Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: educació i societat
"La economía estúpido"
07 abr 2018
"La economía estúpido"
“La economía estúpido”.

“La economía estúpido” es una frase del estratega político James Carville, el diseño la campaña electoral de Bill Clinton contra el presidente George H.W Bush en 1992.

La economía es el factor más importante en la visión de la humanidad con respecto al crecimiento social, familiar y de los Estados que son afectados por guerras sucias como las realizadas por Facebook con datos privados de la gente para incidir políticamente en varias regiones del mundo.

Políticos como Donald Trump, Vladimir Putin, Xi Jinping, Ángela Merkel, Theresa May, Mariano Rajoy, Emmanuel Macron y organizaciones crediticias como el FMI, BM y políticas como la ONU y la UEE, afectan los mercados globales con guerras comerciales que inciden en grandes regiones del mundo y al mismo sistema del capital, lamentablemente, el único sistema que practicamos y que trae pesadillas cíclicas como el desempleo que se agudiza por la entrada de la IV Revolución Industrial.

Compañías cuya capitalización bursátil de Apple, Alphaber (Google) Microsoft, Amazon y Facebook, son las más grandes del mundo según Standars Poors, vinculadas en esta nueva guerra comercial entre China y Estados Unidos; 4 de estas compañías con matriz en los Estados Unidos y con alta tecnología lideran la IV Revolución Industrial, son apetecidas por los países por su volumen de ventas, inversión, influencia política y social, recaudación fiscal sin que importe que los gobiernos cedan leyes para nuevas regulaciones y supervisión de estas empresas que evaden el pago de impuestos.
Son empresas Estado, solo Apple vale 900.000 millones de dólares más que el PIB de Argentina, Israel, Suecia, Polonia, Irlanda, Colombia, Perú y muchos otros países.

Se viene proyectando un nuevo orden mundial que empezó en el 2011 en África del Norte, pero, que se dilata por la pérdida de vigencia de la ONU y de la OMC de lo que se aprovecha Trump, la onda expansiva de esta nueva guerra comercial entre EEUU y China tiene características planetarias, los primeros heridos son las bolsas de Tokio, Shanghái, Hong Kong, Londres, Paris, Fráncfort, Milán, Madrid, New York, terminaron la semana del 23 de marzo con saldos negativos.

Después de la segunda guerra mundial en 1944 en Bretton Woods, 44 países llegaron a varios acuerdos para evitar otras guerras, pusieron reglas para una supuesta convivencia más equitativa y supuestamente más democrática así nacieron el FMI, BM, ONU, después la OMC, UEE; estas reglas estuvieron relativamente estables hasta la llegada de Donald Trump quien con su nacionalismo rompió acuerdos comerciales con Transpacífico, Nafta, discutió con algunos países europeos por la OTAN y por las exportaciones sin aranceles especialmente acero y aluminio, no desea contribuir con las cuotas a la Organización de Naciones Unidas, ahora enfila contra China colocando aranceles al aluminio, acero y otros productos por 60.000 millones de dólares.

La respuesta de China fue inmediata con restricciones a 128 productos por 3.000 millones de dólares, son productos de gran impacto para la población agrícola como los que siembran soya y para las fábricas de aviones y vehículos de ocasión. En el año 2015 Xi Jinping visito Seattle, hizo un pedido a la Boeing por 38.000 millones de dólares, compro soja por 14.600 millones en el 2017, además, Beijing podría dejar de comercializar con Apple y Cisco firmas vulnerables si Pekín reacciona con fuerza a la guerra comercial propuesta por EEUU.

El mejor ejemplo de esta disputa afectaría a Iphone, los productos de Apple se diseñan en California, el ensamblaje de los mismos se fabrican en China a través de empresas como Foxcom desde donde se exportan hacia EEUU, y así con otras grandes empresas que se afectarían por la guerra comercial con China en donde EEUU, en estos tiempos tiene mucho más que perder.

En una guerra comercial China dispone de una reserva de 3 billones de dólares para atender los efectos y a los afectados de esta guerra comercial manifestó el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, “EEUU no tiene un marco económico para responder a esta crisis particular”.    

“China no quiere una guerra comercial pero no le tenemos miedo en absoluto, tenemos la confianza y la capacidad para enfrentar cualquier reto” dijo Hua Chunying, portavoz de la cancillería.

El problema para EEUU, es la des balanza comercial con los chinos que es enorme. EEUU exporta a China, aviones Boeing y equipamientos de aviación por 16.300 millones de dólares, Soja por 12.400 millones y vehículos nuevos de ocasión por 10.500 millones, en cambio importa celulares por 70.600 millones de dólares, juegos y juguetes por 28.800 millones, ropa por 24.100 millones.

En el año 2016, EEUU exporto a China 116.000 millones de dólares e importó 483.000 millones; en el 2017 exporto 130.000 millones e importó 506.000 millones. La diferencia en monstruosa para la balanza comercial entre chinos y estadounidenses.

