Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Abril»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Accions per a Avui
12:00
19:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: educació i societat
Educación media, sin innovación en Ecuador
19 des 2017
Ni creatividad ni innovación en la educación media ecuatoriana.
Educación sin innovación en Ecuador.

Escribo desde la culpa mutua, las universidades culpan a los colegios estos a las escuelas por la escasa preparación intelectual de los jóvenes y esta culpa no se aproxima siquiera al sentimiento que embarga a las familias, los otros culpables de esta mediocridad con la que se catapulta a la juventud a la vida.

Mediocridad en la cadena educativa agobia a la sociedad que tenemos por estar corrompida directa o indirectamente con la ética y con la moralidad desde una influencia política que hace rato toco a nuestros niños y jóvenes con una paupérrima educación.

Se estudia para que sean alguien en la vida se escucha a nuestros padres porque es una obligación entregarles a un sistema que hace lo que más puede con algunos profesores que han acumulado no solo experiencia sino capacitación. Profesores y funcionarios con amplio espíritu crítico los ha llevado a cuestionar la mediocridad del sistema y a preguntarse constantemente por el sentido último de esta educación.

La jerarquía de un ministro de educación que no es profesor pero que tiene la habilidad política para sostener un sistema funcionando sin dinero, oculta esta gran verdad hasta las últimas consecuencias por la politiquería en la que está inmerso.

La convicción y la fe, a muchos profesores les permiten superar esa realidad para encontrar sentido a su misión de guías con actos honestos, de sencillez absoluta y con ética a su enorme labor de enseñar conocimiento a jóvenes y padres de familia, lamentablemente, esa enorme labor ha sido menospreciada por la estupidez de las autoridades, profesores y representantes que creen tener la razón con una educación uniforme, sin embargo, en ciertos sitios como Peguche, provincia de Imbabura, les resulta inconcebible una educación bilingüe por el racismo difícil de ocultar, situación que encadena y atropella la creatividad y la innovación.

En estas circunstancias quiero saludar a los funcionarios del Distrito 10D02-Antonio Ante –Otavalo, por su gran esfuerzo al servicio de la educación a pesar de estar en condiciones de trabajo deplorables y exasperantes, ponen su mejor esfuerzo diario al servicio del Ministerio de Educación, esfuerzo que debería ser reconocido con una mejor remuneración y un mejor ambiente de trabajo Sr. Ministro y Sres. Coordinadores.

Sobresalen los Sres. Pedro Farinango, Arq. Byron Lema, Mauricio Guerrero y las Sras. Zulema Esparza, Isabel Navarro, Zaidira Cachiguango, Elena Quilumbango, María José Hidalgo, entre otros con quienes me disculpo por no mencionarlos en este artículo.

Las pantallas de los celulares, laptos, computadoras, Tablet, no están formando valores a los niños y jóvenes, se necesita utilizar mejor la tecnología para formarlos, el cine en los colegios debería ser un método para desarrollar un mejor sentido crítico contra las costumbres culturales de la gente joven y adulta.

Costumbres culturales de diversas regiones y países, con ayuda de obras literarias, filosofía, arte, geografía, historia, biología, ciencias naturales, ayudarían a los jóvenes a escoger las películas, series y cortometrajes que desean ver.

Incluir el cine en las aulas no es una solución fácil para establecer apoyo visual a las materias, se trata más bien de ayudar con una mejor compresión ofreciendo otro lenguaje que ayude a la inserción en la tradición de la enseñanza para recuperar la atención de los jóvenes.

La atención reclama nuevas metodologías y una capacidad de información más complejas para los análisis antes de pasar a la investigación en la educación superior. El cine en los colegios puede ofrecer información simple y lectura inmediata para un estudio más profundo por las emociones y narrativas que una buena película recoge para el dialogo y el encuentro con una sociedad que no lee libros y que cada vez está más dividida.

La historia por sus intereses debe ser no solo leída o escuchada, debe ser vista, analizada, criticada para un mejor fundamento de la dinámica cultural. No historias como mitos que solo alimentan el estupor y la curiosidad, deben alimentar el conocimiento y la aventura del conocimiento, eso es el cine en la educación, ayudaría a tener una mejor visión y misión a los docentes.

