Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: dones
Madre, eres vida
09 mar 2018
Las-tres-edades-Gustav_Klimt.jpg
Para una madre, un hijo siempre es un hijo, aunque se haya muerto. Hay hijos que nunca llegan a nacer, por más que sus madres luchan en las clínicas de infertilidad para que lleguen a existir en este mundo -porque existir, ya existen en el corazón de sus madres-. Hay hijos que aunque nacen, se marchan enseguida. Otros lo hacen cuando son más mayores. Están los hijos que se esperó adoptar durante años y al final nunca llegaron. Hay tantas madres... también las que hubieron de renunciar a criar a sus hijos, o a las que la enfermedad les usurpó la capacidad de engendrar. Madres son también las que tomaron la decisión más difícil, la de de interrumpir su embarazo. Siempre son hijos que se pierden. Y todas las madres, cada una a su manera, sentirán el dolor por su pérdida.

La Vida es una cadena infinita de madres y hijos. La fuerza que la mantiene unida es la del amor de la madre. Una madre lo dará todo por su hijo, hasta la vida. Una madre nunca dejará de amar a su hijo, aunque ya no exista, o no llegara a existir en este mundo. Siempre y para siempre un hijo es y será amado como a nada más se puede llegar a amar en este mundo. Y es en estos casos, en los que la madre pertenece al mundo de los que existen aquí y el hijo al de los que no existen aquí, que el amor se expresa en dolor, llanto y vacío. Es el duelo. Si se llora, si se grita, si el silencio lo inunda todo, si la vida pierde su sentido, es el reflejo del amor por el hijo que no está. Exprésate entonces, amor, en el modo que cada madre necesite hacerlo, porque no hay ninguna forma mejor o peor, ni un tiempo a partir del cual tu desgarro deba dejar de ser penado, ni haya de ser considerado patológico por otros.

Madre, se libre de hacer tu duelo, como sientas que has de hacer. Llena el espacio infinito con tu dolor, dale la forma que necesites, se plenamente consciente de él, deja que lo arrase todo si así ha de ser, hasta que el dolor se agote a sí mismo. Llega un momento en el que el dolor te lleva al fondo, a lo más profundo de la pérdida, entonces los ojos se abren a lo que antes estaba velado, y se comprende lo que siempre se supo, la verdad diáfana, la sencillez infinita de la vida y la muerte. Allí está el vacío, y el vacío es frío y silencioso. Quédate el tiempo que necesites en él, que nadie te de prisas. Escúchate porque en ti están todas las respuestas.

Madre, tú eres la vida, y lo has sido desde siempre. Permítete ser porque tu cuerpo es sabio, porque tu mente ya conocía lo que tenía que hacer ahora desde tiempos antiguos. Tu espacio y tu tiempo te pertenecen, para sanar la herida, que no te los nieguen. Que no te juzguen, que no te juzgues. Tu duelo es tuyo, y vas a vivirlo. No dejes que nadie te diga lo que debes hacer. Cree en ti. Déjate ser, que la vida desahogue su pena en ti, con tu forma única de hacerlo. Luego llegará el tiempo de regresar, consciente, serena, sabia. Entonces seguirás siendo la vida, el amor eterno, y lo sabrás muy bien.

--

La imagen incluida en este artículo es de dominio público, su autor es Gustav Klimt, se titula "Die drei Lebensalter der Frau" y está disponible en este enlace de Wikimedia Commons: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Gustav_Klimt_020.jpg
Mira també:
http://www.heperdidoamibebe.me

This work licensed under a
Creative Commons license

Comentaris

Re: Madre, eres vida
09 mar 2018
Vaya feminismo!
Ahora ya estamos de acuerdo curas, fachas, izquierdos, sociolistos, feministos y todas las masas que siguen las consignas de la prensa del régimen, de derechas (ABC, El País, El mundo, etc) o de izquierdas... (las izquierdfas del Sistema.

Mucho más constructivo e interesante las madres de l@s mosu@s, como señalan en el segundo comentario de
Como ser hombre en la nueva cultura del feminismo

http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/518372
Re: Madre, eres vida
09 mar 2018
Este artículo no pretende ser feminista, ni de derechas, ni de izquierdas, ni contiene ningún tipo de ideología. No habla de pensamientos, ni de ideas. Describe una experiencia, personal y compartida por otras madres. Desconocida y generalmente incomprendida por quienes no la han experimentado, el duelo por la muerte de un hijo. Este artículo pretende dar a poyo a las madres que se encuentran en este tránsito. No requiere la comprensión por parte de otras personas, pero sí se agradece su respeto.
Re: Madre, eres vida
12 mar 2018
Gracias Laura por compartirnos el artículo. En esta web hay siempre quienes o bien ven fantasmas en todo o quienes se dejan llevar por sus prejuicios y en vez de fantasmas ven ideología y ni por asomo vislumbran qué es lo que nos quieren/quieres transmitir...

Reconozco en tus palabras las libertades de permitirse a una misma, el tránsito en esas duras y tristes circunstancias y me llama poderosamente la atención cuando dices que el texto "no requiere la comprensión por parte de otras personas...", porque me parece que, lamentablemente, esa es una terrible verdad.

Gracias por hacernos llegar esas experiencias tan personales y cotidianas como mayormente ignoradas.
Re: Madre, eres vida
12 mar 2018
Gracias Aliss, tus palabras dan calor a mi corazón.
En mi experiencia personal, y en la que he podido compartir con otras madres en duelo por la muerte de su bebé, es común encontrar una incomprensión ciega al duelo que atraviesa la madre.
Esta incomprensión puede convertirse en ocasiones en intolerancia, especialmente en el circulo familiar cercano: frases como "ya es hora de que salgas del agujero", "tienes que seguir adelante, no puedes seguir llorando", "¿es que quieres que me ponga enfermo yo de verte así?", pueden comenzar a llegar al cabo de un tiempo variable tras la muerte del bebé.
Adicionalmente, la convención clínica, determina que un duelo pasa a ser patológico a partir de un año de duración. También los "expertos" se animan a determinar y clasificar qué manifestaciones son "normales" y cuales no en el duelo perinatal. Qué sabrán ellos... qué sabrá quien no ha sufrido esta pérdida.
Pocas vivencias en la vida pueden llegar a ser tan terribles como la muerte de un hijo. Y la madre vivirá el duelo en la profundidad de todo su ser. Necesitará mucho apoyo, todo el cariño de quienes le quieren, y cuanto tiempo haga falta para sanar su herida tras un desgarro tan hondo.
En fin, este artículo trata de dar ánimo a estas madres que se encuentran tan solas e incomprendidas en su desolación. Para que al menos ellas se permitan sentir en total libertad su profundo su dolor, puesto que forma parte de la readaptación a una realidad completamente diferente tras la muerte del hijo. Un proceso que requerirá grandes esfuerzos físicos, emocionales, mentales e incluso "espirituales", y que finalmente conducirá a una transformación.
De la experiencia más terrible puede surgir, tras el llanto y el vacío, la fortaleza, la serenidad y la sabiduría. Y esta es una capacidad que toda mujer tiene en su interior. Pero se necesita tiempo y mucho apoyo.
Re: Madre, eres vida
14 mar 2018
Es muy difícil comprender lo que supone el duelo perinatal para aquellas personas que no han sufrido esta pérdida. Mucho más difícil resulta si además no se es padre o madre. El duelo perinatal es una realidad emocional compleja, y muy dura, que sólo se llega a comprender verdaderamente cuando uno se encuentra inmerso en ella, viviéndola en primera persona.
Hay personas que sin haber pasado por esta experiencia son capaces de empatizar con quien sufre. Pero para otras personas tratar de ponerse en el lugar del otro puede resultar muy difícil.
En medios como este, es fácil encontrar comentarios de todo tipo (como los que han sido retirados por moderación de este artículo). Es algo con lo que ya se cuenta cuando uno se expone a publicar. Pensar en profundidad sobre algo, tratando de comprender y aportar perspectivas constructivas no es sencillo, por eso hay quien prefiere opinar con ligereza, a veces incluso sin tener muy claro sobre qué se está opinando. También es fácil, desde el anonimato, descargar las propias emociones negativas sobre otros, más aún si "el otro" se encuentra en una situación vulnerable. Incluso se puede encontrar personas que llegan a sentir algún tipo de placer haciendo daño con sus comentarios. A todos ellos sólo puedo desearles que la vida les conduzca a desarrollar su capacidad de empatía, y que por supuesto, nunca lleguen a comprender en primera persona lo que supone la muerte de su bebé, tal y como me ha sucedido a mi.

Por favor, apelo a tu humanidad: si este artículo no te interesa, sencillamente déjalo pasar, porque hay comentarios que pueden ser muy dolorosos y en este tema no es necesario añadir más dolor. Pero si hay algo positivo que puedas aportar, que pueda ayudar a otras madres en duelo, adelante porque tu apoyo es muy necesario.
Entiendo que este es un artículo que puede ser difícil de comprender para el público general, porque está escrito con toda la intención para madres a quienes se les ha muerto su bebé y que tratan de sobrevivir en circunstancias emocionales muy difíciles. Si quieres, hay otros artículos que publiqué en este medio, estos sí dirigidos al público general, que tienen el objetivo de visibilizar la realidad silenciada del duelo perinatal, así como presentar recursos para padres y madres en duelo, como pueden ser los grupos de apoyo:
Las mujeres que miraban a la muerte de frente y a la cara:
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/516798
El vergonzoso vacío y abandono por parte de las Instituciones Sanitarias:
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/517056

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more