Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Accions per a Avui
19:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: criminalització i repressió
Contribución de la compa anarquista Lisa ,presa en Alemania, para jornadas anticarcelarias de Berlin
28 des 2017
Aquí el texto original en alemán: http://antiknasttage2017.blogsport.eu/_fuer-die-anti-knast-tage_/
Apenas existe un lugar en el que la injusticia, la explotación y la opresión sean tan agudas como en la cárcel. Incluso si es verdad que, supuestamente, algunas cosas han mejorado y se han relajado dentro de las cárceles en comparación con décadas anteriores, esto no se nota en el régimen normal de encierro. A menudo, las condiciones en muchas prisiones tienden a ser incluso peores que, por ejemplo, hace 10 años. Generalmente sólo hay una hora de patio, poco o ningún trabajo, increíblemente reducidas posibilidades de comunicación hacia el exterior (especialmente en prisión preventiva), una asistencia médica desastrosa, negligencia hacia lxs presxs con enfermedades mentales y físicas, dificultades enormes para lxs extranjerxs, quienes no hablan alemán o son analfabetxs, es decir, lxs que constituyen una gran parte de la población carcelaria. Además, apenas existen opciones de actividades y de formación, mientras que cada vez hay más y más rejas y "medidas de seguridad"...

Se habla constantemente de “la re-socialización”, pero en última instancia, esto significa sólo y únicamente implicar a lxs presxs en un sistema de trabajo esclavo dentro y luego también fuera de la cárcel, para después mantenerles en su sitio como subordinadxs y domesticadxs explotadxs. De lo contrario, se les amenaza con castigos y empeoramiento de su situación, algo que luego por supuesto se aplica. Es notable cómo, a lo largo de décadas o incluso siglos, el sistema de castigos dentro de la cárcel por un lado se ha ido desarrollando y perfeccionando, pero por otro lado básicamente funciona igual que en los tiempos en que fue aplicado por primera vez. Hoy en día hay menos palizas y torturas en Alemania, pero te quitan lo poco que no te ha sido robado de todos modos. Pueden cancelar tus visitas o llamadas, contacto con otros presos, trabajo u otras actividades, sacarte la tele de la celda o aislarte y meterte en algún búnker o módulo de seguridad. Las amenazas siempre están ahí, sus ejecuciones también; la función de la cárcel no es otra que el romper y doblegar todo tipo de personas libres, rebeldes o simplemente "inadaptadas". Educarlas o castigarlas. Por supuesto, cualquier forma de compromiso social, solidaridad o intento de organizarse con otrxs presxs para hacer frente a estas injusticias cotidianas, está particularmente penalizada. Inmediatamente lo tachan de "rebelión" y "motín", incluso cuando se trata de pequeñeces o de defensa de unos simples derechos fundamentales.

El aislamiento como una medida constante para “todos los males” no se aplica sólo como un castigo por algo en concreto, sino también en otras ocasiones. Evidentemente, se usa a menudo contra lxs presxs políticxs que pueden ser "peligrosxs" o quienes tienen respaldo de "movimientos peligrosos", o en general en la prisión preventiva cuando se hace las llamadas “separaciones de perpetradorxs" y lxs presxs comunes quedan aislados de otros presxs. Incluso si alguien puede ser que tenga una enfermedad infecciosa y se niega a que le/la examine el/la médico, acaba metidx en una especie de "cuarentena" en la misma prisión y se le prohíbe cualquier contacto, así que se encuentra completamente aisladx y marginadx. Lxs presxs son tratadxs como una mierda que no vale nada. La cárcel solo se preocupa de su propio orden interno y de que todo funcione, por lo que incluso si al nivel humano todo se desmorona, mientras que nadie se suicide...“todo va bien”.

Las leyes, reglamentos y ordenanzas son generalmente muy estrictas, mientras que los derechos concedidos son mínimos. Esto a menudo les da a lxs carcelerxs un gran margen de juego, que pueden llenar con su propia arbitrariedad. En ciertos períodos más bien tranquilos en general se permite más a lxs presxs, sin embargo eso sirve también para que ellxs se acostumbrasen a un “régimen flojo” y por lo tanto sean más vulnerables al chantaje, ya que esta condición puede ser cancelada en cualquier momento si no se comportan según lo deseado por el sistema penitenciario. Los reglamentos de mierda lo permiten todo.

Por supuesto, hay mucho racismo, explotación y violencia patriarcal en la cárcel entre lxs presxs mismxs. En el módulo de mujeres, el grupo étnico más grande y a la vez el más discriminado casi siempre es el Sinti y Romaní, pero también puede tocar a otros grupos y minorías.

El poder se utiliza y su abuso es constante por parte de quienes lo tienen, por lo que también entre lxs presxs, que están más abajo, reina una increíble impotencia y debilidad, llevando a algunxs a la soledad y a la depresión y a muchxs otrxs a un servilismo y egoísmo total. Lamentablemente, solo unxs pocxs presxs están en condiciones de levantarse de manera solidaria contra esta injusticia permanente. A menudo, se inhibe y destruye justo estas señales de solidaridad, la gente acaba trasladada a otros centros de detención, separada, etc. Por tanto, entre todas estas vejaciones es importante moverse de manera inteligente pero manteniendo la dignidad y, antes de decidir qué hacer, tener claro qué consecuencias podemos soportar, qué vale la pena y qué no. De lo contrario, te aplastarán. Sin embargo, resulta igualmente importante no aceptarlo todo, sino implicarse y luchar, de lo contrario te quedarás dañada a nivel humano. Y no es nada fácil equilibrar entre estas dos modalidades.

El sistema penitenciario no está fuera de la sociedad, sino que constituye su componente fundamental sin el que el Estado y su sistema de dominación y opresión no podrían existir. Se amenaza a la gente con el castigo y la cárcel, para que se incorporen y encajen en este mundo miserable, para que nunca trasgredan los límites previstos, para que se controlen y refrenen a sí mismxs. De lo contrario, simplemente son encerradxs. Siempre se habla del peligro de los crímenes sexuales y violentos, todo el sistema de castigo se justifica con ello y la sociedad se queda aterrorizada. No obstante, la mayoría de lxs presxs están dentro por delitos relacionados con el dinero, delitos económicos y de propiedad, y es justo eso lo que se castiga, especialmente cuando se trata de la propiedad de lxs ricxs y poderosxs. Muchxs presxs provienen de las condiciones más pobres y miserables y solo tratan de llevar una vida un poco más digna. Las mujeres se enfrentan además con la violencia y la explotación patriarcales y a menudo terminan en la cárcel justo por ello.

Respecto a nuestros ámbitos políticos, la represión y la cárcel también tienen como objetivo la disuasión, para que no nos volvamos demasiado salvajes, rebeldes u organizadxs y, sobre todo, para que no presentemos ningún peligro para el sistema. Mientras tanto, la cárcel todavía se asocia con el aislamiento total, la soledad, el aburrimiento y una sensación de encierro constante, algo que, aunque puede ser el caso, no tiene que ser lo único que hay. También aquí dentro, es importante sacar lo mejor y más fuerte de cada situación, practicar la resistencia de una manera creativa y polifacética, tejer contactos sociales, aprender mucho de lxs demás y de ti misma y nunca rendirte.

Es muy importante combatir el miedo propio y colectivo a este sistema carcelario de mierda y sacar fuerzas de las experiencias, la supervivencia y la resistencia, sin embargo, nunca deberíamos jugar de manera demasiado frívola o inconsciente con nuestra propia libertad. La vida y la lucha continúan en la cárcel y después de la cárcel. A menudo son las experiencias difíciles en nuestras vidas las que nos vuelven mucho más sensibles, nos radicalizan, nos unen y nos dan la fuerza y la determinación que de otro modo jamás hubiéramos tenido.

Os mando saludos solidarios y combativos a Berlín, para las jornadas anticarcelarias. Espero escuchar interesantes discusiones y debates, y espero que surjan muchos más proyectos y complicidades.

¡Cuidaros! ¡seguid adelante! ¡Y nunca dejéis que os amansen! ¡Mucha fuerza para todxs lxs que tienen que pasar por la cárcel!

¡Para que todos los cárceles sean derrocados y toda forma de dominación y autoridad sea destruida!

¡POR LA REBELIÓN, LA LIBERTAD Y LA ANARQUÍA!

Lisa

- Agosto / septiembre de 2017 -


-----------------

Para más información del caso, todas las sesiones del juicio, oonvocatorias, material de difusión y la dirección para escribirle unas palabras mirarlo en : https://solidaritatrebel.noblogs.org/

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona