenaza de un final tan abrupto a la normalidad que al menos todos los recursos de la policía serán tan escasos que los militares tendrán que involucrarse para restaurar el orden bajo la ley marcial. Austeridad, inundaciones, Brexit, inmigración, islamismo. Los discursos e ideologías reaccionarias, racistas, nacionalistas están en todas partes; grupos neonazis, religiosos y de extrema derecha se están reagrupando. La idea anarquista y de la eco-acción se les llaman “extremismo” o “terrorismo”, en el doble discurso del estado policial. Nunca habrá ninguna posibilidad de cambio individual, social y ambiental sin la recreación de la vida diaria en una existencia que refleje nuestros deseos, pasiones y alegrías, en lugar de ser un engranaje en su sistema de miedo. Asimismo, no hay posibilidad de ningún cambio social sin una insurrección, una guerra social.

De modo que ya no hay mucho sentido de una libertad real en las ciudades o pueblos más allá de lo que podamos robar y reclamar, ya que nuestrxs ciudadanxs pasivxs, que en gran medida han adoptado por décadas de vigilancia sin hacer absolutamente nada al respecto. De hecho, muchas personas incluso argumentarían a favor de la necesidad de estos dispositivos, no solo para proteger sus propias propiedades sino también para el funcionamiento del país. La única oposición a estos dispositivos y a su futuro, es que todavía no funcionan lo suficientemente bien. El consumismo está inundado por dispositivos móviles, aviones no tripulados, juegos de computadora, sistemas de seguridad doméstica, todos utilizan software de reconocimiento facial, y las nuevas compañías de tecnología están promoviendo exitosamente su visión donde la privacidad desaparece en una vida en línea donde no hay dónde esconderse del capitalismo, la autoridad o la mercancía.

Los sistemas de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión) “inteligentes” en diferentes formas han estado operativos por años, como el sistema de seguridad ‘Ring of Steel (anillo de acero)’ en el distrito financiero de la ciudad de Londres, pero la policía británica está probando actualmente un nuevo y más sofisticado software de reconocimiento de patrones biométricos faciales masivos, realizando pruebas públicas en las protestas antia-armamentística y anti-bélicas, como en conciertos y eventos deportivos en pueblos y ciudades de todo el país, en multitudes de hasta 90,000 personas y más. A pesar de que los informes de que la tecnología aún no es tan efectiva como exigen las autoridades, esta tecnología y otras tecnologías de control social similares continuarán siendo probadas y forzadas a la aceptación de la población por parte del Estado en nombre de la seguridad pública, la prevención del delito o alguna otra ilusión.

El sistema de CCTV “inteligente” está conectado a una computadora portátil o a un servidor, el vídeo se graba digitalmente y el software de reconocimiento de patrones compara las características biométricas faciales de la transmisión en vivo con las de una base de datos o lista de observación. El régimen quiere ingresar bases de datos de otras fuentes en el sistema con el tiempo. La base de datos nacional de policía (que cuenta con más de 19 millones de imágenes), la base de datos de reconocimiento automático de matrículas (para rastrear vehículos), las fotografías de pasaporte y / o las licencias de conducir podrían agregarse a su sistema en el futuro.

En la actualidad, se informa que los dispositivos de reconocimiento facial funcionan bien en espacios controlados, como los puntos de control fronterizo, pero funcionan de manera mucho más imprecisa en espacios menos controlados donde hay mucho movimiento. Es por eso que, en el despliegue de estos dispositivos de reconocimiento facial en nuestras comunidades, entornos y espacios se convertirán en los lugares de prueba y, al final, se volverán necesariamente más prisionerxs en su diseño, planificación y arquitectura en el futuro. Este es un proceso que ya ha tenido lugar durante décadas, y es parte de la naturaleza de estandarización y globalización de la tecnología, el capitalismo y la jerarquía.

Las nuevas tecnologías se refieren más correctamente a la gestión y el control de la población, no al “delito individual”. Se trata de la vigilancia masiva, la prevención de los posibles levantamientos a gran escala y para el desarrollo de un totalitarismo moderno. Un sueño de control inédito desde las fantasías de dictadores del siglo XX disponibles con algunas computadoras portátiles y un servidor. El objetivo del CCTV de reconocimiento facial es tener inteligencias artificiales generales que rastreen a millones de personas en tiempo real, sin privacidad, sin libertad y sin la capacidad de cambiar las condiciones de las estructuras de clase social: los mismos mecanismos que funcionan actualmente. La sociedad se multiplica por mil gracias al avance de la tecnología al servicio del capital. La tecnología siempre fue impulsada para liberar a las personas y liberarlas de una vida mecanicista de trabajo sin sentido, pero parece todo lo contrario, que la tecnología solo ha permitido que las personas estén más esclavizadas a la producción sin una verdadera autonomía.

Si se puede aprender algo de las consecuencias de los Estados que han integrado sistemas de vigilancia generalizados en los territorios que dominan, es que estos sistemas han resultado difíciles de eliminar por la población sujeta a él, que gradualmente se vuelven menos resistentes a su uso. En aquellas áreas donde las cámaras y las redes aún no se han extendido y se han establecido profundamente, deben ser saboteadas y aquellas personas y compañías que están involucradas en las nuevas tecnologías de control social deben convertirse en objetivos de un ataque sostenido.

Intereses de ganancias, intereses técnicos, intereses extractivos, intereses de clase; La única respuesta a estos intereses es la acción directa: acción individual y colectiva contra el Estado, la policía, lxs políticxs, las empresas, lxs científicxs de las estructuras de poder nuevas y antiguas. Nadie lo hará más que tú, ¡comienza ahora! Solo o con un pequeño grupo de 2-3, encuéntrate y comienza.

Cada rechazo, confrontación, destrucción y disturbio es una chispa contra las relaciones de este mundo de prisión, corrupción y desigualdad. Todo gesto de apoyo mutuo, amabilidad, amor y solidaridad puede encender un infierno.

¡La subversión hacia adelante, conspiración y sabotaje!

https://contratodanocividad.noblogs.org

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona