Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: educació i societat : sanitat : sexualitats : dones
Fecundación y desarrollo embrionario
11 ago 2017
Desde planteamiento bioéticos de médicos confesionales, y más concretamente de orientación católica ultraconservadora, se plantean cuestiones como que “el embrión es un ser humano completo”
Aquí podemos ver gráficas de varias fases del embrión en su primeros días de vida, y en las que no será posible identificar los rasgos de ningún “ser humano completo”. Son dos células, gametos, que tras la fecundación, se multiplican, no por reproducción sexuada, sino por reproducción celular llamada mitosis.
Evolución-del-embrión-desde-la-fecundación-520x221.jpg


Quienes consideran que desde el mismo momento de la fecundación, el embrión es “un ser humano completo”, no ven diferencias entre el cigoto, el embrión o el feto, y sostienen esa igualdad por la necesidad de equiparar la interrupción del embarazo al asesinato en una evidente estrategia de chantaje moral y emocional contra las mujeres que se planteen no llevar adelante el embarazo.
Evolución-de-los-embriones.jpg.png


Sin embargo podemos comprobar que entre cigoto, embrión y feto, hay diferencias incuestionables.

embarazo-001.jpg


Introducción

Todas las células de nuestro cuerpo, con excepción de las sexuales, óvulo y espermatozoide, contienen 23 pares de estructuras llamadas cromosomas y que es el material genético que pasará el padre y la madre, a los hijos.

Las células sexuales o gametos, han perdido la mitad de sus cromosomas, tras el paso por “un complejo proceso de división llamado meiosis”. Así, cuando se fusiones en el proceso de fecundación, formarán un cigoto de 23 pares de cromosomas, siendo el material genético de cada padre o madre diferente para cada hijo como consecuencia de la complejidad de esa meiosis.

Fusión-de-los-gametos.jpg.png


Se define la fecundación como un proceso en “el que el óvulo y el espermatozoide se fusionan para formar una sola célula”: el cigoto.

La mayor posibilidad de que esta fecundación se produzca, la sitúan “entre los días 9 y 16 después del comienzo del periodo menstrual de una mujer”.

Nada más nacer, la niña ya posee todos los óvulos disponibles en su vida, aproximadamente unos 400.000.

Por lo general, cada 28 días se produce la ovulación tras la rotura de un folículo del ovario, expulsando óvulo que avanzará a través de las trompas de Falopio hasta el útero. En ese trayecto por las trompas de Falopio, es cuando se suele producir la fecundación.

Los espermatozoides “se producen en los testículos del hombre a una tasa de cientos de millones cada día y son eyaculados con el semen durante el clímax sexual”, saliendo alrededor de 500 millones de espermatozoides, que son “una de las células más pequeñas del organismo”.

Fecundación

Se considera que para que se produzca una fecundación, es preciso que entren unos 20 millones de espermatozoides de una sola vez en el cuerpo de la mujer.

Cuando entran en la vagina, los espermatozoides tratan de nadar a través del cuello cervical (útero) y las trompas de Falopio, consiguiendo una mínima parte este objetivo. El óvulo es penetrado por más de un espermatozoide, pero por lo general sólo uno lo fecundará.

Si la fecundación no se llega a producir, óvulo y espermatozoides morirán. El óvulo muerto será expulsado por la vagina y los espermatozoides muertos, serán destruidos por los glóbulos blancos de la mujer.

En caso de que óvulo y espermatozoide se fusionen, aparecerá una nueva forma de vida que recibirá todo su material genético, formando el cigoto con 46 cromosomas, la mitad procedentes de la madre y la otra mitad del padre. Será, por lo general, el cromosoma sexual del espermatozoide el que determinará el sexo que desarrollará el feto.

Una vez se ha formado la fase embrionaria del cigoto, por un proceso llamado mitosis se va dividiendo en dos una y otra vez, hasta formar el embrión propiamente dicho. En cada una de estas divisiones, se crea un duplicado de la célula original. Es decir, conservando los 23 pares de cromosomas y conteniendo la misma información genética básica.

Cada cromosoma es portador de miles de segmentos llamados genes y cada célula del cuerpo está formada por unos 100.000 genes formados por ADN. Los genes son los que “se encargan de transmitir a las células las instrucciones que les dicen cómo producir las proteínas que les permiten llevar a cabo todas las funciones del cuerpo”.

De las 23 pares de cromosomas, los 22 pares que no están relacionados con la expresión sexual, se conocen con el nombre de autosomas y llevan información como color de ojos, cabellos, etc…, y sólo el par 23, que corresponde una a la madre y otro al padre, es el que determinará el sexo del bebé.

El óvulo de la madre siempre será portadora de un cromosoma X, mientras que el espermatozoide del padre podrá ser un cromosoma X o un cromosoma Y, de ahí que sea el que decidirá la marcación de la información sexual del par de cromosomas 23, cuya información se transferirá al cigoto.

Hasta este punto más o menos hay cierto acuerdo bastante generalizado de cómo se desarrolla el proceso de la fecundación.

El sexo de los “ángeles” asexuados

Hay quienes hablan de que los embriones tendrán un sexo u otro, pero eso sólo es a nivel de marcadores cromosómicos, no porque los embriones tengan un sexo masculino o femenino desarrollado. No porque los embriones estén sexuados*. Tienen un marcador celular cromosómico de desarrollo que, si no es por técnicas de análisis cromosómico utilizadas en reproducción asistida o similares, no es posible distinguir, es por ello que a esta etapa se la conoce con el nombre de etapa de indiferenciación sexual.

Aunque haya quienes hablen de cigotos masculino o femenino, no veremos que nadie se refiera al cigoto, como cigoto de castaño, aunque esa información del pelo o los ojos también esté incorporada en sus marcadores genéticos desde la fecundación.

A partir de aquí, aparecen desacuerdos todavía más relevantes. Hay quienes sostienen que el embrión es siempre femenino por defecto, y que es necesario que se den ciertos acontecimientos alrededor de la octava semana, y que si no se dan, el feto seguirá con el desarrollo de su sexo femenino. Para sostener este absurdo argumento de la sexualidad femenina de los embriones, aluden a los pezones en los hombres, contra lo que se podría argumentar que como rasgo sexual es secundario, pues no dependen de los cromosomas sexuales.

Por otra parte hay quienes afirman que es falso que el embrión sea femenino y que es precisamente por esa etapa de indiferenciación que se crea esa confusión. Hay quien dice que en ese estadio, el embrión es potencialmente hermafrodita, pero tampoco se ajustaría a esa definición, puesto que no tiene los dos sexos, sino la información de uno concreto. Es decir, aunque la carga cromosómica exista desde la fecundación, no hay diferencia sexual más que en el marcador genético. No hay embriones sexuados*, sino un proceso de sexuación**.

Donde sí que hay cierto consenso, es que a partir de esa octava semana, justo cuando pasa de embrión a feto, es cuando la información cromosómica masculina se desarrolla y el feto empieza a sexuarse. Si la carga cromosómica fuese femenina, desarrollaría su propio sexo femenino.

Hay quienes explican esa octava semana de la siguiente manera:

“En este momento, la marcación cromosómica XY del embrión, comenzará a producir testosterona (hormona masculina). Esta exposición del embrión masculino a altos y continuados niveles de testosterona es lo que dará lugar a la formación del cuerpo masculino, con las características sexuales masculinas. Sin esta exposición continuada a la testosterona, aunque un embrión tenga una carga genética XY, desarrollará características sexuales femeninas”

Sin embargo hay quienes afirman que ese bombardeo de testosterona que algunos llaman “el gen de la testosterona”, es falso, pues los genes no producen testosterona, sino proteínas.

En esta línea científica, lo que se explica es que:

“…hasta aproximadamente las siete semanas de gestación, cuando se activa un gen del cromosoma Y llamado SRY, no comienza el desarrollo de los genitales masculinos, n el de los femeninos. Antes de la activación del SRY, todo embrión posee dos estructuras diferentes llamadas conductos mesonéfricos y paramesonéfricos. Los primeros darán lugar a los genitales internos masculinos, y los segundos a los femeninos. En función de que aparezca SRY o no, unos progresarán, mientras que los otros se reabsorberán hasta desaparecer. Pero ambos están presentes en todos los embriones”

¿Que sucede si no entra en acción el cromosoma Y?

A diferencia de lo expuesto anteriormente más arriba con el embrión con marca genética XY que no ha pasado por la exposición continuada a la testosterona, quienes rechazan la teoría del gen de la testosterona afirman que si no tiene la dotación cromosómica normal XX, aparecen los embriones llamados 45,X, es decir, “poseen un solo cromosoma X y carecen del Y”. Y mueren en un porcentaje estimado del 99%, y se le supone que un 15% de los abortos espontáneos, es por esa falta de dotación cromosómica. Los pocos que sobreviven, son conocidos como “síndrome de Turner y son fenotípicamente mujeres, “pero generalmente carecen de un aparato reproductor funcional y no adquieren los caracteres sexuales típicos de la pubertad, como el desarrollo de los pechos; además de sufrir otras anomalías que en su mayor parte no amenazan su vida, pero sí la complican”.

A partir de que se inicia la formación sexual, vuelven a coincidir los criterios médicos, pues a partir de ese momento, el feto ya puede ser observado y controlado en su proceso de desarrollo. Es una imposición más de las técnicas de control y vigilancia que, con la excusa de detectar anomalías en el desarrollo, incluso se nos somete antes de nacer.

Vulnerabilidad masculina de los primeros años

Sobre el parto y nacimientos, hay estadísticas que dicen que se conciben entre 120 y 170 hombres por cada 100 mujeres, pero por la mayor probabilidad de que nazcan muertos o por la también mayor probabilidad de abortos espontáneos varones, el porcentaje de hombres se reduce a 106 por cada 100 mujeres.

También se señalan hipótesis de más problemas en los niños, a causa de que su nacimiento suele tardar más que el de las niñas. Pero todo queda en el terreno de las conjeturas.

También hay estadísticas que concluyen que los hombres mueren más que las mujeres a edades tempranas de la vida, y que son más susceptibles de padecer enfermedades a cualquier edad. Estas últimas estadísticas se refieren a los Estados Unidos, pues concluyen diciendo que es ese país por cada 100 mujeres, sólo hay 95 hombres.

El por qué de esta vulnerabilidad de los hombres no está clara y también aparecen divergencias a la hora de la explicación. Quienes señalaban los embriones con marcadores cromosómicos femeninos por defecto, se aferran a este argumento que ya hemos visto que adolece de todo sentido.

Hay quien lo explica a través que los cromosomas X, contengan genes que protegen, mientras que los Y genes peligrosos. Esta hipótesis también suena a bastante descabellada, pues los varones (XY) también tienen cromosomas X, aunque sí que las mujeres carecen del Y. Por otra parte también aparece la hipótesis de que “existan mecanismos diferentes entre los sexos que dan inmunidad ante diversas infecciones y enfermedades”, pero ninguna de estas hipótesis está confirmada.

*SEXUADO:
adj. BIOLOGÍA Se aplica a la planta o al animal que tiene órganos sexuales bien desarrollados.
Que tiene órganos sexuales para reproducirse.

**SEXUACIÓN
Conjunto de fases biológicas y psicológicas que contribuyen a la caracterización de la sexualidad de los individuos de una especie, tanto su sexo genético, biológico y fisiológico como su sexo psicológico o identidad sexual y su "sexo objeto" u orientación sexual.

This work is in the public domain

Comentaris

Embriogénesis, sexuación y neotenia
12 ago 2017
Buenas Aliss:

Comprendo que para usted sea tan importante que el embrión humano no sea un ser humano completo, en determinado estado de desarrollo, por su carácter de promotora del abortismo, sin causa ni explicación, pero el problema es que lo es, lo diga Agamenón o su porquero.

Voy por partes, primero el asunto del concepto “ser humano completo en determinado estado de desarrollo”, que a usted le desquicia. ¿Para usted qué es un ser humano completo? ¿Aquel en que es alumbrado en el parto y ya se puede ver o en el que ya ha superado su retención de las características de individuos inmaduros (jóvenes) o neotenia *? Pues bien, una vez comenzada la mitosis podemos y debemos de hablar de ser humano completo en determinado estado de desarrollo, porque no hay otro momento para delimitar la completitud de un organismo humano, de un ser humano, que su primera síntesis inicial, la cual se produce cuando la línea genética propia y peculiar ya existe. Todo otro momento del desarrollo que se seleccione para denominar como completo es arbitrario, se basa en apariencias culturales o de interés político y ya no se refiere a lo esencial del proceso sino a las formas en que se desarrolla. Y si se adoptara tal definición llevaría a subhumanizar a esta u otra edad. Por eso le hrr señalado tantas veces la tendencia edadista de sus posiciones, y le he reprochado su deshumanización, evidentemente política e ideológica, del embrión o la embriona humanos.

Por cierto, en relación con la sexuación, resulta que el embrión humano o la embriona humana también tiene sexo-género – o masculino o femenino - en determinado estado de desarrollo. Que esto no le venga bien a su ideología de los sesgos de géneros, por cuanto si se aborta a una embriona se está matando a un ser humano completo femenino nuevo, no es problema de los demás.

En relación con la concepción, la concepción es un proceso, esto es cierto, con sus diversas etapas, la fecundación es solo un momento material clave de ese proceso, pero una vez los materiales genéticos se han fundido y comienza la mitosis, multiplicación celular, ya hay un ser humano completo nuevo en determinado estado de desarrollo, y ya no podemos hablar de concepción sino de aborto. Esto ocurre a partir de las 18 de la fecundación:



"18 horas tras la fecundación: continúa la síntesis de ADN. Una vez que los pronúcleos adquieren su tamaño máximo, el centrosoma paterno se duplica, preparándose para la división celular.

El cigoto

Tras la síntesis de ADN, los pronúcleos no se fusionan, sino que disuelven las membranas y colocan los cromosomas en el huso mitótico, dando lugar al cigoto, la primera célula, con la dotación genética completa, a partir de la cual se desarrollará el embrión.

Fase de segmentación

La segmentación es la primera etapa del desarrollo de todos los organismos multicelulares. La segmentación convierte, por mitosis, al cigoto (una sola célula) en un embrión multicelular.

22 horas tras la fecundación (Día 1): el huso mitótico divide los cromosomas recién colocados y comienza a separarlos en la primera división celular, dando lugar a un embrión de 2 células, las cuales son totipotentes (capaces de generar un embrión completo).".

Embriogénesis humana
https://es.wikipedia.org/wiki/Embriog%C3%A9nesis_humana



Esto es, que con anterioridad a las 18 horas de desarrollo se puede hablar de métodos anticonceptivos, pero a continuación ya estamos hablando de aborto, de dar muerte a un ser humano completo en determinado estado de desarrollo, y con su peculiar línea génetica propia, que no puede ser propiedad de nadie sino del mismo embrión.

Por tanto, con independiencia de la responsabilidad moral o no que se le confiera a este acto, abortar es dar muerte a un ser humano completo en determinado estado de desarrollo. Esto a usted le disgusta que se reconozca porque en su opinión busca “chantajear” a las mujeres’ que quieren abortar, así pues, por esta causa, si fuera verdad deberíamos silenciarlo. ¿Asi sería mejor? Pues no, si esto es correcto no tenemos porque admitir dogmas ni religiosos católicos ni laicos generistas para reconocerlo como tal. Y resulta que lo es.

Fundamente el derecho al aborto, - a matar a un ser humano completo en determinado estado de desarrollo -, en los derechos de las mujeres a matar los embriones que sean niños no deseados (por la mayor fuerza de la madre renunciante, por las imposiciones del mercado laboral o de medios de consumo, por el supuesto derecho a no cuidar, o porque lo considera un método legitimo de lucha contra la dominación masculina), pero no en la inertidad del embrión, - que ya ve que no existe, pues si por algo se caracteriza el embrión es precisamente por su dinamismo interno nada reducible a la inertidad -, ni en función de supuestos e insostenibles derechos a la propiedad de los padres, pues al disponer de una línea genética nueva no puede ser propiedad de nadie más que de si mismo.

Agur

___________
*Neotenia: el defecto que nos permitió tener un encéfalo más grande
http://antroporama.net/neotenia-el-defecto-que-nos-permitio-tener-un-enc/
Re: Fecundación y desarrollo embrionario
13 ago 2017
Sr “.”, usted no sabe ni mentir. Desde un buen inicio de estas discusiones sobre el aborto, he sido yo quien le ha dicho que usted necesita ver “un ser humano completo” en el cigoto. No soy yo quien necesita “no ver un humano completo”, es usted quien necesita verlo para justificar todo lo demás, pues yo no justifico el aborto, sino el derecho de las mujeres. Reconozco la interrupción del embarazo como un derecho de las mujeres que, por múltiples razones todas ellas muy respetables para mi, deciden no llevar adelante su embarazo. Igual de respetables si esas razones le llevan a seguir adelante con el embarazo.

Para mi lo importante es desenmascarar quienes están detrás de esos discursos que necesitan humanizar un proceso celular. Y eso ya lo he demostrado en otros textos: las iglesias, especialmente la católica ultraconservadora con sus médicos confesionales de bioética, al igual que las jerarquías eclesiásticas, los grupos pro-vida y todos sus afines reaccionarios.

Si usted me sugiere que no todo el mundo que está en contra del aborto es reaccionario, podría estar de acuerdo. Hay muchas personas engañadas en nombre de su salvación espiritual. Después también hay personas ambiguas como usted, que por un lado son como “curitas” y por otro dicen ser “marxistas auténticos”. Una mezcla imposible.

Le vuelvo a repetir, no tengo ningún interés para que las mujeres aborten, no soy “promotora del abortismo”, eso además de falso, es un insulto de los habituales suyos, como cuando decía que yo debía de trabajar para una empresa de reproducción.

También miente cuando repite que los abortos son “sin causa ni explicación”, usted en ese mismo comentario señala algunos ejemplos de causas y explicaciones por las que se aborta. Sigue mintiendo, y cuando una persona mienta tan insistentemente y en tantas cosas, y además con descalificaciones, a mi por lo menos me queda claro que oculta su verdadera ideología y forma de pensar tras toda esa dialéctica de falsedades.

El concepto “ser humano completo en determinado estado de desarrollo” no me desquicia en absoluto, no siga mintiendo con sus fantasías. Fíjese que usted habla de concepto, no de “ser humano”. El ser humano no es un concepto. ¿Quién cosifica?

Cuando le digo que no es “un ser humano completo”, se lo digo porque así lo he entendido en todo lo que he podido consultar. Se lo digo porque le he explicado que hay abortos espontáneos, que parecen un pequeño coágulo de sangre y usted no lo sabría diferenciar de una regla. Se lo digo porque no idealizo la vida celular, ni la humanizo. Y cuando denuncio que usted chantajea emocionalmente, lo digo porque su discurso ha sido de chantaje emocional a las mujeres cuando les ha acusado de genocidas, frivolizando con los genocidios y encubriendo y desviando la atención de los verdaderos asesinos y genocidas. El chantaje emocional está en su discurso, y es además una estrategia habitual de los grupos pro-vida cuando se concentran delante de clínicas que realizan interrupciones del embarazo, abordando a las mujeres y acosándolas con esos mismos argumentos que usted expone.

¿En qué distingue usted a un ser humano de un ser que no es humano? Para distinguirlo, en primer lugar, me imagino que tendrá que verlo, o acaso lo distingue por telepatía. Cuando usted habla de un hombre o una mujer joven, o “inmadura”, se refiere a un hombre o una mujer. Si es un cigoto o embrión en una fase, no habla de un joven inmaduro, sino de un embrión en esa fase.

Usted intentaba ridiculizarme con sus mentiras e invenciones acerca de lo que digo, hasta ha llegado a asegurar que yo comparaba un huevo con un ser humano, cuando eso es falso, como tantas cosas que dice sobre mi. El ejemplo que le puse del huevo, que a usted le parecía tan disparatado, sólo ponía en evidencia su gran ignorancia, pues al cigoto también se le llama huevo. Un huevo de ave, es un embrión de ave. Un huevo o cigoto de humano, es un embrión de humano. Cuando usted se come un huevo, no dice que se ha comido un pollo. Si usted mata un embrión (accidentalmente por favor!), mata un embrión, no un pollo, no un ser humano. Sí, es un embrión de ser humano, eso es cierto y nunca lo he negado, pero resulta que multitud de industrias de reproducción asistida, tienen embriones humanos, los estudian y experimentan con ellos. Lo que usted no explica, es que los embriones están también protegidos por ley. Por eso el aborto tiene plazos. No es de casualidad, “tiene su razón y explicación”.

Ya le he dicho que a usted, o a quien sea, si le ponen delante a un embrión humano, no identificará a un ser humano, y mucho menos su sexo.

Sobre el sexo de los embriones, le voy a ser sincera. Desde el primer momento entendí a qué se refería, pero también me di cuenta que necesitaba que los embriones estuvieran sexuados para reafirmarse en lo de “ser humano completo”. Sí señor, desde el primer momento le discutí lo de los embriones sexuados sabiendo que todos llevan la información sexual desde el momento de la fecundación, pero no están sexuados como usted afirmaba una y otra vez.

Lo que aporta de la embriogénesis de wikipedia confirma que se trata de organismos en desarrollo celular. Son “totipotentes” porque llevan toda la información, sí, una información peculiar que dará lugar a un ser humano, si no hay problemas en el proceso de gestación, diferente al padre y a la madre. Eso también se lo he explicado en otra parte. En eso no hay desacuerdo, el desacuerdo es que usted ve el “ser humano completo” cuando se le nombra al embrión, y hasta le ve el sexo, pero no el color del pelo o los ojos, y esa información también está en el embrión, pero claro, ese argumento sería ridículo afirmar que el embrión tiene ojos verdes y sonrisa picarona… Sin embargo no tiene ningún problema en verle un sexo que ni se le ha desarrollado. ¿Qué diría Freud de esto?

Usted se ríe de los derechos de las personas con sus absurdos “fundamentos” , y se ríe especialmente si esos derechos los reivindican las mujeres. En la decisión de las mujeres usted no tiene mandato, sólo puede influir chantajeándolas.

Y como parece que hay webs que le merecen más confianza que mis palabras (tampoco le pido confianza alguna), aquí le dejo un link de esa web de neotenia, de la que ha compartido un link que no hace más que desviar la atención hacia los chimpancés…

La naturaleza crea mujeres por defecto
http://antroporama.net/la-naturaleza-crea-mujeres-por-defecto/

Y de esa misma web, el inicio de este texto redunda en lo que torpemente, con mis palabras, había intentado exponer sobre las controversias y que no siempre el desarrollo natural es bimorfista sexual, y necesitan crear síndromes de las diferencias que se escapan de lo masculino y femenino.

Algunas cuestiones sobre el sexo y el género
http://antroporama.net/algunas-cuestiones-sobre-el-sexo-y-el-genero/
La industria de la (deshumanización) de los embriones
13 ago 2017
Buenas Aliss:

"resulta que multitud de industrias de reproducción asistida, tienen embriones humanos, los estudian y experimentan con ellos."

Si:

" Los investigadores, de la Universidad de Oregon, liderados por Shoukhrat Mitalipov, utilizaron espermatozoides de un hombre con la cardiomiopatía para fertilizar los óvulos de 12 mujeres saludables, adicionando luego CRISPR, las tijeras genéticas que cortaron la secuencia mutada del hombre, en un único gen que causa la enfermedad2.


Después de varios ensayos con resultados ambiguos, los investigadores descubrieron que lo mejor era adicionar el CRISPR al momento de la fertilización. Así obtuvieron 42 de 58 embriones, 72% con dos copias libres de la mutación en cada célula del embrión. Los embriones fueron destruidos tres días después. El método no fue perfecto pues los otros 16 embriones tuvieron alteraciones en su ADN, aunque uno de los miembros del equipo señala que con más tiempo y trabajo se podría llegar a un 90% de embriones sin la mutación. "


42 abortos sin causa ni explicación perfectamente comerciales, que en la supuesta lucha contra las enfermedades raras, nada rentables, no cuadran en la industria capitalista cuyo objetivo es la ganancia, pero la información de los experimentos con vidas humanas - usted dice que no - en alguna base de propiedad intelectual quedan.

La masa de intereses del capital ficticio sobreacumulado que ahora corre a buscar valorización en el desarrollo de la biogenética, está de acuerdo con usted con que los embriones no son seres humanos completos, sino materia prima industrial, botellas, automóviles, lechugas y lo que haga falta, con la que se van a hacer millonarios. ¿Es casualidad esta convergencia teórica señora Aliss? Por cierto, el cuento de la congelación de óvulos que nos trajo aquí ¿es propaganda para aumentar stocks de materia prima de esta industria? Lo digo porque me chirría y no me cuadra, sabiendo el valor que tienen en el mercado los óvulos humanos y los riegos de salud - que pueden significar la muerte de la mujer donante - que causan en las mujeres. También materia prima, al parecer, de la acumulación de capital,, sobre todo proletaria en el ramo de la prostitución reproductiva.

Agur
Re: Fecundación y desarrollo embrionario
16 ago 2017
Sr “.”, estas no son horas de divagar. Las mujeres que abortan por necesidad, con causa y explicación, no tienen nada que ver con esa industria. Tampoco esa industria está de acuerdo conmigo porque usted no sabe cuál es mi opinión al respecto. Que los embriones “no son seres humanos completos”, no lo digo yo aunque comparta esa opinión, lo dicen científicas, médicas, biólogas, etc… (se le olvidó el huevo), y toda una serie de personas que han estudiado y llevado a la práctica sus estudios. También lo decían las brujas, estas también estudiaban los suyo. Y quienes han sostenido la idea de que el embrión es “un ser humano completo”, sean científicas, médicas, biólogas, etc…, siempre se les han visto los hilos que les hacían repetir esos discurso y que eran manejados por los de siempre. ¿Acaso usted se cree que su iglesia católica conservadora no tiene acciones en esas industrias de investigación en el genoma…?

Precísamente cuando le he nombrado a esta industria en otro comentario, diciéndole que ellos eliminaban los embriones con los que investigaban, era para hacerle ver que usted sólo se quejaba de los abortos de mujeres, y estas industrias tienen en sus “conservas”, suficiente material genético como para repoblar el mundo.

En otra ocasión le hablé que el aumento de la natalidad, también era como consecuencia de la intervención obstétrica, ha medicalizado el proceso del embarazo, el parto y los primeros años del neonato… Es decir, que esos hipotéticos millones de “abortos proletarios”, no son tales. Las familias numerosas de antaña, aparte de la mano de obra para el campo, también tenía su causa y explicación en la elevada mortandad, y no sólo en el parto, sino a los pocos años de nacer.

Cuando usted dice “que los embriones no son seres humanos completos, sino materia prima industrial, botellas, automóviles, lechugas…” ¿Está usted comparando los embriones con lechugas, automóviles, botellas…? Se lo pregunto porque ya le explicado en más de una ocasión que no he hecho esas comparaciones, sino que le he puesto ejemplos que explican procesos que dependen de otras cuestiones, y que como en el embrión usted no le entendía, tal vez con otro ejemplo, era posible que se diese cuenta de esas dependencias que tienen los procesos. Pero ya veo que no, que lo suyo es mirar el dedo en vez de la luna señalada.

Como ya es todo un clásico en usted, siempre buscando lo más retorcido. Eso no es pensamiento crítico, quítese la venda, ese pensamiento tan sensacionalista y manipulador es reaccionario.
La deshumanización del embrión es una necesidad del capital biogenético
16 ago 2017
Buenas Aliss:

Claro que los embriones humanos son seres humanos completos en determinado de desarrollo, tan solo la industria biogénetica y los sectores malthusiansos y sus aliados de clase, lo niegan. Es más, en el momento en que se intenta hacer considerar que son meros objetos ello es por algo, no por casualidad sino por un interés de clase, que nada tiene que ver con la liberación de la mujer y mucho con negocios biogenéticos y de control de la población, que usted se haya enfangado en ello es su problema, no el mio.

Agur

PD: La Obstetricia no aumento la natalidad, redujo la mortalidad al nacer. Es diferente y quizás esta distinción desborde sus alcances.
Re: Fecundación y desarrollo embrionario
16 ago 2017
No señor, deje de decir sandeces, la industria no es que lo niegue, sino que actúa igual que hace con los ratoncitos y todo tipo de seres vivos. Los gametos también son células vivas. Usted necesita humanizar el embrión para expresarse en contra de la interrupción del embarazo como genocidio y asesinato, y contra las mujeres que abortan, como asesinas y genocidas.

Sólo usted hace esos absurdos malabarismos dialécticos de relacionar la igualdad de la mujer con los intereses de estas industrias transnacionales reproductivas que lo que buscan, aparte del lucrativo negocio, es la misma finalidad que usted y sus aliados de pro-vida, el control de los vientres de las mujeres para repoblar el mundo y que no falte mano de obra proletaria precarizada, pobres, esclavos, fieles y esclavas a su servicio y además haciendo el gran negocio. Hasta el momento la natalidad se costea desde la contribución sanitaria pública y no desde estas industrias privadas.

Y para su información, la obstetricia, sí que ha aumentado la natalidad reduciendo la mortandad. Por si no se había dado cuenta, hay una clara relación entre una y otra. Las relaciones y los procesos que se establecen cotidianamente, son cuestiones que siempre se le “olvidan”. Una desmemoria muy selectiva la suya, sólo para llamar la atención con falsas e inventadas polémicas.
El principicio de no humanidad del embrión es incorrecto
17 ago 2017
Buenas Aliss:

El embrión humano es un ser humano completo en determinado estado de desarrollo, y abortarlo, dicho sin eufemismos, no es mas que darle muerte. Asentar el derecho al aborto en base al principio de no humanidad del embrión como usted y sus aliados de la farmaindustria, la socialdemocracia y la oligarquía malthusiana pretenden, no tiene nada que ver con el proletariado, que solo puede admitir el derecho al aborto sobre el principio del mal menor, a partir del reconocimiento científico objetivo de qué es un embrión humano, un ser humano completo en determinado estado de desarrollo, siendo conscientes y no ignaros, como algunos pretenden, de todas las consecuencias políticas y en la lucha de clases que tiene matar a un embrión humano y la diferencia cualitativa que hay entre ese acto o el acto de romper una botella u otro objeto. Le guste o no.

Entre la sicología cristiana y la antropología liberal, está la acumulación histórica del proletariado de una cultura de la igualdad humana, de la que no hay por que excluir a priori, deshumanizando o subhumanizando, tampoco a los embriones humanos, especialmente si son proletarios. Por tanto aqui hay tres en discordia, y no meramente dos como usted pretende hacer creer.

Y dicho sea de paso, la obstreticia no ha aumentado la natalidad, ha aumentado la supervivencia al nacer, lo que ha permitido reducir la natalidad y el esfuerzo reproductivo de las mujeres (tasa de fertilidad) en el siglo XX. Todo lo contrario de lo que usted está manteniendo.

Agur
Re: Fecundación y desarrollo embrionario
19 ago 2017
Ja, ja, ja, ja…, Es muy graciosa esa actitud suya de repetirse como un disco rayado. Parece un cpntinuador de las ideas propagandísticas de Goebels, pero en su versión más torpe. Si a eso le añadimos que hace suyos los argumentos de las jerarquías católicas más ultraconservadoras y reaccionarias, se vislumbra un retrato muy preocupante.

Joseph Goebels decía que “una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”, y eso es lo que usted pone en práctica

Cuando culpabiliza a las mujeres que se ven abocadas a la crítica y dura decisión de interrumpir un embarazo no deseado, está siendo cómplice justo lo que advertía Malcolm-X: “Si no estás prevenido ante los medios de comunicación, te harán amar al opresor y odiar al oprimido”. Eso es lo que usted expresa, odio hacia las mujeres a las que llama asesinas y genocidas y amor por quienes sostienen esas reaccionarias ideas culpabilizadoras.

Y para ello no se priva, como diría su maestro Goebels, de mentir: “La propaganda es la forma de comunicación que tiene como objetivo influir en la actitud de una comunidad, presentando solamente un lado de la verdad o incluso la mentira”.

Además le recordaré que usted es todo un “maestro” en las “subclasificaciones” de las personas y los grupos humanos, siempre etiquetándolas en clases y subclases.

Sr “.” usted es de ideas fijas, y por eso tiene las dificultades que tiene para comprender las complejidades. De ideas fijas, falsas y preconcebidas.

El embrión humano es una fase de desarrollo celular que puede desembocar en un ser humano, pero para eso tienen que producirse una serie de sucesos que usted ignora y que no solo dependen del propio embrión. La interrupción del embarazo tiene sus plazos precisamente por eso, para no abortar cuando el futuro ser humano, ya tiene constituidos sus órganos vitales que le permitirán vivir como ser humano, y no a nivel celular.

Lo que ha conseguido la obstetricia, es que usted se haga un lío tremendo. “El AUMENTO de la supervivencia al NACER”, tiene como consecuencia, un AUMENTO de la NATALIDAD.

Ya no sabe qué inventarse para seguir manipulando y tergiversando.
Natalidad y población
19 ago 2017
Buenas Aliss:

La obstreticia no ha aumentado la natalidad, sino la superviviencia al nacer, el número de hijos por mujer ha caido en todo el mundo, y va a caer más. La obstreticia no ha aumentado la natalidad, aumentó junta otras mejoras higiénicas y de salud, la población, que no es lo mismo que la natalidad. Pero puede usted creer lo que mejor le parezca.

Agur
Re: Fecundación y desarrollo embrionario
19 ago 2017
Sí, cierto lo que dice, sr “.”, reconozco que desde una perspectiva demográfica, la cuestión de la natalidad se utiliza como usted dice. Simplemente le aclararé que no hablo de tasas e índices demográficos en comparación con la población, sino en el sentido mucho más básico de la observación de los nacimientos con vida, con respecto a los embarazos, y en relación con generaciones que nos precedieron antaño.

Si antes las familias campesinas tenían muchos hijos e hijas, por unas necesidades de supervivencia que les acababan esclavizando, también gran parte de los embarazos no acababan en el feliz alumbramiento, e incluso los bebés que sobrevivían al parto, algunos no llegaban a superar unos pocos años de vida. Y la obstetricia, junto a otras medidas higiénicas, a través del control del embarazo, redujo la mortandad en el parto y en los primeros días/meses/años de vida del bebé, lo que aumentó el número de nacimientos en relación con los embarazos.

Tal vez el término natalidad esté ya totalmente colonizado por las estadísticas y la teoría demográfica y deba ser resignificado.

No me gustaría que mis palabras se interpretasen como un alegato en favor de la obstetricia que, junto a otras actividades médico/clínicas como la ginecología, en no pocas ocasiones ejercen abusos contra las mujeres, con una exclusiva finalidad productiva.

Mi pretensión es visibilizar ciertas graves contradicciones en prácticas como las médicas y en discursos que alarman de los “peligrosos” y falsos descensos de natalidad como si se estuviera en la antesala de algún temido “apocalipsis proletario” de la humanidad, cuando en realidad lo que ocultan es su temor ante la quiebra de su cultura hegemónica suprematista racial, de clase, patriarcal, colonial, religioso y de control que ejercen con sus valores sobre las grandes masas de población a través de diversos sistemas productivos, reproductivos, de opresión, juicios morales, etc… Y en ese intento de no perder hegemonía y dominación, instrumentalizan en su beneficio las ciencias, las tecnologías, los saberes médicos, las condiciones de explotación, los derechos, los discursos, etc…

Mi visión demográfica, es muy diferente a la suya que, para captar la atención de colectivos humanos muy concretos, la reviste y disfraza de “proletaria”, incluso en fase celular, aludiendo a la pérdida de valores supuestamente naturales y fundamentales para las clases “oprimidas” pero que son valores de las estructuras dominantes y opresoras.
Diferenciales por clases de la tasa de mortalidad prenatal
19 ago 2017
Buenas Aliss:

El auge del abortismo se basa en avances científicos ginecológicos, y tiene repercusiones no solo en la bajada de la tasa de natalidad, sino, inversamente, en un aumento de la mortalidad prenatal. Haga usted lo que mejor le parezca, por mi parte voy a investigar y cuantificar por qué y en qué clases ha habido y hay un aumento tan significativo de la mortalidad prenatal humana.

Agur

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more