Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Notícia
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : immigració : amèrica llatina : dones
Guatemala. Las chicas malas del Hogar Seguro
11 jul 2017
Artículo de Carolina Vásquez Araya que cuestiona las versiones oficiales que pretenden enterrar los graves sucesos que desembocaron en la muerte de las jóvenes en el incendio del Hogar Seguro en Guatemala
Clica la imatge per una versió més gran

guatemala-1-e1489072862420-960x500.jpg
CUALQUIER COSA SE PUEDE DECIR. LO QUE NO SE DICE ES EL PORQUÉ DE LA MARGINACIÓN.

Las hipótesis más descabelladas de labios de las autoridades echan raíces profundas en el imaginario colectivo, vale decir en la muy voluble y bien ponderada “opinión pública”. Esto sucede con las niñas quemadas en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, dependencia estatal de acogida a niñas, niños y adolescentes con problemas de asistencia y resguardo. Este Hogar está a escasos kilómetros de la capital de Guatemala y hace 4 meses fue el escenario de un horrendo acontecimiento dejando a más de 40 niñas convertidas en cenizas, otras mutiladas, otras embarazadas por violación, todas con su vida destrozada para siempre. Como en toda tragedia inexplicable, se suele aprovechar el poder -en cualquiera de sus formas- para cambiar versiones, descalificar a las víctimas y reducir el impacto negativo de las malas decisiones emanadas por quienes lo detentan. Así ha sido a lo largo de la Historia y así continuará siendo.

Para quienes ven al toro desde la barrera resulta casi gratificante aceptar las versiones oficiales, dado que ello los exime de asumir posiciones incómodas. Si las chicas eran mal portadas entonces el desarrollo de los acontecimientos era inevitable. Mal portadas significa rebeldes, ariscas, soeces, desafiantes. Mal portadas, ingratas y violentas al negarse a aceptar su situación y pretender cambiar las cosas. Mal portadas al estilo de las novelas de Charles Dickens, mal portadas bajo los códigos de una sociedad tan indiferente a su condición como lo ha sido con respecto a su destino. En fin, esas chicas malas se lo labraron solas.

La otra cara del asunto es el escenario completo. Es decir, ¿qué llevó a esas criaturas que al nacer eran unos angelitos caídos del cielo a transformarse, supuestamente, en producto desechable? ¿En qué momento se produjo la metamorfosis, si es que realmente hubo alguna y no estamos simplemente asumiendo lo que no es? Al buscar respuestas estas convergen en las carencias de siempre, producto de la infame manipulación de la riqueza para acrecentar los capitales de unos pocos para privar a todos los demás de las oportunidades de desarrollo que han generado con su trabajo mal pagado, todo ello coronado por la indetenible corrupción de las clases política y económica.

En ese cuadro de costumbre campea a sus anchas el crimen organizado, el cual ha invadido todos los espacios y se ha beneficiado largamente de la inercia del Estado y la ciudadanía. Esas niñas malas, quienes de acuerdo con la voz oficial estaban bajo cuidado de psicólogos y personal especializado en cuidado de niñas, niños y adolescentes, no supieron agradecer tanto beneficio y se amotinaron en un acto de inconcebible rebeldía. Por supuesto, no se dice que entre ese personal especializado había ex militares entrenados, había quienes aprovechaban su poder absoluto para abusar a su antojo de las niñas malas y nadie en ese antro de horror era capaz de sentir la menor empatía por esos seres tristes y abandonados a una suerte macabra.

El período de la adolescencia no es fácil. No lo es para las niñas y niños nacidos en un ambiente apropiado, mucho menos para quienes fueron a parar a las zonas marginales en un hogar desintegrado y con todas las carencias del catálogo. No existe un solo ser humano capaz de conformarse con la miseria sin rebelarse contra su suerte. No existe tampoco uno que acepte la violencia como forma de vida sin intentar escapar de ella.

La pretensión de acusar a las niñas de mentirosas, afirmar que sus violaciones y embarazos son imaginarios, negar la existencia de las redes de trata es abusar de la paciencia de quienes poseen un mínimo de sentido común y algo de capacidad de raciocinio. Esas niñas no nacieron para ser un producto gratuito para el comercio sexual, todas ellas tienen derechos y es obligación de la ciudadanía exigir que sean respetados.

NO EXISTE UN SER HUMANO CAPAZ DE CONFORMARSE CON LA MISERIA Y LA VIOLENCIA SIN INTENTAR SALIR DE ELLA.

Carolina Vásquez Araya

This work is in the public domain

Comentaris

Excepto el embrión humano
15 jul 2017
"NO EXISTE UN SER HUMANO CAPAZ DE CONFORMARSE CON LA MISERIA Y LA VIOLENCIA SIN INTENTAR SALIR DE ELLA".

El embrión humano abortable tampoco se conforma,pero no tiene voz. El problema de la sobrepoblación relativa no se supera ni abortando, ni matando niñas o niños sobrantes ni ocultando que no es meramente la oligarquía sino también la burguesía,las clases medias y la aristocracia obrera y sus apoyos,que son muchosno pocos, los que reproducen conscientemente el sistema. Carolina, quizás sin saberlo, está en el reformismo. Y por muy etica que nos parezca su denuncia oculta la verdadera profundidad de la contradicción, y por eso no nos sirve.
Re: Guatemala. Las chicas malas del Hogar Seguro
18 jul 2017
Referencias:

Doble motín en Guatemala contra el secuestro y la esclavitud sexual en el Día de la mujer trabajadora
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/510622/index.php

Las muertes de las niñas en Guatemala “fue un crímen de Estado”
http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/510715/index.php

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more