Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
PERU: Porqué el 1º de Mayo, Dia del Proletariado Internacional
03 mai 2018
HITOS DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL EN EL 1º DE MAYO: LA COMUNA DE PARIS Y LA LUCHA OBRERA DE 1886 POR LAS 8 HORAS DE TRABAJO
SUTE AFICHE FORO.jpg
LENIN OPORTUNISMO.jpg
PERU: HITOS DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL EN EL 1º DE MAYO: LA COMUNA DE PARIS Y LA LUCHA OBRERA DE 1886 POR LAS 8 HORAS DE TRABAJO


EVENTO DEL LUNES 30 DE ABRIL ORGANZIADO POR EL SUTE LIMA QUE DIRIGE EL PROFESOR EDGAR TELLO: “….La primera de ellas no fue nada planificado mientras que la segunda si y ambas sirvieron al Proletariado Internacional. De la Comuna de Paris, Marx, el fundador del socialismo científico, llego a decir: He allí lo que es la “dictadura del proletariado”; y Lenin, el jefe bolchevique Ruso llego a decir que la Comuna de Paris es inmortal.”

SUTE LIMA METROPOLITANA

FORO
“EL MAGISTERIO Y EL PROLETARIADO INTERNACIONAL”

Ponencia
“SITUACION DE LA CLASE OBRERA EN EL MUNDO DE HOY: LO QUE PASO EN 1871 y 1886 Y SUS TAREAS”

Lima, 30 de Abril 2016

Soc. Mauricio Quiroz Torres



“SITUACION DE LA CLASE OBRERA EN EL MUNDO DE HOY: LO QUE PASO EN 1871 y 1886 Y SUS TAREAS”


Existen 2 acontecimientos cumbre del proletariado que explican porque el 1º de Mayo debemos celebrar el DIA DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL pero que se oculta al proletariado mismo y a las corrientes que reivindican la Ideología del Proletariado y que es bien aprovechada por la clase capitalista mundial incluso para denominar dicho día como “día del trabajo” o “día del trabajador”, para ocultar el sello de clase que tuvieron ambas gestas para el proletariado y el resto de clases sociales. Una afina el concepto proletariado internacional y otra el Dia especifico.

Una de ellas es la Comuna de Paris de 1871 y otra es la Lucha por las 8 horas de trabajo, es decir, la gesta donde se inmolaron obreros o conocida como Los Mártires de Chicago de 1886. La primera refuerza el concepto proletariado internacional y el segundo, tanto dicho concepto como el mismo día 1 de Mayo a ella asociada.

La primera de ellas no fue nada planificado mientras que la segunda si y ambas sirvieron al Proletariado Internacional. De la Comuna de Paris, Marx, el fundador del socialismo científico, llego a decir: He allí lo que es la “dictadura del proletariado”; y Lenin, el jefe bolchevique Ruso llego a decir que la Comuna de Paris es inmortal.

Asimismo, existe también la tendencia de afirmar que en el país o el mundo ya no existe el proletariado, generándose pesimismo en las filas del proletariado y aun en el propio pueblo y del cual son portadores muchos ex socialistas y militantes del socialismo domesticado y reformistas.

Antes de pasar a ver los dos acontecimientos señalados vale la pena detenernos en ella para aclararlo. En el país, el INEI, nos señala que para el año 2016 la composición de la Población Económicamente Activa-PEA ubica a 1.5 millones en el sector manufactura, que sería el área clásica del proletariado; 997,000 en el sector construcción; 4.2 millones en el sector agricultura, pesca y minería, entre otros, sobre un total de 16.1 millones de nuestra PEA (1).

O sea nuestro proletariado tiene existencia aun cuando la crisis la golpea y la nieguen muchos.

LA COMUNA DE PARIS

Veamos en palabras de Lenin lo que fue la Comuna de Paris que se inició el 18 de Marzo de 1871 y culmino en Mayo de ese mismo año: “…, la Comuna adoptó algunas medidas que caracterizan suficientemente su verdadero sentido y sus objetivos.

La Comuna sustituyó el ejército regular, instrumento ciego en manos de las clases dominantes, y armó a todo el pueblo; proclamó la separación de la Iglesia del Estado; suprimió la subvención del culto (es decir, el sueldo que el Estado pagaba al clero) y dio un carácter estrictamente laico a la instrucción pública, con lo que asestó un fuerte golpe a los gendarmes de sotana.

Poco fue lo que pudo hacer en el terreno puramente social, pero ese poco muestra con suficiente claridad su carácter de gobierno popular, de gobierno obrero: se prohibió el trabajo nocturno en las panaderías; fue abolido el sistema de multas, esa expoliación consagrada por ley de que se hacía víctima a los obreros; por último, se promulgó el famoso decreto en virtud del cual todas las fábricas y todos los talleres abandonados o paralizados por sus dueños eran entregados a las cooperativas obreras, con el fin de reanudar la producción.

Y para subrayar, como si dijéramos, su carácter de gobierno auténticamente democrático y proletario, la Comuna dispuso que la remuneración de todos los funcionarios administrativos y del gobierno no fuera superior al salario normal de un obrero, ni pasara en ningún caso de los 6.000 francos al año (menos de 200 rublos mensuales).

Todas estas medidas mostraban elocuentemente que la Comuna era una amenaza mortal para el viejo mundo, basado en la opresión y la explotación. Esa era la razón de que la sociedad burguesa no pudiera dormir tranquila mientras en el ayuntamiento de París ondeara la bandera roja del proletariado.” (2)

Esas medidas de un gobierno del proletariado no pudieron seguir pues toda la clase dominante francesa se dirigió a Paris luego de haber huido vergonzosamente de ella e hizo una matanza sin precedentes. Nuevamente en palabras de Lenin: “Y cuando la fuerza organizada del gobierno pudo, por fin, dominar a la fuerza mal organizada de la revolución, los generales bonapartistas, esos generales batidos por los alemanes y valientes ante sus compatriotas vencidos, esos Rénnenkampf y Meller-Zakomielski franceses, hicieron una matanza como París jamás había visto.

Cerca de 30.000 parisienses fueron muertos por la soldadesca desenfrenada; unos 45.000 fueron detenidos y muchos de ellos ejecutados posteriormente; miles fueron los desterrados o condenados a trabajar forzados. En total, París perdió cerca de 100.000 de sus hijos, entre ellos a los mejores obreros de todos los oficios.

La burguesía estaba contenta. “¡Ahora se ha acabado con el socialismo para mucho tiempo!”, decía su jefe, el sanguinario enano Thiers, cuando él y sus generales ahogaron en sangre la sublevación del proletariado de París.” (3)

Quedo así como un hecho histórico este acontecimiento que nos permite afirmar ese concepto tan rico de Proletariado internacional. Hay que señalar que dicha gesta del proletariado tuvo en los anarquistas sus conductores.

Luego viene la otra gesta del proletariado en Norteamérica, donde también los anarquistas jugaron un papel en su dirección.

LA LUCHA POR LAS 8 HORAS DE TRABAJO EN EEUU DE N.A.

El 1 de Mayo de 1886 en Estados Unidos de Norteamérica, en sus principales centros fabriles como Chicago, Nueva York, Detroit, Cincinnati, Kentucky, etc. se inició una huelga general que unía a trabajadores de todas las razas y credos, que junto con los trabajadores despedidos, para conseguir 8 horas de jornada laboral pues a ese año la jornada era entre 12 a 16 horas de trabajo.

Esa lucha hacía eco del llamado que hiciera la Federación de Trabajadores de Estados Unidos y Canadá en 1884 para establecer dicha jornada de 8 horas con la Huelga General y que ya se planteaba desde hacía dos décadas.

Como la paralización huelguística nacional era contundente y desde el 1 de Mayo eran innumerables la agitación en los Mítines de los obreros en las calles y ciudades de Estados Unidos, los patronos capitalistas y el Estado reaccionaron violentamente para reprimir al movimiento huelguístico.

Esta canallada capitalista, aprovechando que el 4 de Mayo en Haymarket, Chicago, al cierre casi de un Mitin obrero, estalló una bomba en medio de una amenazante Policía- que entrenaba, así como hoy, para reprimir manifestaciones-desató una feroz represión que ocasionó la muerte de 40 obreros, más de 200 heridos y siete policías muertos, gran parte de balas disparada por la propia policía.