Está en su derecho dirán muchos a favor de EEUU y así es, pero Trump está llevando al caos a EEUU. Donald Trump esta acosado por juicios civiles y penales muchos por acoso sexual y pagos a actrices porno para que no rebelen su relación, juicios ambientales, por el racismo y por la inmigración, el caso Rusia es un escándalo de enormes proporciones para ganar la presidencia, después, prácticamente, removió a casi todo su equipo de gobierno no solo por dilatar las investigaciones sino para formar un gabinete de guerra con Mike Pompeo como canciller, este señor es experto en guerra sucias… y ya empezó, coloco a John Bocton como su asesor de seguridad nacional quien es el ideólogo del ataque preventivo para Corea del Norte, Irán y Rusia y, como directora de la CIA a una acusada de torturas en Guantánamo e Irak.

Las elecciones de noviembre son la fecha límite, si gana para los Republicanos su estadía en la casa blanca continuara hasta el final y aunque solo dos presidentes fueron cesados por el Congreso después de juicios políticos hay demasiadas denuncias en su contra y el pueblo semi ignorante está cansado de tanta estupidez, es uno de los motivos por acelerar la guerra comercial, el otro motivo satisfacer a los militares que buscan mano dura contra China y Rusia, sin llegar a una guerra directa.

Xi Jinping y Vladimir Putin sacan ventaja del novato, irascible y conservador Donald Trump que ha debilitado y volatilizado aún más el liderazgo estadounidense en el mundo. El ahora nuevo y eterno presidente chino y el reelecto Vladimir Putin (18 años en el poder) nos enseñan todos los días que el ascenso “del resto” Alemania, Rusia, India, China, Indonesia y otros agotaron el unipolarismo en donde EEUU fue indispensable.

Rusia no es una potencia militar ni nuclear como lo fue la ex URSS, de esta guerra fría surgió el fuerte liderazgo estadounidense con una Europa más sólida y en apariencia integrada por una visión de un liberalismo internacional, hoy, no existe esa visión y EEUU cuenta con un presidente imbécil y una Unión Europea con serios problemas que no pueden resolver como la deuda pública, desempleo, mediocridad política y más el envejecimiento de su población han terminado por consolidar el liderazgo de Putin y Jinping en regiones del mundo.

La intervención de Moscú en Siria, Irak contra Isis, Chechenia, Georgia, la anexión de Crimea, la desestabilización en Ucrania, para la población rusa es un éxito motivo por el cual le otorga un amplio respaldo del 63% para ganar la presidencia una vez más a pesar del fracaso económico por las sanciones internacionales y por el gasto militar.

En los aspectos económicos y militares Putin está consciente de la enorme diferencia que existe con EEUU; la tecnología de punta en sus misiles intercontinentales cuenta pero no influye para desafiar a Washington. Con gran realismo Putin sabe que el único terreno con el que cuenta es la diplomacia para seguir arriba con Jinping.

La rivalidad entre Washington y Moscú es enorme dice el último informe de seguridad nacional en la casa blanca. “Es una vuelta a la competencia y no solo por los aranceles punitivos, robo de propiedad intelectual, interferencia permitida en las elecciones presidenciales, armamentismo, etc. Incrementa las preocupaciones, China y Rusia nos desafían abiertamente el poder y la influencia de EEUU en el mundo”.

El ex coronel de la KGB es acusado por Londres de eliminar al doble espía Serguei Skripal, utilizando gas nervioso. EEUU reacciono expulsando a 60 funcionarios de la embajada rusa y cerró el consulado de Rusia en Seattle, el mismo día 14 países de la Unión Europea sacaron a otros 80 diplomáticos rusos.

Moscú reacciono expulsando a 60 miembros de la embajada estadounidense en Moscú y cerró el consulado en San Petersburgo, estas decisiones en mi opinión no son el inicio de una nueva guerra fría, es una crisis diplomática solucionable en una próxima cumbre de presidentes, sin embargo, estos escándalos venden y son necesarios para que Putin se sostenga arriba en el liderazgo mundial.

Otra cosa es el nuevo supremo de 1.400 millones de chinos, el nuevo presidente eterno como lo fue Mao, Xi Jinping ambiciona convertir a China para el 2050 con una antesala en el 2025, en la primera potencia mundial socialista ecológica, económica, científica, étnica, cultural, social y militar del mundo para que otros países sigan el ejemplo ahora que el mundo se halla en plena competencia entre los modelos neoliberal en occidente y el capitalismo chino en momentos que Washington se retrae de la política internacional, al menos parcialmente, ante los fracasos militares y políticos en Siria, Irak, Afganistán, Corea del Norte, Irán, Yemen, Venezuela, son evidencia del fracaso como el distanciamiento con Alemania, Francia, Italia, por la OTAN, asunto que se traduce en un incremento de la simpatía por China y Rusia en los últimos años.

En América Latina, Medio Oriente y en Europa, China es más popular que EEUU por estos días dice un informe del Centro de Investigaciones Sociales PEW, “China está en lo más alto del poder en estos tiempos modernos” afirmo Michael Kovring de Crisis Group.

Ya no hay revalidad ideológica entre EE.UU y Rusia y entre China y EEUU existe una eterna guerra de divisas por la devaluación del yuan y el dólar ahora polarizada por la guerra sucia o guerra comercial que irremediablemente afecta al resto del mundo encadenados en la globalización, sin embargo, China lleva años desafiando la geopolítica, militar e ideológica la posición de EEUU, sin que lo puedan frenar.

Raúl Crespo

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona