Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: globalització neoliberal : corrupció i poder : criminalització i repressió : educació i societat : sexualitats
El Ku Klux Klan y la iglesia católica ultraconservadora, señalan los mismos objetivos
10 set 2017
Artículo de Cristobal Espinoza para Izquierda Diario, en el que expone que la organización tradicional de "supremacía blanca" busca intimidar a la población LGTB llamando al asesinato de todos. Y artículo de Cecilia Guzmán en el que relata cómo la iglesia católica conservadora, “aviva su cruzada contra la homosexualidad”.
Dos instituciones, la supremacista racial blanca de los USA y la iglesia de la “europa blanca”, señalan los mismos objetivos para sus ataques (sexualidades no normativas, igualdad entre hombres y mujeres, igualdad racial, aborto…).
Ku Klux Klan llama a la matanza de homosexuales para acabar con el SIDA

arton83600-650a4.jpg

El grupo "supremacista blanco" hace un llamado abierto a sus simpatizantes para asesinar homosexuales, señalando que de esta forma se acabaría el SIDA en estados unidos, la ofensiva ha venido en aumento contra la diversidad sexual, los inmigrantes y afrodescendientes.

La organización ha repartido diferentes folletos que invitan a unirse al Ku Klux Klan, con la imagen de una persona con túnica blanca y mascara que solo deja ver los ojos, así dan cuenta diferentes medios de prensa en estados unidos.

kkk-flyers-alabama-4fab8.png

El texto en el panfletos dice: “Deten el SIDA: Apoya la paliza gay. Los hombres homosexuales y sus actos son asquerosos e inhumanos”.

En otros folletos solo dicen: “Nuestra raza, nuestra nación”. Los cuales está firmados por “Leales Caballeros Blancos KKK" incluyendo la dirección del sitio web y número telefónico.

Estos grupos que buscan infringir temor a la población, a los grupos diversos que existen en Estados Unidos y el mundo entero, esperan que sus simpatizantes puedan hacer el trabajo sucio de ellos.

Es necesario una amplia campaña en rechazó a este tipo de amenazas, es necesario terminar con este tipo de grupos "supremacistas blancos", no puede haber ningún tipo de ambigüedad con ellos.

Izquierda Diario

La Iglesia aviva su cruzada: “La homosexualidad es un pecado gravísimo”

El cura de L'Hospitalet Custodio Ballester dice que “los gais mostrarán sus vergüenzas” en el World Pride. Su discurso es tan reaccionario como victimista. Los victimarios se hacen pasar por víctimas. “Son luz del mundo y sal de la tierra”. Hay que “jugarse algo” por cristo, pero no por el reparto de la riqueza o contra las injusticias de este mundo.

Sermó del capellà Custodio Ballester contra l'homosexualitat
https://www.youtube.com/watch?v=P3TZ16AojlY

religion-catolicismo-evangelismo-cura-homosexualidad-lgbt-peru-unioncivil-matrimonioigualitario.gif


Hay algunos representantes de la Iglesia católica que se creen llamados a preservar sus postulados más reaccionarios, como es el caso del sacerdote de la parroquia Inmmaculada Concepció de L'Hospitalet de Llobregat, Custodio Ballester, quien ha advertido de que la homosexualidad “sigue siendo un pecado gravísimo”.

”Los homosexuales mostrarán sus vergüenzas”
Con motivo de la celebración del Orgullo en la capital, don Ballester ha afirmado que "los homosexuales mostrarán en Madrid sus vergüenzas públicamente y el fin de semana, vendrán a hacerlo también en Barcelona”.

"Acabaréis pensando que eso de ser gay está bien, y resulta que no", dijo a los feligreses, en la homilía del pasado 24 de junio, este cura que en noviembre pasado dedicó una misa a la División Azul.

"A pesar de los poderes públicos"
"Sigue siendo pecado ser homosexual por mucho que lo promuevan los poderes públicos", añadió Custodio Ballester en su arenga, en la que criticó que se condenen “delitos de odio a los homosexuales”, según adelanta El Periódico de Catalunya (http://www.elperiodico.com/es/sociedad/20170627/polemica-discurso-sacerd).

"Un día vendrán los Mossos y esposarán a todos los curas que digamos la verdad y nos llevarán presos", afirmó el sacerdote.

El Observatori contra l'Homofòbia pide apoyo a los partidos
El Observatori contra l'Homofòbia ha pedido a las fuerzas políticas representadas en el Ayuntamiento de L'Hospitalet que condenen la “exaltación pública de la homofobia” del sacerdote, que “criminaliza la homosexualidad”.

"No deben quedar impunes las agresiones y/o discriminaciones hacia las personas del colectivo LGTBI", ha reclamado el Observatori.

La alcaldesa responde
La alcaldesa, Núria Marín, ha respondido en su cuenta de Twitter, donde ha calificado de "intolerable" el discurso de Ballester. "No queremos lgtbifobia en L'Hospitalet. Actitudes como esta (la del sacerdote) fomentan comportamientos de odio", afirmó la regidora.

Otros ejemplos de homofobia de la Iglesia

En mayo pasado, otro representante de la Iglesia católica, el obispo de Solsona, Xavier Novell (http://www.elplural.com/sociedad/2017/05/24/el-obispo-de-solsona-cree-qu), defendió que la homosexualidad está relacionada con “un fenómeno de la confusión de la orientación sexual”, con una “figura paterna ausente, desviada, desvanecida".

El obispo de Málaga, Jesús Catalá (http://www.elplural.com/2014/04/11/el-obispo-de-malaga-equipara-el-matri), predicó que "la legislación española sobre el matrimonio es la peor del mundo, porque se habla de "cónyuge 1 y cónyuge 2, que bien podría ser dos hombres, un hombre y un perro o un bebé y un anciano de 70 años".

Otro de los representantes más destacados de esta tendencia dentro de la Iglesia es Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares (Madrid) (http://www.elplural.com/2014/01/23/el-feminismo-ideologico-es-un-paso-en), quien ha vinculado homosexualidad con pederastia.

Son sólo algunos ejemplos.

CECILIA GUZMÁN @cguzmanal
Mira també:
http://www.elplural.com/sociedad/2017/06/27/la-iglesia-aviva-su-cruzada-la-homosexualidad-es-un-pecado-gravisimo

This work is in the public domain

Comentaris

El generismo imperialista malthusiano más reaccionario incluso que el Ku Klux Klan y los ultra reaccionarios católicos juntos.
11 set 2017


Parece que Aliss, superatareada en su lucha de disfraces, se ha olvidado ya de su defensa del abolicionismo del sexo-género masculino, falsamente consignado como “feminismo marxista” “para abolir el salario”. Pues bien, ocurre que si se abole el género masculino, lo que al parecer le parece progresista a Aliss, se abole también la homosexualidad masculina, al movimiento gay y a la homofobia. Ser anti homófobos de ese modo es más reaccionario incluso que las posiciones homófobas de estos nazis wasp del Ku Klux Klan y los canallas ultra reaccionarios católicos juntos, siendo, en realidad, un totalitarismo distópico, de raiz imperialista, disfrazado de progre.


Por cierto, he dicho que en el caso del Ku Klux Klan es supremacismo wasp, no supremacismo blanco, así, a secas, como nos lo presenta, en lo que parece otro producto de laboratorio socialdemócrata, Cristobal Espinoza. Es que la ideología fascista y reaccionaria WASP del Ku Klux Klan consiste en que los Blancos Anglosajones Protestantes tendrían que tener la supremacía sociopolítica sobre el resto de sujetos no descendientes de colonos wasp (White, Anglosaxon, Protestant.) para lo cual emplean el terrorismo fascista. Por esto entre sus objetivos se encuentran también los católicos, reaccionarios o no, dedicándose también a quemar iglesias católicas, apalizar católicos y hasta asesinarlos, cuando no se están dedicando a perseguir y asesinar afroamericanos resistentes. El Ku Klux Klan pues es una variedad de la Orden de Orange del Ulster, también colonos británicos pero en Irlanda, que se dedican a oprimir, explotar y matar católicos irlandeses desde hace dos siglos. Hay que recordar que ese bloque fascista anglosajón no se distingue precisamente por sentirse europeo, como se ha demostrado con su agitación favorable a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) no sin antes engañar a Escocia al no informar a la nación escocesa de la pretensión de los monnopolios británicos, aliados al BNP, también wasp, de salirse de la Unión Europea después del referéndum por la independencia de Escocia. Por todo esto, las presentaciones socialdemócratas yankes que nos está aproximando Aliss de la ideología supremacista blanca parece otro producto de laboratorio más, destinado a ocultar la contradicción real, que es la tendencia emergente general a pasarle la crisis al vecino en el marco de la crisis general del capital.


Por otra parte, Aliss sostiene, si no lo he entendido mal, que el Ku Klux Klan está contra el abortismo de afroamericanos. Lo dudo mucho, si nos atenemos a ciertas cifras que dan los anti abortistas antiracistas pro vida afroamericanos, como la señora Alveda C. King, sobrina de Martin Luther King, quien, después de dos abortos, uno impuesto y otro supuestamente “libremente” decidido, combate el abortismo malthusiano a machamartillo en la comunidad afroamericana de EEUU no precisamente convergiendo con el Ku Klux Klan sino en abierta oposición a esas posiciones genócidas, señalando que su tio, el gran combatiente antirracista y pacifista Martin Luther King nunca habría estado de acuerdo con la difusión del abortismo malthusiano anti afromericano que se ha explayado en los últimos 45 años.


Resulta que siendo los afroamericanos el 12% de la población de los EEUU, realizan al parecer el 35% de los abortos. Si esto es cierto, no hace falta el Ku Klux Klan para terminar con los afroamericanos en los EEUU, pues con esa dinámica demográfica, que tanto encanta a las generistas maltusianas y sus apoyos socialdemócratas, en dos generaciones más desaparecerán, que es precisamente lo que quiere el Ku Klux Klan, - pero al menos no lo oculta -, aunque hecho por la mano de los excepcionalistas socialdemócratas claramente malthusianos, bajo mantos progres, cuya rama generista se hace pasar por feminista para proseguir aplicando este exterminio de afroamericanos, entre otros.


En suma, Aliss, en sus afanes autojustificatorios de su apoyo al abortismo malthusiano “sin causa ni explicación” sobre la base del principicio (falso) de no humanidad del embrión humano, está ocultando, incluso a sí misma, la realidad. Esto es, que los antiracistas afroamericanos antiabortistas – que no el Ku Klux Klan - han convergido precisamente con los católicos precisamente para oponerse a este genocidio del abortismo malthusiano de afroamericanos ocultado por el mundo de chocolate de la socialdemocracia imperialista, que en su extrema confusión manipulada y manipuladora, no para mientes en manipular al feminismo e incluso al feminismo marxista para machacar al proletariado. No, ocultando la realidad no se va a poder a combatir con visos de victoria al movimiento fascista emergente en la política de pasarle la crisis al vecino que, como vemos, ya se ha adaptado a la Política Sociologista de las Identidades con la que la socialdemocracia imperialista intenta sustituir a su quebrada ideología del Estado de Bienestar.
Re: El Ku Klux Klan y la iglesia católica ultraconservadora, señalan los mismos objetivos
11 set 2017
A este o esta que sistemáticamente replica a Aliss con el rollo del malthusianismo, no le parece bien que la gente haga eco de otros artículos, como si Cecilia Guzmán u otros fueran pseudónimos de Aliss.
El precio de la perdida de la objetividad la paga el proletariado
11 set 2017

Y vuelvo a incluir aquí, porque también concierne a estos textos y al mal uso subjetivista y formalista que ha hecho de ellos Aliss, la referencia del artículo de Petras sobre las manipulaciones imperialistas globooligopolistas en la cuestión del antifascismo y la ultraderecha, destacando el párrafo en que Petras menciona al Ku Klux Klan:


“Habiendo casi diezmado a los nacionalistas económicos de Trump y su programa, la elite de poder montó entonces una serie de acontecimientos magnificados por los medios que se centraban en un golpe local en Charlottesville, Virginia, entre "supremacistas blancos" y "antifascistas". Después de que la confrontación condujera a la muerte y al daño, los medios utilizaron el intento inepto de Trump de culpar a ambos bandos como prueba de los vínculos del presidente con los neonazis y el KKK. Los neoliberales y los sionistas, dentro de la administración Trump y sus consejos empresariales, se unieron al ataque contra el presidente, denunciando su incapacidad de culpar de inmediato y unilateralmente a los extremistas de derecha por la violencia.

(...)La purga hecha por la élite militarista-globalista contra los nacionalistas económicos y anti-militaristas fue apoyada por toda la izquierda de los Estados Unidos, salvo algunas notables excepciones. Por primera vez en la historia, la izquierda se convirtió en un arma organizativa pro-guerra, pro-Wall Street, pro-derecha sionista en la campaña para derrocar al presidente Trump. Más aún, movimientos y líderes locales, funcionarios sindicales, políticos de derechos civiles y de inmigración, liberales y socialdemócratas se han unido en la lucha por restaurar lo peor de todos los mundos: la política Clinton-Bush-Obama/Clinton de guerras múltiples permanentes, incrementando las confrontaciones con Rusia, China, Irán y Venezuela y la desregulación de la economía estadounidense por parte de Trump y recortes fiscales masivos para los grandes negocios.

Hemos recorrido un largo camino: desde las elecciones hasta las purgas y de los acuerdos de paz hasta las investigaciones policiales. Los nacionalistas económicos de hoy son etiquetados como "fascistas" ; y los trabajadores excluidos son ¡"los deplorables"! Los estadounidenses tienen mucho que aprender y desaprender. Nuestra ventaja estratégica puede residir en el hecho de que la vida política en los Estados Unidos no puede empeorar –realmente hemos tocado fondo y (salvo una guerra nuclear) sólo podemos mirar hacia arriba.”


¿Quién gobierna EEUU?
La Élite del Poder en Tiempos de Trump
James Petras
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/QuiengobiernaEEUU.pdf
Re: El Ku Klux Klan y la iglesia católica ultraconservadora, señalan los mismos objetivos
13 set 2017
¿Lucha de disfraces? Si tiene algo de lo que “acusarme”, sea claro sr “.” y no deje caer dudas y alusiones que no explican qué es lo que está diciendo o a qué se refiere. El único "falso feminismo marxista", ha sido el que usted ha apoyado cuando se ha referido a él con la prohibición del aborto en la antigua URSS, por mandato de Stalin, y miserable y falsamente justificándose con Kollantai, que promovió, no solo la protección de la maternidad, sino el derecho de la mujer a la interrupción voluntaria del embarazo, hasta que Satlin "decapitó" a todos los revolucionarios y eliminó todas las libertades conquistadas que quedaban de la revolución.

Como ya le he dicho en el comentario de otra información, no respondo por las personas que escriben los artículos a los que doy difusión y comparto, como le dice “zzz”, quienes escriben no son mis pseudónimos ni yo soy pseudónimo de ellos y ellas.

Cuando usted me interpela e intenta descalificarme con todo tipo de “etiquetas” como la de “malthusiana”, lo que demuestra es su completa ignorancia de quienes son los actuales continuadores del malthusianismo y que nada tienen que ver con los y las anarquistas, ni con los y las neomalthusianas de los años 20. El malthusianismo no estaba en contra del estado, los y las anarquistas neomalthusianas, sí, además de valorar “la calidad de vida” para las clases obreras, que tampoco era una prioridad en los malthusianos, servidores de las burguesías.

En el 2008, el gobierno de los USA destinó más de 400.000 euros para evitar la quiebra del banco de inversión Bear Stearns, las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae y la aseguradora AIG en septiembre del año pasado. Con un 2% de esa cantidad, se habría cubierto en presupuesto mundial dedicado a combatir el hambre. Con el 10% se habría dotado de infraestructuras rural agropecuaria que paliaría en parte las consecuencias de esa hambruna creada del expolio de occidente en esos territorios.

Y de hambre, las poblaciones también mueren, y quienes están más directamente afectados y afectadas, son los niños y niñas, ancianos y ancianas que, en este contexto, parece que ya no le interesan tanto.

De hecho gran parte de los seguidores y simpatizantes actuales de las ideas de Malthus, salvo los que son “apocalípticos” (Iglesia de la Eutanasia, Movimiento por la Extinción Humana Voluntaria), no son partidarios del aborto, sino de limitar el número de hijos e hijas (Population Matters, Optimum Population Trust, etc…), la adopción, propuestas “radicales” anticonceptivas o de la abstinencia sexual que usted recomendaba como antiabortista.

Como puede ver, está usted más cercano a las ideas malthusianas que cualquier persona que defienda el derecho al aborto.

Luchar por el derecho a la interrupción del embarazo no me convierte en una antinatalista, sino en una defensora del derecho a decidir los hijos e hijas que se desean, no los que se imponen vía política, violación, etc…

Y centrándome en la cuestión de los ataques del KKK y la iglesia católica, de entrada le diré que algunos de sus comentarios están fuera de lugar y son falsos. Usted no podrá mostrar en ningún lugar en el que me exprese por el “abolicionismo del sexo-género masculino”. Incluso he expresado mi desconfianza hacia todo tipo de abolicionismo, por lo que una vez más usted MIENTE con mayúsculas. Y cuando MIENTE de esa manera, es que no tiene argumentos.

Sí, es cierto lo que dice sobre el Ku Klux Klan, ellos son también anticatólicos, pero en la persecución de la homosexualidad coinciden con ellos. Y déjese de tonterías, si alguien propone la persecución de los hombres por ser hombres, eso no es peor que el Ku Klux Klan o los ultracatólicos, son parte de la diversidad de basura humana del odio. Y su comentario de que a mi la homofobia, tal y como usted la expone, “me parece progresista”, es sólo otra de sus envenenadas fantasías. Ni esa homofobia, ni ninguna es justificable, y mucho menos por una cuestión de progresismo. Eso es tan falso como sus comentarios.

Fíjese cómo tergiversa y manipula. Habla de que el Ku Klux Klan no es supremacismo blanco, sino “WASP”, acrónimo cuya primera letra, la “w”, es blanco en inglés. Que afemás es protestante, cierto, pero su “actividad” más documentada ha sido más por cuestiones de odio racial contra negros, indígenas o población migrante.

Usted afirma que “el Ku Klux Klan pues es una variedad de la Orden de Orange del Ulster”. No me consta. ES como si usted dijera que es una variedad de la masonería, pues la Orden de Orange a diferencia del Ku Klux Klan que se organiza en “capítulos”, lo hace en “logias” como la masonería. Además el Ku Klux Klan y la Orden de Orange, aunque tengan en común ser una fraternidad y ser “anticatólicos”, son diferentes muy sus opresiones, aunque en ambas se puedan descubrir aspiraciones de dominación colonialista. De hecho el Ku Klux Klan y los ultracatólicos blancos de los USA, han coincidido en organizaciones como las milicias.

Lo que sostiene Aliss, no es lo que usted dice y no porque lo haya entendido mal, sino porque sus prejuicios no se lo dejan entender de otra manera. El KKK está contra el aborto, pero a las personas negras, y a cualquiera “no blanca”, las consideran “inferiores”, por eso son supremacistas.

Imagínese que ahora le digo que “lo que yo entiendo que usted dice”, es que el KKK está a favor del aborto, pero lo que no quieren es que las mujeres negras hagan uso de la “sanidad blanca”. Sería un disparate aunque usted realmente lo pensara. No desvíe la atención, el KKK están en contra del aborto de los WASP porque incluso a los judíos blancos, no los consideran lo suficientemente blancos. A los que se creen “superiores”, les importa lo suyo. Los demás solo contamos desde su dominio y ahí entra también nuestra muerte cuando se les antoje.

Por otra parte, vuelve a pervertir con sus tendencias a clasificarnos con sus etiquetajes, cuando habla de “anti abortistas antiracistas pro vida afroamericanos” y “abortismo malthusiano anti afromericano”. Los grupos pro-vida no se denominan “antiracistas” por muy afroamericanos que sean, pues no conciben que los abortos, sean consecuencia del racismo blanco, sino de la situación de vida de la comunidad afroamericana.

Hacen mucho hincapié en que “los afroamericanos son el 12,8% de la población y sin embargo contabilizan el 36% de los abortos que se practican en Estados Unidos”, sin embargo se olvidan muy frecuentemente que en los corredores de la muerte USA, son más del 40%. Esas vidas ya no les interesan tanto. Además, muchas de esas organizaciones pro-vida afroamericanas, tienen una fuerte conexión con la gran diversidad de grupos religiosos.

El sentimiento de culpabilidad religioso y la necesidad de “penitencia”, puede que sea lo que está manifestando la conciencia de Alveda C. King.

A usted también se le olvida que Martin Luther King Jr. no era contrario al capitalismo como lo fue Malcolm X, que probablemente, como musulmán, también estaría en contra del aborto.

Como ya le dije antes, al referirse al “abortismo malthusiano anti afromericano”, incurre en la falsedad pues los malthusianos actuales no están a favor del aborto. Y esa es parte de su manipulación dialéctica.

Para usted las razones para abortar de una mujer, son “sin causa ni justificación”, y eso es parte de la desvalorización que usted hace de esas mujeres en concreto y de las mujeres en general.

Vuelve a trastocar el sentido de mis palabras. No he hablado nunca de “no humanidad” del embrión humano. Si lo reconozco como embrión humano, alguna característica de “humanidad” tendrá, sino sólo lo reconocería como embrión. He ahí otra de sus necesidades de mentir y falsear lo que digo, y lo que he dicho, ha sido siempre en base a que usted ha expresado que el embrión, humano claro está, es “un ser humano completo”, incluso con “voluntad”, y que “nace en el mismo momento de la fecundación del óvulo por el espermatozoide”.

Eso es lo que he negado, y no lo que usted interpreta tergiversando intencionadamente.

Como colofón me acusa de “hacer mal uso subjetivista y formalista de estos textos”. Entiendo que usted salga en defensa de la iglesia, desviando la atención de sus campañas homófobas hacia mi “malthusianismo”. Su manipulación ya no me sorprende.

