Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Comentari :: @rtivisme
Cuando ruge la marabunta
19 jul 2018
Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954) : el fin de un sueño impuesto a una tierra y a sus gentes: el rugido de unas marabuntas que explotan. La herencia de Franco se cae a añicos y PP y PSOE quieren evitarlo
Me permito evocar el artículo: From Ants to People, an Instinct to Swarm: https://www.nytimes.com/2007/11/13/science/13traff.html

Considero que el primer párrafo es un excelente resumen:


Puede que la visión de columnas de hormigas que se afanan en salir y entrar de un nido, evoque la de una autopista desbordada de tráfico. Para Iain Coussin , la mera comparación es un cruel insulto a las hormigas.

Ojala los políticos lean el artículo o, al menos, recuerden la película: http://mispeliculasyseries.blogspot.com/2014/10/cuando-ruge-la-marabunta

Por muy romántico que sea el final de ésta, el rugido de la marabunta, rompe los esquemas de un protagonista que ha desactivado aquella. Las hormigas han contado.

Este 18 de julio, la unión de PP y PSOE en defensa del atado que nos dejó Franco, es una muestra de que los partidos que han ejercido el poder en el legado del caudillo creen que todo sigue igual:” PP y PSOE vetan la comparecencia de la ministra de Hacienda por las revelaciones de Corinna”: http://www.publico.es/politica/pp-y-psoe-vetan-comparecencia-ministra-ha:

La Mesa del Congreso ha bloqueado la comparecencia de la ministra de Hacienda para que explique las acciones previstas para investigar "las posibles estructuras opacas al fisco creadas por Juan Carlos de Borbón".

Actúan como si no se hubiera producido una moción de censura por el pronunciamiento de la justicia sobre la corrupción del partido que gobernaba.

Como si, el mismo medio, en la misma fecha, no nos indicara que hay indicios de que el actual jefe del Estado continúa con las prácticas del emérito:” Villarejo guarda una bala contra Felipe VI: las conversaciones de López Madrid con el rey”: http://www.publico.es/politica/exclusiva-operacion-tandem-villarejo-guar

Los comisarios de Policía detenidos en la Operación Tándem atesoran información de los negocios del rey emérito Juan Carlos I y conversaciones privadas del actual jefe del Estado que han obtenido a través de sumarios como el de la doctora Elisa Pinto; que han conseguido gracias a clientes como OHL y Francisco Granados, o que guardan de operaciones que nunca pusieron en marcha en la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) en tiempos de José Luis Olivera.


El rugido de la marabunta lleva mucho tiempo advirtiendo. Luis Gonzalo Segura lo mostró muy bien en enero de 2017:” ¿Por qué un déspota como Juan Carlos I no ha terminado en prisión?”: http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2017/01/21/7700/:


La Constitución deja muy claro que el Rey (Juan Carlos I mientras lo fue y en la actualidad Felipe VI) son figuras inviolables jurídicamente, es decir, en esencia son personas que se encuentran al margen de la ley. Podrían entrar en un centro comercial y aniquilar a centenares o miles de personas sin que fuera posible condenarles con la legislación actual (solo responderían patrimonialmente y no lo harían ellos). Se trata, evidentemente, de un dislate más propio de regímenes crueles como Arabia Saudí que de un país europeo.

Nadie, en su sano juicio, puede ignorar el rugido de la marabunta, aunque sea un gobierno de ministras y ministros.
Mira també:
http:// https://carlos-ortizdezarate.blogspot.com/
http://www.diariosigloxxi.com/firmas/carlosortiz

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona