Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: globalització neoliberal : corrupció i poder : educació i societat : sexualitats : dones
¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
25 jul 2017
Durante algún tiempo, quizás poco menos de medio año, he ido difundiendo informaciones, noticias y opiniones de testimonios de mujeres, escritos de feministas de diferentes planteamientos ideológicos y artículos o textos escritos por personas que forman parte del movimiento anarquista, marxista o que se dicen revolucionarios, y que planteaban la cuestión de la igualdad entre hombres y mujeres, las identidades de género, la prostitución, la sexualidad diversa o no normativa, etc…, e incluso la autodeterminación de los pueblos desde ideas anarquistas.
Desde un principio, me he ido haciendo eco de los comentarios que las personas que visitan esta web iban haciendo, y he sentido curiosidad por descubrir el origen de muchos de ellos porque aparecían como con ideas tergiversadas, pero similares, supuestamente de unas pocas personas diferentes, que se justificaban y legitimaban las unas a las otras y se decían “revolucionarias”, cuando su trasfondo era patéticamente reaccionario.

Las publicaciones que he ido haciendo en esta web que supuestamente está relacionada con personas de los movimientos sociales alternativos y transformadores, venían de diversos contextos, muchos de los cuales no comparto, pero que compartía para generar debate sobre ello y para intentar profundizar en las contradicciones que surgen en los movimientos sociales, muchas de las cuales son promovidas por ideas del pensamiento hegemónico de un feminismo completamente integrado en el sistema.

Como decía, el planteamiento original de esta difusión era propiciar un debate acerca de estas cuestiones, de manera que permitiera acercar el gran distanciamiento que hay, especialmente con algunas personas que forman parte de estos movimientos sociales, y que supuestamente anteponen la lucha de clases a otras luchas igual de importantes y necesarias.

Hay numerosos antecedentes en los que las revoluciones que sólo tuvieron en cuenta la cuestión de clase, y supeditaron todo lo demás a esta lucha, antes o después cayeron por su propia incapacidad para enfrentarse al sistema capitalista y neoliberal, y que las que han tenido una visión más amplia de esa lucha, todavía hoy resisten. Hasta cuándo es la incógnita que solo el paso del tiempo desvelará, pero la incorporación de estructuras sociales no jerárquicas, las propuestas de autonomía, la igualdad en la diversidad de identidades, la autogestión, y el importante papel que ha asumido la organización de las mujeres, abren una vía revolucionaria hasta ahora poco explorada.

DIFICULTADES

Soy consciente de que dentro de este sistema neoliberal, europeo, occidental, blanco…, la lucha revolucionaria tiene otros impedimentos. Uno de ellos es la gran desconfianza labrada a través de procesos históricos de las luchas, desde la llamada izquierda o los movimientos que se dicen revolucionarios.

Otra de las grandes dificultades es esa falsa percepción de oportunidades que ofrece este sistema consumista de falsas necesidades y cuyas principales mercancías somos las clases trabajadoras empobrecidas.

También, entre todas esas dificultades, quisiera destacar las ideas y discursos que el sistema implanta en dichas clases trabajadoras, que los interiorizan y los acaban haciendo suyos. Discursos tan reaccionarios como que las personas migrantes vienen a occidente, no por necesidad, sino “para quitarnos los puestos de trabajo”, haciéndolas responsables de la deslocalización y del cierre de empresas o la precarización laboral, mientras que el capital transnacional, único responsable, queda al margen.

Entre esos discursos, no sólo hay los que hacen referencia a la cuestión productiva o de clase o a la precariedad laboral. También están los discursos sobre la equidad entre hombres y mujeres y toda la diversidad de diferentes sexualidades entre las personas, de manera que su existencia, ponen en evidencia que esa “igualdad de oportunidades”, es tan falsa como inexistente.

FALSOS ARGUMENTOS

Entre los diferentes argumentos que he podido leer en los múltiples comentarios, están los habituales que niegan que en las clases trabajadoras hayan diferencias salariales, por un mismo trabajo, entre hombres y mujeres. En este punto el debate se hace bastante difícil, pues hay empresas en las que esas diferencias salariales se han corregido, y hay empresas en que todavía se mantienen, y por tanto, es posible encontrar ejemplos de igualdad salarial, como de desigualdad, pero la existencia de los primeros no niegan los segundos.

Por otra parte, hay quienes afirman que los trabajos más duros, pesados y que ponen en mayor riesgo la vida de las personas trabajadoras, son realizados por hombres, y que las estadísticas de muertes por accidentes laborales, señalan fatalmente un mayor porcentaje de hombres muertos que de mujeres. En este punto, entiendo que se confunde la cuestión de la equidad. El mayor porcentaje de muertes de hombres en sus puestos de trabajo, debería ser objeto de una revisión de las medidas de seguridad en el trabajo o del rechazo de esas actividades laborales tan letales y no de un argumento sobre la equidad, pues no se pretende que mueran hombres y mujeres por igual, sino que vivan en condiciones de equidad, y que vivan todos y todas.

A su vez, anteponen esas estadísticas accidentales mortales fatalmente mayoritarias de hombres, a las muertes de mujeres por violencia de hombres y a los feminicidios. Una comparación tan perversa como odiosa, pues las muertes de hombres por accidentes laborales o de tráfico, no son responsabilidad de las mujeres, sino del sistema productivo neoliberal y/o del modo de vida de este sistema capitalista. Sin embargo, en la violencia de hombres contra las mujeres, hay todo un sistema ideológico de violencia y desproporción, que acaba con la vida de las mujeres. Desde esa manipulada percepción estadística, ya vemos qué invisibilizan y a quiénes encubren.

Otro de los argumentos más sostenidos entre quienes han comentado, es el de la inexistencia del patriarcado, remitiéndolo a la vida rural y negando la existencia de un desequilibrio de poder en beneficio de los hombres, bajo el argumento que las mujeres ya están en las universidades, trabajan fuera de casa, tienen pleno acceso al espacio público, ocupan cargos de responsabilidad, etc. En este punto, dichos argumentos destacan la participación de las mujeres en todos los ámbitos de la vida social, política, cultural, económica, etc…, pasando por alto la todavía casi exclusividad de la participación de la mujer en las tareas domésticas, y en la reproducción y cuidados de los hijos e hijas que, en una gran parte de la clase trabajadora, y en ese modelo de familia nuclear tradicional, el hombre ha estado en estas labores más que ausente y sólo ha aparecido como autoridad.

Afortunadamente, las luchas de las feministas, de las mujeres y de algunos bastantes hombres (no precisamente los comentaristas), han conseguido que algunas de estas cosas cambien.

Junto a todos esos maniqueos argumentos de los comentaristas no faltan los repertorios de descalificaciones políticas y personales. Las mujeres contestatarias y críticas con el sistema o simplemente que hacen pública su opinión, ya no somos mujeres, sino “señoronas”. Casualmente y con independencia de las diferencias de nuestros pensamientos políticos, todas somos “socialdemócratas” o “burguesas” o estamos “subvencionadas” por el poder y mostramos una continuada tendencia a “interpretar mal” los datos y, por tanto, mostramos una permanente “incapacidad” para hacer análisis “correctos” de dichos datos. Es decir, “las mujeres que hacen pública su opinión, no hacen nada bien”.

SIMULACRO IDEOLÓGICO Y LOS “NO ARGUMENTOS”

Hay quien, sosteniendo todos estos discurso, y otros que detallaré más adelante, se declara “marxista auténtico”, y hace alarde de toda una dialéctica con la que encubre sus reaccionarias ideas.

Todos estos recursos, no son más que estrategias para deslegitimar, no directamente al contenido de los discursos de las mujeres, sino a sus personas, y por tanto indirectamente, a sus discursos. Con tanta descalificación, no necesitan argumentar o rebatir lo expuesto, simplemente menospreciar para que los prejuicios se antepongan a las palabras expresadas, a la vez que dar validez a las descalificaciones por provenir de una supuesta fuente “marxista auténtica”.

Esta es solo una pequeña muestra de los “no argumentos”, todos provenientes de hombres que se sienten más amenazados por ideas de algunas mujeres que por las muertes de hombres en los trabajos de riesgo del capitalismo productivo.

ANTI-ABORTO, PIEDRA ANGULAR DE LA IDEOLOGÍA PRO-VIDA

Hay cuestiones como el aborto, en las que no se concibe como un derecho, sino como una obligación de la mujer a llevar adelante un embarazo no deseado. En estas circunstancias, los “no argumentos” de esos comentarios hacen referencia “al derecho de los más débiles e indefensos”, en referencia al embrión, concibiéndolo como “un ser humano completo” y dotado de “voluntad”. Dicen, apoyándose en la dialéctica marxista, que “un ser humano nace en el mismo momento de la unión del espermatozoide y el óvulo”, y que desde ese momento, ya es un “ser humano completo” dotado de “voluntad”, y por tanto, todo aborto es un “asesinato de un ser humano inocente”.

Ante semejantes disparates que evitan entrar en la complejidad de todo el proceso reproductivo, ignorando todas sus fases celulares, embrionarias o fetales, no hacen distinción entre las diferencias de un cigoto, un feto o un bebé, así como tampoco tienen en cuenta que a partir de ese proceso de fecundación del óvulo por el espermatozoide, el organismo de la mujer necesita crear toda una serie de tejidos sin los cuales, la vida del embrión no sería posible. También ignora interesadamente que ese mismo organismo puede provocar en la mujer abortos espontáneos o que hay embarazos sin embrión. Para ellos todo es un asesinato…, salvo que la mujer sea violada, en cuyo caso, tienen la “clemencia” de estos hombres para abortar. Entonces ahí, ese embrión parece que ya no es un humano completo, sino algo “accidental y reparable” y no una agresión de violencia sexual de un hombre.

Toda esa complejidad es ignorada simplemente para señalar a las mujeres que hacen uso del derecho al aborto, como criminales. “Asesinas de indefensos proletarios…”, porque sin el calificativo “proletarios”, su discurso se asemejaría sospechosamente al de la iglesia católica.

¿Y en qué se basan para afirmar eso?, pues en varios salmos de la biblia en los que Jeremías, Lucas o Mateo dicen que lo que hay en el seno (que no vientre) de una madre embarazada, es un ser humano. Esa es la única razón porque no hay razón científica y médica, más allá de las de los investigadores pro-vida, que sostienen lo que ellos dicen distorsionando la cuestión de los seres vivos celulares o embrionarios y organismos vivos, con la de seres humanos. Un ser humano es un ser vivo, pero no todos los seres vivos son humanos.

Basándose en unos estudios actuales, desde una web de evangelización católica afirman que unos investigadores han demostrado, a partir de la fecundación entre gametos humanos de hombre y mujer, que el resultado es un “ser vivo autónomo” y “ser humano autónomo” desde el primer día, y que no depende de la madre, “lo que le otorga todas las características de la personalidad”, pues también “puede comenzar a dividirse y crecer incluso en un tubo de ensayo”.

Esta es una más que forzada interpretación de los resultados de dicha investigación, aunque podría ser una buena noticia para el aumento de la población católica, pues ya no necesitarán de nosotras, las mujeres que solo parimos cuando lo deseamos, y podrían fecundar tubitos sin necesidad de forzar nuestra “colaboración”. Ya saben, señores abusadores, violadores y curas pederastas, dejen en paz a los niños, a las niñas y a las mujeres y pidan a su iglesia que les faciliten los tubitos de cristal.

Aunque aseguran que el embrión es “autónomo”, más adelante descubren cual es el concepto de autonomía que barajan: “el embrión está PROGRAMADO para sobrevivir desde el primer día”. Es decir, para ellos la “autonomía” es como la programación evangelizadora en el miedo al pecado y en el sentimiento de culpa. Esta es una muestra de “autonomía católica” ultraconservadora para sobrevivir desde el primer día.

Los grupos antiabortistas sostenían la existencia de una “esencia divina” en los seres humanos. A eso se refirieron tiempo atrás como alma, pero hoy en día ese término ha caído en desuso por sus claras connotaciones religiosas. Es por ello que estos creyentes asumieron las pseudociencias vitalistas que hablaban de una “fuerza”, una “voluntad vital” en todos los seres vivos desde el primer momento que empezaban a vivir, creando una separación entre los seres vivos y la materia inerte. Lo cierto es que esta pseudociencia fue desautorizada científicamente a partir de que se sintetizó un compuesto orgánico a partir de compuestos inorgánicos. Y es precisamente desde esa interpretación pseudocientífica vitalista que se hace la lectura de ese estudios con embriones.

Desde la web católica, también proponen que hay que “revisar la investigación que destruye embriones” y que permite “que se lleven a cabo investigaciones sobre embriones humanos”, pues se atenta contra vidas humanas. Sin embargo se encuentran con la terrible contradicción que quienes llevaron a cabo el estudio en el que se fundamentan sus tergiversaciones para legitimar sus discursos pro-vida, tuvieron que destruir por razones médico-éticas los embriones donados que utilizaron, cuestionando “religiosamente” así la ética médica que no sigue sus preceptos pro-vida. Es decir, para ellos la vida solo se justifica por la muerte, y el desarrollo es completamente ignorado por mucho que apelen a la supuesta “autonomía” del embrión.

Una de las investigadoras que llevó a cabo este estudio, dijo que “un desarrollo fetal totalmente artificial, hasta el mismo momento del “parto”, cambiaría por completo el concepto de maternidad y nuestra condición de mamíferos e incluso de humanos”.

Es evidente, la “autonomía” del embrión está tan programada, como es dependiente de la madre, tanto cuando se convierte en feto como después de nacer. Sí, hay leches artificiales, pero como dice la investigadora, el embrión sin útero materno, “cambiaría por completo el concepto de nuestra condición de humanos” y por tanto, se precisa de todo ese proceso reproductivo maternal y el nacimiento para llegar a esa condición, y no es una cualidad implícita en el embrión.

SILENCIO SOBRE EL ABORTO SELECTIVO Y EUGENESIA

En los discursos contra el aborto es difícil encontrar alguna referencia a la denuncia del aborto selectivo. ¿Por qué será? Al comentarista antiabortista le he preguntado insistentemente acerca de su opinión. Nunca la ha expresado y ha desviado siempre el tema a otra cuestión.

El aborto selectivo está orientado principalmente para evitar el nacimiento de bebés con sexo femenino, y todavía está vigente en algunos países, no como un derecho de las personas, sino como política eugenésica del estado sobre el control de la natalidad, pero sí que en los comentarios antiabortistas se hace alusión a que “el capitalismo importa niños proletarios de la migración”, lamentándose más por esos flujos migratorios y el contraste de culturas, que por los desplazamientos masivos, las tragedias del trayecto o la falta de condiciones de vida en sus países de origen; muchos de los cuales están evangelizados por la “santa iglesia católica y apostólica”.

Otra destacable ausencia, son los aborto que se realizan desde las clases acomodadas, pues esas ya pagan gula y son creyentes y postulantes.

El aborto llegan a compararlo a las prácticas eugenésicas, no de la Antigua Grecia, sino de la Alemania nazi, hablando de “exterminio silencioso”. Esa odiosa comparación es otra estrategia más para ocultar su ideología, tal y como explicaré más adelante, pues las políticas eugenésicas nazis más ambiciosas, se orientaron hacia el incremento de la natalidad.

Otra de las cuestiones que sacan siempre a relucir, es la “teoría de género” o “ideología de género” que, más allá de expresar sus acuerdos o desacuerdos, tergiversan los múltiples planteamientos que encierran con ese concepto, como si fuera un cuerpo único de doctrina, transformándola en una “ideología contra la lucha de clases” y para el “exterminio del proletariado”. De nuevo, la lucha de clases y la defensa del proletariado, aparecen para darle ese matiz político de dialéctica marxista, y encubrir que persiguen la misma finalidad que la iglesia católica y las reaccionarias ideologías ultraconservadoras.

LA SUPUESTA INEXISTENCIA DEL PATRIARCADO

No es una casualidad la insistencia en la inexistencia del patriarcado. Con ello se encubre y disculpa a la institución más patriarcal que ha existido sobre este planeta. Esos que manifiestan que el patriarcado no existe en occidente, encubren que la iglesia católica es todavía un poderoso poder patriarcal que se ampara detrás del capital y sus gobiernos, y que prosigue con sus “cruzadas” de evangelización en buena parte del mundo, enmascarándolas con la beneficencia o la caridad cristiana. Si actualmente hay una institución en la que se evidencia por encima de todas el poder del hombre sobre la mujer, esa es la eclesiástica. Y religiones e iglesias las hay por todo el mundo, incluyendo occidente, uno de cuyos estados es el Vaticano.

Los discursos antifeministas, contra la libertad y los derechos de las mujeres o contra la equidad, son interminables, pero me gustaría exponer unas más que sospechosas coincidencias entre todos esos discursos y los de los más altos representantes de la reaccionaria iglesia católica, institución que tiene una larga tradición en apoyar tanto a despóticos reyes como a dictaduras genocidas, y escasas y aisladas muestras de luchas en favor de las clases trabajadoras, los pueblos y su autodeterminación.

Hablan de la defensa de “la autonomía de los más débiles e indefensos”, los embriones, pero luego a los pueblos y a sus moradores los quieren bien sometidos y evangelizados.

No obstante, antes de empezar a exponer algunos de los testimonios de la jerarquía eclesiástica católica, no quisiera olvidar mencionar la cuestión de lo que llaman “vientres de alquiler” que también ha salido en los comentarios.

“VIENTRES DE ALQUILER”

Cada vez que se ha expuesto dicha cuestión, se ha hecho mención de la mercantilización y el comercio que está detrás de la “industria” de los “vientres de alquiler”, comparándola, peyorativamente, como otra forma de “prostitución”. Aseguran quienes sostienen esa afirmación, que es además una forma más de explotación de las mujeres proletarias en beneficio de las familias burguesas, exponiendo que son las mujeres proletarias quienes ofrecen sus vientres, a cambio de dinero, a las parejas burguesas que no pueden concebir hijos.

Más allá de las opiniones a favor o en contra de esa práctica, lo que constato en los comentarios y artículos, es una invisibilización total de las causas y de los responsables de la pobreza de las mujeres que se ofrecen como gestadoras. Se las descalifica como “prostitutas”, como si ser prostituta fuese siempre una libre elección y no una necesidad de supervivencia más que, no es casual, afecta principalmente a niñas, niños y mujeres, sin negar la existencia de prostitución masculina, casi siempre solicitada por hombres.

En la supuesta crítica se nos hace responsables a las mujeres de la industria que puede aparecer con “los vientres de alquiler”, y no al sistema capitalista que es quien tiene la economía para crear esa industria y que intenta convertirlo todo en mercancía de la que obtener su plusvalía.

Si una mujer empobrecida, que tiene necesidades básicas y urgentes para sobrevivir, acepta “alquilar su vientre”, para ellos está contribuyendo a fortalecer a la burguesía y va en contra de la lucha de clases del proletariado. Frente a argumentos con falacias de tal calibre, lo que podemos constatar es que las mujeres siempre somos las culpables de todo ya desde el “pecado original” e incluso de querer sobrevivir. La responsabilidad de las empresa, si es que hay empresas por medio (el nuevo dios omnipresente), desaparece y se crea la nueva “religión” de los oprimidos que culpa de sus desgracias a las mujeres y a su lucha por las libertades de todos.

LA CRÍTICA PENDIENTE

Con el presente texto, no voy a abordar una crítica, bien merecida, hacia algunos grupos, organizaciones y sectores del feminismo y los movimientos LGTB que, apropiándose de los discursos de equidad y libertades, se han sumado a las estrategias neoliberales del poder. Hay numerosos artículos y textos críticos de mujeres que denuncian los discursos feministas por eurocéntricos y por concebir la opresión de las mujeres, sólo desde el punto de vista de la mujer blanca, occidental, y también burguesa, ignorando las circunstancias opresivas de las que somos objeto las mujeres indígenas, negras, migrantes, musulmanas, animistas, prostituidas, etc…, y trabajadoras o desposeídas.

En esta ocasión he querido poner en énfasis, la visibilización de esos discursos contra las mujeres, y de dónde salen o por lo menos, que institución los promueve de manera intensa y permanente.

Para ello, nada mejor que utilizar como evidencia las declaraciones de altos responsables de la iglesia católica, católica porque son las declaraciones que tengo más a mano, pero podría ser de cualquier otra iglesia. A ninguna iglesia le interesa la equidad, pues de ser así, sus omnipotentes dioses caerían de sus altares y se quedarían sin “pobres” que son uno de los principales fines con los que encubrir el verdadero motivo de su existencia. Sin pobres, no hay poder ni “paraíso”.

DECLARACIONES DE LA JERARQUÍA ECLESIÁSTICA

“LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO”


Empecemos por Demetrio Fernández, obispo de Córdoba. Este hombre califica a la “ideología de género” como una filosofía, hablando del sexo con el que nacemos (biológico), como “dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido”. No sé si al hablar de “hombre”, las mujeres no tenemos que sentirnos incluidas y nosotras podemos “llenar del sentido” que nos plazca nuestro sexo. Pero me temo que no tenemos esa suerte.

mitadpoblachomosexual.jpg


Este obispo asegura que según la “ideología de género, uno no nacería varón o mujer, sino que lo elige según su capricho, y podrá cambiar de sexo cuando quiera según su antojo”. En un sermón también expuso que el cardenal Ennio Antonelli, le había comentado, "hace pocos días en Zaragoza que la Unesco tiene programado para los próximos 20 años hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual”.

homosexjugarconfuego.jpg


¡Atención!, según el obispo y el cardenal, en breve el mundo será una inmensa fiesta del orgullo gay, patrocinada por la Unesco. Y una se levantará de la cama por la mañana y, entre las múltiples preocupaciones, tendrá que resolver con que sexo sale ese día a la calle. ¡A ver!, ¿hoy que sexo me elijo…? ¿De qué salí el lunes…?

El diácono Girolamo Furio se refiere a la “teoría de género”, como “una idea”, afirmando que dicha “teoría” sostiene “la no existencia de una diferencia biológica entre hombres y mujeres determinada por factores inherentes al cuerpo, sino que los hombres y las mujeres son iguales desde todos los puntos de vista; que existe esa diferencia morfológica, pero no cuenta”.

Aquí tenemos que, quienes hipotéticamente han renunciado a la sexualidad, nos explican que el sexo es determinado por la “naturaleza” y no que parte de una construcción social como la identidad sexual heteronormativa. No he leído ni una mínima parte de textos feministas, pero a los que he tenido acceso, EN NINGUNO SE EXPRESA QUE NO HAYA DIFERENCIAS BIOLÓGICAS. Más bien al contrario, afirman que a la condición biológica, se le suma también la psicológica, aclarando que esa concepción de sumas, no tiene que quedar condicionada por el binarismo sexual.

Pero sigamos con las fuentes “originales” católicas. En la web “religión digital” podemos encontrar las declaraciones que hizo en Washington y en Ávila, el cardenal Robert Sarah, prefecto electo de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y actual presidente del Pontificio Consejo Cor Unum. Un título muy “sadomaso” y estoico.

A parte de acusar a la UE y a la ONU de imponer al mundo la ideología de género, algo que también sostenía uno de los principales comentaristas de la web, afirmó que “hay un plan para destruir la familia y el matrimonio”. ¡Horror, David Cooper revisited!

Vaya, creí que una de las cuestiones de las que se trataba la REVOLUCIÓN, era precisamente de eso, pero dudo mucho que la ONU y la UE estén por revolucionar al mundo. Precisamente uno de los temores de uno de estos jerarcas eclesiásticos, era que la “ideología de género” estaba creando una “revolución”. Uyyyy!, ya vemos por dónde van los miedos.

Supongo que como los primeros discursos sensacionalistas y conspiranoicos del cardenal Robert Sarah, en misión evangélica, le parecieron tibios, afirmó sin ninguna duda que actualmente existen en el mundo "dos fuerzas diabólicas: el ISIS o Estado Islámico y la teoría del género”, considerando la “teoría de género” como “ideología demoníaca” y “la mayor amenaza que ha conocido el mundo”. La niña del exorcista y el nuevo eje del mal.

VIOLENCIA, FACTOR DE LAS CONDICIONES DE LA MUJER

No es una coincidencia que alguno de estos comentaristas que niegan el patriarcado, cuando se trata de derechos de la mujer, siempre saquen la comparación con el mundo islámico, negando la existencia de feministas en él. Aquí unas palabras de una mujer, defensora de los derechos de la mujer en el Líbano: “Se ha estudiado cuáles son las condiciones de la mujer bajo el judaísmo, el islam y el cristianismo. Y la mayoría tienen que ver con la violencia”. VIOLENCIA, como la violencia de las palabras de esta curia del senado eclesiástico.

Piero Corsi, de Lerici, un párroco de la italiana provincia de Spezia, culpaba a las mujeres del feminicidio, con el argumento de que “no era posible que todos los hombres hubiesen enloquecido al mismo tiempo”, y por ello co-responsabilizaba a las mujeres de la violencia de los hombres. "Niños abandonados, casas sucias, comidas frías, compradas en tiendas de comidas rápidas, ropas mugrientas... Si una familia acaba en el desastre y se llega al delito, una forma de violencia que hay que condenar y castigar con firmeza, muchas veces la responsabilidad es compartida”. Esta opinión se asemeja bastante a la que sostienen Félix Rodrigo Mora y Prado Esteban, con la pérdida de valores espirituales y familiares.

Para estos señores antimujeres e islamófobos, la naturaleza y su dios, son lo mismo y por ello afirman que lo natural es que la familia sea fundamental y “el matrimonio monógamo y fiel una célula básica”. Esa “célula básica familiar” no es más que el espacio privado para esa violencia impune. Y la violencia no es más que la consecuencia de la provocación de las mujeres “que se alejan de la virtud”. Pier Corsi decía que “las mujeres y las niñas llevan vestidos diminutos y ceñidos que provocan los instintos” que llevan a la violencia y al abuso sexual, "el macho, siempre ha sido violento, no puede contener el instinto, así que si la mujer lo provoca, hay muchos que no pueden controlarse”, concluyendo con un “hagamos un examen de conciencia: tal vez nos lo hayamos buscado”. ¡Cuidado Piero!, si por tus declaraciones alguna vez llegas a obispo o cardenal, elige bien tu hábito coral de encaje…, no vayas a provocar algún “instinto” que no se sabe controlar.

El cardenal Robert Sarah, en unas jornadas sobre “mujer, familia y sociedad”, expuso que “hay diferentes modos de destruir a la familia”, refiriéndose a considerar “a la familia como algo abstracto, sin una estructura fija”. Es decir, algo así como que los hijos parirán a sus padres.

En los comentarios de indymedia también ha salido la cuestión de la familia y su destrucción en contra del proletariado. Si reparáis un momento en el nombre de las jornadas, veréis que el cardenal, hombre, no habla de “hombre, familia y sociedad”, sino de “mujer”. Le suponemos una amplia experiencia sobre las mujeres en su mundo de hombres, en el que aquellas trabajan a su servicio, como en la familia.

Si pensamos en la concepción que la iglesia católica tiene del comportamiento sexual, constataremos que sólo se concibe el sexo dentro del matrimonio (siempre entre hombre y mujer) y destinado a la procreación. A la procreación la consideran como “destino natural de la sexualidad”, siendo el sexo anal, los actos homosexuales o cualquier otra forma de sexualidad no reproductiva, como “antinaturales, pecaminosos y desordenados”, concibiendo la “complementaridad de los sexos (hombre y mujer), parte del plan de dios, apelando a la virtud de la castidad para los y las homosexuales y quienes no tienen intención de procrear. La castidad, junto con la masturbación, es una de las propuestas “anticonceptivas” de uno de los comentaristas de indymedia. Ya sabemos “a qué dedica su tiempo libre”, el que no está conectado a la red.

HOMOSEXUALIDAD Y PEDERASTIA
perdonpederastas.jpg


El Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta, ante la aprobación de una ley en contra de las agresiones a homosexuales, expresó que “le estamos dando un mal concepto a los niños”, hablando que ese tipo de leyes, podían “abrir puertas a otras cosas y que es “como jugar con candela”. Diera la sensación que la iglesia de Panamá, pretendiera incorporar en vía crucis de semana santa, a un homosexual agredido por niños.

Sin embargo, cuando se trata de abusos de curas pederastas, los altos responsables de la iglesia católica, los disculpan. “Hay que perdonar a curas pederastas; no sabían lo que hacían”, dijo el obispo de la prelatura Cancún-Chetumal, Pedro Elizondo. Otro obispo de San Cristobal de Las Casas, Felipe Arizmendi, afirmaba que “el erotismo impide respetar a los niños”. Vamos entendiendo. La carne es débil.

no respetar niños.jpg


En el mismo contexto del abuso de menores, Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife decía, “puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”. En cuanto a la homosexualidad afirmaba que "no es políticamente correcto decir que es una enfermedad, una carencia, una deformación de la naturaleza propia del ser humano…”, pero "el fenómeno de la homosexualidad es algo que perjudica a las personas y a la sociedad”. Me pregunto ¿cómo sabe este obispo que hay menores que lo consienten y están de acuerdo? ¿Se lo han explicado o es por propia experiencia? ¿Hay algo del término “menores” que no haya entendido el señor obispo o es que acaso su sexualidad es todavía la “inmadura” de un menor?

niñosprovocadores.jpg


En Segorbe-Castellón, el obispo Juan Antonio Reig Pla, sostenía que la educación sexual en las aulas se reducía a “exaltar la homosexualidad”. Supongo que su profesor en esta materia, le daba la clase en leggins de leopardo.

educación sexual.jpg


André-Joseph Leonard, arzobispo de Bruselas-Malinas entendía el surgimiento del SIDA, como “un acto de justicia”. Eso mismo se decía de las colaboraciones de la iglesia con los crímenes de las dictaduras. Eran actos de “justicia divina” y “selección natural”, pues la naturaleza es el designio de dios.

SIDA.jpg


“SI LA MUJER ABORTA, PUEDEN ABUSAR DE ELLA”

Sobre el aborto, recojo las palabras de la homilía del arzobispo de Granada, Javier Martínez Fernández, en la que dice que “si la mujer aborta, el varón puede abusar de ella”, comparando, además, la ley del aborto con el régimen de Hitler y calificándolo de “genocidio silencioso” y anuncio de “una nueva y terrible dictadura”. La interrupción del embarazo es considerada por el arzobispo de Granada como “Matar a un niño indefenso”. Como vemos la coincidencia de discursos con el comentarista de dialéctica marxista de la web, es más que asombrosa, y más especialmente cuando se refieren a las prácticas eugenésicas, pues el régimen nazi perseguía “el mejoramiento de la raza”, que para nada coincide con el aborto, pero lejos de quedarse ahí, esas políticas eugenésicas y raciales, ordenaban a los miembros del partido nacional-socialista, un número mínimo de descendencia y promovían y exportaban los paritorios nazis a los diversos países que iban invadiendo, con la finalidad de reproducirse y conquistar el mundo. Estos paritorios nazis llamados Lebensborn fueron creados por la SS de Himmler.

abusar de las mujeres.jpg


Es decir, las políticas que promueven la natalidad y se oponen al aborto, son realmente eugenésicas y continuadoras del darwinismo social del nazismo, pues denigran, condenan y castigan a las mujeres que abortan y las obligan a una natalidad y maternidad forzada y no deseada.

Otra de las expresiones utilizadas por algún comentarista de la web, es la del “imperio gay”, que es la manera como se expresó el cardenal y arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en unas declaraciones apocalípticas. Hablar de la “ideología de género”, no es más que reproducir la misma manera que tienen los ultraconservadores para referirse a las luchas feministas y trans, a la que el propio cardenal Cañizares considera como “una de las ideologías más insidiosas en la historia de la humanidad y de la cultura”.

En cuanto al aborto, el cardenal Robert Sarah, prefecto electo de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y actual presidente del Pontificio Consejo Cor Unum, vuelve a coincidir con un comentarista de esta web, al referirse al aborto como destrucción de “criaturas indefensas” y que “la falta de niños”, hace que vengan “de otras culturas, que tienen otra religión y otra cultura y ellos sí tienen niños y esto crea un desequilibrio social”. Esta es otra de las cuestiones coincidentes con uno de los comentaristas que, aunque reviste sus discursos con dialéctica marxista, no es más que la estrategia del sincretismo religioso del que hicieron alarde los invasores españoles católicos, para evangelizar y colonizar a los pueblos indígenas de Abya Yala y de otros continentes. Nuevos tiempos, mismas estrategias.

Siguiendo con el aborto, el anteriormente mencionado obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en una carta pastoral a sus fieles, rescata la leyenda de “los santos inocentes”, para afirmar que “Herodes sigue vivo”: “La familia necesita la redención de Cristo, porque Herodes sigue vivo, y no sólo mata inocentes en el seno materno, sino que intenta mentalizar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes con esta ideología, queriendo hacerles ver que hay ‘otros’ tipos de familia”. Como vemos, el recurso del discurso de “la muerte de inocentes” en referencia al aborto, es una constante en su reaccionaria ideología que concibe a la familia como modelo único que necesita “la redención de Cristo”.

DECLARACIÓN REVELADORA
holocausto.jpg


Para poner límite a la gran cantidad de manifestaciones patriarcales (homófobas, antimujer, antifeministas, tranfobas, misóginas, etc…), voy a dejar el revelador testimonio del obispo de Cracovia Tadeusz Pieronek, que con total rotundidad afirma que “el holocausto (nazi) es un invento judío”. Conocemos perfectamente quienes están detrás de este tipo de declaraciones negacionistas, y me parece que todas estas opiniones hablan por sí solas y tienen una clara base ideológica.

Todas estas opiniones, aunque actualizadas al contexto actual, no se apartan tanto de las del clérigo del S XVII, Ludovico Sinistrari (siniestro apellido), en los que explicaba cómo encontrar los signos del diablo en los genitales de la mujer (Ay! diablillo viciosillo…), otra excusa más para el control del cuerpo de las mujeres y su sexualidad.

Los defensores de la inexistencia del patriarcado, no sólo defienden las reaccionarias ideologías del poder más rancio y reaccionario, sino que además encubren las responsabilidades de este sobre las muertes de las clases sociales más empobrecidas, las invisibilizan y arremeten contra todas sus formas de lucha y resistencia.

Estas reaccionarias ideologías no son solo defendidas por la institución eclesiástica, sino que son reconocibles en otras muchas instituciones del poder, desde la judicial, hasta las más básicas de la enseñanza, en las que recientemente un profesor de un instituto de Lleida, afirmaba en clase, que ser homosexual era “antinatural”.

Para entender la sinrazón y tergiversación que hacen los autores de los comentarios en esta web, podemos constatar cómo se aborda por los medios eclesiásticos, la protesta de los alumnos y alumnas del instituto de Lleida ante las afirmaciones del profesor: “Acosan a un profesor por afirmar que las relaciones homosexuales son ‘antinaturales’”

Como vemos, las palabras de Malcolm X sobre el engaño mediático de convertir a la víctima en victimario, y al victimario en víctima, forma parte de las estrategias de la confusión de esta ideología ultraconservadora y reaccionaria, falseando la realidad según sus intereses, que no son los de las personas empobrecidas, sino los de la codicia del poder y la extrema riqueza que les empobrece.

Con todo el patrimonio acumulado que atesoran y acumulan las órdenes religiosas, el hambre y la pobreza del mundo habría desaparecido hace mucho tiempo. Su hipocresía es fundamentalista, y hacen un total uso de la mentira y la falsedad con todo el desprecio hacia las personas y las vidas humanas que luego dicen defender en sus discursos “pro-vida”, para después, con complicidad y silencio, dar la bendición a los condenados a muerte y criticar las ejecuciones de países islámicos que, de ser católicos, bendecirían sin temblarles las manos.

Ahora ya no podemos decir que no sabemos que hay detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales.



Fuentes

(2004) Un obispo afirma que la educación sexual en las aulas se reduce a "exaltar la homosexualidad"
https://elpais.com/sociedad/2004/12/15/actualidad/1103065203_850215.html

(2005) Los obispos dicen que no se ha vivido "nada igual en 2000 años" como las bodas gays
https://elpais.com/diario/2005/06/17/sociedad/1118959203_850215.html

(2007) El obispo de Tenerife: 'Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan'
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/12/27/espana/1198760752.html

(2010) El arzobispo de Bruselas cree que el sida es un acto de "justicia"
http://www.publico.es/internacional/arzobispo-bruselas-cree-sida-acto.ht

(2010) Arzobispo dice que homosexuales «juegan con fuego»
http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/85778/arzobispo-dice-que-homo

(2010) El obispo de Córdoba: "La Unesco quiere hacer que la mitad de la población sea homosexual"
https://elpais.com/sociedad/2011/01/02/actualidad/1293922805_850215.html

(2010) Hay que perdonar a curas pederastas; no sabían lo que hacían: obispo
http://www.jornada.unam.mx/2010/03/30/sociedad/033n2soc

(2010) El erotismo hace difícil respetar a los niños”
http://www.publico.es/tremending/2017/05/24/iglesia-el-erotismo-hace-dif

(2012) Cura responsabiliza de la violencia de los hombres, a las mujeres
https://elpais.com/sociedad/2012/12/27/actualidad/1356603470_790029.html

(2013) Herodes “sigue vivo”: Obispo de Córdoba
https://laicismo.org/2013/herodes-sigue-vivo-obispo-de-cordoba/37055

(2016) La ideología más insidiosa
http://www.portaluz.org/la-ideologia-mas-insidiosa-1716.htm

(2016) Robert Sarah anima a combatir la "ideología demoníaca" que amenaza a la familia y la libertad religiosa
http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2016/05/21/cardenal-r

(2016) Cardenal Sarah: "Hay un plan para destruir la familia y el matrimonio"
http://www.periodistadigital.com/religion/familia/2016/05/25/cardenal-sa

(2017) Rebelión contra un profesor de instituto que dijo que ser homosexual es “antinatural”
https://www.republica.com/2017/06/07/rebelion-contra-el-profesor-que-dij/#

(2017) Acosan a un profesor por afirmar que las relaciones homosexuales son ‘antinaturales’
https://infovaticana.com/2017/06/08/acosan-profesor-afirmar-las-relacion/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
26 jul 2017
Muy interesante el escrito. El que es conservador lo es independientemente de como disfrace su discurso, da igual si habla de Dios o de las masas proletarias.

Por otro lado, no es de extrañar que esas "personas" se dejen notar en medios virtuales como este donde pueden conservar su anonimato. En la vida real son mucho más discretos ya que para dejar ver su verdadero rostro deben sentirse apoyados por una multitud, y afortunadamente no cuentan con ese apoyo.
Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
27 jul 2017
Ejem,
por alusiones, Aliss.

Sorprendente el parecido que salta a la vista cuando las críticas al feminismo (o mejor dicho, al feminismo 'mainstream') procedentes de una critica de la cultura dominantes desde posiciones antiautoritarias, se asumen desde el feminismo como 'criticas de derecha, reaccionarias o conservadoras' cuando lo que se critica son las estrategias, los planteamientos y los efectos.

Lo mismo sucede con el sionismo. En cuanto criticas el sionismo y todo lo que hay detrás de Israel, del conglomerado industrial-financiero-militar y el racismo segregacionista del Pueblo elegido de Dios (!) ... te conviertes en un antisemita, un facha y un filonazi.

Lo mismo sucede con los 'liberales': te tachan de estalinista y sacan Venezuela, el Gulag, los crímenes del terrorismo, etc.

Lo mismo sucede con el independentismo: en cuanto les mientas a los Pujols, sus esbirros, sus sicarios mediaticos, sus redes clientelares y la xenofobia subyancente, te conviertes ipso facto en un españolista invasor, un colono y un firme candidato al 'tret al clatell'...

Lo mismo sucede con los gais, lesbianas, trans, et all. En cuanto sugieres que llevar una etiqueta castradora que te identifica por tus gustos sexuales es aberrante; que casarse en un registro civil es una forma alienante de sometimiento al estado y una reproducción-simulacro de heterosexualidad alienante; o que los embarazos subrogados son indecentes... te ponen el sambenito de homófobo, fascistón y heteropatriarcal.

lo mismo sucede con la 'izquierda autoritaria'. En cuando disientes de un popecillo marxista y le niegas su autoridad, rápidamente quedas catalogado como un contrarrevolucionario y un colaboracionista pequeño burgués.

lo mismo sucede cuando afirmas que la migración masiva es una bomba de relojería que destroza al país de origen (y perjudica la cohesión social y la capacidad revolucionaria en el de acogida) y que sería más conveniente impedir que se practiquen guerras sucias, se promuevan guerras, devastaciones, miserias y dictaduras en los paises de origen: si lo haces, de inmediato serán tildado de racista, facha, eurocentrico colonizador e imperialista. OK, pues vale.


Lo mismo sucede con los 'biopijos'. Si expresas tu escepticismo respecto a la conveniencia de salvaguardar tal o cual paraje ibizenco para que atraquen su maravilloso yate los chetos, eres un garrulo obrerista sin sensibilidad ecologíca.


Bueno, pues llega un momento que la realidad es lo que es. La experiencia también cuenta y que sabes por experiencia lo que funciona, lo que merece la pena y lo que es propaganda, retórica y alienación barata... y los efectos que eso conlleva.

Y ahora ya puedes ir costestando con alguna de esas parrafadas farragosas que acaban descalificando con insultos a quien se atreve a llevarte la contraria o pensar de forma distinta, verdad, guapa... ¿y lista?
La lista de los materiales de los debates sobre generismo para el escrutinio público.
27 jul 2017

Por supuesto que hay un desmorone espectacular en esta conclusión de Aliss sobre las polémicas respecto el generismo desencadenadas en el último año y medio en Indymedia Barcelona.


A lo largo de los debates, Aliss ha presentado como marxismo feminista a la idea de que para la superación de la relación salarial es condición necesaria previa la abolición del sexo masculino. Ha comparado a los embriones humanos con botellas y lechugas, no queriendo ser consciente de la denuncia del maltusianismo que hay tras la promoción del aborto en condiciones capitalistas ( a causa del aborto provocado a lo largo del siglo XX e inicios del XXI faltan 3000 millones de habitantes en el planeta, un tercio de la población mundial actual). Nos ha intentado presentar como feminismo a teorías tan estrambóticas como el separatismo de géneros, o como marxismo a la alucinante idea de federici, promocionada por la Fundación Marshall, de que la sexo-afectividad es trabajo explotado, por ejemplo dar un beso voluntariamente es ser explotado – solo en el caso de que lo dé una mujer -, en lugar de un acto de consumo, de relaciones humanas, cada vez más mercantilizadas, y no de producción. Ante la denuncia del Imperialismo Demográfico, que remite a la internacionalización de la seguridad social – cuya abolición defiende - y no a la prohibición de la inmigración, se ha callado, y normalmente, sobre todo al final, ha tendido a defender sus ideas por medio de la manipulación y la tergiversación, en lo que ha constituido una verdadera campaña de agit-prop pro generista que culmina con este ignominioso artículo.


A Aliss, la falta de empatía con las personas proletarias de sexo masculino le ha llevado a disociar del análisis cuestiones muy graves como el diferencial de esperanza de vida entre clases y géneros, en favor de las mujeres de todas las clases respecto a los hombres de clase proletaria (En el caso de los desempleados, de 30 años menos de expectativa de vida al nacer respecto a las mujeres burguesas)..La cuestión de la negación de la maternidad a las mujeres proletarias y de las clases medias, no le parece importante ni incluida dentro de la reivindicación feminista. A determinado punto de este descalabro, a Aliss solo le queda el recurso a la estrategia del calamar y emplear la táctica de la falacia del hombre de paja, siendo este último texto suyo una verdadera obra maestra de este tipo de manipulación, normalmente realizada cuando se está perdiendo un debate.


Ha provisto Aliss, sin embargo, la posibilidad de debatir, y eso hay que agradecérselo. El resultado positivo de esta acción, que no hubiera sido posible sin la aportación de Indymedia, es este conjunto de debates sustantivos, cuyos materiales sirven para desmentir las afirmaciones de nuestra ya en desmorone generista Aliss, materiales que procedo a publicar para que los interesados en comprobar si son ciertas o inciertas las afirmaciones de Aliss, dispongan de ellos:


Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
28 jul 2017
Para “guapa... ¿y lista?”
Usted habla de “posiciones antiautoritarias”, pero a mi no me lo parecen. Como podrá comprobar, he evitado poner “nicks”, pero su primera respuesta ha sido “por alusiones”. ¿Qué es lo que le ha aludido, lo de discursos misóginos y patriarcales, o lo que hay detrás de ellos? Porque efectivamente hablo de comentarios en esta web en la que parece. no tienen cabida más opiniones que las suyas. Y si no se les dice amén, ya somos lextoras del cosmopolitan y no se cuantas fantasías más. Y usted a eso le llama “posición autoritaria”, menospreciar a la otra persona o personas.

Fíjese en su argumentación. Habla de la crítica al sionismo. Lo que se considera antisemita, no es la crítica al sionismo, sino la persecución de judíos. No es lo mismo una persona judía que una sionista. Y así son sus tergiversaciones de las palabras… ¿Qué tiene que ver Hillary Clinton con el feminismo combativo e igualitario? NADA. Sin embargo ha sido la dinámica habitual cuando ha salido un texto de alguna mujer feminista, enseguida se han puesto los ejemplos de las “feministas” como Hillary, Lady Gaga, Paris Hilton, etc…

El interrogante que ha puesto en el adjetivo “lista”, es como nos considera usted a las mujeres que opinamos. No me salga con que hablo de todas las mujeres y bla, bla, bla, porque luego me veo en la necesidad de tener que explicar todo desde el principio y dar los detalles que ustedes ocultan. De ahí los textos “farragosos”.

Supongo que este texto, que no es de ninguna feminista, le habrá parecido especialmente “farragoso”, pero sucede que si usted ha utilizado las mismas expresiones que el obispo de Guinea, expresiones nada cotidianas, sino rebuscadas en la perversidad del discurso, y además, el obispo de Guinea no es una personalidad que se prodiga en nuestros medios, ni en los medios habituales de comunicación, es una casualidad asombrosa que acaben hablando ambos del “imperio gay”, por ejemplo, en los mismos términos. Especialmente cuando han hecho suyas las expresiones de “ideología de género”, y gran parte de retorcido contenido “apocalíptico” que conlleva y que es el que desde hace más de 15 años viene difundiendo, no la iglesia católica, sino la parte más conservadora y reaccionaria de la iglesia católica.

Esa idea de que “la migración masiva es una bomba de relojería que bla, bla, bla…”, a usted le puede parecer antiautoritaria, pero a mi no me lo parece en absoluto, pues ignora las causas por las que se producen las migraciones masivas. Y sí, es etnocentrista porque sólo percibe “capacidad revolucionaria” en el país de “acogida” que no es una casualidad que se refiera a occidental. Hay países que no son occidentales y también están o han estado inmersos en procesos migratorios masivos y esos nunca le preocuparon. Como tampoco le preocuparon las guerras o las hambrunas que propiciaban las invasiones occidentales o a sueldo de occidente o del poder hegemónico.

Vaya con el cuento de la “guapa pero cortita de inteligencia a otro lado”. Sé perfectamente porque sin nombrarlo se da por aludido. No necesité poner el teléfono de aludidos abajo, porque ustedes rápidamente respondieron desde arriba. Sí, un arriba muy “antiautoritario”.

Y ya que el otro comentarista, se “.”, también ha respondido sin mencionar su nick, seguiré mi farragoso texto con él, pero antes le voy a explicar una vez más, que discrepo de muchas de las cuestiones que se exponen en los artículos que he difundido. Sus descalificaciones no han dado la oportunidad de profundizar en esas cuestiones, han ido a por la persona y no a debatir con sentido crítico lo que se decía.

En este punto, hasta me siento un poco aliviada porque siento el temor de hasta poder coincidir en algo con ustedes. He repetido insistentemente que no compartía totalmente los planteamientos feministas, que intentaba hacer una lectura crítica de ellos, pero sucede que no soy tan autoritaria como ustedes para decirle “al mundo” que las cosas no son así, que eso “es un engaño del feminismo socialdemócrata liberal” y que lo correcto, la verdad, es lo que ustedes dicen. Eso sí, todo con la denominación de origen de la “internacional antiautoritaria”.

Usted todavía no ha entendido algo que voy a intentar explicárselo. No comparto que debamos construir nuestra identidad en base a nuestra sexualidad. Y usted no habrá visto en ningún lugar que me haya definido de una manera u otra, más que como mujer e indígena. Sin embargo, entiendo perfectamente que haya quienes tomen esa determinación porque las demás, o las que conocían, están agotadas. Sabe muy bien que los movimientos de liberación, especialmente los indígenas, afroamericanos, chicanos, etc…, han sido un referente en ese sentido para las luchas por la libertad sexual. ¿Acaso en esas luchas no surgieron también propuestas más orientadas hacia la igualdad en la sociedad capitalista? Pues sí, pero ustedes sólo señalan las de las feministas o LTGB, como si eso fuese el todo de la lucha por la igualdad entre las personas. Unas de sus estrategias han sido la desvirtuación de lo que se decía, la manipulación de los contextos, la descalificación de quienes le respondían y luego MENTIR, en eso el sr “.” ha sido todo un perfecto experto y manipulador.

Le he comentado una de mis divergencias con los planteamientos del feminismo y los colectivos LGTB, pero no es la única. No se las voy a detallar porque a ustedes no les interesa avanzar en el debate de las ideas, sino esculpirlas en piedra y hacer un altar donde sacrificar a las herejes.

Usted se autoproclama “antiautoritario” desde el derribo y la imposición. ¿Qué pasa si hipotéticamente una mujer se niega a la maternidad? ¿Y si coincide con otras mujeres más en ello, qué problema ve? ¿Tal vez que ustedes no controlan sus úteros reproductivos y esa plusvalía?

Sr “.”, lo imagino con algo de edad. La edad nunca es un problema, sino las MENTIRAS que se dicen a cierta edad.

Ahora mismo estoy completamente “desmoronada”. Entérese que desde el primer día le expuse que el género fue una invención de unos hombres muy concretos, para patologizar los comportamientos no normativos de las mujeres. Por tanto, NO ME INCLUYA EN SU GENERISMO. Es a usted a quien le interesa la “guerra de sexos”, y por eso la mencionaba tan a menudo.

Yo no he presentado como marxismo nada. Simplemente no soy tan autoritaria como usted para decirle a alguien que se dice marxista, que no lo es.

He difundido informaciones de personas que se consideraban marxistas o que decían que hacían un análisis desde esa perspectiva, y no seré yo quien ponga en duda su marxismo, para eso ya está usted con su “marxismo auténtico”.

Usted miente cuando asegura que he dicho lo de “la abolición del sexo masculino”. El texto no era mio, esa es la primera obviedad que usted pasa por alto, y la segunda, no es una obviedad, sino una MENTIRA. En una parte del texto se hablaba de la abolición del género, pero como usted siempre anda metido en “guerras de sexos”, interpretó que se decía “abolición del sexo masculino”. Un lapsus que desde la psicología podría tener una extensa interpretación acerca de la misoginia y el patriarcado.

Lo que usted llama “mi falta de empatía con el proletariado”, es otra de sus invenciones y falsedades. Como indígena me considero parte de la lucha de clases de las de abajo. Usted habla sentando cátedra, poco o nada tiene que ver con ese abajo del que le hablo. Su falsa acusación, la reconozco en el dilema surgido por dos imágenes. En una, se veía una mujer, Ilka, levantando una bandera en la que se podía leer “hasta la victoria siempre”. Y en la otra, aparecía la imagen de un hombre rodilla en tierra mendigaba con un cartel en el que pedía ayuda de 25 centavos. Para usted esta última imagen era el paradigma del proletariado, un hombre que se había resignado ante la derrota, mientras que para mi la imagen de la mujer con el lema de la bandera, representaba la imagen de la resistencia del proletariado, un proletariado combativo muy distinto del que reclama la iglesia católica que vive de los pobres que dependen de la ayuda social. Usted necesita que el proletariado sea dependiente, mientras que mi anhelo, es la antítesis del suyo. Y sepa que no me engaño. Sé cómo es y está el proletariado, probablemente en más partes del mundo que usted que se ha dedicado a la arqueología.

Mintió con la caza de brujas, diciendo que eran hombres los quemados. Y mintió cada vez que intentó cambiar la realidad de las cosas para que encajaran en su mundo. Como cuando decía que el nacimiento del bebé, no se daba con el parto sino con la unión de los gametos masculinos y femeninos. Mintió y acusó de asesinas a las mujeres trabajadoras que tienen que tomar la terrible decisión de abortar. Y todo eso lo lleva a una conspiración contra el proletariado. Sepa usted que si fuera mi caso, lo más probable es que no abortase. No soy abortista, como usted ha insinuado, pero sí defiendo eso que considero un derecho irrenunciable.

Ha mentido tantas y tantas veces, que quien se desmoronará de un momento a otro es usted, porque la mentira no se puede sostener toda la vida, y usted nos ha “regalado” unas cuantas, bastantes.

Solo hay que leer sus opiniones acerca del derechos al aborto y sobre las mujeres que se lleven abocadas a esa decisión, para constatar que sus palabras y las de los obispos, apenas se diferencian en unos pocos matices, simplemente usted le añade la dialéctica marxista, que no las ideas marxistas, pues las suyas son demasiado similares a las de los ultraconservadores más reaccionarios de la iglesia católica. Sólo hay que leerle y dirigirse a una web religiosa y ver que lo manipulan todo igual. Solo hay que ir a una web religioso-médica, para constatar que dicen lo mismo. “Los embriones son seres humanos completos, los más inocentes, los más débiles…” Pero si aún me entra la risa cuando propuso la castidad como método anticonceptivo para evitar embarazos no deseados…

También le voy a recordar cómo nos intentó manipular con la historia de “las manos de Durero”, un dibujo que se llama “las manos que oran” y que usted pretendió hacernos creer que eran las manos que el hermano de Durero se destrozó en la mina, para que Durero pudiera estudiar… Pongan en el buscador “las manos de Durero” y verán qué páginas son las que principalmente soportan esa historia como real… Las católicas. Y luego lean la historia que nos quiso VENDER el sr “.” ¿Casualidad, coincidencia? Una puede, veintiuna imposible.

Este señor me acusaba de que siempre me refería a las mujeres burguesas y no a las pobres. Cuando me he referido a las mujeres, mujeres trabajadoras o mujeres luchadoras, ¿de dónde saca que me refiero a las burguesas? Será porque vivo en un palacio con servicio, criadas y mayordomos y no en un barrio de una población ciudad dormitorio, periférica, construida para los obreros y obreras de la época industrial. Será porque todos los días me cruzo con las mujeres de la alta sociedad y la burguesía, las Clinton, Hilton, Gaga, etc…, y no con las mujeres y madres trabajadoras. Pues si alguna de esas mujeres del poder, me he preocupado de saber quienes eran a partir de que ustedes las han nombrado.

Y por cierto, le agradezco que se haya tomado el trabajo de poner los títulos de las noticias, pero debo advertirle que algunas de esas noticias, es la primera vez que las veo y desde luego, hay unas cuantas que las han colgado los de su “grupo patriarcal”.

Para hacerle un poquito de memoria, le voy a recordar que las agrias polémicas empezaron cuando, cercano al 8 de marzo del presente año, retomé el compromiso que habían iniciado unas compañeras y publiqué algunos textos sobre la violencia de los hombres contra las mujeres. Una de las personas que dejó sus comentarios, fue usted sr “.”, y recuerdo que me recriminaba por colgar ese texto, cuando lo que estaba cerca era el día de la mujer trabajadora, y que el día de la violencia de género, tenía otra fecha. Usted me ha descalificado como socialdemócrata, burguesa, no trabajadora y no se cuantas cosas más…, pero resulta que quien se sabe el calendario oficial de las fechas y las celebraciones de la socialdemocracia burguesa, es usted.

Si presta atención, he dicho que usted me recriminaba un texto sobre “la violencia de género”, pero como podrá comprobar, he dicho que lo que había colgado, era una información sobre violencia de hombres contra las mujeres. Usted es el que concibe el género, no yo. Por lo general, eludo expresarme desde ese término y si lo utilizo, es por reproducir sus palabras, pues cuando usted habla de “violencia de género” y yo de violencia de los hombres contra las mujeres, no nos estamos refiriendo a lo mismo. Usted se refiere al concepto legal de este sistema neoliberal, y yo a las agresiones de las que han sido objeto mujeres a manos de hombres. No todas las mujeres y no todos los hombres, pero sí que las agredidas eran mujeres, y los agresores hombres.

Esa es otra cuestión con la que siempre han intentado confundir cuando dicen que incluyo a todos los hombres y que por ello soy partidaria de la “guerra de sexos”. Sus especulaciones me importan poco, lo que sí que me importan son sus mentiras, porque con ellas encubre siempre algo. Y miente cuando afirma eso. Cuando hablo de violencia de hombres, me refiero a esos hombres que han ejercido esa violencia. Y cuando me refiero contra las mujeres, me refiero a las mujeres que fueron objeto de ella.

Lo interesante y revelador de esta cuestión, es que frente a la denuncia de esa violencia de hombres contra mujeres, ustedes han salido con la tabla de multiplicar, como si fuéramos tontas o todavía estuviéramos en el parvulario que nos creemos todo lo que dicen los mayores.

Comparan accidentes laborales, o de tráfico, o muertes de hombres en conflictos armadas, donde la mayoría de quienes hacen la guerra son hombres, y luego desvían la cuestión de esas violencias a que mueren más hombres que mujeres. Claro, y ese debe ser el “derecho” que justifica o legitima que haya violencia de hombres contra mujeres y mujeres muertas por esa violencia. Luego dicen que el patriarcado no existe, cuando el patriarcado son ustedes en persona.

Si realmente les preocupan esas muertes, les propongo que hagan campañas para que los hombres dejen de hacer la guerra, de alistarse al ejército, a las policías, que abandonen la conducción agresiva y temeraria, que no demuestren constantemente su hombría, verán como las “estadísticas” de muertes de hombres bajan, y lo más probable que las violencias de hombres contra mujeres también, aunque para eso tal vez habría que trabajar más sobre el sentimiento de propiedad y cuestiones de equidad y jerarquías.

Y ahora, si a alguien le interesa profundizar en esta polémica, sólo tienen que comparar las frases de los obispos, con las de los comentaristas aludidos. ¿Si no piensan así, por qué se aluden…?

El texto que he colgado, no es más que una especie de trampa de esas para moscas, en las que ellas solitas se quedan pegadas. Su impulso de participación, no es como la curiosidad que mató al gato, sino como el autoritarismo del patriarca que no acepta que alguien hable en su presencia, y tienen que imponer de nuevo el orden.

Este es por el momento, mi extenso y farragoso texto.

PD.
Al sr que dice que “defendía el celibato y a San Agustín”, no es más que otro de los tergiversadores. Le recuerdo que el texto que mencionaba a San Agustín, y no precisamente defendiéndolo, era de Lucía Etxebarría, no mio… Y usted salió inmediatamente inventándose la cuestión de la defensa de la iglesia

Por si no lo recuerda, respondí a su manipulación también. También le recuerdo que usted me acusaba de sexista porque hablo contra la violencia que ejercen los hombres contra las mujeres. Eso es lo que usted entiende por sexismo. Y de ahí se inventaban aquello de que digo que todos los hombres son malos y todas las mujeres buenas, o que todos los hombres son machistas y violentos, etc…
La lista de los materiales de los debates sobre generismo para el escrutinio público.
28 jul 2017
   

Por supuesto que hay un desmorone espectacular en esta conclusión de Aliss sobre las polémicas respecto el generismo desencadenadas en el último año y medio en Indymedia Barcelona.

 

A lo largo de los debates, Aliss ha presentado como marxismo feminista a la idea de que para la superación de la relación salarial es condición necesaria previa la abolición del sexo masculino. Ha comparado a los embriones humanos con botellas y lechugas, no queriendo ser consciente de la denuncia del maltusianismo que hay tras la promoción del aborto en condiciones capitalistas ( a causa del aborto provocado a lo largo del siglo XX e inicios del XXI faltan 3000 millones de habitantes en el planeta, un tercio de la población mundial actual). Nos ha intentado presentar como feminismo a teorías tan estrambóticas como el separatismo de géneros, o como marxismo a la alucinante idea de federici, promocionada por la Fundación Marshall, de que la sexo-afectividad es trabajo explotado, por ejemplo dar un beso voluntariamente es ser explotado – solo en el caso de que lo dé una mujer -, en lugar de un acto de consumo, de relaciones humanas, cada vez más mercantilizadas, y no de producción. Ante la denuncia del Imperialismo Demográfico, que remite a la internacionalización de la seguridad social – cuya abolición defiende - y no a la prohibición de la inmigración, se ha callado, y normalmente, sobre todo al final, ha tendido a defender sus ideas por medio de la manipulación y la tergiversación, en lo que ha constituido una verdadera campaña de agit-prop pro generista que culmina con este ignominioso artículo.

 

A Aliss, la falta de empatía con las personas proletarias de sexo masculino le ha llevado a disociar del análisis cuestiones muy graves como el diferencial de esperanza de vida entre clases y géneros, en favor de las mujeres de todas las clases respecto a los hombres de clase proletaria (En el caso de los desempleados, de 30 años menos de expectativa de vida al nacer respecto a las mujeres burguesas)..La cuestión de la negación de la maternidad a las mujeres proletarias y de las clases medias, no le parece importante ni incluida dentro de la reivindicación feminista. A determinado punto de este descalabro, a Aliss solo le queda el recurso a la estrategia del calamar y emplear la táctica de la falacia del hombre de paja, siendo este último texto suyo una verdadera obra maestra de este tipo de manipulación, normalmente realizada cuando se está perdiendo un debate.

 

Ha provisto Aliss, sin embargo, la posibilidad de debatir, y eso hay que agradecérselo. El resultado positivo de esta acción, que no hubiera sido posible sin la aportación de Indymedia, es este conjunto de debates sustantivos, cuyos materiales sirven para desmentir las afirmaciones de nuestra ya en desmorone generista Aliss, materiales que procedo a publicar para que los interesados en comprobar si son ciertas o inciertas las afirmaciones de Aliss, dispongan de ellos:

 
La ideología de género y el feminismo burgués: Críticas marxistas, feministas y anarquistas.
28 jul 2017

(NOTA)Publico repetidos este y el anterior comentario porque no funcionaban los urls de los listados

   
“Cualquier mujer que no se identifique con las tesis expuestas por ellas, será calificada de traidora y en el caso de los hombres, de maltratadores o reaccionarios, además, de ser alineados con la derecha más conservadora"(*).
 

Nada nuevo bajo el Sol. Adjunto un listado de artículos con críticas marxistas, anarquistas y feministas al generismo, actualmente el ala más subvencionada por el capital y más confusionista del feminismo burgués:

   
Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
28 jul 2017
"Los discursos antifeministas (?), contra la libertad (?)y los derechos de las mujeres (???) o contra la equidad (!), son interminables, pero me gustaría exponer unas más que sospechosas coincidencias entre todos esos discursos y los de los más altos representantes de la reaccionaria iglesia católica"

Aliss,
Por ese mismo procedimiento lógico, podrias decir que "a los jerarcas nazis les gustaba la puntualidad, viajaban en tren y eran puntuales, por tanto, a quienes les guste la puntualidad, viajar en tren y sean puntuales, es porque son jerarcas nazis...
Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
29 jul 2017
Felicidades sr “.” por los últimos links que nos ha compartido. Todos, salvo uno, son muy interesantes y pueden servir para abrir el debate y le invito a que los vaya publicando uno a uno, para ir hablando e intercambiando opiniones sobre ellos.

Sé que eso para usted va a ser un poco complicado, pues se va a encontrar con las mil y una contradicciones que he ido desarrollando sobre sus opiniones. En algunas de esas opiniones que nos ha compartido, se habla de la existencia de patriarcado. En otros de las luchas de igualdad, que si bien se plantean desde una perspectiva crítica con los discursos feministas hegemónicos, no dejan de ser feministas.

En ninguno de esos links que ha compartidos, con una única excepción, utilizan los términos que usted emplea para referirse a la lucha por la igualdad y los derechos de las mujeres.

La excepción es el link de ideología claramente autoritaria que nos ha intentado colar, en el que, utilizando su misma jerga de dialéctica marxista, tiene materiales tan “interesantes” como la emotiva despedida “al comandante Fidel”: http://irteen.net/hasta-siempre-comandante/

Esto contrasta con su aversión por la frase del “Ché”, “hasta la victoria siempre”…

Después de echarle un vistazo a los escritos de dicha web, se me ocurre que tal vez sea su blog, o que usted lo que hace es copiar y pegar textos de esa web, o que se ha aprendido toda esa dialéctica vacía de contenido y construida desde abstracciones mentales que poco o nada tienen que ver con las realidades que vivimos las personas de las clases trabajadoras precarizadas y desposeídas.

Como se podrá comprobar, en esos links que aporta, no se habla en los términos que usted ha hecho en otras ocasiones, ni utilizan esos recursos y términos sensacionalistas, apocalípticos y catastrofistas que a usted, y a la iglesia más ultraconservadora, que actúa como verdaderos think tanks, tanto les gusta utilizar.

Si consigo un poquito de tiempo, intentaré desarrollar un texto valiéndome de los recursos que usted y algunos de sus afines comentaristas utilizan. Si consigo encontrar ese tiempo y lo publico, y además se sienten aludidos, sería para hacer una reflexión, pues de mantenerse en sus posturas, quedarían en evidencia.

Insisto en que publique uno a uno esos textos que ha compartido, y con gusto compartiré mis comentarios acerca de ellos, pues hay algunos en los que me he sentido identificada, y sin embargo ustedes me ven como lo que no soy: feminista. Sí soy antipatriarcal, por mucho que ustedes digan que eso ya no existe.

Gracias de nuevo!, con la excepción.
Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
29 jul 2017
Sr “copy & paste”
¿A quién quiere confundir? Tengo la sensación que me sigue tratando, nos sigue tratando, como “guapa… ¿y lista?”, es decir: “guapa y tonta”. Pues ni uno ni lo otro.

Le voy a poner un ejemplo. Imagínese que alguien dice que no es racista, pero considera a las personas negras o no blancas como inferiores, no es que coincida en “gustos” con los racistas, sino que siente como ellos y lo es.

Utilizando su mismo ejemplo, si a los “jerarcas nazis les gusta la puntualidad” y a usted también, eso no me afecta a mi ni me concierne. Si a “los jerarcas nazis” les gustan los trenes y a usted también, sigue sin afectarme ni me concierne. Ahora bien, si ese gusto por los trenes de “los jerarcas nazis”, es porque consideran que es un medio idóneo para transportar a las indígenas a las cámaras de gas o a los campos de concentración, probablemente, a usted que también le gustan los trenes, eso ya no le satisfará tanto, y a mi si que me afecta y concierne.

Si la “puntualidad de los jerarcas” nazis, es para bombardear la sinagoga a la hora del rezo de los judíos, por mucho que a usted también le guste la puntualidad, probablemente le parecerá abominable, y a mí sí que me afecta y me concierne también.

En el ejemplo de los trenes, me afecta y concierne directamente por la cuestión indígena y por el exterminio. Y en la cuestión de la puntualidad me afecta y concierne porque trenes y puntualidad se oponen a mis ideas y maneras de sentir y pensar, y porque esas prácticas totalitarias y genocidas que emplearon en la Alemania nazi, o las dictaduras argentina, $hilena, española o cualquier otra, son antagónicas a las múltiples maneras que puedo entender la vida en este planeta.

Tengo la sensación al proponer un ejemplo tan simple que me trata, nos trata, como incapaces de reconocer las cosas. Usted habla de gustos, hábitos, manías, costumbres personales y particulares, mientras que lo que yo le he expuesto, son situaciones que nos afectan directamente a las mujeres, y a los hombres también, y a todas las personas que quieren vivir su vida fuera de normas morales religiosas que coartan libertades.

Si usted coarta mis libertades o las de cualquier otra persona, actúa en ese sentido como un tirano, un déspota, un opresor. Si eso lo hace con un colectivo de personas, ya no es que actúe como esos miserables, sino que ya se está convirtiendo en uno de ellos. Si eso lo hace con un pueblo, no es que coincida en gustos con quienes tienen actitudes de dictadores, sino que ya es un déspota totalitario y opresor.

Distingo entre pensar, opinar como quienes forman parte de la iglesia ultraconservadora, y quienes ya son parte de la iglesia ultraconservadora. El título hace referencia a quienes están detrás de esos discursos misóginos y patriarcales. Detrás de ellos no están usted y el sr “.” o cualquier otro de los “habituales” comentaristas, sino la iglesia católica más ultraconservadora. Y lo que digo, es que a veces ustedes hacen suyos esos discursos. La cuestión es que hay momentos en los que el paso de la reproducción de discursos, a ser parte, no es algo que una misma perciba ni esté claramente delimitado.

Al sr “.” desde un principio le comenté que parte de sus argumentos eran como los que utilizaba la iglesia católica, y él respondió que a él las religiones no le importaban, que estaba en contra de todas. Eso es como ese clásico “yo no soy racista porque tengo un amigo negro”. Como dice estar en contra de todas las religiones, ya no hay sospecha de que sus discursos sean los que sostienen los ultraconservadores religiosos, pero es evidente que esas coincidencias están, y afectan a otras personas que nada tienen que ver con curas o con el sr “.”, pues ellos no se van a encontrar frente a la contradictoria situación de conciencia, de tener que decidir si abortan o no, y además les dicen a las mujeres que no quieren renunciar a su sexualidad, que tengan los hijos o hijas, o que asuman la castidad.

El sr “.” en uno de sus comentarios “antiaborto”, habló de la castidad como método anticonceptivo, y en ese mismo comentario, ni tan siquiera nombraba los habituales métodos anticonceptivos. La iglesia católica más reaccionaria, no concibe otros métodos anticonceptivos que la castidad y los que llaman “naturales”, en referencia al encuentro sexual en esos días en que la mujer todavía no está ovulando.

Y no es que a mi me importe si es o no es católico, que sea lo que desee. Lo que sí que me importa es cuando pretende hacer un juicio moral a las mujeres que defienden el derecho al aborto, y eso no quiere decir que vayan a abortar, sino que consideran que, como mujeres, hay un derecho que nos pertenece y que el patriarcado nos ha negado y ha perseguido. Algunas de las brujas, fueron perseguidas por prácticas abortivas con hierbas…

Otra cuestión añadida, además de lo que se dice, es también lo que no se dice y se encubre desviando la atención. He comentado en qué cuestiones no ha querido dar su opinión pese a mi insistencia. No tengo ningún problema en que no quiera opinar de eso, pero cuando opina de algo que tiene que ver con eso, pero elude entrar y sólo muestra una parte, me surgen dudas.

Si continuamente se refiere al aborto como práctica eugenésica, no sólo está manipulando, sino que encubre que la eugenesia, la mejora de la herencia genética, de la raza, no tiene nada que ver con el aborto y sí con la concepción masiva que llevaron a cabo los nazis y esa idea de que “las razas inferiores”, eran masas productivas que, agotadas y envejecidas por el esfuerzo y la desnutrición, eran prescindibles y gaseadas.

Yo no reivindico el proletariado, reivindico su lucha, pues estoy por la desaparición de las clases, pero podría sentirme cómplice en la reivindicación de ese proletariado, pero cuando el proletariado que se reivindica es el de rodilla en tierra y el de la dependencia de la limosna, no estamos hablando de lo mismo, y veo más cercana esa reivindicación a la de masas para mantener el ritmo del sistema productivo hasta su agotamiento y ser prescindibles.

Supongo que fue usted quien colgó una “noticia” en la que un muchacho, había colgado un vídeo de cómo maquillarse y se había hecho viral. En esa “noticia” se comentaba que a eso nos llevaba el feminismo y el movimiento LGTB. Aunque no sea feminista, ese comentario me ofende por manipulador y patriarcal.

Pretende hacernos creer que el maquillaje es cosa de mujeres, y somos muchas las mujeres que no nos maquillamos, de la misma manera que hay hombres que se maquillan, y no porque estén influenciados por el feminismo, o las corrientes LGTB o les haya girado el cerebro la publicidad y el consumo.

Los hombres de muchos pueblos indígenas se maquillan. Y muchos de esos hombres lo hacían cuando tenían que enfrentarse a algún otro pueblo indígena o a los invasores blancos. Los maoríes y otros pueblos indígenas del mundo, tienen toda una tradición de “maquillaje” de los hombres a través del tatuaje y las escariaciones, y no hay nada como trastocar el sentido de todo. La industria de la cosmética queda oculta tras las acusaciones hacia el feminismo y el LGTB…

Muchos hombres de los cuerpos de combate del ejército, o los que son francotiradores, también se maquillan para entrar en el combate. Incluso no van con cualquier ropa, llevan ropa mimetizada, y no sirve cualquier ropa mimetizada, pues cada lugar es distinto. Un soldado de las fuerzas especiales destinado al desierto no llevará la ropa que le dieron cuando estuvo en la selva. Toda ese “cuidado en el vestir” obedece a algo, y usted ni nadie puede decir que es influencia del feminismo o los movimientos LGTB. Hay deportes en los que los hombres se maquillan para parecer más agresivos… Y ese es el maquillaje de los hombres, el que representa el rol que el sistema necesita que represente. Con la mujer sucede algo parecido pero de otra manera e igual con la persona de cualquier otra condición que el sistema haya asimilado, en casi todas las ocasiones por intereses comerciales, pero no siempre. Y en eso las mujeres no se dejan seducir más que los hombres, pero sí es lo que se comunica y difunde. Hay países en los que hay roles que todavía tienen su función social, y son roles que pretenden llenar de significado las vivencias y experiencias ancestrales, como por ejemplo las hijras en la India, consideradas como “el tercer sexo”, y que existen mucho antes de la aparición del movimiento transgénero, aunque no son propiamente mujeres u hombres trans o hermafroditas.

Ustedes se resisten a reconocer la diversidad de lo evidente y lo hacen desde un pensamiento simple, generalmente dual, nada crítico, pero criticando especialmente todo lo que les parece “feminismo” o lo que le achacan a él.

A usted también le invito a desarrollar los interesantes links que nos ha compartido el sr “.”, si es que le interesa exponerlos uno a uno para que puedan ser comentados con un poquito de profundidad, pero les sugeriría que abandonaran sus sarcasmos, menosprecios, prejuicios, dogmas, aires de superioridad…

No les propongo hacer un ejercicio de demostración de quien sabe más, sino de compartir esas experiencias que nos relatan los textos, y caminar a través de ellos.
El aborto capitalista forzado selectivo patriarcal en China, y el aborto capitalista generista en los países centrales.
29 jul 2017
Modificat: 11:20:46

Buenas Aliss:



Trabaje, Aliss, trabaje, pero deje los copy paste de al kilo, a ver si nos aporta alguna vez un pensamiento original suyo y no los absurdos tochos sofistas burgueses que trae de las generistas yankes y de los subjetivistas sesentayochistas de la aristocracia obrera europea, intentándonoslos colocar como feminismo, marxismo o marxismo-feminismo.


Por cierto, le veo algo nerviosilla por identificarme, a ver si lo logra y me pone de moda, pero al menos no mienta; ¿de dónde se ha sacado lo de mi supuesta aversión a esa frase del Txe? Cada vez es más creativa atribuyéndome opiniones impropias, como por ejemplo esta infame acusación sobre mi opinión respecto al aborto forzado, este si, malthusiano capitalista patriarcal - por las condiciones concretas de la mezcla política con que se realiza -, y selectivo:


"En los discursos contra el aborto es difícil encontrar alguna referencia a la denuncia del aborto selectivo. ¿Por qué será? Al comentarista antiabortista le he preguntado insistentemente acerca de su opinión. Nunca la ha expresado y ha desviado siempre el tema a otra cuestión".

El problema es que, aunque este desinformada o haya decidido desinformar sobre este asunto, recuerde que yo le contesté, reiterando mi posición anteriormente expuesta, este 1 julio de 2017, hace un mes, ante su insistencia, lo siguiente:


Es lo mismo que le vengo diciendo yo a usted desde hace meses, señora Aliss, que tergiversa y manipula que es un primor, pero se demuestra incapaz de rebatir nada. Por esto, tengo muy serias dudas de que usted esté diciendo la verdad sobre su no cooperación laboral con las clínicas de lo que usted llama eufemísticamente "salud reproductiva" (*osea, espanzurrar embriones humanos... ¿quién manipula aquí, señora Aliss?), porque se ha mostrado siempre muy deshonesta en los debates, por ejemplo con esta pregunta sobre el feticidio selectivo, abominable si usted se refiere a la práctica criminal de matar a los embriones en función de su género, y que solo en China ha costado la vida a 40 millones de embriones femeninos más que masculinos, otra de las prácticas clásicas a las que los horrendos mercados de "salud reproductiva" nos quisieran acostumbrar. Y, por cierto, ignominia respecto a la que yo mismo le pedí hace tiempo a usted o alguien de su Colectivo su opinión, en tanto generistas pro abortistas, y hasta hoy, que me lo sale a preguntar maliciosamente insinuante con toda la cara, como siempre. Y vuelvo a preguntar ¿Qué opina usted sobre el Imperialismo Demográfico?


COMENTARIO EN: Cosas que deberías saber sobre el aborto voluntario


http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/513399/index.php

Digo que me reiteré, porque anteriormente, el 12 de abril de este año, 2017, y en debate con usted, la misma que olvidadizamente afirma que escurro el bulto sobre este asunto, sostuve lo siguiente:


"En China en cambio, se establece la política de un solo hijo (Al menos, todo hay que decirlo, el decreto alcanza a todas las mujeres y no solo a las mujeres sin recursos). El derecho al aborto no está delegado, lo ejerce directamente el estado. Y nada, 400 millones de fetos son masacrados, con el agravante de que los paisanos, ante esa presión, primero miran si va a ser niña o niño, y si es niña lo abortan, aunque sea ilegal, finalmente lo transgreden y ya está. Otro caso de abortismo sin causa ni explicación.

Notas sobre el derecho al aborto, la natalidad y los cambios en Cuba


http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/511538/index.php

Sobre el aborto forzado en China también me posicioné el 11 de junio de 2016, siendo pionero en este debate en esta web en relación con esta denuncia anti malthusianismo capitalista y, este si, patriarcal que constituye el aborto forzado en China que oprime a las mujeres chinas, como puede usted comprobar aquí:



"Lo ocurrido en China, con doscientos millones de mujeres obligadas a abortar, es cierto que no fue promovido por el feminismo, pero el silencio atronador del feminismo burgués occidental demostró el carácter neomalthusiano de la proliferación del aborto provocado en los países capitalistas centrales. Un derecho que en principio es una garantía de las mujeres contra los abusos de opresores masculinos, el derecho a abortar, se convierte en una práctica que refleja la lucha de clases. Allí la contención del campesinado, aquí el desarrollo de la clase capitalista a partir de la transformación de la clase obrera en aristocracia obrera, eliminando a los proletarios antes de nacer. ¿Por qué las feministas, salvo honrosas excepciones, no han denunciado esto? Este tabú puede tener en algunas mujeres feministas, es cierto, un origen en la consciencia de una situación dolorosa, pero también en la consciencia de clase, que considera que por la movilidad social ascendente puede abortarse un embrión si es un estorbo para la propia movilidad ascendente. El precio de ese método, englobado en la búsqueda de la creación de movilidad social ascendente para formar, de forma barata, una “clase media”, era la eugenesia, aparentemente feminista, de los embriones proletarios, y esa eugenesia, claramente capitalista, la forma en que la socialdemocracia resolvió sus problemas de legitimación e inserción en la jerarquía imperial, en el consumo y en la acumulación de capital. Ya ves que muchos defendemos a las mujeres y a lo femenino, pero que esto no equivale a defender al feminismo burgués, pues he de recordar que los millones de embriones abortados en los países capitalistas centrales para asegurar la movilidad social ascendente de las mujeres – y sus compañeros pro aborto neomalthusiano – la mitad estaban destinados a ser mujeres, pero mujeres proletarias".


Macho se queda (never trust a GAY / no hay hombres feministas)


barcelona.indymedia.org/newswire/display/505206/index.php

Lo que pienso ahora en relación al proceso de lucha de clases pro abortista en China y los paises imperialistas clásicos o (todavía) centrales es lo siguiente: En China la política malthusiana del reformismo desarrollista-industrialista del PCCh, se lanzó a un desarrollo capitalista de estado para lo cual subsumió la esfera de la reproducción biológica y sometió al campo a una colosal acumulación inicial de capital industrial, decretando contra las mujeres y los embriones humanos sobrantes a esta ingeniería reproductiva el aborto forzado. Los sufrimientos de las mujeres chinas – pero también de muchos hombres - y de los embriones abortados han sido brutales, pero a esta determinación capitalista, le siguió el añadido de que en el campo chino no podía sustituirse la fuerza de trabajo agrícola masculina por una seguridad social. Las familias chinas patriarcales, basadas en la pequeña propietaria campesina, que constituían y constituyen en gran media todavía un sistema campesino patriarcal, para garantizar sus medios de vida durante la vejez, de hombres y mujeres, y, a la vez, no tener que pagar dotes a las futuras hijas (lo cual está sucediendo mucho más brutalmente en el patriarcado feudal campesino de la India), obtuvieron métodos de diagnóstico del sexo-género del embrión para saber si era niño o niña, y en el caso de que el hijo único obligado saliera niña (embriona), lo abortaban. Pero esto era ilegal.


Aborto en China


https://es.wikipedia.org/wiki/Aborto_en_China

Así, se dan cifras de 20 millones de embriones femeninos más que masculinos abortados, y de entre 200 y 400 millones de abortos forzados. A una media de 5 millones anuales desde 1979, esto significaría unos 200 millones, pero a una media de 10 millones al año, 400 millones. Si consideramos un hijo por pareja una vez adultos, si hubieran nacido, son entre 300 y 600 millones de pobladores las que faltan en China a causa de estas políticas maltusianas. Y eso, más adelante, va a tener muy graves repercusiones sociales, las está teniendo ya. Por esto, el PCCh está virando, y ahora permite dos hijos por pareja, pero la presión económica y social propia de un capitalismo avanzado lo más probable es que impida que la tasa de natalidad se eleve en las próximas décadas. Es una catastrofe biopolítica.


La conclusión es que, la concatenación del imperialismo y globalismo malthusiano, (Vieja oligarquía internacional, agencias malthusianas de la ONU representantes de los estados y política del imperialismo más fuerte, los EEUU), con las necesidades desarrollistas-industrialistas del emergente capitalismo monopolista chino, - política de un solo hijo, que constaba del aborto forzado, al menos sin distinción de clase, aunque una parte de la burguesía china emigró para poder tener más hijos -, llevaron a realizar esos entre 200 y 400 millones de abortos forzados, y con la mediación del sistema campesino-patriarcal chino, vistos estos datos, se puede estimar que unos 20 millones de embriones femeninos más que masculinos fueron abortados de forma forzada y selectiva en China, desde 1979. Y en este proceso si se puede, y se debe hablar de aborto malthusiano capitalista patriarcal.


Véase, sobre una primera repercusión de este proceso malthusiano, edadista y capitalista en la siguiente generación china una noticia, embellecedora del desquicie y la castración de masas masculinas que sigue al aborto forzado selectivo de masas femeninas: La desesperada situación de los "hombres sobrantes" de China que no encuentran pareja

http://www.bbc.com/mundo/vert-cap-39033786

Esto es, ahora hay 30 millones de hombres que difícilmente encontraran pareja, y, cuando envejezca la población, además, la seguridad social, si es que termina habiéndola en China, o no será o es muy difícil que vaya a ser viable en las próximas décadas precisamente por la poca población joven china que se espera haya.


Mi posición es esta: A la vista de todos estos datos, lo que hay no es El Patriarcado fantasmático, como se nos intenta hacer creer con el confusionismo generista, sino como ya es cada vez más claro en Europa, la barbarie capitalista en las relaciones humanas, que el generismo blanquea, envuelta en altas tecnologías, y una lucha de competencia interimperialista, que luego se globalizará, por el capital demográfico, lo cual es otra forma de saqueo la periferia del imperialismo. El Imperialismo Demográfico.


En las regiones centrales del imperialismo, pobladas por unos mil quinientos millones de personas, El Patriarcado ya ha sido abolido, en cambio lo que hay es machismo, pero las fuentes causales que determinan la eclosión de este machismo no proceden de las relaciones de sexo-género como sostienen el generismo – es decir, de la esfera de la reproducción -, proceden de las relaciones sociales de producción mediadas por la propiedad capitalista de la fuerzas productivas, que en los centros imperialistas ya no son relaciones patriarcales.


El fomento criminal del abortismo y el control de la natalidad, por medio de la cultura antimaternalista, enfocada a la represión abortista contra los hijos imprevistos, y de las familias de más de un hijo, en el proletariado, especialmente en los centros imperialistas, pero también combinado con determinaciones estructurales cuyas mediaciones superan las voluntades individuales de las mujeres, se convierten en una verdadera e incomparable opresión antinatalista y antimatermalista de clase. Esto ha sido aprovechado, pero también fomentado por la burguesía y sus clases aliadas, entre ellas la aristocracia obrera, socialdemócrata, para aplastar al proletariado en estas regiones, pero también para forjar discursos y tendencias para contener el número de pobladores de la periferia con el objetivo de elimnar el riesgo de que, de organizarse políticamente, pudieran disputar nacionalmente la propiedad de los recursos naturales al imperialismo. Concluyo pues que la revolución social mundial proletaria ha sido derrotada en la segunda mitad del siglo XX en la lucha de clases internacional en la esfera de la reproducción.


Hay, por supuesto, más mediaciones, determinaciones y contradicciones, pero ya ve, este análisis, aunque también es anti malthusiano, no es el de la Iglesia Católica, que incluye dogmas e ideas religiosas, y, por otro lado, aunque en mi análisis concreto de la situación está presente El Patriarcado, en la periferia, no en el centro, - donde en mi opinión se está creando un matriarcado capitalista, quizás efímero, en las clases medias tecnocráticas y eurocéntricas, que no alcanzará al proletariado femenino como privilegio aunque si, en su forma represiva, al proletariado masculino -, puedo entender que aún se emplee, por inercia histórica, el concepto de “patriarcado” entre los y las marxistas; por ejemplo aqui tiene otro caso de empleo erróneo del concepto "patriarcado" por proletarias feministas marxistas, pero al menos contiene una denuncia clara de las manipulaciones del feminismo burgués:


In merito alla "violenza di genere strutturale" di cui parla la ministra Fedeli/Miur


https://femminismorivoluzionario.blogspot.com.es/2017/07/in-merito-alla-violenza-di-genere.html

Agur

Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
31 jul 2017
Sr “.”, son muy interesante sus consejos, por qué no los sigue usted también. A diferencia suya, yo sí que busco el debate, y por eso comparto lo que otras personas publican, porque no me da miedo debatir.

Usted los copia y pega, los hace de grupos de links, que luego nadie debate porque no es esa su intención. Por eso los suelta en grupo, y además cada uno diciendo cosas que contradicen con sus discursos.

Y ahora le respondo, primeramente disculpándome porque no vi su último comentario sobre los abortos en China. Después recordarle que hace medio año que estoy publicando y comentando, y usted ha puesto comentarios suyos de hace por lo menos un año. Esos es normal que no los conozca y que por ello haya insistido en pedirle su opinión. En esas estadísticas esas que tanto le gusta airear sobre mortandad masculina, copiar y pegar, esos embriones que iban camino a ser bebés de niñas y que se quedaron en el camino, supongo que no están contemplados esos millones como “mujeres muertas”. ¿Verdad? Usted habla del estado chino, pero ¿a qué estado chino se refiere? Quienes hacen las leyes, tienen nombres, fechas…

Usted a mi nunca me pidió lo que asegura, y como le he explicado en más de una ocasión, no pertenezco a ningún colectivo. Usted se inventa “mi colectivo” y a quién le ha preguntado, no se lo puedo aclarar, pero viendo cómo están las cosas, lo más probable es que sea a alguno de esos que hablan de “conversaciones ficticias”. Y sobre el “Imperialismo Demográfico”, ¿se puede aclarar a qué se refiere con eso?, Si quiere que se le conteste, deberá de aclarar qué es eso que reclama. Tal vez la cuestión de quién decide quién vive y quién no.Si se trata de eso, presupongo que usted lo tiene claro, todas esas fundaciones como la Rockefeller, los clubs Bilderberg, las multilaterales financieras, todo ello en conspiración con las feministas y los reptilianos.

Después también le voy a señalar cierta diferencia dialéctica, usted habla de “abortos forzados”, y en ocasiones “abortos forzados selectivo”. Con la primera expresión se me hace difícil entender a qué se refiere, pues parece que obliguen a abortar todo embarazo, y no es así.

El aborto selectivo, no solo se practica en la China o India, en su país también se prectica. Usted deja el link de wikipedia, pero esa, nuevamente como siempre que deja un link, no es su opinión. Es parecido a las publicaciones que hago, con la diferencia que por mi parte sí que comento que no comparto la opinión expuesta, o que la comparto en parte o que la asumo, sin profundizar.

Conozco su opinión acerca del “patriarcado fantasmático”, lo que no deja tan claro es quienes son las que intentan hacernos creer que existe un patriarcado. No se trata de una cuestión de fe, sino de opresión. Usted niega el patriarcado y acepta la existencia de machismo. Este es consecuencia del otro. Usted afirma que el machismo no está mediado por las relaciones sexo-género y lo traslada a las “relaciones sociales de producción mediadas por la propiedad capitalista de las fuerzas productivas”, y que según usted “en los centros imperialistas ya no son relaciones patriarcales”

Supongo que cuando dice eso es porque ha tenido la oportunidad de viajar a esos “centros imperialistas”, y que, en los USA, por ejemplo, ya no hay aquella “América profunda sureña”. En los años 80, todavía se vacunaba contra la delincuencia o se decía que no había que destinar presupuestos sociales hacia las comunidades negras porque era despilfarrar el dinero. Debo de suponer que en los USA, ya que usted sitúa el patriarcado en un contexto campesino, no hay campesinos que cultiven tierras. Sin embargo es uno de los mayores productores de cereales. Rusia lo mismo, y al igual China. Además China es, para los mercados financieros, un país emergente, que está fuertemente industrializado por las inversiones occidentales, y dispone de tal poder económico que hay quienes dicen que es la competencia de los USA, para arrebatarle el papel hegemónico en el mundo.