Entiendo también que no sean de su agrado los grupos antifascistas, lo que no encaja en todo esto, no son sus ideas reaccionarias en muchos aspectos, sino que intente sustentar a través de un texto de Petras, su teoría conspiranoica de que los grupos antifascistas están manejados desde las “élites del poder”, y que quienes defendemos el derecho a la interrupción VOLUNTARIA del embarazo, estamos también manejadas por las élites de la socialdemocracia burguesa, y que con el aborto perpetramos un “genocidio contra el proletariado”.

Y mientras usted nos distrae con sus mediocres conspiranoias, ya no hablamos de las declaraciones nada conspiranoicas de los obispos de Solsona, Málaga, Alcalá de Henares y tantos otros que han encubierto la pederastia dentro de su institución religiosa, así como tampoco de la compañera sindicalista del IWW, asesinada por los supremacistas blancos en Charlottesville, una mujer proletaria de la que usted no se hizo el menor eco en esta página.

Poco a poco voy descubriendo más cuestiones sobre usted. Cuando usted defiende tan aferrizadamente el proletariado, no lo hace por su condición de clase obrera en lucha contra las clases hegemónicas y dominantes, sino que lo hace en el sentido más literal del término. Usted lo que defiende es “la prole”, no el proletariado. Esa “prole” que el capitalismo necesita como recambio permanente de fuerza de trabajo y sobre la que ejercer su dominio. Su defensa es la del rebaño del que hablan las iglesias.

Supongo que Petras está considerado como pensador de las izquierdas de los USA, por eso cuando dice que “TODA LA IZQUIERDA de los Estados Unidos, salvo notables excepciones, se convirtió en un arma organizativa pro-guerra”, debería de explicar cuál fue su papel en todo ese apoyo, o a qué izquierda se refiere, ¿no le parece?.
Lamentablemente, muhos si están manipulados
13 set 2017
Lo que me parece es que es dificil encontrar en toda la internet mayor número de tergiversaciones envueltas entre tantas absurdidas corriendo a este mínimo de dos mentiras por linea. Si cada vez que monta en colera va a lanzarme una de estas diatribas, ya sabiendo cuanto le disgustan mis críticas, a ser muy dificil que siga aportándoselas, pues no se las merece. Pero, al menos, en todo este gruño de texto escrito con tanta ira, al menos ha dicho una verdad:


"A los que se creen “superiores”, les importa lo suyo. Los demás solo contamos desde su dominio
y ahí entra también nuestra muerte cuando se les antoje".


Si esto es lo que hace el Ku Klux Klan es usted muy parecida a ellos en su defensa del abortismo malthusiano, sobre el principio de no humanidad del embrión, que, al contrario de lo que ahora dice, sí ha defendido aunque ahora no quiere reconocerlo.


Y si, lamentablemente quienes defienden el malthusianismo, en su sentido radical de erradicar la pobreza eliminando a los pobres en lugar de transformando las relaciones sociales de producción, lo que tiene poco que ver con la moderación reproductiva al contrario de lo que usted está intentando hacer ver, unos son perversos interesados y otros son perfectos manipulados, categoria esta última en la que me veo obligado a ponerle a usted. Y en cuanto a la manipulación en que ha caido la izquierda estadounidense e incluso los antifas quien lo está afirmando es Petras con una argumentación muy sólida y razonada, y tiene razón, aunque usted no quiera reconocerlo. Respecto a la señora Alveda C. King el caso es que es antiracista y antiabortista, que esto no cuadre con sus propagandas y su ideología pues mire usted ¿qué quiere que le haga yo? Vale lo mismo respecto a su errónea caracterización de la valiente Alexandra Kollontai, cuya lucha contra el fascismo, el machismo y en favor de las mujeres soviéticas y el derecho a la protección de su maternidad en los años 1930, que es muy posible que haya incluido presiones políticas al mismo Stalin, a usted no le viene bien que las pruebas documentales apunten en esta dirección y otra vez se agarra a la teoría de Fumanchu Stalin, pero la historiografía disponible no avala esta caricatura que usted nos pone de desayuno, comida, merienda y cena.
Re: El Ku Klux Klan y la iglesia católica ultraconservadora, señalan los mismos objetivos
14 set 2017
Su comentario es muy gracioso, cuando usted monta en cólera, dice que soy yo la encolerizada. Pero claro, usted esperaba que sus “inmerecidas” críticas fuesen recibidas con un “amén”, pero esa palabra no forma parte de mi imaginario y sí del suyo.

Dice que “… es difícil de encontrar en internet mayor número de tergiversaciones…, a dos mentiras por línea…”

Eso es muy parecido a lo que le he dicho a usted en mi anterior comentario, con la diferencia que le he señalado las mentiras y las tergiversaciones. Sí, usted también se cree con la “superioridad” de decirnos a las mujeres que no debemos abortar. Con la “superioridad” de decir que abortamos por una noche de “diversión”. Con la “superioridad” de hacer pasar a las mujeres que abortan, por personas incapaces de responsabilizarse de sus vidas, cuando esa decisión, sea la que sea, es más una expresión de todo lo contrario.

