Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: guerra
Jerusalén por Pyongyang
15 des 2017
Jerusalén por Pyongyang
Jerusalén por Pyongyang.

Donald Trump, es un presidente alocado en su gestión administrativa contra la migración, salud, calentamiento global, lo convierten en un presidente imbécil, sus críticas contra la ONU, OTAN, Unión Europea, globalización, suman adhesiones pero también críticas, ahora mismo su política de violencia armada y lucha contra el terrorismo se quedan sin piso al momento de desconocer el carácter y estatus de Jerusalén, como ciudad santa reconocida por el Consejo de Seguridad de la ONU, Consejo que no reconoce la ley israelí que declara a Jerusalén como su capital única e indivisible.

Trump reconoce la ley israelí y las protestas en todo el mundo arrecian porque saben que se provoca el resurgimiento masivo del terrorismo en sus diferentes versiones.

En el siglo XX el orden mundial otorga a Jerusalén, el sitio que proclaman judíos e islamistas pero en realidad Jerusalén no es capital de nadie desde los tiempos primero y segundo. Desde 1917 con la presencia de los británicos los cristianos quisieron la recuperación para la religión católica mientras los árabes participan desde su libertad en 1948, la decadencia de su cultura cuando ampliamente rechazaron la partición de Palestina.

Esta decadencia fue aprovechada por la oficina particular de Washington conocida como la ONU, a cambio de recursos económicos y científicos, compro a la organización de Naciones Unidas, hacen lo que los gobiernos estadounidenses quieren con respecto al Medio Oriente, Golfo Pérsico, África, Asia y América Latina.

El Medio Oriente se convirtió en un polvorín con las guerras en donde Israel se tomó parte de Jerusalén, los altos del Golán, Gaza, Cisjordania, conduciendo al pueblo palestino a vivir en la miseria sin dignidad ni libertad, provocó reacciones múltiples como las intifadas en donde jóvenes con piedras se enfrentaban a uno de los ejércitos más poderosos del mundo.

Israel es un estado atómico y este parecería ser otra de las estrategias del Trump nuclear.

La última gira de Trump, por varios países asiáticos nos enseña que no solo lidera la guerra nuclear preventiva contra Corea del Norte sino que busca armar con armas nucleares a Corea del Sur y Japón, buscando compartir responsabilidades en el caso de lanzamientos de ICBM (misiles balísticos intercontinentales) asunto que provocaría la reacción inmediata de China y Rusia, con ellos el resto de países con armas nucleares una vez que consideren que una guerra nuclear global es inevitable.

Corea del Norte es frecuentemente sancionada por la comunidad internacional y la ONU liderada por Estados Unidos, sancionan a Irán, Rusia, Venezuela, Libia, Irak, Siria, Yemen, sancionan a todo el mundo, sanciones que no surten efecto. A los norcoreanos los amenazaron con portaviones, submarinos y demás buques misilisticos, con maniobras militares conjuntas con Corea del Sur, y Japón haciendo lo propio, la última maniobra con más de 230 aviones y nada pudo evitar que los norcoreanos sean un estado nuclear, y, si los iraníes desean armas atómicas nada ni nadie podrá evitar que las obtengan.

Ahí surge Jerusalén como alternativa publicitaria o estratégica para el imbécil de Trump. El presidente de EEUU, carente de propuestas para su política internacional busca encender, una vez más, el polvorín del Medio Oriente con Jerusalén.

Esta estrategia, torpe por cierto, pudiera no concretarse por las protestas mundiales o pudiera ser que Israel esté dispuesto a respaldar a la casa blanca en el caso del lanzamiento de armas nucleares contra Pyongyang y Tel Aviv haga lo propio contra Palestina, para frenar un alzamiento árabe que los una después de una división de décadas, asunto que para nada es conveniente para los judíos y las monarquías árabes sumisas a Washington. La Liga Árabe nunca funciono en su propósito, ningún estado le hace caso; todo es posible con un demente como trump…esperemos que todo sea fanfarronada de un imbécil.

Palestina, es un claro ejemplo del fracaso de la ONU como Naciones Unidas por su lacayismo con EEUU. Washington siempre se negó a que los palestinos vivan en un estado con plenos derechos. Que Washington reconozca a Jerusalén como capital de Israel, significa no solo que el ejército imperial continúe como policía bueno y como policía malo en Medio Oriente, Golfo Pérsico y Norte de África sino, además, sostener a los militares judíos como su principal aliado para que ese polvorín nunca se apague o lo apaguen con armas nucleares.

En Oriente Medio jamás hubo paz, no puede haberla sin dignidad y libertad, estos principios no pueden ser otorgados por Israel con la complicidad de la ONU, la incapacidad de Naciones Unidas para evitar decisiones como las de trump o las de Israel con sus asentamientos en territorios palestinos, las invasiones cada vez que se les viene en gana contra Gaza y Cisjordania o la entrega de alimentos, medicinas, materiales de construcción, agua, con aprobación israelí es indigno, eso no puede ser vivir en paz.

La paz tiene sus anclas más fuertes en la libertad con dignidad no hay otra forma para una convivencia pacífica, no cumplir con estos derechos naturales es el enorme fracaso de la ONU.            

Jerusalén.

No existen registros de los jebuseos que no son judíos. La ciudad de Jeru Shalem ya estaba habitada cuando Abraham llego a la tierra prometida desde Ur de Caldea, gobernada por un sumo sacerdote de Dios.

La historia nos dice que la ciudad más importante del mundo en la época del rey David, fue la capital del pueblo judío. Todas las tribus de Israel unificadas en un solo reino y desde 1948 por decisión de la ONU capital de Israel.

Desde sus inicios Jerusalén fue la ciudad más invadida, incendiada, destruida y resurgida por periodos descritos, según intereses, como esplendidos por el rey David, su hijo Salomón, por el imperio persa en cuyo periodo se extendió la presencia judía en la ciudad; en el periodo del rey Herodes, el periodo bizantino sus épocas más positivas. La destrucción y guerras son atribuidas a Nabucodonocedor, al imperio romano y las cruzadas.

La llegada de Jesús, un judío rebelde para los romanos y para millones de gentes en las diferentes épocas, su muerte y la peregrinación de Mahoma, no tiene comparación en la historia de la humanidad.

Todo parte de la religión como una fuerza política monoteísta consolidada cuya fuente es el judaísmo, de estas se crearon, acomodaron, modificaron y consolidaron la mayoría de religiones de antaño y modernas.

La Mecca y Medina para los musulmanes, El Vaticano para los católicos, todos los lugares para los ortodoxos y Jerusalén para los judíos, musulmanes, cristianos y para todos los turistas que llegan a la ciudad santa, es aquí donde la situación se vuelve explosiva porque la convivencia no se armoniza desde siglos atrás. Las guerras religiosas hasta hoy, nos enseñan lo explosivo del tema, aprovechado por EEUU, al principio, por el petróleo para convertir a la tierra en su aldea, ahora, para deshacerse de los países hostiles a ellos con guerra preventivas nucleares.    

Raúl Crespo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more