Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Accions per a Avui
11:00
12:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: antifeixisme
Desastres naturales y jerarquías de dominación
20 oct 2017
Alejandro Nadal

En el año 464 antes de la era presente, un terremotoarrasó la ciudad-estado de Esparta y mató a 20 mil personas. Estudiosmodernosestiman que el movimientotelúricofue de 7.4 en la escala de Richter. La catástrofefueaprovechada por la población de ilotas, los siervos de Esparta, para alzarse en rebelión. Los ilotas no eranesclavos, pertenecían al Estado y debíantrabajar la tierra a la que estabanadscritosbajo la supervisión y a las órdenes de los espartanos.
AFP_SK8O1_20170919205822-kFv-U4314128904159fE-992x558@LaVanguardia-Web.jpg
A medida que habíacrecido la población de ilotas, el miedo de los espartanosfueaumentando. El maltrato, la intimidación y los rituales de masacresanuales se volvieron comunes para someterlos. Así que cuandosobreviene el terremoto y los ilotas se rebelan, los espartanos no titubearon en recurrir a susarchi-rivales en Atenas para pedirayuda en susesfuerzos por sofocar la sublevación. SegúnTucídides, los malentendidos que siguieron entre Esparta y Atenasfueron una de las causasmásimportantes de las guerras del Peloponeso que habrían de durar más de 21 años.
La lección de esta historia es muyimportante. Lo que realmente inquieta al poder cuandosobreviene un desastre natural es el desorden social. A las rutinas de la dominación habitual se oponeahora, de pronto, lo accidental y el mundo de lo contingente. Ahora los dominadospuedenerigirse en seresindependientes y tomar conciencia de que las estructuras de dominación/subordinación son efímeras y frágiles. Los dominantespierdensulugar en la cima de la jerarquía que se ha colapsado. En el ámbito de lo imprevisto se afirma la oportunidad de cambio para las clasesoprimidas.
En otraspalabras, no son los peligros para la población lo que preocupa al poder, aunque los vulnerables puedan morir o perdersu casa. Lo que realmentele inquieta del desastre natural es suingredientesubversivo. Los espartanos lo teníanclaro: la reconstrucción de la ciudad se llevará a cabo después y una vez que se regrese al orden social que existía antes de la catástrofe.
Cuando el desastre perturba la jerarquía social existente, se puedeutilizar la nomenclatura de la cultura de la protección civil. Con la varitamágica del vocabulario, se puede convertir a los abandonados de ayer en los damnificados de hoy. Se busca restablecer el orden social asignandopapeles a cada grupo: los pobres serán de ahora en adelante, vulnerables y damnificados. Lo másapremiante no son susnecesidades y heridas. Lo principal es regresarlos a la rutina de la subordinación.
Así se pierde la posibilidad de usar el mejorrecurso disponible para enfrentar los desastres naturales: la propiapoblación afectada. Esto es algoreconocido en los mejoresanálisis sobre los efectos y prevención de desastres. Hay tres razones por las que la población afectada por un desastre natural es el recursomásimportante para prevenir y reducir los daños de un desastre natural. Primero, yaestá en el lugar de los acontecimientos: puede vigilar, prevenir y, sobre todo, no necesita esperar a que llegue la ayuda. Segundo, esapoblaciónconocemejor que nadie el terreno sobre el cualocurrieron los hechos, llámesesismo o huracán. Sabe de primera mano cuáles son los caminosalternativos para llevar ayuda y está al tanto de los lugares en los que puederefugiarse la población para mitigar los daños. Tercero, después del trauma inmediato del desastre, la poblacióndañada y susamigos y familias van a permanecer en el lugarafectado. A pesar de lo largo y penoso de la reconstrucción, no se va a cansar, no presentará el síndrome de la fatiga y no se va a retirar.
En síntesis, la población afectada tiene un grado de compromiso con la recuperación superior al de cualquierautoridad que aparece en la estela de un desastre natural. Eso explica por quésurgentensiones entre los equipos de rescatistaslocales y voluntarios, por una parte, y las autoridades que llegandesde el exterior a la comunidad.
Pero para que la poblaciónpuedaefectivamenteconvertirse en eserecurso y tenga la capacidad de enfrentar el desastre, se necesita que estépermanentementemovilizada y que disponga de instrumentos y herramientasadecuadas, equipos de comunicación y generación de energía, entrenamiento, simulacros, suspropiasrutinas de inspecciones y protocolos para enfrentar la emergencia. Todoesto, por cierto, requiere un presupuestoadecuado a nivel federal y estatal.
La población, organizada a nivel de manzana o barrios, deberíatambién poder participar y supervisar el proceso de toma de decisiones sobre uso de suelo y reglamentos de construcción. ¿Estarán las autoridadesfederales y las de la Ciudad de Méxicodispuestas a aceptar este tipo de movilización y participación de la población? No lo creo. Entonces la siguiente pregunta es si la sociedadtienehoy la capacidad de organizarse para recuperar suderecho a decidir sobre supropio destino. ¿Tendrá la lucidez de rechazar el regreso a esa normalidadde los 43 estudiantes desparecidos de Ayotzinapa y la del homicidio industrial de las obreras de la calle de Chimalpopoca?
Mira també:
https://ecotropia.noblogs.org/

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more