Esta represión llevó al cierre de los periódicos obreros, de sus locales sindicales, el allanamiento de las casas de los dirigentes obreros, prohibición de los mítines y el juicio principalmente a 8 trabajadores anarquistas de la Asociación Internacional del Pueblo Trabajador-IWPA, acusándolos de ser los responsables de la bomba y muerte de los policías en Haymarket: George Engel, Samuel Fielden, Adolf Fischer, Louis Lingg, Michael Schwab, Albert Parsons, Oscar Neebe y August Spies.

Al capital le importa poco sacrificar libertades cuando de defender su sistema de ganancias se trata. Contra los Mártires de Chicago, como hoy conocemos, se descargó toda la furia de los patronos capitalistas y la justicia norteamericana, vendida y controlada por el gran capital. Con un Jurado parcializado y anti obrero, en la que participaron representantes de los patronos capitalistas como un familiar de un policía muerto en Chicago, y con un Fiscal que en vez de buscar pruebas los acusaba solo por ser dirigentes de los trabajadores, esta venal justicia capitalista los condenó a muerte; excepto a Oscar Neebe, a quien se le impuso 15 años de cárcel.

En el juicio nunca se determinó quien era el que arrojó la bomba y la sentencia lo era porque el patrono capitalista solo buscaba vengarse de los dirigentes obreros por haberse osado a levantarse y exigir las 8 horas de trabajo.

El Estado capitalista demostraba así que no le interesa el derecho a la vida cuando de ajusticiar a obreros que protestan o sus líderes se trata. El 11 de Noviembre de 1887, se ejecutó la sentencia en 4 de ellos (Spies, Engel, Parsons y Fischer) pues a 2 de los mártires (Fielden y Schwab) se les había ya cambiado su sentencia a cadena perpetua y luego con Neebe en 1893 salieron en libertad. Otro de ellos, L. Lingg, sospechosamente antes del 11 de noviembre apareció muerto. Ninguno de ellos pidió perdón ni se arrepintieron de los hechos el día que los sentenciaron no solo porque no estuvieron el 4 de mayo sino porque quienes dirigen un Sindicato no pueden darse ese lujo. Los Mártires de Chicago legaron a la clase trabajadora una Moral superior que debemos continuar enarbolando.

Uno de los obreros asesinados por la justicia capitalista, Alberto Parsons nos dejó tan digno mensaje cuando ya la justicia lo había condenado a muerte: "Yo como trabajador he expuesto lo que creía justos clamores de la clase obrera, he defendido su derecho a la libertad y a disponer del trabajo y de los frutos del trabajo. Yo creo que los representantes de los millonarios de Chicago organizados os reclama nuestra inmediata extinción por medio de una muerte ignominiosa.
¿Y qué justicia es la vuestra? Este proceso se ha iniciado y se ha seguido contra nosotros, inspirado por los capitalistas, por los que creen que el pueblo no tiene más que un derecho y un deber, el de la obediencia. El capital es el sobrante acumulado del trabajo, es el producto del trabajo. La función del capital se reduce actualmente a apropiarse y confiscar para su uso exclusivo y su beneficio el sobrante del trabajo de los que crean toda la riqueza.
El sistema capitalista está amparado por la ley, y de hecho la ley y el capital son una misma cosa.
¿Creéis que la guerra social se acabará estrangulándonos bárbaramente? ¡Ah no!

Sobre vuestro veredicto quedará el del pueblo americano y el del mundo entero. Quedará el veredicto popular para decir que la guerra social no ha terminado por tan poca cosa."

Pero el sacrificio de los Mártires de Chicago tuvo sus frutos pues, a fines de mayo de 1886 en miles de fábricas norteamericanas, se impuso la jornada de 8 horas de trabajo, la misma que se generalizo en todo Estados Unidos recién en 1938.

Es en honor a la lucha y al sacrificio de los trabajadores que el mundo entero y, en especial su clase trabajadora, recuerda el 1º de Mayo como Día del Proletariado Internacional, la misma que fue establecida en 1889 por la II Internacional. No es un Día del trabajo, como pregona el revisionismo de Patria Roja, ni tampoco para homenajear al patrono.

CLASE OBRERA Y LA PERSPECTIVA DE SU LUCHA

Existen episodios como los que se ha descrito en homenaje a los Comuneros de Paris de 1871 o de los Mártires de Chicago de 1886. Sin esta última no existiría la jornada de 8 horas de trabajo o la que han protagonizado en el país los obreros que en 1919 conquistaron también dicha jornada- pero que hoy es pisoteada por los capitalistas dizque moderno en cada confín del planeta y especialmente en el Perú. Igual ha sido el heroísmo para conseguir la vigencia de los Sindicatos, la liberación de los pueblos, y hasta para conseguir que funcione una escuela, un hospital o una carretera.

Las lecciones de combatividad, heroísmo, solidaridad, unificación principista, direccionalidad obrera, etc. fueron una constante de las luchas obreras y constituyen un ejemplo a seguir para continuar las luchas obreras y del pueblo hasta su ascenso al plano político.

Hoy le corresponde al proletariado, al campesinado, al magisterio y al resto de clases sociales avanzar en que este tipo de conquistas como las 8 horas de Trabajo sea respetada frente a la imposición que hace el gran capital, que aprovechándose de la crisis en que se halla desde el 2008, prolonga la jornada de trabajo restando cada vez la presencia del obrero o del trabajador en su hogar y minimizando así los efectos de esta crisis en las ganancias de los capitalistas. Hoy en día casi todos los trabajadores tienen que trabajar casi de lunes a sábado hasta en doble jornada para poder alimentar a su prole y sobrevivir pues los salarios cada vez son más reducidos.

La clase obrera y el resto del pueblo tienen ante sí la disyuntiva de seguir en el círculo vicioso de conquistar derechos que un tiempo es respetado y reconquistar derechos que los pierde cada vez que hay crisis del capitalismo y que ahora con la globalización imperialista la amenaza de mayor pauperización y pobreza es una constante; en esta ultima es importante las lecciones de un gobierno del proletariado que se instauro con la Comuna de Paris.

Y en esta lucha, como lo hicieron los obreros en 1886 o los Comuneros de Paris no puede darse tregua ni al patrono ni al Estado ni a las hoy fuerzas que situándose dentro del campo popular generan confusionismo al proletariado y al pueblo; buscan atarlo camino electorero como si el pueblo alguna vez con este camino haya conseguido algo duradero. Allí está la labor de ONG, el reformismo, el socialismo domesticado, el revisionismo y el neo revisionismo, muchos de los cuales cuando se trata de embarcarse en gobiernos lo hacen sin interesarle la suerte del pueblo trabajador. Los obreros y maestros peruanos conocen a muchos de estas corrientes que anidan en la CGTP o el CEN-SUTEP.

Que no se puede dar tregua es más urgente hoy en día que la crisis cíclica del capital tiene ya largo aliento desde el 2008.

Así tenemos que en los países del capitalismo avanzado la clase obrera debe saber que según propias informaciones de esa agencia de la oligarquía imperialista mundial, el Banco Mundial, al 2003 el decil más rico de Centro y Sudamérica se queda con el 48% del ingreso total mientras que el decil más pobre sólo recibe el 1.6% de dicho Ingreso.; y que en los países capitalistas el decil superior recibe el 29.1% mientras que el decil inferior solo el 2.5% (4). Y al 2017 la situación no ha cambiado casi nada pues conforme a datos de OXFAM: “…. 3700 millones de personas, es decir el 50% de la población mundial, no se benefició para nada del crecimiento que experimento el planeta el año pasado, mientras que el 1% más rico se embolso el 82%. Desde 2010, es decir, en plena crisis, tras el estallido de la burbuja financiera en 2008, la riqueza de esa “elite económico” aumento como media del 13% por año…” (5).

De contrabando también se nos presenta que con la globalización o internacionalización del capital las cosas mejoran en la economía pero tampoco es así. Hoy en día las tarifas de servicios como la telefonía, el agua, el gas y la energía eléctrica crecen por encima de los salarios lo que hace caer sostenidamente los salarios de los trabajadores tanto así que en EEUU el Instituto de Política Económica Liberal refiriéndose a los altos costos energéticos se ha sobresaltado indicando que es la mayor caída del ingreso real en décadas (6).

Se comprueba que pese a la globalización y al notable desarrollo de la tecnología los ricos se enriquecen más y los pobres se empobrecen más y que el salario de los trabajadores tiende a desvalorizarse más cumpliéndose ese viejo precepto marxista de que los beneficios capitalistas crecen a expensas del salario de los trabajadores.

Situación del que no escapa el propio EEUU de Norteamérica, el clásico país imperialista y terrorista Nº 1 en el mundo.

En la década de 1960 los trabajadores con sus salarios representaban el 46% del valor añadido del producto y en la década del 90 ha descendido totalmente pues representa solo el 36% (7); descenso que se viene observando ya en los beneficios de pensiones y de salud que si antes pagaban los patrones hoy lo hacen con la creciente participación del salario laboral conforme lo revela un Informe de la Kaiser Familia Fundación: el 60% de las empresas ofrecen seguros de salud en el 2005 mientras el 2003 era el 66% y el 2000 era el 69% de los patrones (8) augurando el estudioso James Petras que para el cierre de la década más del 90% de los trabajadores estarán pagando su atención sanitaria individual y su plan de pensiones bajo riesgo de perderlos pues los patrones capitalistas ya no quieren mantenerlos pues les reduce su competitividad internacional (9).

Esto pese a que los capitalistas yanquis se vanaglorian de que en los últimos cuatro años han tenido una recuperación económica y sólo en promedio en los 2000 han tenido un crecimiento de su PBI en 3.4% y buena parte de los capitalistas financieros inversores han batido los récords de beneficios para sus accionistas (10).

Contra lo que afirmaban los sepultureros del Marxismo, éste nos enseña que un “rápido crecimiento del capital productivo determina un igualmente rápido acrecentamiento de la riqueza, el lujo, las necesidades sociales, los placeres sociales. Así, aunque los esparcimientos del obrero suban, la satisfacción social que ellos brindan desciende en comparación con los crecientes goces de los capitalistas” (11).

La clase obrera como el resto de trabajadores debe entender que con la globalización imperialista solo las ganancias empresariales seguirán manteniéndose para lo cual las potencias capitalistas viene empleando la competencia entre Bloques o Pueblos Continentes y Tratados Bilaterales como el TLC auspiciado por EEUU y que gobiernos serviles como los de Toledo, Alan García, Humala, PPk y el actual de Vizcarra y de otros países semicoloniales siguen a pie juntillas y en ella el salario tenderá a reducir su valor nominal inclusive.

Una firma yanqui como es la Delphi, la Nº 1 en autopartes en USA (12), paga por ejemplo a sus obreros en USA 27 dólares por hora de trabajo más beneficios jubilatorios y de salud- que han empezado a reducirse- mientras en China esta misma empresa paga 3 dólares la hora sin ningún beneficio pensionario y sanitario, lo que en términos globales lleva a una reducción sustantiva de los salarios en los países avanzados para proteger las ganancias empresariales que crecen más con el auxilio que le proporcionan las ganancias por los productos de sus filiales como en China donde los salarios son completamente bajos.

Al reducirse nominalmente el salario se empuja al obrero a prolongar su jornada laboral directa e indirectamente con lo cual su vida familiar tiende a reducirse y produciéndose así un nuevo crecimiento de los beneficios del capital confirmándose otro viejo precepto marxista de que “cuanto más consiga el capital alargar la jornada de trabajo mayor será la cantidad de trabajo ajeno que se apropiará” (13). Situación que hasta en el ámbito personal ha agudizado la proliferación del estrés en casi el 30% de los adultos norteamericanos (14).

Todo esto acontece bajo los auspicios de los Estados, supuesto árbitro o entidad imparcial, que se revelan así como un órgano de la clase capitalista. A los obreros y a los pueblos les dicen que tienen que sacrificarse en aras de la estabilidad de las empresas capitalistas o del control inflacionario o por el desarrollo mientras sus ganancias y el parasitismo con la deuda externa o las utilidades de las Asociaciones Publico Privada u Obras por Impuestos o las actividades extractivistas, que destruyen ecosistemas y pueblos originarios, son crecientes (15).

Por ello la clase obrera tiene que dar el salto de las luchas sindicales a la lucha política por el Poder. La clase obrera debe prepararse para la conquista del Poder para la clase y el pueblo pese a que el gobiernismo, el reformismo y el revisionismo colocan este problema como uno como uno lejano y lo engañan constantemente con el camino electorero o de reformas presentándolos como caminos que el pueblo debe transitar.

La clase obrera es revolucionaria o no es nada en el sistema capitalista dice un viejo apotegma marxista y hacia ella debe concurrir la acción proletaria de hoy en día si queremos ser seguidores de quienes conquistaron reivindicaciones como las 8 horas en el país y en el mundo del cual gozan tirios y troyanos Esa es su misión histórica y hacia ella concurrimos todos los que servimos al pueblo de todo corazón.

Como enseña Lenin, le corresponde al proletariado ser esa fuerza que debe crear lo nuevo:
“Los hombres han sido siempre en política víctimas necias del engaño de los demás y del engaño propio, y los seguirán siendo mientras no aprendan a discernir detrás de todas las frases, declaraciones y promesas morales, religiosas y políticas, los intereses de una u otra clase.
Los Partidarios de reformas y mejoras se verán siempre burlados por los defensores de lo viejo y mientras que no comprendan que toda institución vieja, por bárbara y podrida que parezca, se sostiene por la fuerza de unas u otras clases dominantes.
Y para vencer la resistencia de esas clases, sólo hay un medio: encontrar en la misma sociedad que nos rodea, educar y organizar para la lucha a los elementos que puedan –y, por su situación social, deban- forma fuerza capaz de barrer lo viejo y crear lo nuevo.” (16).


https://www.facebook.con/mauricio.quiroz.73113/posts/1056849194468438

_______________________________

(*): Profesor. Coordinador del Comité Magisterial “Germán Caro Ríos”.

Notas.-

1. Ver: https://www.inei.gob.pe/estadisticas/indice-tematico/ocupacion-y-viviend/


2. Lenin: “En Memoria de La Comuna”.

3.Lenin: Ibid.

4. Banco Mundial: Desigualdad en América Latina y el Caribe: Ruptura con la historia? 2003.

5. Ver: https://www.eleconomista.com.mx/economia/Peso-mexicano-cae-ante-fortalez

6. Rebelión: 1º de Noviembre del 2005, citando a Clarín.

7. Phil Gasper: La Vigencia del Manifiesto Comunista.

8. Rebelión: Ibíd.

9. James Petras: El Estado del Imperio. 2006.

10. Ibíd.

11. Carlos Marx: Trabajo Asalariado y Capital.

12. Rebelión. Ob. cit.

13. Carlos Marx: Salario, Precio y Ganancia.

14. J. Petras: Ob. cit. Petras recoge allí las declaraciones de la economista yanqui Julie Schor que yendo más allá en esto del estrés dice que “los estadounidenses están literalmente, buscándose la muerte, ya que su trabajo contribuye a provocar enfermedades de corazón, hipertensión, problemas gástricos, depresión, fatiga y otras dolencias”.

15. El economista Peter Morici, de la administración del ex Presidente Clinton, quería disciplinar las exigencias sindicales de los obreros de los centros automotores culpando de su crisis a las dirigencias sindicales por no haber educado a sus afiliados y mostrarse realistas en sus pliegos reivindicatorios. En Rebelión: 1º de Noviembre del 2005.

Los tecnócratas de los gobiernos peruanos de los últimos años pretenden decir que los territorios de las Comunidades Campesinas deben ser usados en beneficio de “todos”, cuando en realidad es solo para que los grandes consorcios mineros o hidroenergeticos, etc., sean los únicos ganadores.

16. V.I. Lenin: “Las tres fuentes y las tres partes integrantes del Marxismo”.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: PERU: Porqué el 1º de Mayo, Dia del Proletariado Internacional
03 mai 2018
Gracias por envenenar (aun mas) a indy, pero sucede que con lxs locales tenemos de sobra. Marx Lenin Trotsky Stalin. Traidores, de las ansias de libertad de lxs oprnimidxs en todo el planeta no nos contéis mas cuentos que el 1 de mayo no es rojo sino negro y anarquista y habéis asesinado mas revolucionarixs en el siglo pasado que todxs lxs fascistas juntxs!

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona