Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Apartat amb codi "Un altre"
Notícies :: antifeixisme
En la playa para explicarle al mundo algo inexplicable
08 ago 2017
La imagen tiene un punto surrealista: una pancarta llevada por familiares, la mayoría no precisamente jóvenes, surca la playa sorteando bañistas y dejando un reguero de octavillas. Pero más surrealista es lo que cuentan. «¿Esta gente recorre 700 kilómetros para 40 minutos? Inaudito», valora Peter, de San Francisco.
«¿Qué significa etxera?», pregunta a su acompañante un joven latinoamericano sentado en un banco de La Concha donostiarra, mientras observa la hilera de familiares caminar enfrente suyo portando pañuelos y pancartas contra el alejamiento. Peter, llegado desde San Francisco (Estados Unidos) con su esposa y su hijo, ya ha leído la octavilla y tiene una opinión que dar a GARA, o mejor una pregunta: «¿Esta gente tiene que recorrer 700 kilómetros para una visita de 45 minutos con su familiar? Es inaudito», afirma.

Desde 1997, los familiares no han faltado un solo año a esta cita informativa en las playas vascas. Entonces los presos alejados eran más de 500 y ahora la cifra ha bajado a 327; entonces todavía había que acudir en avión a Mallorca, Tenerife, Melilla o Salto del Negro, pero ahora la distancia a casa es mayor que nunca por término medio; entonces y ahora, como ha dicho Iñigo Urkullu, se hablaba de planes de acercamiento pero siguen sin consumarse; entonces y ahora, cada fin de semana hay que echarse a la carretera y afrontar ese riesgo y ese gasto; entonces Kepa del Hoyo aún estaba libre y hoy, tras 19 años dispersado, ni siquiera está vivo.

Lo que sigue igual es la determinación de los familiares. En Donostia este mediodía de domingo con 23 grados han bajado a la playa para entregar 1.200 «mapas de la dispersión», tras una semana «especialmente dura», admite la portavoz de Etxerat Patricia Vélez, primero por la irreparable pérdida de Del Hoyo y luego por la neumonía de Juan Mari Etxabarri.

Y sigue brotando también el asombro de quienes leen el documento, que no son todos. GARA se fija esta vez en ellos, como la pareja que se acerca interesada para preguntar en francés qué se reclama con esta movilización. En este caso no hace falta extenderse en explicaciones: «Somos corsos y, como a los vascos, a los corsos también los mandan a París», apunta ella, citando el caso concreto del militante Yvan Colonna.

De Singapur a Argentina
Se llevan el «mapa de la dispersión», igual que el matrimonio de San Francisco, llegado a Euskal Herria para tres días. Conocen el desarme de ETA, pero desconocían hasta ayer eso del alejamiento. «Es terrible. ¿Por qué no los traen? ¿Qué dicen los gobiernos español y francés? No entiendo, esto es totalmente nuevo para nosotros», señalan.

En el parque de Alderdi Eder, un padre empuja el columpio de su hijo y también se interesa por esa pintoresca caravana que serpentea entre veraneantes. Es Paul, canadiense: «¿Presos vascos? ¡Ah, sí, independencia!». Pero tampoco ha oído hasta ahora que esos presos independentistas sean llevados a la otra punta de la Península.

Paula y Jorge han llegado al «marco incomparable» desde la aragonesa Tarazona. El hombre pasa un buen rato analizando el documento y resumiéndoselo a su pareja: «Mira, 9 en Zuera», «22 en Puerto», «18 en Murcia»... Luego lo deposita en la papelera más cercana, sin ninguna mueca. Da su nombre y los motivos del viaje, pero declina hacer una valoración. Otra turista, esta francesa, sí se guarda el mapa en el bolsillo del pantalón antes de entrar al Hotel Londres.

En casi todos los interpelados se aprecia respeto. Pero siempre hay alguna excepción. Un padre de familia con dos hijos grita «asesinos» desde la barandilla a quienes en ese momento bajan al arenal. ¿Asesinos los familiares? «Uff, hay de todo, de todo –reconoce– una componente de Etxerat bregada en estas lides–. Una mujer me acaba de llamar ‘zorra’ y encima se ha indignado porque le he contestado. Menos mal que ya tengo más escamas que ni sé». En la tertulia que se improvisa al final de la caminata, se destaca que han visto a más de un turista fotografiar con sus móviles la octavilla, seguramente para difundirlo por las redes sociales, quién sabe a qué lejano país.

Nos acercamos a la orilla: una turista de Singapur vigila ahí a su hijo de dos años mientras lee el mapa, que juzga «muy interesante». Indica a GARA que «soy madre de dos niños pequeños –el otro, de seis años, está a unos metros de distancia– y no quisiera que mis familiares estuvieran a tantos kilómetros, sin saber siquiera cómo se encuentran. Si España es un gobierno democrático, no debería producirse una persecución así. Me parece realmente muy triste». Luego matiza que tampoco se le hace demasiado ajena esta «política de castigo. Nosotros, en Asia, en concreto en Myanmar, tenemos el caso de Aung Saan Su Kyi», explica en referencia a la líder birmana Nobel de la Paz 1991.

«Venimos de Buenos Aires. En Argentina estamos muy acostumbrados a las protestas populares. Estos días habíamos visto esos carteles en las calles, pero como no entendemos el idioma no sabíamos qué quería decir ‘euskal presoak etxera’. No teníamos ni idea de esto, pero no nos sorprende la actitud de los gobiernos...», dice lacónicamente otro de los encuestados.

Seis años después
Las vacaciones siguen, la pesadilla de los familiares también. Objetivo cumplido por hoy, cuando han acudido, además de Donostia, a Muskiz, Bakio, Mundaka, Laga, Laida, Ea, Lekeitio, Ondarroa, Mutriku, Deba, Zarautz, Orio, Hendaia y también Plentzia-Gorliz el sábado. «Queremos mostrar a los visitantes cuál es nuestra realidad –destaca Vélez–. Muchos vienen con la idea de que en Euskal Herria se ha abierto un nuevo escenario, saben que ETA dejó las armas hace seis años y que en abril se produjo el desarme… pero nuestra situación sigue siendo la misma, cada semana seguimos poniendo en riesgo nuestras vidas, y ya son 16 los familiares y amigos muertos en estos 28 años».

This work is in the public domain

Comentaris

Hay que hacer algo para que Del Hoyo sea el ultimo
01 ago 2017
La muerte de Kepa Del Hoyo desmonta muchos relatos sobre la realidad de los presos políticos vascos. Si por no aceptar esta realidad hay quien prefiere abstraerse o caer en la crueldad, se estará haciendo daño a sí mismo, además de a los familiares de esta víctima de la política penitenciaria y al país. Estará ofreciendo su peor versión y este es un momento para ofrecer la mejor que tengamos. Que lea los testimonios de su pareja y de su hijo –están disponibles en naiz.eus–, y si no es capaz de tener una mínima empatía, que se lo mire. Si, además, tiene alguna responsabilidad pública, estará haciendo dejación de ella. Del Hoyo era un ciudadano vasco cuyos derechos eran vulnerados y que ha muerto en la cárcel. Nadie debería sostener que esto es algo «natural». La excepción son, quizás, las víctimas reales, por razones comprensible aunque no por ello buenas. Pero impostar o promover ese ánimo de venganza por ventajismo político es auténticamente perverso.

Junto con el duelo en su comunidad y el respeto entre el resto, la muerte de Del Hoyo debería azuzar las conciencias y empujar a los responsables políticos vascos a articular una hoja de ruta para que las personas presas vuelvan a casa cuanto antes; para que Kepa cierre esta lista negra.
Galdakao llama a actuar para que «nunca más a nadie le ocurra esto»
04 ago 2017
En un ambiente de dolor sereno, decenas de vecinos y vecinas de Galdakao han comparecido esta mañana para lanzar un mensaje rotundo: se encuentran «muy dolidos» por la muerte ocurrida en la cárcel de Badajoz, pero también muy motivados para acabar con la dispersión.

Para ello, han animado a la ciudadanía de la localidad y a la de toda Euskal Herria «a apostar por los derechos y los valores democráticos de una manera eficaz y visible. A movernos una y otra vez por ellos hasta evitar que nunca más a nadie le vuelva a ocurrir algo así».

Su aportación concreta e inmediata es una cadena humana que recorrerá Galdakao mañana viernes a las 20.00, un día antes de la manifestación y acto político del sábado a las 18.00. Pero junto a ello plantean a la población «impulsar y favorecer cualquier iniciativa que aúne fuerzas en este sentido, sea institucional, movilizadora, comunicativa…».

Ponen en valor la declaración conjunta de cinco fuerzas de Galdakao (entre ellas PNV, EH Bildu y Podemos) el martes, día después del fallecimiento de Del Hoyo.

Sobre la mesa había tres rosas rojas con las que Maite Sánchez y Peru del Hoyo querían hacerse presentes en la comparecencia, al igual que su compañero y padre Kepa del Hoyo. Los comparecientes han valorado su fallecimiento como la consecuencia de «un cúmulo de situaciones extraordinarias, excepcionales, alegales e ilegales.

Situaciones que, prolongadas durante muchos años, pueden poner al borde de la muerte a cualquiera». Recuerdan que antes del dramático desenlace del lunes han pasado 20 años de «alejamiento, injusticias, viajes, disgustos, sustos, inquietudes, gastos impuestos…»
Miles de personas participan en Galdakao en la manifestación nacional por Kepa del Hoyo
05 ago 2017
Antes de que comenzara la movilización, Igor Arroyo, en nombre de LAB, ha destacado que la situación de los presos políticos vascos «no es una cuestión partidista, sino de carácter social y humano».

En representación de Ernai, Lur Albizu, ha subrayado el compromiso de la juventud para continuar luchando hasta que los presos y refugiados puedan ser libres.

Arkaitz Rodríguez (Sortu) ha lanzado al aire la siguiente pregunta: «¿Alguien cree que si los agentes e instituciones vascos consensuamos una hoja de ruta, los estados serían capaces de matener su política un minuto más?».

En Galdakao pueden verse decenas de pancartas que recuerdan a Kepa del Hoyo, con lemas como ‘Borrokan tinko irabazi arte’, ‘Kepa, Herriarena zara’ o ‘Maite eta Peru, zuekin gaude’.

[HABRÁ AMPLIACIÓN]
Galdakao se abarrota en una despedida cargada de futuro
06 ago 2017
Su amiga Ana Mari había explicado a las miles de personas que abarrotaban la plaza Iturrondo de Galdakao hasta qué punto se sentía orgulloso Kepa del Hoyo de su hijo Peru. Y quienes no lo conocían pudieron atestiguarlo minutos después. Peru del Hoyo ha sido un «niño de la mochila» toda su vida, porque a su padre lo encarcelaron cuando apenas tenía mes y medio, y ahora es un huérfano de la dispersión. Justo cuando empezaban a hacer planes de futuro en libertad. Contó Peru que su aita bromeaba con abrir un teatro en el que Kepa trabajaría tras la barra y Peru se encargaría de la música, su pasión.

Todo se quebró el lunes en Badajoz: «Esos sueños han muerto con él», admitió el joven. Pero todo el acto remarcó que sigue muy vivo el espíritu de Kepa del Hoyo: la generosidad de la que habló Ana Mari y el compromiso al que aludió Arkaitz Rodríguez: «No pudieron parar a este pueblo en Gernika, ni con 40 años de dictadura franquista, ni con 40 de Régimen del 78... Y tampoco lo lograrán ahora porque en este pueblo hay decenas de miles de personas como Kepa», dijo el portavoz de Sortu.

Evocó Ana Mari al Kepa del Hoyo que jugaba a baloncesto y fútbol en el pueblo, al que andaba sobre hankapalus y una vez tuvo que escapar así de una carga policial («¡y cómo corríamos!»), al que los amigos llamaban «kilkerra» (grillo) porque estaba «negro de tanto militar en Eguzki»… Y Peru, por su parte, recordó a un hombre del que dijo que unos tomarán por criminal y otros por héroe, «pero que para mí era solo el mejor padre del mundo. No me habló nunca de política, yo tengo mi propia ideología. Me echaba la bronca pero sin levantar la voz. Me contaba batallitas…» Ahora no está, pero Peru tiene un deseo: «Que sea el último», insistió. Añadió que más dolor no devolverá la vida a su aita, y propuso responder con «la palabra y la conciencia» a quienes siguen aferrados a la violencia carcelaria que sacude a presos y a familiares.

Con su madre Maite también sobre el estrado, Peru del Hoyo leyó una letra de estilo rap que escribió a la vuelta de uno de los eternos viajes entre Galdakao y Badajoz, y que resume todas sus sensaciones; el hastío («este es el día de la marmota»), la incomprensión («¿por qué tanto odio?»), la desesperanza («queréis quitar de nuestra mente la palabra alegría»)…

Sentimientos que conocen en carne propia todos los familiares de presos. Nada menos que once hay en Galdakao, y se les brindó un aurresku. Aitor Jugo subrayó lo que ha sufrido esta localidad, con la muerte también reciente de otro preso, Xabier López Peña, o la negativa a liberar a su convecino gravemente enfermo Txus Martin, pero añadió que «a Kepa lo llevaremos siempre con nosotros hasta liberar a todos los presos vascos». Y desde la cárcel llegó una sorpresa: Mikel Orbegozo, que compartía celda con Del Hoyo y por tanto lo acompañó hasta el final, pudo remitir un breve mensaje en el que destacaba que en la recta final de su vida hubo dos cosas muy reseñables: «El amor enorme y agradecimiento que tenía a Peru y Maite» (Kepa les llamó «mis héroes» en el poema publicado en ‘‘Ametsen liburua’’) y su compromiso y confianza en Euskal Herria.

Todos los actos de la semana han reflejado un dolor intenso, pero muy tranquilo y consciente. Y en esa misma línea fue el discurso de Arkaitz Rodríguez, en nombre de Sortu, convocante del acto junto a LAB y Ernai.

«Le debemos a Kepa la paz y la libertad, pero sobre todo se la debemos a Peru, a nuestros hijos e hijas», indicó. El ‘‘Izarren hautsa’’ clausuró el acto, subrayando el mensaje de que la cadena de la vida y de este pueblo sigue. Rodríguez pidió a los miles de asistentes que «no dudéis», y tras recordar cómo la izquierda abertzale hizo frente a Gernika, el franquismo, la cal viva, la tortura o la ilegalización, aseguró que «será la que lleve a Euskal Herria a la independencia y al socialismo».

Antes de todo ello, 8.400 personas recorrieron las calles de la localidad tras una fotografía de Kepa del Hoyo y una ikurriña con crespón negro, a ritmo de 400 personas por minuto durante 21 minutos. En Galdakao se contaban por decenas las pancartas: ‘‘Garaipenera arte’’, ‘‘Herriarena zara’’, ‘‘Maite, Peru, zuekin gaude’’, ‘‘Borrokak ez du etenik’’...



Intervenciones

«Todos nuestros sueños han muerto con él, por eso queremos a todos los presos en casa y que esta muerte sea la última»

PERU DEL HOYO
Hijo de Kepa

«Le debemos la paz y la libertad a Kepa, pero sobre todo se la debemos a Peru, se la debemos a nuestros hijos e hijas»

ARKAITZ RODRÍGUEZ
Sortu

«A veces nos invade la decepción y es natural, somos humanos, pero el perfil de Kepa es el mejor antídoto contra ella»

AITOR JUGO
Vecino de Galdakao
Etxerat traslada a las playas su campaña contra la dispersión y el alejamiento
06 ago 2017
Los turistas que se encontraban plácidamente en algunas de las playas de la costa vasca han visto su descanso interrumpido por la acción de protesta llevada a cabo por Etxerat, iniciativa que se ha convertido en tradición en la agenda política veraniega.

Convocadas por Etxerat, centenares de personas han exigido el fin de las políticas de dispersión y alejamiento aplicadas por los estados español y francés contra los presos vascos. Bajo el lema «Dispertsioa Stop. Etxean eta bizirik nahi ditugu», se han dedicado a repartir información entre los bañistas.

En la Concha, por ejemplo, 150 personas, con cuatro pancartas, han despertado el interés de los extranjeros con panfletos repartidos en cuatro idiomas: vasco, castellano, francés e inglés.

Patricia Pérez, miembro de Etxerat, ha denunciado que tanto el Estado español como el francés tratan de «acallar» la situación que padecen los presos vascos y sus familiares, y por ello la decisión de llevar la protesta a las playas.

Ha considerado que tras el anuncio de ETA de poner fin a la actividad armada la situación política en Euskal Herria «cambió, aunque la situación de los presos y sus familiares sigue en las mismas». Por ello, ha subrayado que seguirán trabajando para hacer cambiar la política penitenciaria: «Seguiremos trabajando por lograr un acuerdo social. En nuestra opinión, en la sociedad hay voluntad para ello».

Entre otras, Etxerat se ha manifestado en las playas de Zarautz, Donostia, Muskiz, Ondarroa y Hendaia.
Re: En la playa para explicarle al mundo algo inexplicable
08 ago 2017
Naiz es Gara, el periodico de la izquierda patriota y socialdemocrata vasca.
Para las personas interesadas:http://www.naiz.eus/
MCD, somos unas monjitas de la caridad, las opiniones anarquistas no pasan por el fitro de esa gente, ni por confusion. Si Indymedia permite que informaciones de medios convencionales sean literal y sistematicamente publicados, lo tiene jodido.
Rex
08 ago 2017
Asi asi, sigue intoxicando...tu amo estara contento!

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more