El patriarcado no es algo que se remita a un contexto campesino o industrial. El patriarcado, al igual que el capitalismo, ha sabido renacer y reconstruirse para adaptarse al actual contexto. Muchos países del cono sur de Abya Yala están fuertemente industrializados…

Recuerdo que alguien decía que con el desarrollo demográfico, no habría suficiente alimento para todo el mundo, y hay también quienes dicen que eso es falso, pues se ha demostrado que “los países industrializados no tienen problema de abastecimiento de alimentos, aunque han multiplicado varias veces su población”. Ambas teorías me parecen ciertas y erradas, una más que la otra… Que el planeta camina hacia un colapso, para mi es indudable. Que el colapso se produzca por la demografía y la falta de alimentos, es cuestionable para la parte occidental y “rica” del mundo, porque las otras partes ya llevamos años que mueren de hambre, enfermedades curables, guerras, golpes militares o toda suerte de desastres.

Hay también otra cuestión que tiene que ver con el agotamiento de los recursos naturales del planeta. Las naciones más poderosas, se esmeran en agotar los recursos del resto de partes del mundo en las que han impuesto, a golpe de ejércitos y armamento, la pobreza.

Tal vez el neoliberalismo salvaje sea consecuencia de esa realidad. Los que viven hoy en la abundancia, no vivirán el desastre del mañana, y puede que eso les haya lanzado hacia una carrera acumulativa. Los transgénicos se proponían para acabar con el hambre en el mundo, y se ha demostrado que es un negocio más que, mientras a ellos les enriquece, a nosotras nos envenena.

Otro de los venenos de este mundo, son las afirmaciones como las suyas. Por eso no puedo pensar más que sus discursos son prestados de esos grupos genocidas que hablan del aborto como “fomento criminal”, encubriendo los verdaderos crímenes de quienes gobiernan el mundo.

Habla de “cultura antimaternalista” y de que las “determinaciones estructurales superan las voluntades individuales de las mujeres”. ¿Qué bueno que el patriarcado esté superado y qué casualidad que, para usted, seamos las mujeres las que estamos siendo engañadas sin darnos cuenta. Afortunadamente le tenemos a usted que nos alumbra con su sabiduría, porque nosotras, las mujeres inocentes e ingenuas, acabaríamos completamente engañadas.

Cuando usted dice “trabaje, Aliss, trabaje…”, para luego decirme lo que debo de hacer, se cree que el único que trabaja es usted. Ya le he comentado que para mi el trabajo no es un fin. Para usted sí que parece que lo es. Supongo que en parte su “proletaritis” sale de ahí, nos quiere a todas trabajando para “levantar su país”.

Supongo que a partir de ahora, entre las causas del “aplastamiento del proletariado” por la burguesía y sus “clases aliadas”, tendremos que mencionar el aborto. Y que la interrupción voluntaria del embarazo ha impedido que millones de nuevos “proletarios y proletarias”, derroten al imperialismo. ¿Cuántos proletarios y proletarias cree usted que serían suficientes para derrotar a ese imperialismo? ¿Con cuántos hijos e hijas ha contribuido usted, o se trata de que las criaturas las tengan las demás y usted las dirige?

Usted dice que su análisis es “anti malthusiano”. No sé que homgos habrá comido hoy con la ensalada, pues efectivamente, hoy no ha sacado lo de los embriones débiles e inocentes de la iglesia católica, aunque sigue manteniendo su visión apocalíptica de lucha contra el mal “malthusiano”, claro está. Supongo que lo deja para otro capítulo.

La iglesia también está sacando su versión de “matriarcado”, supongo que para usted no es erróneo y encaja perfectamente con su opinión y con la criminalización que hacen de la mujer, el aborto, la quiebra de la familia, etc… La iglesia también es “malthusiana”, sólo que le gusta sacar a pasear a sus “dogmas”. Su concepción de familia, lo es.

Sobre la frase del “Ché”, qué mala memoria tiene. Seguramente sí que recordará toda la serie de insultos que lanzó contra la mujer que sostenía la bandera roja con el dibujo del “Ché” y la frase. Ha usted le gustaba más el letrero de “ayuda, gracias, 25 centavos”. Sí, seguramente su “aversión” no era contra la frase, sino hacia la mujer que la sostenía.

Discúlpenos sr “.” por ser tan “erróneas”
¿No será que es usted la que tiene unas contradicciones de abrigo?
31 jul 2017
Buenas Aliss:

“El aborto selectivo, no solo se practica en la China o India, en su país también se prectica.”.

Pregunto, y a usted, señora Aliss, que es defensora del "derecho a abortar" “sin causa ni explicación”, ¿qué le parece que una mujer pueda matar legalmente a una embriona, por ser una hija o una niña "no deseada"?

Agur
Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
01 ago 2017
La realidad del aborto es muy distinta a la que usted inventa.

Para ponerle un ejemplo, un país occidental como Francia, en el que el sistema sanitario es público, las barreras económicas y organizativas discriminan a las personas más empobrecidas.

Se podría decir que el el porcentaje de médicos en Francia, tiene una correspondencia aceptable para la densidad de población acomodada. Un tercio de estos médicos trabajan en París, otro tercio e la Costa Azul, y los demás cubren las partes del inmenso territorio restante.

Esa lógica distributiva se explica en clave adquisitiva, pues se paga por consulta médica, y luego se pasa la factura a cobro con un descuento. Es decir, donde hay dinero hay demanda médica.

Uno de los signos que muestran esa discriminación de clase en el sistema sanitario francés, son el mayor número de nacimientos con síndrome de down entre las clases empobrecidas. Y ello no es debido a una condición genética de clase, sino al menor número de abortos voluntarios selectivos (voluntarios porque es decisión de la mujer embarazada y no de una ley o un estado) por cuestiones económicas, por falta de información y de acceso a los servicios médicos que provocan que las mujeres pobres, no tengan las mismas posibilidades de uso de las tecnologías de detección precoz del síndrome de down.

Sus teorías, basadas en especulaciones similares a las de las finanzas, no contemplan más que su interés reproductivo para aumentar las poblaciones “proletarias”, como si eso fuera garantía de algo, y en ese interés, incluye toda suerte de conspiraciones que, como las malthusinas, distan mucho de la realidad. Usted dice que sus propuestas son antimalthusianas, pero no, no lo son.

En los países llamados “desarrollados” las mujeres tienen más ciclos menstruales que en otros países, y por ello, más posibilidades de embarazos deseados o no deseados. Incluso todavía a comienzos del siglo pasado, las mujeres podían pasar casi toda su vida fértil entre embarazos y lactancias, teniendo también como consecuencia la posibilidad de la muerte precoz por el embarazo, parto o posparto.

En un país como Australia, donde la sanidad también es pública, pero sin tener que pagar antes, sin reembolso, la situación no es muy diferente en cuanto a la desigualdad en el acceso a las tecnologías de detección precoz en el embarazo, que no llegan a las poblaciones más empobrecidas y las aborígenes.

¿Sabía usted que, por ejemplo, se utilizó un informe del comité de ética para justificar el que las mujeres no pudieran elegir la atención ginecológica por una mujer? En un país en el que hay un alto porcentajes de personas de otras culturas, pueblos y maneras de entender las relaciones, ¿por qué se le tiene que obligar a una mujer musulmana a ser tratada por un ginecólogo hombre, cuando hay un mayor número de mujeres profesionales en esa especialidad? ¿Y por qué?, pues sepa usted que los sistemas sanitarios públicos de occidente están concebidos desde su propia visión, pero la realidad es que quienes utilizan los servicios médicos públicos no son solo personas de cultura occidental y blancas.

Las escuelas universitarias no forman sobre la diversidad cultural, ni tampoco sobre las diferencias entre hombres, mujeres y otras sexualidades. Tienen sus modelos prototípicos, y es para ellos para los que investigan. De ahí que se recomiende, por ejemplo, la ingesta de un poco de vino durante las comidas, pues dicen los estudios que es beneficioso. ¿Para quién? ¿Cuál fue la muestra experimental que utilizaron?, además, ¿qué tipo y clase de vino escogieron? Desde luego, en la selección para la muestra experimental no escogieron mujeres y sin embargo se recomienda para todas las personas adultas.

¿Sabía usted que eso que llaman síndrome premenstrual no es más que una construcción médica y social que actualiza la histeria y que existe un tratamiento a base de anticonceptivos, y que cuando los cambios anímicos, los dolores y las hormonas desbocadas aumentan, le llaman trastorno disfórico premenstrual para ser tratado psiquiátricamente?

Haga memoria de los “problemas” que identifican los empresarios para la contratación laboral de mujeres. Ser madre, tener perspectiva de ser madre, la menstruación…, no tanto por su condición de clase como por su condición de mujer. Una de las cuestiones que está intentando actualmente es que se sienta la menstruación como algo indeseable, como una enfermedad, incómoda, sucia, algo de las mujeres de otro tiempo… En el siglo pasado, por sangrados que consideraban excesivos, se hacían extirpaciones de útero sin contar con la mujer y sin más información, especialmente si habían llegado a cierta edad (antes de los 50 años), pues se consideraba que ya no eran fértiles y se calcula que más del 98% fueron innecesarias. El cuerpo de las mujeres era mutilado una vez habían pasado lo que consideraban el periodo fértil.

Usted, cuando habla de “los derechos del indefenso embrión”, convierte a la mujer en un mero vientre.

Aunque usted lo niegue, detrás de todo esto que parece ciencia, hay una ideología muy concreta que, casualmente olvida casi siempre la condición social de clase, de etnia, de sexualidad, de edad, de capacidad, de proporción…, de las personas, y que como ya le he comentado en varias ocasiones, muchas de esas construcciones, como la del género, se inventaron para patologizar los comportamientos no normativos de las mujeres.

Usted niega la existencia del patriarcado, pero en su país, no hace tanto, se censuró la portada de una revista de humor, porque su actual rey, en aquel entonces todavía principito, aparecía dibujado en una postura sexual con la entonces princesita, a raíz de la promoción económica de la natalidad de uno de sus presidentes de gobierno. Es decir, muy lejos de lo que usted pregona, se promocionada pagando por cada bebé recién nacido.

Le recuerdo que por orden de la Audiencia Nacional, esa revista fue secuestrada y posteriormente condenados por injurias a los príncipes, y usted dirá que se trata de un caso claro de censura, y sí, es también una cuestión de censura, pero no sólo de censura pues el juez lo exponía claramente en su alegato que consideraba la POSTURA SEXUAL como denigrante e infamante.

Y respondiendo a su última pregunta, cargada de la perversidad acostumbrada en usted, le explicaré que para determinar ese “sexo”, es preciso de tecnologías diagnósticas cuyo uso es completamente innecesario cuando se hace de manera rutinaria o con finalidad “recreativa” y sin juicio clínico.

El aborto es un derecho de la mujer embarazada, no un juicio clínico, aunque este pueda en ocasiones influir sobre la madre. La decisión de aborto por sexo, no obedece a causas ni clínicas, ni que tengan que ver con los derechos y las decisiones libres de las mujeres.

Usted, con sus teorías de que desde la concepción ya son “seres humanos completos”, sigue anclado en el siglo XV, cuando por primera vez se observó el semen con un microscópio. Ya en aquel entonces, se observó a los espermatozoides, no como células, sino como “pequeños humanos” que en el útero de la mujer se transformarían en niños. Los espermistas o animalculistas, nombre con el que se conocían a quienes sostenían esas teorías, afirmaban que esos humúnculos de los espermatozoides estaban completamente formados, y solo necesitaban el útero de óvulo para su crecimiento. Estas teorías estaban enfrentadas, como no, a las de los ovistas que afirmaban lo contrario, solo que le sumaban el final de la humanidad. Dos caras de la misma moneda preformista.
Qué rollo
01 ago 2017
Buenas Aliss:

Podría haber empezado por aquí, sin disimules ni escapismos de mil párrafos:

"El aborto es un derecho de la mujer embarazada".

Y le vuelvo a preguntar, qué le parece que una mujer embarazada quiera un niño y no una niña, y, habiendo concebido una embriona, decida abortarla por ser una niña no deseada, fundándose en el derecho a matar al embrión o la embriona "sin causa ni explicación". Nada más.

Agur
Re: ¿Quiénes están detrás de todos esos discursos misóginos y patriarcales?
02 ago 2017
Si fuera "sin causa ni explicación" significa que tampoco te habría explicado a tí que quería a un niño en lugar de una niña.
Derecho liberal
02 ago 2017
El derecho, digo, no el acto.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more