Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: laboral
Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
08 mar 2018
8 de marzo día internacional de la mujer.
smart.jpg
En España el índice de la natalidad se encuentra en uno de los momentos más críticos de la historia. Esta es una verdadera catástrofe de dimensiones estratosféricas que apenas despierta la más mínima preocupación entre las autoridades o los ciudadanos. Sucede algo muy parecido cuando Nerón tocaba la lira mientras ardía Roma. Las parejas no quieren engendrar hijos, no les da la gana procrear pues coarta su libertad. Y la libertad es el máximo valor que defienden las leyes y constituciones. Estamos en una sociedad hedonista donde un hijo es un yugo más que una bendición. La mujer lucha por tener los mismos derechos que los hombres. Si hay generales en los ejércitos también debe haber generalas que ordenen aniquilar a los enemigos.

La mujer moderna se ha emancipado de esas ataduras feudales que la relegaban a ser una esclava. Ahora la que manda es ella y si quieren abortar, aborta sin tener que rendirle cuentas a nadie ¡Qué más da! Un hijo es una carga y más carga cuando son hijos no deseados y encima en el paro. Aunque a estas alturas lo que realmente necesitamos es un milagroso baby boom que nos redima. La mujer europea es una mujer aburguesada que tiene bien claro cuáles son sus prioridades: estudiar, trabajar, tener una casa, un piso y, sobre todo, una buena cuenta corriente que la respalde. La independencia económica es la clave para despojarse de los grilletes de la tutela heteropatriarcal. Porque el macho es su principal rival. La mujer occidental del siglo XXI prefiere las relaciones libres ya sean heterosexuales, bisexuales, lésbicas o polígamas. De nada vale la moral católica puesto que por milenios han sido las víctimas propiciatorias de un Dios misógino que las ha culpabilizado de las tentaciones y los pecados.

La figura del macho alfa se encuentra en franca decadencia, ha perdido su poder ancestral, y está completamente estigmatizado. Por tal motivo la homosexualidad se ha disparado hasta cotas jamás vistas. Y encima el pánico social que provocan las cifras de terrorismo doméstico o las agresiones contra el género femenino - muchas relacionadas con los celos y la perdida autoridad masculina- ponen aún las cosas más tensas y dramáticas- El hombre es el único culpable y sin clemencia debe ser crucificado en el Gólgota. El macho acosador, el macho blasfemo es un violador en potencia que hay que cazar y castrar -según las más fanáticas feministas-

Las mujeres españolas pertenecen hoy mayoritariamente más al ámbito urbano que al mundo rural – Hace 60 años era completamente la contrario dedicándose a las labores propias de la agricultura, la pesca o ganadería- Esas mujeres antiguas embrutecidas por el analfabetismo, de una fortaleza sinigual y que cargadas de hijos tenían que cumplir el doble sacrificio de cuidar un hogar y trabajar en el campo, se han extinguido por completo.

Si en España existen más de 60.000.000 de teléfonos móviles, las mujeres poseen aproximadamente el 55% de éstos -muchas tienen dos o tres aparatos a su servicio- España es un país líder en el número de usuarios de móvil con 88%. Las mujeres son más susceptibles a utilizar las nuevas tecnologías, cautivadas por completo por la era cibernética y la informática. España es el país con más Smartphone por habitante en el mundo. Las mujeres -según los estudios de las encuestadoras- son las que más fácilmente se enganchan a las redes sociales como Facebook, Twitter, WhatsApp, etc., es decir, han caído presas de la propaganda que emite la vil alienación capitalista. El consumismo es mucho más femenino que masculino, según los más connotados sociólogos.

En este año 2018 los muertos van superan a los nacimientos. Pero nadie quiere asumir el reto de plantarle cara a este drama que convierte un país sin niños en un país sin futuro. España de aquí a unas cuantas décadas no será más que un geriátrico desconsolado y decrépito, un erial estéril donde solo brotarán flores marchitas. La natalidad cero precede al apocalipsis. La mujer es la principal responsable de este asunto porque ella es la que procrea los hijos; se embaraza, pare y los cría. Ese es el papel que le ha reservado la naturaleza para garantizar el relevo generacional. Pero han apostado por la anti naturaleza donde los seres humanos se parecen cada vez más a los robots y las máquinas. En todo caso el hombre -gracias a los avances de la ciencia- también puede “parir”. La maternidad subrogada (vientres de alquiler) es una opción para los que tienen una buena cuenta corriente. Una pareja de homosexuales por arte de magia se convierten en padres compitiendo de tú a tú con las féminas.

Es un hecho inobjetable que la mujer moderna emancipada prefiere vivir sola y sin ataduras. Prefiere elegir a quien le apetezca y mantiene relaciones esporádicas sin compromiso alguno. Otras más fundamentalistas deciden adoptar mascotas; un perrito, un gatito o un canario antes que aguantar a un macho cabrío. Se impone el individualismo más atroz propio de una era cibernética que han divinizado. Todos tenemos derecho a la felicidad y esos artilugios electrónicos de última generación son tan sensuales y atractivos que producen una adicción irrefrenable. El Smartphone es el mejor confidente y amante, un objeto que contiene toda nuestra información, que contiene nuestra identidad y hasta nuestra alma. Por eso los consumidores se pasan una media de más de 10 horas diarias masturbando esos falos digitales que les produce un placer cercano al orgasmo.

La mujer se ha hecho insumisa y se niega a obedecer las órdenes del patriarca, a ese macho que la ha sometido y oprimido por los siglos de los siglos. Se acabaron esas imposiciones serviles de cocinar, limpiar, planchar, complacer, embarazarse, parir y criar hijos. Las mujeres españolas ostentan el triste record de la más baja tasa de natalidad del mundo. Hasta el mismísimo Vaticano las supera. Porque la maternidad es una tortura que tan solo trae desvelos, dolores de cabeza, insomnio, deterioro físico y una y mil fatigas –además del coste económico que esto supone. No tiene tiempo para cambiar pañales o calentar el biberón, solo les queda tiempo para contestar los mensajes del Twitter, el WhatsApp o chatear. Si viene algún hijo que sea lo más tarde posible, es decir, cuando parezcan más abuelas que madres. Porque su prioridad es mantenerse eternamente jóvenes y bellas, cuidar la figura, lucir un físico deslumbrante. O sea, Dedicarse más al placer que a la procreación, dedicarse más a la bohemia que a entregar su amor maternal. Hacerse un selfie narcisista antes que asumir un compromiso transformador y revolucionario.

Carlos de Urabá 2018

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
08 mar 2018
¿Se puede saber el porqué es una catástrofe el decrecimiento demográfico?

Si para tí tener un hijo es una bendición, pues ve a hacer hijos con el cura de tu pueblo para confirmar eso. Eso de la bendición sí que es una atadura feudal. Eso, eso, más sacrificio y menos hedonismo... vaya tela.

+ Confundes el capitalismo competitivo con la rivalidad entre machos y hembras.
Re: Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
08 mar 2018
Hay una parte de quienes se dicen de "izquierdas" que recogen la tradición más reaccionaria y misógina de Schopenhauer. Ahora resulta que el compromiso "transformador y revolucionario" para acabar con este sistema, es "procrear" para él.

Hace referencia a las "mujeres embrutecidas por el analfabetismo", como si ser analfabetas fuese embrutecerse. Una idea que interpreta el pasado desde una percepción y sensibilidad muy burguesa y occidental. Las curanderas indígenas de antaño y muchas actuales, han sido y son mujeres sabias sin necesidad de saber leer y escribir. El misógino y soberbio Carlos de Uraba olvida que hay culturas sabias de tradición oral. Saber leer y escribir no es sinónimo de cultura.

Para estar en "franca decadencia" las manadas de "machos alfa" parece que todavía abundan. Y afirmar que el consumismo es más femenino que masculino, y no consumismo independientemente de quien consuma, es una tremenda barbaridad que pone en evidencia cómo algunos "machos alfa" han modificado sus discursos machistas para aparentar que han superado el patriarcado. Solo le ha faltado decir que la mujer que no ha parido no es una mujer completa.

Otro de los misógino que publican en esta web y no puedo ni imaginarme cómo puede percibir así a las mujeres de su familia y cómo se pueden sentir estas.
Re: Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
09 mar 2018
La mujer se ha hecho insumisa y se niega a obedecer las órdenes del patriarca, a ese macho que la ha sometido y oprimido por los siglos de los siglos????

Por favor, aquí estamos de lleno bajo patriarcado, a pesar de las apariencias, como esas masas sin mucha sustancia y teledirigidas por los medias del poder, gastando fuerzas en la calle solo para llenarla de ilusiones de un día
El imperialismo demográfico es la solución que han encontrado
09 mar 2018
Se trata de importar la fuerza de trabajo necesaria no solo para hacer los trabajos que incluso una población feminizada aunque tendente a la esterilidad, derechizada y envejecida necesita, sino también para ofertar fuerza de trabajo en la suficiente cantidad como para que los salarios no despunten jamás en el proletariado y la acumulación de capital prosiga. Y aquí está el problema, es legitimo que si masas de mujeres prefieren tener un smartfone a tener un niño se decanten por el smartfone, lo que ya no es tan legitimo es que pretendan que les paguen sus pensiones, mantengan su poder de compra y posibiliten que dispongan servicios de todo tipo las mujeres que si han tenido hijos en otros paises. A esto se le llama imperialismo demografico y no tiene ninguna salida en el impresionantemente reformista feminismo en abstracto de la política de las identidades sino la internacionalizacion de la seguridad social.

De otro lado, el smartfone hay que saber fabricarlo, y hasta ahora el tren de consumo de entre una mitad y un tercio largo de la población de "clase media" se está financiando en estas amplias masas bienestantes rabiosamente individualistas liberales por medio de la deuda, no por renta real disponible derivada de la lucha compteitiva en el mercado mundial, y esa facilidad de pago contiene una trampa de la que va a costar medio siglo salir, a no ser que los europeos den duros a cuatro pesetas.

No es díficil entender hacia dónde va el proceso, como el proletariado anterior está en vías de desaparición a causa de la mercantilización de la reproducción biológica y la esterilización soft de masas en la anterior fase, tormentos de trabajo y miserias de paro, gentileza de malthusianos ora neoliberales ora socialdemócratas, lo que pretenden los asociados en la sostención del capitalismo en este entorno, pues no tienen otra salida, es importar a millones de obreros y obreras de África, América y Asia (unos 16 millones) para cubrir las bajas proletarias del genocidio anterior en las dos décadas venideras. Sí, los nuevos proletarios van a conocer lo que es la cultura de la castración y la de la violación, la del deshaucio, el paro, la superexplotacion, y la represión y el encarcelamiento desplegados en red social "de clase media" para defender el sistema de producción, las relaciones de propiedad y el reparto del excedente - y de lo que no es excedente -, pero que bien aliñado con feminismo, entra mejor.
Re: Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
10 mar 2018
Señor puntito, el tren de consumo de la supuesta clase media se está financiando con la explotación y expolio de esas personas que han tenido hijos en otros paises, los empobrecidos y violentados.

E hijos somos todes, a pesar de las fronteras.

¿Con qué te crees que funcionan los esmartpones? ¿Con carbón de Asturies?
No cuadra
10 mar 2018
Claro, "a", e interiormente no ha habido explotación del proletariado... ¿no es esa la teoría que más le interesa mantener, mezclándola con asistencialismo, al reformismo y a la socialdemocracia "de izquierdas" y quizás el objetivo principal de la inyección de la infame polític de las identidades, especialmente despues de cuatro décadas de constituir partidos de gobierno y gestionar política y socialmente, en comandita con "la derecha" (PP, PNV, CIU, y ahora Ciudadanos) la acumulación de capital en este entorno?

Si el tren de consumo de la clase media se financia únicamente con la explotación del proletariado externo ¿ entonces por qué hay una deuda reconocida, inscrita en asientos contables como obligaciones de pago por un monto de (cuando menos) más de tres billones de euros entre pública, empresarial y doméstica solo en lo que concierne al estado español?

Si fuera como "a" dice no harían falta esas inscripciones de obligaciones de pago por capital prestado, especialmente el billón de euros (se cree, no sin base, que es bastante más) que hay y habrá que pagar por medio de impuestos y tributos, como, por ejemplo, el IVA, todos y todas, se haya cobrado o no sueldo, prestación o comisión pública alguna en el proceso de la formación de la deuda

En realidad, las inscripciones de asientos contables de deuda evidencian que una gran parte del consumo de la clase media se está financiando vía deuda pública, porque el capital circulante sale de emisiones de deuda avaladas (constitucionalmente) por los presupuestos del estado y financiadas por el BCE, sobre esos endoses colectivos de deuda no protesta la izquierda ni la derecha liberal-keynesianas, pues ambas viven de los presupuestos públicos y se benefician de ello.

Pues bien, para pagar esa deuda, o la parte que se considere suficiente para calmar las ansias de ganancia del capital y de seguridad muelle de la clase media real (pequeña burguesia, fracciones de técnicos, funcionariado y aristocracia obrera) en su momento, se cuenta con el incremento de la explotación del proletariado interno o con proletarizar a la parte más precaria de la clase media, o con ambos procedimientos a la vez.

Así que no, al menos ese billón no ha salido de la explotación del proletariado externo, ha salido del consumo vía anticipación de plusvalía futura portante de una promesa de ganancia futura, pero esa ganancia futura depende de los resultados de la lucha en el mercado mundial, representando que la burguesía, el estado y las clases medias dan al capital internacional como garantia de su consumo al aumento de la explotación futura del proletariado interno. ¿Te parece bien esto, "a"?

Así pues, esta es mi crítica a tu respuesta "a"; que te olvidas del proletariado interno, el cual ya es de todos los colores, etnias, religiones, edades y géneros, aunque eso si, ya está dividido entre hijos deseados de madre e hijos no deseados de madre, forma malthusiana de abordar la cuestión de la reproducción biológica que abarata mucho (y envilece más) la gestión del proletariado por la via extrema de quitarle a la mitad de la siguiente generación toda su posibilidad de futuro, y su existencia, que ya nos lo aclaran “no es deseada".
Re: Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
11 mar 2018
El dinero es deuda, y la explotación es piramidal.

Que nosotres vivamos aquí sobre la explotación de los de allí, no exluye que nos exploten también y «debamos» mucho dinero.
En el tercer mundo pueden trabajar 100 y recibir 5. Nosotres en el primer mundo podemos trabajar 30 y recibir 25 con consumo y todo. De esos 20 que recibimos, 5 los hemos trabajado y 20 se los quitamos a los del tercer mundo. Con estas cuentas, en la bolsa de «valores» reciben 75 del tercer mundo y 5 nuestros.

Por cierto, la «deuda pública» es nuestra propia deuda tributaria, la de las trabajadoras del primer mundo.
Re: Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
11 mar 2018
Perdón, del ejemplo expuesto los capitalismas ganarían 75 del tercer mundo y 25 del trabajo en el primer mundo.
No funciona así
11 mar 2018
La tasa de explotación y los niveles de pobreza no son lo mismo. En los centros capitalistas la media de la explotación puede ser estimtivamente del 85% del tiempo de trabajo realizado para valorizar el capital y el 15% para reproducir la fuerza de trabajo. La tasa de explotación es mucho mayor que en las periferias, aunque la explotación tenga peores efectos en media en la periferia porque los salarios reales, en renta rela o fondo de consumo, son mas bajos. Por ejemplo, en suramérica la tasa de explotación puede ser del 60%, esto significa que la explotación es menor en media y la pobreza mayor, en media. Recientemente, sin embargo, se comprobó que en un barrio de Escocia, prototipo de otros muchos que hay en Europa y en el estado español, Catalunya o Euskal Herria, la esperanza de vida era menor que en muchos países africanos. Esto es así porque se juntan una intensa tasa de explotación con una intensa pobreza urbana.

Pues bien, con ciertas posiciones reformistas, aparentemente radicales pero erróneas y manipuladas por el capital monopolista, toda esa franja de población, fluctuando entre 5 y 10 millones de personas en la escala estatal, simmplemente no existe. El bloque de 15 millones de proletarios explotados y el de 10 millones de personas del proletariado marginado tiene todo el sistema reformista de clase media en contra, tanto parlamentario como extraparlamentario. Y, por supuesto, como en el salario está incluida la mínima reproducción posible, no digamos ya en el paro, simplemente la tasa de natalidad del proletariado empobrecido de los centros capitalistas formando en la sobrepoblación relativa estancada, (calculo que es del 0,8% hijos por mujer) tiene las proporciones de un genocidio silencioso y permanente. Así que, sin por ello dejar de ser conscientes de la cuestión de las burguesas que prefieren el smartfone a tener hijos y se confian al imperialismo demográfico y el desarrollo de la deuda para mantener su tren de consumo, no hay que olvidar la negación de la reproducción biológica y social de millones de mujeres proletarias y hombres proletarios.
Re: Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
12 mar 2018
"...la tasa de natalidad del proletariado empobrecido de los centros capitalistas formando en la sobrepoblación relativa estancada, (calculo que es del 0,8% hijos por mujer) tiene las proporciones de un genocidio silencioso y permanente..."

Esas palabras hasta las podría asumir como propias el obispo de San Sebastian.
Re: Las mujeres españolas prefieren más tener un Smartphone que un hijo.
12 mar 2018
Mejor que se extingue poca poco esa masa de seres humanos que mantiene ese sistema vivo. Entonces las mujeres que no tienen hijxs hacen lo más inteligente en ésta situación(aveces sin ser consciente de eso). Aparte que al capitalismo estrella tampoco interesa mantener una masa de clase media, ya que basta una masa prole automatizada para que fluye la mercancia y el consumismo. Hijxs para que? La plaga humana ya ha llegado a su maxima presencia en la tierra (99% de la biomasa), ya no queda espacio para más. Las ganancias ya son irrelevantes porque el dinero acumulado en bancos virtuales es ficticio. No se puede comprar 34 tierras enteras porque solo existe una, y ya ha sufrido mucho bajo ésta plaga.
La tierra esta vacia
13 mar 2018
Hola futuro negro, decirte que la tierra está vacia, los que dicen que somos muchos son los terratenientes que nos consideran piojos sobre sus propiedades, normalmente, así que el tema no va por ahí, eso de la humanidad como plaga es un viejo cuento nazifascista malthusiano. Sobre la tasa de fecundidad de 0.8 hijos por mujer en una población dada, lo que indica es un ritmo demográfico de extinción, que no únicamente de decrecimiento. Si en cada generación los y las nazifascistas aligeran a la población proletaria en un 70% de efectivos por debajo de su nivel de reposición generacional y al nacer, teniendo además tasas de mortalidad prematuras brutales, en tres o cuatro generaciones esa población desaparece. Por eso hay que traer otros proletarios para hacerles lo mismo, ganadería humana, convirtiendo a los seres humanos en cabezas de ganado que como los animales domesticados ya no se reproducen si no es con permiso del amo o de la ama. En suma, ahora eso es lo que quieren volver a hacer - se lo están haciendo ya al proletariado inmigrante de nuevo - mientras sueltan las babosadas nazifascistas del tipo de ¡sois una plaga!. Y para bordarlo encima dicen que eso es de izquierdas, como Hitler, claro, que era hijo único y de clase media. Asi que aunque ahora la tenemos clara, volveremos a ganar.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more