Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: educació i societat
Economía ecuatoriana llena de simbólicos acuerdos
21 jun 2018
La economía de ecuador sigue en crisis, peligra la dolarizacion
Economía ecuatoriana llena de simbólicos acuerdos.

Inversionistas de Estados Unidos del Foro del Consejo de las Américas estuvieron en Quito reunidos con empresarios y con el gobierno para analizar posibilidades de inversión por 9.000 millones de dólares. También el gobierno por estos días se reunió con representantes de 7 sectores productivos para acuerdos de inversión por 9.535 millones de dólares que podrían generar 5.900 millones al PIB en los próximos 4 años y unas 232.000 plazas de trabajo.

Los acuerdos están ahí pero solo son acuerdos simbólicos hasta no concretar la Ley de Fomento Productivo con muchos reparos en la Asamblea Nacional en su segundo debate, es posible que sea una estrategia política para que sea aprobada por el ministerio de la ley.

El Banco Mundial se reunió con el presidente Lenin Moreno y ofreció 1.400 millones de dólares para proyectos como el metro de Quito y la construcción de sistemas de agua potable para algunas provincias. Por su parte el Fondo Monetario Internacional está de visita en Ecuador para realizar una auditoría a la deuda pública, sugerir reformas económicas antes de desembolsar un solo dólar. “Sugerencias” que mucho me temo deberán ser aceptadas por el gobierno ante la urgente necesidad del país por liquidez.

El ministro de finanzas descarto que no habrá una nueva emisión de bonos a corto plazo, está mintiendo porque manifestó que las necesidades del país para el 2018 son de 11.000 millones de dólares para cubrir el déficit fiscal 2018, se suponía que el Estado requería para el segundo semestre 6.000 millones, esto implica la necesidad de sacar al mercado 3.000 millones de dólares más para cubrir las necesidades públicas, significa también que la actual deuda de 59.000 millones en números redondos pasaría a los 70.000 millones de dólares o el 70% del PIB mientras la Constitución permite un endeudamiento del 40% del PIB y este endeudamiento no se puede frenar porque el país no tiene dinámica económica.

Para los próximos 4 años el Estado ecuatoriano requiere 10.000 millones de dólares por año para cubrir su déficit fiscal, situación insostenible para la dolarización.

El dólar se está apreciando cada vez más, la FED incrementa las tasas de interés de 0,25 a 1,78 hasta el 2%; ya van 7 reajustes desde el 2015 en la que EEUU decidió salir de la tasa 0 por la crisis económica, se espera para este año nuevos reajustes hasta llegar al 2%; grave para nosotros que los recursos serán más caros, el país requiere 7 u 8.000 millones de dólares hasta fin de año y será un tema recurrente hasta el 2021 año en el que se cumple el mandato del presidente Moreno, y, esta situación de voraz endeudamiento continuara hasta el 2024 de no modificarse el gasto público.

Al 18 de junio de este año el riesgo país se encontraba en los 700 puntos. Llevamos 18 años con el dólar como moneda nacional y no estamos preparados para el manejo óptimo de los recursos, no existe planificación ni moderación en el gasto público para transparentar de una vez por todas las cuentas e impulsarnos hacia una economía fuerte.

En estos momentos el déficit fiscal ronda el 12% del PIB, llevamos 10 meses con una continua deflación, el desempleo es alto y no son los indicadores que el gobierno manifiesta, estudios de las Cámaras de Comercio de algunas provincias sostienen que de cada 10 personas en capacidad de generar economía 6 están en el desempleo y no se puede implementar estrategias como bajar o subir el IVA porque afectaría el consumo, caería la demanda y subirían más los costos de producción que ya son altos, además, no se toman medidas porque afectarían el respaldo político al presidente. La única solución está en la reducción del gasto público que también afectaría la actividad económica en muchas provincias que solo viven del comercio y de la burocracia. Ecuador está en una delicada situación económica y política que no se podrá ocultar por más tiempo.

Es gravísima la situación de liquidez. Los subsidios a los combustibles ¿se mantendrán o cambiaran y en qué proporción y a quien dirigirán? Es el eterno dilema en Ecuador. De enero a abril compramos en Nafta 177 millones de dólares, en diésel 232, en gas licuado de petróleo (GLP) 104 millones. Con el diésel subsidiamos al 39% de las industrias para energía utilizada para la elaboración de muebles de madera, línea blanca, fabricación de papel ETC. Actividades que consumen más de 30.000 galones de diésel y 40.000 de bunker diario.

Si la refinería de Esmeraldas continúa con problemas y se tarda en construir la refinería de Manabí, los costos de estas importaciones de combustibles serán enormes para el país en los próximos años.

El cilindro de GLP que se usa como gas doméstico de 15 kilos al Estado le cuesta 11,7 dólares, al público se le vende subsidiado en 1,60 dólares y lo usan indiscriminadamente negocios de servicio como hoteles, restaurantes, también algunas fábricas incluso industrias a las que les importa un comino el costo del subsidio. Es un abuso difícil de controlar.

La reservas internacionales que en enero sumaban 5.706 millones de dólares hoy se encuentran en 3.267 millones, se utilizaron últimamente 395 millones más, es decir, los pasivos exigibles con las reservas tienen una brecha de 7.215 millones de dólares, en otras palabras, 69 personas de cada 100 depositantes no están cubiertos; debemos recordar que las reservas internacionales son eso, reservas de los bancos privados, seguros sociales municipios y otros, la situación por ese lado es muy complicada.

Se proyecta una recaudación fiscal de algo más de 15.000 millones de dólares, todos los años se recauda más rompiendo record tras record de recaudación pero no nos alcanza igual que el incremento del precio del petróleo porque una gran parte de estos recursos sirven para pago de deudas. El 43% de la recaudación fiscal está destinado para los municipios y prefecturas y en un 47% la economía del país depende del petróleo. Ecuador tiene una dependencia económica con el petróleo, solo el fantoche de Rafael Correa decía que no.

Con bajos precios del petróleo, guerras con Perú, ningún gobierno cometió el error de endeudarse para pagar intereses de deuda, esa gestión nos enseña que sirve para caer en un pozo difícil de salir. En 9 años el monto acumulado por ese desequilibrio macro económico llego a los 25.000 millones de dólares cubiertos con deuda pública y de estos 11.000 millones sirven para pagos de intereses; la deuda, si se concretan los 1.400 millones ofrecidos por el BM y la emisión de bonos para Europa estaría más o menos por los 70.000 millones, que sin el pago de intereses y más deuda lo que deberíamos no superaría los 35.000 millones, lamentablemente, el déficit primario combatido por modelos económicos acabados y tontos incrementa el costo de la deuda.

Alguien decía que la deuda pública es dulce cuando se la contrata porque alivia los dolores sintomáticos de una economía en descomposición sin atender las causas que la provocan, aun mas decía, la deuda como la cura momentánea trae consigo deformaciones que aparecen después…cuando ya es tarde.

Los déficits fiscales se tragan recursos que no hay y forman dogales asfixiantes que imitan una solución económica pero que en realidad fracturan no solo las proyecciones sociales sino la funcionalidad del sistema y, si a esto le agregamos que la reforma económica está encaminada a prohibir los déficits primarios en los presupuestos públicos no a cambiar la estructura del gasto, implica que no podremos salir del hábito de la deuda a no ser que lo que se busque sea cambiar de moneda.

Tampoco podemos olvidar que las reformas económicas o la ley de fomento productivo producirán cambios a largo plazo no inmediatamente como la reducción del déficit del PIB a 0, para esto se requiere tiempo mientras tanto ¿qué hacemos?

La agenda nacional productiva está conformada por 7 ejes para apoyar exportaciones con infraestructura: energía, puertos, servicios multimodales, apoyo a las pymes, emprendimientos e innovación, mejorar la eficiencia de las regulaciones, mejorar los mercados internos vía competencia e inclusión y la creación de la Comisión de Productividad para coordinar las políticas. En este país cada vez que se crea una Comisión significa que no se hace nada, además, estas políticas productivas son los mismos ofrecimientos de décadas atrás y que nunca se concretan porque en el país los proyectos se los realiza para 4 años que dura el gobierno central, el alcalde, el prefecto, el rector, etc.

Nuestra cultura es enclenque sostenida así por nuestra pobreza mental que nos impide realizar proyectos sustentables a mediano o largo plazo, estamos acostumbrados a resolver problemas coyunturales, esta cultura política, educativa y económica nos impide ser competitivos, tener una variada y mejor producción con fuerza de marca, eficiencia logística, estándares internacionales ambientales, sociales, laborales y servicios post venta, así, es imposible que compitamos con éxito en los mercados internacionales con otros productos fuera de los que exportamos hace 100 años como el banano, café, cacao; hace 40 años las flores, 60 años atrás el atún, sardinas y algo de línea blanca pero todos sin mayor valor agregado.

Estos inconvenientes y la demanda global en crisis con situación de sobre oferta provoca bajos niveles de crecimiento de producción intensiva en capital y valor agregado, significa más horas de trabajo, otra de las situaciones para Ecuador difíciles de cumplir por la crisis económica y la incertidumbre en la que vive la sociedad.

Después, la tecnología digital en el país no ha generado la escala ni el impacto necesario a pesar de los esfuerzos realizados para un crecimiento económico diversificado y constante que es el concepto mismo de productividad con ventaja respecto a los vecinos competidores, debo decir que por ahora estamos lejos de alcanzar por lo anteriormente anotado.

Raúl Crespo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona