Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Accions per a Avui
11:00
12:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: antifeixisme
Racó dels cretins
25 oct 2017
Decía Chesterton que para ser lo suficientemente listo como para hacerse rico, hay que ser lo suficientemente tonto como para creer que vale la pena.
En un artículo reciente (El rincón de los cretinos, https://lahaine.org/fI98), hablo del mural que el Museo de la Revolución de La Habana dedica a Batista, Bush, Reagan y otros destacados enemigos de Cuba, dándoles las gracias por haber mostrado al mundo, con su brutalidad y su torpeza, el verdadero rostro del imperialismo y de algunas supuestas democracias.

En la misma línea, en el Museu de la República de Catalunya, de próxima creación, debería haber un Racó dels Cretins dedicado a quienes, con sus tropelías y sus estupideces, han contribuido a la toma de conciencia de propios y extraños, allanando así el camino de la independencia.

Tendrá que ser un mural muy alto, para que quepan Felipe y Albiol; pero para no desaprovechar el espacio vertical, Soraya y Aznar podrían ir una encima del otro (ya dijo Newton que había podido ver más lejos que los demás porque se había subido a hombros de gigantes). Y habrá una zona especial dedicada a los portavoces de las distintas mafias políticas, con Méndez y Casado cogidos de la mano.

Impagable la alusión de Casado a Companys para despejar las dudas que aún pudieran albergar algunos sobre la miseria moral del partido en el Gobierno, e igualmente impagable la respuesta de Méndez a Guardiola para poner en evidencia su miseria intelectual. Los exabruptos de Casado se comentan solos, pero la doble estupidez de Méndez merece un nota bene (o dos): dice que Guardiola debería hablar de fútbol y no de política, porque es como si él, Méndez, hablara de física, materia de la que reconoce no tener ni idea. Ahora bien, ¿es admisible que un ministro de Educación y Cultura no tenga ni idea, como él mismo admite con alegre impudicia, de una de las ramas más importantes del saber humano y una de las materias básicas de nuestro sistema educativo? Y por otra parte, ¿está diciendo Méndez que solo los políticos pueden hablar de política porque los demás no tienen ni idea? Porque, en tal caso, ¿qué sentido tienen las elecciones? O dicho de otro modo, ¿qué valor tienen los votos de los millones de personas que no pueden hablar de política porque, al no ser políticos de oficio y beneficio,según Méndez no tienen ni idea? Gracias, barón de Claret, por enseñar su doble plumero de aristócrata disfrazado de demócrata y de ignorante supino con cartera de ministro de Educación y Cultura.

Pero los lugares de honor del mural los ocuparán, obviamente, Rajoy, Sánchez y Rivera, acompañados, a modo de orla, por la jauría policial que atropelló a la población indefensa el 1 de octubre: miles -tal vez millones- de demócratas adormecidos despertaron gracias a ellos y vieron en el camino de la independencia la única salida para abandonar la España de la corrupción y del terrorismo de Estado.

Decía Chesterton que para ser lo suficientemente listo como para hacerse rico, hay que ser lo suficientemente tonto como para creer que vale la pena. Y puesto que los políticos de oficio y beneficio representan la forma más vil de hacerse rico, ello significa que nos gobiernan los más listos y viles de entre los tontos. Y no hay nada tan peligroso como un tonto vil que se pasa de listo. Pero, afortunadamente, los políticos de oficio y beneficio, además de viles listontos, son exhibicionistas, y su propio narcisismo extremo, rayano en la psicopatía, los traiciona. Si fueran más sutiles, más discretos, más comedidos, nos lo pondrían mucho más difícil; pero les puede la arrogancia, la sensación de impunidad, la embriaguez del poder mal adquirido y peor digerido, y hasta los más ingenuos acaban dándose cuenta de su estupidez y su vileza.

Gràcies, cretins.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more