El cine en la educación, debería servir para diferenciar lo mejor de lo peor con sentido moral y como una nueva pedagogía al introducir un sentido novedoso en la metodología de la educación que ya se conoce y que es cansina por su mediocridad. Hay que provocar otros deseos en la juventud y en la niñez con nuevos ángulos de enseñanza.

Hay que provocar sacrilegios para salir de la pobreza mental que se emana y se obliga desde los entes rectores de educación con la uniformidad del sistema que no está al servicio de una causa noble, la rutina en la educación es pésimo y no solo por lo aburrido, es adaptar a los jóvenes y a los niños a copiar modelos obsoletos de vida y nunca las copias resultan mejor.

Todos tenemos zonas de confort y seguridad, a veces llegar a los límites de esas zonas es bueno por la utilidad de esa experiencia al momento de discutir los significados culturales. Alterar los hábitos culturales es meterse con la cultura, con las identidades y las creencias de las personas.

El cine en la educación es una provocación cultural a las tontas reglas que rigen la educación y la administración del sistema controlada por una pobreza mental que niega la vida ya que no se trabaja por una verdadera solidaridad y eficacia administrativa.

No se conversa con los niños temas sobre la vecindad material, solidaridad de intereses, la unión para enfrentar el peligro o simplemente para convivir en armonía, son grandes causas para otra educación que provoque nuevos conocimientos y cambios solidarios.

Es bueno ser solidarios les dicen a los niños…hay que donar ropa y juguetes que no usen y aprenden que esto es altruismo, pero, en realidad esa caridad es mala porque no les enseñamos a construir otra sociedad más humana y justa sino a vivir en esa misma sociedad que acepta la violencia, desigualdad, pobreza, mediocridad, individualismo, como actos necesarios y hasta útiles en el sistema al momento que ejercemos comparaciones con otros países y sus culturas ¡eso pasa en todos lados! les decimos , no es solo aquí…

Una educación innovadora debe ir con el tipo de sociedad que queremos para vivir, es lo que nos trae de vuelta al cine en los colegios para aprovechar de mejor manera las pantallas que los jóvenes utilizan de manera masiva.

Los documentales ayudarían para conocer, sensibilizar el daño que los humanos hacemos a la madre tierra con la pesca industrial, contaminación, calentamiento global producido por las gases de efecto invernadero y cuyas consecuencias se traducen en cambios climáticos, deben saber que ya son parte de una nueva época en donde la energía alternativa será parte de su invención y sobrevivencia o como las balas exterminan elefantes, jirafas y otras especies no solo por la caza clandestina sino para comer y así muchísimos temas que no se tratan con la metodología clásica que nos impone mediocridad, indolencia e indiferencia.

No podemos continuar con esta tipo de educación sin creatividad ni innovación. Educación subdesarrollada para países en vías de desarrollo, esta desgracia debe parar, es imperativo revalorar nuestros principios y raíces culturales con otra educación para futuras generaciones cuya sobrevivencia dependerá de un nuevo conocimiento, serán los valores para poder decir que contamos con una educación media de calidad que no se aparte de la realidad si de todo aquello que carece de sentido para la nueva vida que nos impone los cambios climáticos, guerras por el agua, alimentos, etc.

Las justificaciones para no dar a conocer estas realidades por no afectar a los jóvenes son consideraciones estúpidas cuando conocen lo que pasa en el mundo a través de sus pantallas. La educación no puede seguir ocupando espacios de pobreza mental y desde este espacio, las autoridades piensan que todo lo que hacen está relativamente bien pero dentro de esa pobreza mental asunto que incrementa el desconcierto en la vida.

Este tema no hubiera podido desarrollarlo solo, la contribución de Luis Enrique Bonilla Cabascango, director del distrito Antonio Ante-Otavalo, a quien destaco por su sencillez, ética, honradez, capacidad y convicción para sacar adelante el distrito de educación es encomiable, en circunstancias calamitosas en las que trabajan sus compañeros, este destaque es digno de una mención especial.

Saludo especial a la profesional María Cecilia Sarancig, por su apoyo al distrito desde su puesto, su tenacidad y don de gente hay que aplaudir.

Raúl Crespo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more