Si se fija, en la frase “a los que se creen “superiores”, les importa lo suyo. Los demás solo contamos desde su dominio y ahí entra también nuestra muerte cuando se les antoje”, no aparece el KKK, sino que este es mencionado en las frases anteriores del mismo parágrafo. Y eso porqué. Pues porque eso no sólo me parece un aspecto del KKK, sino de todos los que se creen “superiores”. Y usted dice que soy “muy parecida” por mi defensa del “abortismo”, lo de “malthusiano” es otra de sus falacias, pues jamás he hecho una defensa del abortismo malthusiano, si es que existe, sino del derecho de la mujer a la interrupción del embarazo cuando así lo considere, pues a diferencia de usted, considero que las mujeres son responsables, y que cuando toman esa decisión, es con motivos y razones que usted niega que existan. Desvaloriza a las mujeres que deciden abortar, y a las que no deciden abortar también, pues que yo sepa, hasta el momento, no he abortado nunca. Ni tampoco he reivindicado u obligado a ninguna mujer a tomar una decisión que no desea sobre su embarazo. Usted sí lo hace. Nos considera poco menos que “limitadas” o “incapaces” para decidir sobre esa cuestión y sobre cualquier otra. Por eso le parece que sus aportaciones, “no me las merezco”, y la cuestión es que jamás se las he pedido, usted, desde ese sentimiento de “superioridad”, es quien decide llevar la verdad a las “mujeres desnortadas” como yo. Solo tengo que buscar entre sus comentarios en otras partes, y podré corroborar con no ha sido una o dos veces las que se ha referido hacia las mujeres y hacia mi como “desnortadas” o que andamos erradas en el análisis de los datos…, pero en no pocas ocasiones, le he mostrado, no solo sus manipulaciones, mentiras y tergiversaciones, sino también sus imprecisas aportaciones, haciendo pasar cuestiones diferentes como si fueran lo mismo.

Eso es lo que más le molesta. Eso y que no le diga amén y le reconozca el “tremendo” valor de sus interesadas aportaciones.

A mi me parece que la pobreza no se erradica solamente “transformando las relaciones sociales de producción”. Y el derecho a decidir sobre la interrupción o no del embarazo, tampoco he expresado en ninguna parte que acabe con la pobreza. De nuevo usted tergiversa los planteamientos neomalthusianos de los y las anarquistas, cuya finalidad es bien distinta a las de los malthusianos, con lo que son mis deseos y reivindicaciones.

Si hacemos memoria, recordará que en alguna ocasión le he hecho notar que su discurso natalista, en un contexto como el de la URSS tras la revolución, tenía una intención muy parecida a la liberal capitalista que reclamaba mayor natalidad proletaria para el sistema productivo y como carne de cañón para las guerras, las prisiones y los manicomios. Y una de las maneras de oponerse a ese natalismo, muy diferente a la natalidad, es lo que planteaban los y las anarquistas neomalthusianos, pero incluso le he manifestado que no compartía todas sus propuestas, y de hecho, los y las anarquistas neomalthusianas, las reconsideraron y abandonaron posteriormente al constatar las consecuencias de algunas de sus reivindicaciones llevadas al extremo racionalista.

Todos estos grandes matices que transforman la realidad del blanco o negro, en una variedad de circunstancias que tiene en cuenta, no solo el contexto, sino las necesidades y las posibilidades de las personas, y que no se plega a la dictadura del proletariado que exige el sacrificio de los menos en nombre de un supuesto y falso bien común, es lo que le molesta y desmonta la seguridad de su mundo dual, del estás conmigo o contra mi.

La teoría de “fumanchú Stalin”, dejó de ser teoría hace mucho tiempo, y los millones de muertes la avalan. Muertes de personas “humanas completas” que nada le preocupan, y sin embargo, sí le desesperan, si son los embriones humanos los abortados y que en numeroso lugares le he explicado, ilustrado con ejemplos y datos concretos, lo que es la fase embrionaria, muy distinta a la del feto que ya dispone de todos los órganos, y que, aún así, si no se desarrolla, puede producirse un aborto espontáneo. Y para usted, todo aborto es un crimen, y toda mujer que decide abortar o que tiene un aborto espontáneo, una asesina y genocida.

Y le vuelvo a repetir. Los grupos pro-vida no se definen como antiracistas, eso no quiere decir que dentro de ellos no haya personas antiracistas. Otra cuestión que usted también pretende desvirtuar, convirtiendo la parte en el todo. Es bastante sencillo de entenderlo, pero como eso contradice su teoría totalitaria, entra en cólera y se molesta y empieza a decir disparete.

La historiografía que usted ha aportado para sustentar que Kollontai supuestamente “apoyaba la prohibición del aborto”, era la correspondencia y relato de entrevista con el anarquista García Oliver, un texto que usted decía, creo recordar, que aparecía recogido en el “el eco de los pasos”, y en el que no se hablaba para nada de abortos o prohibiciones… Y de ahí usted sacaba múltiples conjeturas e interpretaciones, sin explicar que se trataban de hipótesis, y pretendiendo darles el valor de veracidad. Esa es otra demostración de su “superioridad”, la que nos considera a las demás casi tontas, que no vamos a ser capaces de darnos cuenta de todo el montaje que se construye usted solito.

Sr “. fumanchu”, si considera que no me merezco sus aportaciones, no críticas, sino criticonas, échelas en otro estanque. Para mi es mucho más cómodo no tener que responderle, y me es mucho más práctico debatir que no polemizar. Desde el primer momento usted se ha erigido en juez de los textos que colgaba, diciendo cuáles eran “buenos” (para usted) y cuáles eran “malos” (también para usted). Y todo ello sazonado con todo tipo de descalificaciones e insultos hacia las autoras, pues principalmente eran mujeres aunque no exclusivamente, y hacia mi por compartirlos.

A usted le ha importado muy poco si me identificaba o no con lo compartido. Le han dado igual mis explicaciones y desde el primer momento en que compartí un texto sobre el derecho al aborto, me ha insultado constantemente como malthusiana. Insulto que me hace mucha gracia, como todos los que usted me dedica. Todas y todos tenemos historias detrás nuestro que nos han conducido hasta aquí. Las mías no arrancan desde el mismo lugar que las suyas, y el “contacto” con la burguesía y la socialdemocracia se ha producido en el momento de ingresar en este su mundo, sr “.” Usted ha dudado incluso de mi condición de clase trabajadora y ha fabulado acusándome de trabajar para la industria reproductiva. ¿Usted escribe aquí porque trabaja para algún tipo de industria? Supongo que no… Pregúntese cuál es su función…, yo me he preguntado eso unas cuantas veces para decidir si “abortaba” o no mi participación en esta web. Si quiere hacer este experimento, y le apetece, luego nos lo cuenta.
Malthusianismo socialdemócrata puro y duro
14 set 2017
Claro, solo apoyaba las propuestas de cambiar el paradigma revolucionario por el malthusiano, que sencillamente difunde el abortismo, la esterilización y la ideología de la planificación familiar precisamente entre quienes no pueden optar ni proyectar, y simplemente son empujados al exterminio por ser sobrantes al capital con mayor facilidad. Con los medios de sugestión actuales hasta logran que parezca bonito y progre walt disney lo que es despanzurar cuerpos humanos proletarios. ¿Cómo acabará? También los neomalhusianos que se hacían pasar por anarquistas en los años 1930, como la famosa Hildegarda y su propuesta de esterilizar a las personas que pasaran por las carceles, cayeron. Y ustedes caeran, por su propio peso, también.
Re: El Ku Klux Klan y la iglesia católica ultraconservadora, señalan los mismos objetivos
14 set 2017
Sr “fumanchú”, esto no es una secta, ni iglesia alguna, no por mucho rezar, sus palabras se convierten en realidad por mediación divina. Usted habla de malthusianismo, y no seré yo quien salga a rebatirle nada de lo que dice acerca de él. Lo que sí que le discuto, es esa falsedad que sustenta diciendo que malthusianismo y neomalthusianismo, son lo mismo.

Para usted, Malthus se equivocó hasta en las comas. Para usted nada de lo que dice merece ser escuchado, pero hay cuestiones que sí que requieren atención, y que los y las anarquistas neomalthusianas atendieron, a veces con aciertos y otras erróneamente y con confusión. Pero fíjese que los y las anarquistas neomalthusianas, reconocieron que alguna de sus ideas, llevadas a ciertos excesos, producían fatales consecuencias contrarias a toda revolución.

Elos y ellas concibieron la maternidad consciente, y la plantearon no como alternativa personal, sino como respuesta política a las sistemáticas muertes de las clases trabajadoras en las fábricas, en las guerras, en las cárceles y en los manicomios, y sus luchas siempre fueron orientadas con la finalidad de acabar con el estado y sus oligarquías asesinas de clase. Malthus jamás hizo unas propuestas de este tipo, sino sustentando y preservando el mundo para que dichos estados y oligarquías continuaran su hegemonía.

La perspectiva del tiempo nos permite mirar hacia atrás y ver que propuestas fracasaron, tuvieron éxitos o no se desarrollaron según lo previsto. Además podemos atender a los posibles porqués y a los contextos. Una conclusión obvia pero necesaria de recordar, es que no hay verdades absolutas, ni fórmulas magistrales garantistas de nada… Podemos entender circunstancias y comprender que hay cosas que bajo ninguna circunstancia habrá que repetir.

Estoy segura que una parte nada despreciable de quienes apoyamos el derecho de las mujeres a decidir sobre si interrumpir o no su embarazo (no el de otra mujer), si cambian las circunstancias de injusticia social, las maneras de relacionarnos desde las continuas opresiones y las múltiples formas de dominación y se transforman los procesos de individuación en comunitarios y colectivos (y eso no es negar la individualidad), entenderemos que ese derecho ha sido superado porque ya ha entrado a formar parte de una sociedad en la que, las condiciones que generan pobreza, y no la pobreza, están siendo erradicadas.

Unos derechos, cuando el pueblo se revoluciona, nos llevan a otros.

Y esto que le expongo y reitero con otras palabras, viene a cuento para explicarle que a veces las ideas también se transforman aunque los mismos sentimientos de libertad prevalezcan. Y ese reconocer los errores y darse cuenta que las verdades son en minúscula y pertenecen al tiempo que nos ha tocado vivir, y por tanto probablemente inciertas en otros, es un necesario ejercicio crítico y revolucionario del pensamiento.

Por otra parte, hay pensamientos que se creen con la VERDAD ABSOLUTA, en mayúsculas y atemporal, y que sirve para todos y todas. Ese es un pensamiento TOTALITARIO Y ABSOLUTISTA, propio de quienes se consideran elegidos o ungidos por algún “don” especial. Y no se si se trata de “don” o “no don”, ni tampoco si es “especial” o “no especial”. Lo que sí que puedo asegurar, es que es tiránico.

Como es bastante habitual en su forma de manipular, usted suele hacer pasar la parte por el todo, lo concreto por lo general. Hildegarda fue una persona, una mujer, y en aquel entorno anarquista de los años 20/30, no se conoce más historias que la suya. Sin embargo usted hace referencia a una hipótesis de “unos neomalthusianos que se hacían pasar por anarquistas”. Es extraordinariamente curioso que, usted, que se ha definido como “marxista auténtico”, idealice de esta manera a los y las anarquistas de esos años, como si ellos y ellas no pudieran equivocarse y necesita reconvertirlos en “neomalthusianos suplantadores”, para justificar sus palabras. Suponiendo que se hubieran hecho pasar por anarquistas, ¿quién le dice a usted que no falsearon también su identidad neomalthusiana?

Para mi eran anarquistas, y dentro de la diversidad anárquica, formaban parte de quienes sostenían ideas neomalthusianas. Si usted o cualquiera revisan la historiografía, comprobarán que se habla de diferencias entre “malthusianos” y “neomalthusianos”, pero no solo eso, sino que también entre “neomalthusianos” y “anarquistas neomaltusianos”.

Usted hace de las diferencias una igualdad totalitaria. Todos y todas somos seres humanos, pero no iguales, y por eso reivindico el derecho a la equidad y no a la unjformidad.

Otra cuestión más de las que hace un abuso tergiversador, es el aspecto sensacionalista y victimista. ¿Quién es más sobrante del capital, usted o yo? Ese es el falso dilema que nos plantea constantemente. Para usted hay unos "sobrantes", pero parece que ni usted, ni yo vayamos a ser parte de ellos. Para usted, los que califica de manera victimista y habitualmente como "sobrantes", son las “legiones” de embriones abortados a los que considera proletarios. Sin embargo el proletariado que ocupa las calles y lucha por cambiar las condiciones de vida y dominación de los seres humanos, esos y esas, para usted no importamos, somos reemplazables.
Los auges del malthusianismo en las crisis capitalistas
15 set 2017
Es importante ser críticos y autocríticos, lo que no suele ocurrir cuando, por ejemplo, aparecen dogmas, como por ejemplo en la religión socialdemócrata - que no anarquista - del abortismo, en la cual vemos incluso algo más que la típica obtusidad fingida del reaccionario, la creencia fanática que erradica sistemáticamente porciones de información para conservar la coherencia de lo que es injusto y antiigualitario. Pero cuando se decreta que todos hemos de acostarnos en el lecho de Procusto, la cosa cambia a peor, y surge ya la contradicción con toda claridad. Y esta contradicción normalmente tiene un aspecto central de clase.

En los años 1930 resurgió el malthusianismo en varios países no por casualidad de sed iluminista, sino durante una feroz crisis del capitalismo, mantenido y actualizado por la pequeña burguesía parisina reformsta en las décadas anteriores. Tras la crisis de 1929 y el auge masivo del paro obrero que provocó, sectores pequeños burgueses que pretendian hacer dirección politica del movimiento proletario anarquista comenzaron a proponer el malthusianismo remozado como solución a la pobreza. Pero otros anarquistas proponían tomar las fábricas y autgestionarlas. Es radicalmente distinto solucionar los problemas de aquella o de esta manera. En relación con el aborto, unos proponían el derecho al aborto en situaciones enfermedades hereditarias y peligro para la vida de la madre (sin incluir el truco malthusiano del peligro físico o sicológico, pues ello es simplemente el aborto sin restricciones, porque todo embarazo tiene, aunque cada vez menor, un peligro fisico y una inestabilidad sicológica inicial en las embarazadas) dado que tomaban el cuenta que la paz es el respeto al derecho ajeno y reconocian los derechos al embrión humano y la edad humana que representa, que les corresponden, pero otros lo proponían cocmo herramienta para combatir la pobreza, y estos eran malthusianos, indudablemente. Por supuesto ninguno consideraba un derecho a matar al embrión humano sobre el puro arbitrio de la madre sobre el embrión, por ejemplo para asegurarse la movilidad social ascendente o como forma adhoc de una afirmación de un derecho a no cuidar, con el objetivo de facilitar un consumismo, como décadas despues estableció la socialdemocracia en la eclosión de las sociadedas de consumo imperialistas, haciendose pasar por femninista. Esto es, la política de promover la riqueza decretando la depauperación absoluta de otros. Y tal política no tiene nada que ver con el marxismo ni con el anarquismo proletario.

Eso, que es puro malthusianismo socialdemocrata, es lo que hace la religión abortista, de raiz clasista de clase media imperialista. El abortismo vuelve a instalarse en los años 1973s de profunda crisis capitalista, promovido por agendas imperialistas malthusianas en organizaciones internacionales y por la socialdemocracia internacional, arrastrando acríticamente a las izquierdas y al feminismo posmarxistas y pos anarquistas proletarias. Envuelto en la ideología de la planificación familiar, que oculta a las personas que planificar una familia requiere unos minimos de libertad que además de ser desigual según las clases, en una enorme porción de casos es inexistente y por tanto deviene en simplemente una negación de la familia para el porletariado en posición de sobrepoblación relativa, que es en los hechos en los que se ha convertido, y así en la más cruda desposesión de la autoreproducción biológica del proletariado. El malthusianismo socialdemócrata envuelto en la ideología imperialismo de la planificación familiar, una de cuyas subramas es la religion abortista, es como darle una pastilla de cianuro a alguien que se está cayendo por una ladera escarpada en lugar de proporcionarle una cuerda para que salga de ella.

Como el auge de la sobrepoblación relativa a escala mundial sigue incrementándose, y una porción de esa población no cabe ni siquiera en el subempleo ni siquiera temporalmente, pero, a la vez, hay una vuelta de tuerca del maquinismo, que llega al estadio superior de la automatización y la robotización, lo que viene es todavía un aumento adicional del paro y de la sobrepoblación relativa mundial, y, qué casualidad, también del abortismo y la caida de la natalidad proletaria. En tal contexto no pienso darle la pastilla de cianuro al proletariado mundial en posición de sobrepoblación relativa sino que en esté a mi alcance pienso proporcionarle una cuerda para que pueda salir de esa trampa capitalista, y una de los hilos que constituyen esa cuerda es la negación del abortismo malthusiano y su religión adhoc. Y si usted insiste en venir con pastillas de cianuro como son la ideología de la planificación familiar y el abortismo para solucionar nuestros problemas, no se preocupe que le vamos a seguir saliendo al paso para que su agenda malthusiana descarrile.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more