Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: globalització neoliberal : educació i societat : immigració : sexualitats : dones
El ataque de la industria del sexo contra las feministas
04 jul 2017
Interesante artículo de la feminista Meghan Murphy, que denuncia quiénes están detrás de las propuestas de legalización de la prostitución y las consecuencias de sostener esta denuncia.
Los pornógrafos llevan mucho tiempo defendiendo como "libre expresión" los productos y prácticas de su extremadamente lucrativa industria, incluso cuando estos sexualizan el poder y la violencia de los hombres contra las mujeres. De modo parecido, quienes defienden la prostitución, a la que estratégicamente llaman "trabajo sexual", plantean el movimiento a favor su legalización y normalización como liberador.

Pero estos grupos solo apoyan la libre expresión y las libertades en la medida en que sirven a sus intereses. Aquellos que se manifiestan contra la industria del sexo están excluidos de su versión de "libertad".

Tuvimos pruebas de ello en marzo, cuando varios lobbies de la prostitución amenazaron con boicotear una conferencia en Vancouver, Columbia Británica, que iba a contar con la presencia de Chris Hedges, destacado periodista y columnista de Truthdig, como ponente principal. Estos grupos de presión intentaron impedir su participación por haber escrito un artículo en el que definía la prostitución como "la quintaesencia del capitalismo global", y lo habrían conseguido si no hubiera sido por la respuesta apasionada de grupos locales de mujeres.

Las campañas de desprestigio contra las feministas y sus aliados que se atreven a decir la verdad sobre el poder y la violencia de los hombres no son algo nuevo. En los años noventa los pornógrafos lanzaron una campaña contra la profesora Catharine MacKinnon y la feminista Andrea Dworkin comparándolas con los nazis y acusándolas de suprimir la libre expresión cuando, en realidad, la ordenanza anti-pornografía que ellas habían redactado en Minneapolis en 1983 – definiendo la pornografía como una violación de los derechos civiles de las mujeres– no fue un intento de censurar la libre expresión sino de abordar el daño causado a las mujeres por la industria de la pornografía.

Para atraer a los progresistas bienintencionados, se inventó un movimiento por los "derechos de las trabajadoras sexuales" en oposición a aquellas feministas que creían que la prostitución era la extensión y la perpetuación del poder y la violencia del hombre. El lobby de la prostitución adoptó el lenguaje del movimiento obrero para defender los derechos de los hombres a abrir burdeles y a comprar servicios sexuales de las mujeres, y también el lenguaje del movimiento feminista para plantear la prostitución como una elección de la mujer.

Estos grupos de presión tienen a los medios de comunicación de su parte, así como a los proxenetas y los puteros. De acuerdo a sus intereses capitalistas, los medios oficiales presentan la pornografía y la prostitución como iniciativas empresariales y, en consonancia con sus bases patriarcales, aceptan como norma la idea de los cuerpos de las mujeres como objetos consumibles.

En los últimos años la industria del sexo ha colaborado con los medios para descontextualizar completamente el sistema de la prostitución. Este enfoque neoliberal es parte de un esfuerzo constante para desarmar a los movimientos que desafían los sistemas de poder: si somos simplemente individuos que miran por su propio empoderamiento (empowerment) personal y, por lo tanto, los únicos responsables de nuestros propios "éxitos" y "fracasos", entonces no hay necesidad de organizarse colectivamente. Y esto es precisamente lo que quería decir Margaret Thatcher al afirmar que no existe la sociedad, solo individuos que ante todo deben ocuparse de sí mismos.

Al plantear un sistema que canaliza a las mujeres –particularmente a las mujeres marginadas– hacia la prostitución no solo como una elección de las propias mujeres sino como potencialmente liberador, estos grupos consiguen ocultar el modo en que la pornografía sostiene el poder de los hombres, descargando la responsabilidad de la subordinación de las mujeres en las propias mujeres. Al señalar la presión social para la auto-objetivación como empoderamiento, se permite a la sociedad ignorar las razones por las que las mujeres buscan empoderarse a través de la sexualización y la mirada masculina. Al centrarnos en la capacidad de acción consciente (agency) de las mujeres, pasamos por alto el comportamiento de los hombres.

Lo que verdaderamente están defendiendo los grupos que piden hacer presión a favor de los "derechos de las trabajadoras sexuales" no son, desde luego, los derechos humanos de las mujeres sino los intereses económicos y sexuales de los hombres. Y por eso en el discurso se evita deliberadamente abordar el daño que causan estos hombres.

La campaña para presentar la presión a favor de la prostitución como un esfuerzo de base para ayudar a las mujeres marginadas ha sido todo un éxito. Al ignorar la dinámica de poder inherente a la compra por parte de un hombre de los servicios sexuales de una mujer, y llevar el debate hacia la elección de las mujeres, quienes podrían considerarse a sí mismas feministas se ven en una encrucijada: "¿Debo defender el derecho de las mujeres a elegir?" La respuesta obvia es sí. Pero esa pregunta es engañosa. La verdadera pregunta es: "¿Apoyo el derecho de las mujeres pobres y marginadas a tener una vida mejor que la que les ofrecen los hombres explotadores?"

Si bien el lenguaje manipulador diseñado para atraer a las masas liberales es una parte fundamental de la iniciativa para despenalizar a los proxenetas y a los puteros, otro componente clave es la fácil derrota de las feministas que desafían ese discurso.

Los defensores de esa industria no se detendrán ante nada para silenciar las voces de quienes se pronuncien en contra de sus intereses. Tachadas de mojigatas, conservadoras religiosas, opresoras y fanáticas, la guerra contra estas feministas culminó recientemente en el intento generalizado de impedir que quienes disienten de su proyecto tengan acceso a plataformas desde las que expresar sus puntos de vista.

Cuando hace un año la periodista sueca Kajsa Ekis Ekman iba a presentar en Londres su libro "Being and Being Bought: Prostitution, Surrogacy and the Split Self" ["El ser y la mercancía: prostitución, vientres de alquiler y disociación"], la librería que organizaba el acto fue amenazada con boicots.

El clima actual en el feminismo anglosajón es el que apoya la caza de brujas, me dijo Ekman. Esa caza de brujas comienza con "campañas difamatorias, parece que viene 'de abajo', y sobre las feministas famosas dice que están obnubiladas por el poder tildándolas de elitistas, 'cis-sexistas', racistas y 'putafóbicas'", explicó. "Luego lleva adelante auténticas campañas de silenciamiento, amenazas de boicot, demandas, y aislamiento de cualquiera que se ponga del lado de las feministas y, por asociación, del lado de la culpa".

En el año 2003, Melissa Farley, una psicóloga clínica y fundadora de la organización sin ánimo de lucro Prostitution Research and Education, dirigió una investigación en Nueva Zelanda sobre la violencia y los trastornos de estrés postraumático en personas prostituidas, y después tuvo que declarar ante el Parlamento de aquel país por las entrevistas que había realizado. Un defensor de la prostitución neozelandés que estaba en desacuerdo con su investigación presentó una queja contra ella ante la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés). La queja fue ignorada por la APA y no fue tenida en cuenta por sus colegas, pero el lobby de la prostitución la presenta como legítima y la utiliza como excusa para presionar a otros para que descarten su exhaustiva e iluminadora investigación.

Julie Bindel, periodista feminista que lleva años informando sobre el comercio sexual mundial, ha revelado que el Sindicato Internacional de Trabajadoras del Sexo en Gran Bretaña era poco más que un portavoz de los proxenetas y los dueños de burdeles. También ha estado informando sobre los importantes fallos de la legalización de la prostitución en Amsterdam. En marzo, después de las quejas emitidas por los grupos de presión a favor de la prostitución, su nombre fue retirado de un panel de discusión de una película estadounidense sobre prostitución.

Las supervivientes de la prostitución también se ven enfrentadas a una campaña de silenciamiento. Bridget Perrier, educadora indígena y co-fundadora de la organización Sextrade101 de supervivientes del comercio sexual y abolicionistas con sede en Toronto, explicó que los esfuerzos del lobby a favor de la prostitución se centran en invalidar las experiencias de las mujeres que han abandonado el negocio, a menudo poniendo en duda sus historias.

Rachel Moran sobrevivió siete años a la explotación sexual en Irlanda y ha publicado un libro sobre sus experiencias, en el que aborda muchos de los mitos y las mentiras que ha perpetuado el lobby del trabajo sexual. Por su delito –contar la verdad– ha sido objeto de acoso continuo y acusada en más de una ocasión de inventarse su historia.

"He sido difamada, calumniada, amenazada, atacada físicamente y gritada", me dijo Moran. "Mi dirección postal, los detalles de mi cuenta bancaria y mi dirección de correo electrónico personal han estando circulando entre las personas aparentemente más desequilibradas, las cuales me han tuiteado partes de mi dirección postal con ese estilo claramente amenazante del tipo 'sabemos donde encontrarte'".

Y añadió: "Sistemáticamente se alega que yo nunca estuve en la prostitución, aunque los registros que prueban que lo estuve están en manos de los servicios sociales irlandeses y del Juzgado de Distrito de Dublín de Menores".

Negar verdades que podrían perjudicar el intento de presentar una versión expurgada de la industria del sexo, que vende la prostitución como "simplemente un trabajo como cualquier otro", es un elemento clave de la campaña a favor de su legalización.

Moran me contó que le había impactado muchísimo la falta de compasión que mostraron hacia ella los defensores del negocio del sexo que aseguran tener un interés particular en la seguridad de las mujeres. "Sencillamente les importa un bledo estar llevando a cabo una campaña deliberada y organizada de intimidación contra una mujer que fue sistemáticamente abusada sexualmente por hombres adultos desde los quince años", manifestó. "Mis verdades no les gustan, por eso hay que silenciarlas".

Desesperados, sin ser capaces y sin estar dispuestos a responder a los argumentos feministas y socialistas básicos contra el negocio del sexo –a saber, que se ha levantado sobre la base del poder del hombre y del capitalismo, perpetuando ideas misóginas sobre las "necesidades" del hombre y los cuerpos de las mujeres como los objetos para satisfacer esos deseos socializados– sus lobbies recurren a las mentiras y a la calumnia.

Estos grupos intentan hacer pasar las campañas difamatorias por "crítica", pero son cualquier cosa meno eso, señaló Ekman, la periodista sueca. "Lo que está ocurriendo no tiene nada que ver con la crítica. Recuerda más bien a una revolución cultural maoísta a gran escala".

"Si eres una destacada feminista, no te escaparás", continuó. "Si todavía no te han atacado lo harán, o no eres lo suficientemente peligrosa".

Llevo años escribiendo sobre la industria del sexo y la legislación de la prostitución en Canadá. Los ataques contra mi persona y mi trabajo han sido implacables. En las últimas semanas varios grupos de presión canadienses a favor de este negocio organizaron una importante campaña difamatoria en línea, tachando los argumentos contra la objetivación, explotación y abuso de las mujeres de "fanatismo", distorsionando intencionalmente mi trabajo y mis opiniones hasta volverlos irreconocibles.

Las acusaciones absurdas e infundadas lanzadas contra mí –"transfóbica", "putafóbica", racista y demás– reproducen las utilizadas contra todas las mujeres que desafían el statu quo en este sentido. La intención no es hacer justicia, sino calumniar a las feministas para que sus argumentos puedan ignorarse y descartarse, y también acosar a otros hasta que hagan lo mismo. La única cosa que nunca mencionan es la verdad.

La mujeres que se prostituyen tienen 18 veces más probabilidades de ser asesinadas que la población en general, y los hombres responsables tienen muchas menos probabilidades de ser condenados cuando se trata de una prostituta. En Canadá las mujeres indígenas están sobrerrepresentadas en la prostitución y, en general, sufren mayores niveles de violencia que las mujeres no-indígenas. La legalización ha demostrado no ser una solución para la explotación, la violencia y el abuso.

Estos individuos y grupos cooptan las luchas de las personas marginadas para defender una industria multimillonaria que cada año se cobra la vida y la humanidad de miles de mujeres y niñas en todo el mundo. Para impedir que quienes manifiestan su desacuerdo amenacen sus intereses con palabras y argumentos, recurren a tácticas poco limpias para silenciar a escritoras y periodistas feministas independientes. Identifican nuestras palabras como "violencia" pero no hacen nada para luchar contra los responsables de la violencia real. Estos grupos nunca han participado en ninguna campaña pública contra un maltratador, nunca han presentado una demanda solicitando el despido de un putero violento, nunca han llamado "fanáticos" a quienes fuerzan a las niñas a prostituirse en burdeles o en las calles. Sus objetivos no son el capitalismo corporativo o los traficantes de sexo, tampoco los reyes del porno o los dueños de los burdeles maltratadores. No. Sus objetivos son las feministas.

En su ensayo "Liberalism and the Death of Feminism" ["Liberalismo y la muerte del feminismo"], MacKinnon escribió que "una vez hubo un movimiento feminista": un movimiento que entendió que criticar prácticas tales como la violación, el incesto, la prostitución y el abuso no era lo mismo que criticar a las víctimas de esas prácticas. "Era un movimiento que sabía [que] cuando las condiciones materiales descartan el 99% de tus opciones, no tiene sentido llamar al 1% restante –lo que haces– tu elección". Escribió estas palabras hace 25 años y aún seguimos librando las mismas batallas. Pronunciarse hoy contra los sistemas patriarcales significa que tu medio de vida se verá amenazado, así como tu credibilidad y tu libertad para hablar.

No puedes pretender ser progresista y manifestarte en contra de la democracia. No puedes pretender ser feminista y apoyar el silenciamiento de las mujeres. Este nuevo macartismo no nos liberará. Nos deja en manos de quienes quieren nuestra desaparición.


Meghan Murphy es una escritora y periodista de Vancouver, Columbia Británica. Su página web es Feminist Current.

Fuente: http://www.truthdig.com/report/page3/the_sex_industrys_attack_on_feminis

Traducido del inglés para Rebelión por Sara Plaza.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El ataque de la industria del sexo contra las feministas
05 jul 2017
Mas del mismo para hablar/criticar de lo mismo ,y por ser no es ni mujer.UN hombre diciendo que y como pueden hacerlo las companyes...patetico.
Re: El ataque de la industria del sexo contra las feministas
05 jul 2017
Permítame decirle que por ser mujer o ser hombre, las palabras no tienen más valor, pero ya que me niega como mujer, algo habitual en hombres, le voy a explicar para que lo entienda, que este artículo, como tantos de los que comparto, NO LO ESCRIBO YO. En este caso es un escrito de Meghan Murphy, una mujer, feminista, de la que, si se le antoja de nuevo, puede usted volver a decir que tampoco es mujer.
La caída de la URSS y el desarrollo de la trata de esclavos
05 jul 2017
Buenas Aliss:

Dispongo de poco tiempo pero le dejo este documento:

“Actualmente, uno de los más serios problemas de de violencia hacia las mujeres es la trata de personas. Este problema siempre existió, pero este "ramo industrial" comenzó a experimentar un renacimiento a raíz del colapso de la URSS.

(…)Un sobresaliente elemento de esta cultura es el enfoque en el sexo, el rápido desarrollo de la industria pornográfica y del culto del consumidor. Todo esto crea las condiciones para el desarrollo de este tipo de "consumidor-depravado" que nunca se abstendrá de comprarse un juguete para satisfacer sus deseos.

No me hago esperanzas de que dentro del marco del capitalismo sea posible eliminar este tipo de vergonzoso negocio. Sólo un cambio de formación a una cultura socialista, que promueva una imagen positiva del ser humano y no la de una bestia antropoide que vive meramente de la satisfacción de sus bajos instintos, puede acabar con la trata de personas en todas sus formas.”

La caída de la URSS y el desarrollo de la trata de esclavos. Por Nadezhda Alexandrovna

http://www.telesurtv.net/imreporter/La-caida-de-la-URSS-y-el-desarrollo-


Agur
Re: El ataque de la industria del sexo contra las feministas
06 jul 2017
Gracias por el link.

No pretendo polemizar al respecto, pero me parece un tanto simple el razonamiento. “La cerrazón y naturaleza estricta del bloque soviético no permitían que” saliera información fuera de sus fronteras. La trata de personas no se desarrolló como en el sector capitalista, pero cuesta creer que en tan vasto territorio no se diese algún tipo de trata de personas.

Una cultura con una “imagen positiva del ser humano”, no tendría prisiones o gulag que se asemejan a la esclavitud.

Es cierto que se desarrollaron políticas de igualdad de las mujeres, pero eso no significa que el patriarcado desapareciese con la revolución. De hecho, los revolucionarios fueron “patriarcas” de su nación.

Conocemos los deslices de Marx, también los de Trosky y Stalin, y el comité central, así como otros cargos importantes, tenía el “privilegio” de contar con dachas en zonas de veraneo y se conocen casos de algunos de esos miembros del comité central, que tenían casas en las que residían sus amantes y a las que les hacían llegar discretamente una manutención.

Lo que sucedió con esas mujeres cuando el imperio soviético se vino abajo es todo un misterio.

Tenemos también el ejemplo de China, en donde se aplicaban políticas eugenésicas con los bebés de sexo femenino y donde la opacidad del régimen, tampoco permitía conocer el estado de la prostitución o la trata de personas.

Y luego Cuba, donde no podemos decir que el socialismo acabó con la prostitución y el machismo patriarcal.

Los países socialistas que se han opuesto al aborto, lo hicieron por cuestiones demográficas, pues pensaban que todo bebé sería un futuro revolucionario y era obligación contribuir a la revolución socialista con hijos e hijas. Y lo que se ha demostrado es que en los países socialistas, los jóvenes se distancian de ese socialismo por totalitario, tiránico y castrador de ilusiones.

Por el contrario, el capitalismo ha sabido crear y mantener las falsas ilusiones, creando falsas necesidades que todo ciudadano aspira a satisfacer en busca de una imposible felicidad, pues las mercancías, como el consumo son efímeros y no aportan más que el momento. Por lo que en el capitalismo hay una permanente búsqueda de las mercancías que se suponen producen la felicidad, igual que los fármacos. El capitalismo mantiene el deseo de poseer algo nuevo constantemente. Y después usted dice que no existe el patriarcado, cuando ese deseo de posesión es muy probable que provenga de ahí.

Nadezhda Alexandrovna hace un interesante relato del papel que han jugado los cascos azules en la trata de personas y en la prostitución. De nuevo “el descanso del guerrero”.

Lo que “se puede constatar”, es que “desde la caída del bloque Soviético el problema de la trata de personas”, no es solo que haya “crecido vertiginosamente”, sino que además este crecimiento también se debe a que ahora no hay esa “cerrazón” y tanta opacidad como cuando existía “el imperio soviético”.

Nadezhda Alexandrovna reconoce abiertamente la importante contribución de los actuales países occidentales (neoliberales), a la sumisión de la mujer, y que el “elemento sobresaliente de esa cultura” es el sexo.

Fíjese que cuando habla de “el rápido desarrollo de la industria pornográfica”, a continuación y como parte de esa cultura, señala “el culto del consumidor”. Entiendo, por tanto, que ir solo contra la industria pornográfica, no es atajar completamente el problema, pues el consumidor, parece un importante elemento.

La cultura socialista no disponía de industria pornográfica, pero dudo mucho que no existieran otras formas de opresión sexual contra las mujeres.

El final del artículo de Nadezhda Alexandrovna es un tanto maniqueo. Cultura socialista “imagen positiva del ser humano”, capitalismo “bestia antropoide depravada”. Ambas culturas son formas diferentes de capitalismo, y por ello la cuestión de la trata de personas o de la prostitución, tienen diferentes manifestaciones. No se trata de elegir el mal menor, sino de erradicarlo.

PD.
Quisiera comentarle también un error por su parte en cuanto a los misquitos y la revolución sandinista.

La contra, con el comandante Cero, Edén Pastora, no surgió inmediatamente que triunfó la revolución, sino unos años después. Sin embargo la matanza de misquitos, sí que fue al poco de triunfar la revolución.

Ante las denuncias por las matanzas de misquitos, el gobierno revolucionario sandinista puso como excusa, mucho tiempo después, que colaboraban con la contra. Pero eso era falso, pues la contra apareció por lo menos dos años después del triunfo de la revolución.

Se lo dije anteriormente, un vocero de los misquitos explicó que los somocistas los mataban, y que los sandinistas también. Y desmintió que colaborasen con la contra.

¿Sabe usted dónde para ahora el "comandante zero", don Edén Pastora?

Pues pregúntele a Daniel Ortega qué cargo le ha dado en el actual gobierno sandinista.
Re: El ataque de la industria del sexo contra las feministas
08 jul 2017
Katherine Mc Kinnon y Andrea Dworkin son el equivalente feminista del Opus y los Legionarios de Cristo. Curioso que coincidan con ellos en la castración del deseo, la estigmatización de la sexualidad y el cercenamiento de todo lo heterosexual...
Feministas cortapichas haciéndole el caldo gordo a la ultraderecha catolica mas reaccionaria.
Re: El ataque de la industria del sexo contra las feministas
08 jul 2017
Es bastante habitual hoy, encontrarse con gente de ultraderecha llamando “nazis” a las demás.

“El lobby de la prostitución adoptó el lenguaje del movimiento obrero para defender los derechos de los hombres a abrir burdeles y a comprar servicios sexuales de las mujeres…”

¿Tiene usted algún argumento sólido para sostener dichas acusaciones, o no más es la confirmación de las palabras de Meghan Murphy?

“Los defensores de esa industria no se detendrán ante nada para silenciar las voces de quienes se pronuncien en contra de sus intereses. Tachadas de mojigatas, conservadoras religiosas, opresoras y fanáticas…”

¿O tal vez da la razón a Kajsa Ekis Ekman?

“Esa caza de brujas comienza con "campañas difamatorias, parece que viene 'de abajo’…”

“Estos grupos intentan hacer pasar las campañas difamatorias por "crítica", pero son cualquier cosa menos eso…”

España 2000 es una de las organizaciones interesadas en la legalización de la prostitución en su país.
R: El ataque de las feministas contra la industria del sexo
08 jul 2017
"Que cada mujer esté dispuesta a ser identificada como lesbiana para ser totalmente feminista".

~ Nacional NOW Times, enero de 1988

____

"Los hombres que son injustamente acusados ​​de violación pueden ganar algo con esa experiencia".

~ Catherine Comins, universidad de Vassar,
Decano Asistente de Vida Estudiantil en el Tiempo, 3 de junio de 1991, p. 52

____

"Lo más misericordioso que una familia numerosa puede hacer con alguno de sus hijos varones es matarlo"

~ Margaret Sanger, fundadora de Planned Parenthood, en Women and the New Rage, p.67

____

"Siento que 'odiar al hombre' es un acto político honorable y viable, porque los oprimidos tienen derecho al odio de clase contra la clase que los oprime".

~ Robin Morgan, editora de la revista NOW

____

"Llamar a un hombre un animal es halagarlo; Él es una máquina, un consolador ambulante. "

~ Valerie Solanas

____

Quiero ver a un hombre golpeado convertido en una pulpa sanguinolenta con un tacón alto clavado en su boca, como una manzana en la boca de un cerdo.

~ Andrea Dworkin

____

"La violación no es nada más ni menos que un proceso consciente de intimidación por el cual todos los hombres mantienen a todas las mujeres en un estado de temor"

~ Susan Brownmiller

____

"Cuanto más famosa y poderosa soy, más poder tengo para joder a los hombres".

~ Sharon Stone

____

"En una sociedad patriarcal, todas las relaciones sexuales heterosexuales son violaciones porque las mujeres, como grupo, no son lo suficientemente fuertes como para dar un consentimiento significativo".

~ Catherine MacKinnon

____

"La proporción de hombres debe reducirse y mantenerse a aproximadamente el 10% de la raza humana."

~ Sally Miller Gearhart

____

"Todos los hombres son violadores y eso es todo lo que son"

~ Marilyn French

____

"Probablemente el único lugar donde un hombre pueda sentirse realmente seguro sea en una prisión de máxima seguridad, salvo que haya inminente amenaza de liberación".

~ Germaine Greer

____

"El sexo es la cruz en la que las mujeres son crucificadas ... El sexo sólo puede definirse adecuadamente como violación universal".

~ Hodee Edwards

____

"Las mujeres siempre han sido las principales víctimas de la guerra. Las mujeres pierden a sus maridos, a sus padres y a sus hijos en combate ".

~ Hillary Clinton

____

" HOMBRE : ... una forma de vida obsoleta ... una criatura ordinaria que necesita ser observada ... un bebé-hombre contradictorio ..."


" ENVENENAMIENTO POR TESTOSTERONA : ... 'Hasta ahora el nivel de testosterona en los hombres se ha considerado normal simplemente porque lo tienen. Pero si consideras lo anormal que es su comportamiento, entonces llegas a la hipótesis de que casi todos los hombres están sufriendo de "intoxicación por testosterona".

~ Diccionario feminista

____

"El patriarcado requiere la violencia o la amenaza subliminal de la violencia para mantenerse ... La situación más peligrosa para una mujer no es un hombre desconocido en la calle, ni siquiera el enemigo en tiempos de guerra, sino un marido o un amante en la intimidad de su hogar . "

~ Gloria Steinem en Revolución desde el interior: Un libro de la autoestima, pp. 259-261.

____

"Las mujeres se toman muy en serio su papel de cuidadoras y cuando escuchan de alguien que se ha abusado de una criatura, reaccionan con más fuerza que los hombres".

~ Kathleen C. Faller

____

"Creo que las mujeres tienen una capacidad de comprensión y compasión que un hombre estructuralmente no tiene, no la tiene porque no puede tenerla. Es incapaz de hacerlo.

~ La ex congresista Barbara Jordan

____

"Me pregunto si él [Martin Luther King] realmente logró algunas cosas, o si simplemente despertó a la gente y causó muchos disturbios".

~ La concejal de la ciudad de Melbourne, Pat Poole, por su oposición a rotular la calle de Martin Luther King

____

"Bajo el patriarcado, ninguna mujer estará segura para vivir su vida, o para amar, o para ser la madre de sus hijos. Bajo el patriarcado, cada mujer es una víctima, pasada, presente y futura. Bajo el patriarcado, la hija de cada mujer es una víctima, pasada, presente y futura. Bajo el patriarcado, el hijo de cada mujer es su traidor potencial y también el violador o explotador inevitable de otra mujer "

~ Andrea Dworkin, Libertad, p.58

____

"Comparé las denuncias de violación de las víctimas con los estudios sobre sexualidad femenina. Se parecen mucho ... La distinción principal entre el coito (normal) y la violación (anormal) es que lo normal ocurre tan a menudo que al final nadie vé nada malo en ello ".

~ Catherine MacKinnon, citada en Christina Hoff Sommers, "Hard-Line Feminists-Representation", Wall Street Journal, 7 de noviembre de 1991.

____

"El hecho es que el proceso de matar - tanto la violación como el asalto- son pasos básicos en ese proceso que es el acto sexual para los hombres, en la realidad y/o en su imaginación".

~ Andrea Dworkin, Cartas de una zona de guerra, p. 22 ..

____

"El descubrimiento del hombre de que sus genitales podrían servir como un arma para generar miedo debe clasificarse como uno de los descubrimientos más importantes de la prehistoria, junto con el uso del fuego y el primer hacha de piedra".

~ Susan Brownmiller, Contra nuestra Voluntad: Hombres, Mujeres y Violación, p. 5

____

"Las variaciones más recientes de este angustiante y antiguo centro temático sobre las hormonas y el ADN: los hombres son biológicamente agresivos; Sus cerebros fetales estaban inundados de andrógenos; Su ADN, para perpetuarse, los arroja al asesinato ya la violación ".

~ Andrea Dworkin, Cartas de una zona de guerra, p. 114 ..

____

"Cuando se le preguntó por 'su hombre ideal' [a Germaine Greer] dijo que su hombre ideal es una mujer con un pene. ¿Todavía lo sostiene? "
Dra. Greer ( negando que lo dijo ): "Tengo muchas dificultades con la idea del hombre ideal. Por lo que a mí respecta, los hombres son el producto de un gen dañado. Pretenden ser normales, pero lo que están haciendo ahi sentados con sonrisas benignas en sus caras es fabricar esperma. Lo hacen todo el tiempo. Nunca se detienen. Quiero decir, las mujeres somos más razonables. Hacemos estallar un folículo cada 28 días, mientras que ellos están produciendo 400 millones de espermatozoides para cada eyaculación, la mayoría de los cuales no tienen lugar en un óvulo. No sé si la ecosfera podrá tolerarlo..."

~ Germaine Greer, en un almuerzo literario de Hilton Hotel, promocionando su libro # 34; El Cambio - Mujeres, Envejecimiento y la Menopausia # 34; . De un noticiero fechado el 14/11/91

____

"Uno puede saberlo todo y seguir siendo incapaz de aceptar el hecho de que el sexo y el asesinato están fusionados en la conciencia masculina, de modo que el que no tiene el inminente posiblemente del otro es impensable e imposible".

~ Andrea Dworkin, Cartas de una zona de guerra, p. 21 ..

____

"El sexo según lo deseado por la clase que domina a las mujeres es sostenido por esa clase para ser elemental, urgente, necesario, incluso si o aunque parezca exigir el repudio de cualquier demanda que las mujeres pudieran tener a la situación humana completa. En la subordinación de las mujeres, la desigualdad en sí misma se sexualiza, se convierte en la experiencia del placer sexual, esencial para el deseo sexual ".

~ Andrea Dworkin, Cartas de una zona de guerra, p. 265

____

"La educación sobre el SIDA no llegará muy lejos hasta que se les enseñe a los jóvenes cómo no violar a las mujeres jóvenes y cómo erótica la confianza y el consentimiento; Y hasta que las mujeres jóvenes sean apoyadas en la forma en que necesitan redefinir sus deseos ".

~ Naomi Wolf, El mito de la belleza, p. 168 ..

____

"En todo lo que hacen los hombres, crean un lugar central para la muerte, dejando que su rancia olor contamine todas las dimensiones de lo que todavía sobrevive. A los hombres les encanta el asesinato. En el arte lo celebran, y en la vida lo cometen. Ellos abrazan el asesinato como si la vida sin ella estuviera desprovista de pasión, significado y acción, como si el asesinato fuera consuelo, aún sus sollozos mientras lloran el empitim y la alienación de sus vidas ".

~ Andrea Dworkin, Cartas de una zona de guerra, p. 214 ..

____

"Una de las razones por las que las mujeres se mantienen en un estado de degradación económica -porque eso es lo que es para la mayoría de las mujeres- es porque esa es la mejor manera de mantener a las mujeres sexualmente disponibles".

~ Andrea Dworkin, Cartas de una zona de guerra, p. 145 ..

____

"El romance es la violación adornada con miradas significativas."

~ Andrea Dworkin en el Philadelphia Inquirer, 21 de mayo de 1995 ..

____

"Todos los hombres se benefician de la violación, porque todos los hombres se benefician del hecho de que las mujeres no son libres en esta sociedad; Que las mujeres se encogen; Que las mujeres tienen miedo; Que las mujeres no pueden afirmar los derechos que tenemos, limitados como son esos derechos, debido a la omnipresente presencia de violación ".

~ Andrea Dworkin, Cartas de una zona de guerra, p. 142 ..

____

"Sabemos desde hace tiempo que la violación ha sido una forma de aterrorizarnos y mantenernos sometidos. Ahora también sabemos que hemos participado, aunque involuntariamente, en la violación de nuestras mentes ".

~ La historiadora Gerda Lerner en quien robó el feminismo: cómo las mujeres han traicionado a las mujeres, p. 55

____

"¿Cómo se destruirá la unidad familiar? [...] La demanda por sí sola pondrá en cuestión toda la ideología de la familia, de modo que las mujeres puedan comenzar a establecer una comunidad de trabajo entre sí y podamos luchar colectivamente. Las mujeres se sentirán más libres para dejar a sus maridos y ser económicamente independientes, ya sea a través de un trabajo o bienestar ".

~ Roxanne Dunbar en la liberación femenina

____

"No podemos destruir las desigualdades entre hombres y mujeres hasta que destruyamos el matrimonio.

~ Robin Morgan, de Sisterhood Is Powerful (ed), 1970, p. 537

____
Re: El ataque de las feministas contra la industria del sexo
09 jul 2017
http://elpais.com/diario/2005/04/13/agenda/1113343209_850215.html
http://en.wikiquote.org/wiki/Andrea_Dworkin

http://www.thedailybeast.com/radical-feminists-and-conservative-christia

(...) this isn’t the first time when radical feminists and religious conservatives, diametrically opposed politically, have worked together in the name of “protecting women.”
In 1986, for example, Dworkin testified—without any evidence to support her claim—that 65 to 70 percent of women involved in sex work had been victims of incest of child abuse. She claimed that “snuff films,” pornography showing women actually dying, were commonplace, when in fact they were an urban legend. And MacKinnon argued that pornography is equivalent to rape.
They made these statements not at arcane academic conferences, but in front of the Meese Commission, and similar entities in Canada. They worked together with right-wing organizations like the Eagle Forum and Concerned Women for America. And, as described in Nadine Strossen’s Defending Pornography, the far left-far right alliance succeeded in passing laws limiting the distribution not just of pornography but of a wide variety of texts and films—including, ironically, two of Dworkin’s own books.
To be sure, some women are indeed coerced into pornography, or, more likely, find themselves with few other choices due to systemic discrimination and disempowerment. And as more recent scholarship has shown, porn does affect the brains of people who consume large amounts of it, leading, among other things, to the objectification of women and a lack of interest in actual sex with actual people.
But there are also many “adult” writers and actors who love what they do, find it empowering, and enjoy giving pleasure to others. Writers like Patrick Califia (who prior to his gender transition wrote as the female-identified Pat Califia) and Laura Antoniou have attempted to give voice to those whom the likes of MacKinnon purports to represent.
And let’s get real. Conservatives don’t oppose porn because they want to protect women; they oppose porn because they oppose sexual licentiousness and free sexual expression. Just like they oppose protecting trans people because transgender reality scares them, disgusts them, or offends their outdated theologies.
La ideología de “El Patriarcado” es un invento burgués
09 jul 2017
Buenas Aliss:

No, la prostitución no la realizan “los hombres”, así, en abstracto, como suelta esta energúmena, sino hombres (y mujeres) concretos. Su articulo no es interesante, es un disparate insostenible, de locos y poco serio. Que el rechazo a la prostitución haya de ser radical no implica que precise de una sublimación idealista y menos del desarrollo de una androdemonología para mayor gozo de la industria de la diversión y confusión política y económicamente suculenta en términos de industria editorial.

No hace un año tuve un alucinante debate en esta misma web con unas feministas generistas (verborrea antipatriarcal, profusión androfoba, obsesión contra el marxismo) que defendían que los clientes de prostitución eran víctimas del patriarcado, y la prostitución un trabajo explotado normal y corriente, como si no devastara especialmente la intimidad de las personas que la padecen. Entonces usted no apareció por aquí. Ahora que los vientos cambian, viene usted diciendo todo lo contrario, y haciéndose la obtusa de las causas estructurales de la prostitución, en sus cuatro formas, para poder desplegar su androdemonología que es, para decirlo finamente, simplemente impresentable.

Se lo vuelvo a explicar:

Tras un cambio climático planetario hace 12.000 años, se desencadenó un gran desarrollo de las fuerzas productivas, un aumento incomparable del excedente social y en una dialéctica compleja, un incremento intenso y continuado de la división social del trabajo, todo ello llevando al continuo aumento de la población y a su expansión a los más variados ecosistemas, y, asi, a su vez, aumentaron de nuevo las fuerzas productivas. En estas condiciones ocurren dos cosas: A/ la lucha interna por el control del excedente social se intensifica y surgen las clases, y B/ surgen proletariados históricos y como una parte permanente de ellos una sobrepoblación relativa.

Es en ese contexto en el que surge la prostitución, entre otros muchos procesos y relaciones sociales nuevas, conteniendo distintas formas de explotación, en el plano negativo de los resultados históricos de la época de la sociedad de clases en lo que se refiere a las mujeres proletarias, pero en lo que se refiere a los hombres surge el empleo de los jóvenes campesinos como carne de cañon para las guerras de la clase dominante. Del mismo modo, hoy podríamos medir los niveles de prostitución y pobreza femenina y trata de blancas y cotejarlos con los niveles de cárcel, droga y delincuencia masculina, relacionarlos con la desocupación y el trabajo en subsalario (subempleo), y veríamos que ambas situaciones tienen una correlación casi matemática por provenir de una misma causa QUE ES LA EXPLOTACIÓN DE CLASE Y NO LA OPOSICIÓN DE GÉNERO. Y esta llega a su máximo nivel en las actuales relaciones de producción en el capitalismo tardío o de final de ciclo.

No, no hay ningún patriarcado, eso es un invento burgués, podemos referirnos a ello con rigor únicamente en relación con las relaciones de producción agrícola-campesinas de una época concreta, como régimen social, pero inventarse como actual y transhistórico, y además sublimándolo, un régimen reproductivo que no existe ahora en todo el norte del Planeta y se va extinguiendo en el Sur y las periferias, para explicar lo que ya tiene una causa firmemente identificada, es contribuir a hacer permanente esa causa. Y parapetarse detrás de la denuncia de la prostitución y la pornografía para hacerlo, es doblemente sinvergüenza cuando a la vista está que esas ignominias afectan sobre todo casi exclusivamente al proletariado femenino, al igual que la cárcel, las drogas, la violencia afectan muy principalmente al proletariado masculino.
Pero esta última manipulación generista, no sale de la nada; en una gran parte la eclosión de la industria pornográfica proviene del antimaternalismo malthusiano radical del feminismo burgués, en concreto, y no de “los hombres” en abstracto; en la lógica del todo vale con tal de que la población proletaria decrezca. Pues bien, precisamente lo que no aparece en las mujeres que padecen la prostitución es ese padre socialmente fuerte que se supone en la ideología de El Patriarcado”, y es más, es difícil poder calificar que sean “machistas” a los clientes de prostitución si con ese concepto queremos decir “al modo del macho”, ¿de verdad “el macho” necesita pagar para acostarse a una mujer? Es insostenible. No es ni siquiera machismo, son formas de desquicie sexual y patologías actitudinales burguesas además de formas concretas de impotencia en muchos hombres, llegados ya a estos niveles hipetrofiados de la sociedad de clases y la propiedad privada.
De pronto, haciendo tabla rasa de todo esto, nos zumban este artículo, cuando la publicidad dada durante estos años a los discursos proporno en el generismo “de izquierdas” en el estado español defendiendo la difusión de las posiciones antimaternalistas y pro pornográficas de Gayle Rubin y su teória del circulo mágico de la sexualidad, han sido centrales. ¿Ahora ya no mola? No, a las generistas les vale todo siempre.

En cuanto a lo que dice la señora Aliss de la URSS, es difícil encontrar más propaganda capitalista que la que lanza en su comentario. El proletariado ruso intentó salir del mercado mundial y realizar el socialismo, pero no lo consiguió, NO LO PODÍA CONSEGUIR. El mismo Lenin reconoció e informó en varios de sus principales escritos políticos que estaban desarrollando un capitalismo de estado. Luego, por razones políticas profundas, la URSS sostuvo que habían logrado el socialismo, pero no era cierto, pues seguía operando la ley del valor. Sin embargo, el conjunto de esas medidas socializantes durante casi siete décadas obligó a los países imperialistas a contenerse en su presión explotadora sobre el proletariado para poder competir con el movimiento socialista ante las masas obreras internacionales, pero una vez descompuesta la URSS, toda mitigación positiva de la explotación capitalista ha tendido a ser yendo desmantelada en todo el planeta. Por esto es cierto la tesis de Nadezhda, que ha merecido semejante perorata anticomunista de la señora Aliss.

Ahora pregunto ¿Cómo se puede entender que, justo cuando mayor ha venido siendo la movilización del feminismo generista, precisamente ha sido cuando mayor eclosión ha tenido la prostitución, en cualquiera de sus formas, y la trata de blancas, pero, a la vez, menor ha sido movilización social contra la prostitución? Entendiendo primeramente que el movimiento por la abolición de la prostitución, que es esencialmente distinto al movimiento por la mera prohibición como en la cínica Suecia, es directamente revolucionario y socialista, y eso no estaba en la agenda del feminismo burgués.

Es más, una revolución social real involucra a hombres y mujeres, guste o disguste: Pero de lo que el feminismo burgués, de clase media y aristocrático obrero quería tratar en estas décadas pasadas no era de eso, lo que interesaba a ese movimiento eran reformas en pro de repartos de las cuotas de poder burgués, de movilidad social ascendente, mientras la hubo, de mando sobre el proletariado y de empleos de puestos de funcionarios político-sociales de los monopolios imperialistas. Mejor era inventarse una revolución contra los hombres proletarios en concreto, aunque camuflada como revolución contra los hombres en general, para ocultar lo que realmente se estaba haciendo: UNA CONTRARREVOLUCIÓN EN TODA REGLA. Si, se salvará el feminismo socialista, comunista y anarquista, y lo que de sindicalismo (de sindy+cathos=con justicia) transhistórico de las mujeres en general tiene de verdadero, pero no el generismo, ni aunque ahora lo intenten camuflar en el movimiento proletario de rechazo a la prostitución.

Nada de esto es nuevo. Recordemos, durante la primera guerra mundial la mayor parte del feminismo internacional se puso a favor de la guerra con la excusa de la defensa de sus países, alentando el militarismo y todo ello por la defensa de las posiciones de clase de sus componentas. Solo una pequeña del feminismo, en Rusia especialmente, y en la línea luxemburguista, pre espartaquista, en Alemania, se opusieron a la guerra imperialista, porque estaban con el proletariado y no con el imperialismo y su plan de crear clases medias internas para obtener grandes retaguardias político-sociales desde las que poder proseguir su competición imperialista por los mercados y los recursos, su acumulación de capital.

Sobre el patriarcalismo en la URSS de los primeros tiempos, inopinadamente en otros artículos con anterioridad usted ha ensalzado la revolución soviética poniéndola como superfeminista. Ahora cambia, al más puro estilo generista. Me pregunta usted sobre dónde están las mujeres amantes de los cuadros del partido o sus sucesoras, le contesto: En algún tipo de movimiento feminista-generista y bien colocadas. Pero además he de aclararle que yo leí un texto de un trotskysta que, efectivamente, acusaba a los cuadros del partido de estar emparejando con jovencitas burguesas 20 y 30 años menores que ellos, de pronto muy enamoradas de los anteriormente perseguidos bolcheviques. Pregunto ¿por qué de pronto a esas jovencitas les parecían tan atractivos esos cuadros comunistas? ¿Porque todas las mujeres son malas? No, esto tiene otra explicación distinta de la de la oposición de géneros, y es la explicación de la lucha de clases…

La burguesía se lanzó a tomar el aparato del estado indirectamente, empleando para ello a ambiciosas mujeres burguesas, sin excluir que algunas realmente se enamoraran de hombres victoriosos y poderosos, pero entonces, ya en este caso, ¿si usted quiere terminar con esto, no tendría que combatir el egoismo y la ambición, caracteres ciertamente burgueses, - aunque también la inseguridad sistémica (para hombres y mujeres, heterosexuales y homosexuales, trasngéneros, de todas las razas y edades) que lleva a buscar la seguridad propia aunque sea a costa de la libertad y seguridad colectiva -, en lugar de atiborrarnos con ideología de género? Eso implica una revolución socialista y no majaderias como el separatismo de genero o la abolición del género masculino y otras absurdeces que hemos tenido que escuchar en sus selecciones, señora Aliss.

Agur
Re: El ataque de la industria del sexo contra las feministas
09 jul 2017
¿Buenas? sr “.”, se supera usted por momentos…, en la descalificación y en la manipulación desinteresadamente interesada.

Bien. Muy interesante esa historia de hace 12000 años. Usted dice que no existe un patriarcado “actual y transhistórico”, sin embargo para usted la cuestión de la lucha de clases sí es algo tan “actual” como “transhistórico”. Ese “proletariado” de hace 12000 años no es como el proletariado de ahora. De hecho el capitalismo no tiene 12000 años, y la lucha de clases, no es más que una teoría, muy acertada, pero teoría.

Y es en eso en lo que usted se basa, en teorías que en el terreno práctico no responden como su materialismo científico quisiera. Sus teorías no son objetivas, están sustentadas desde planteamientos ideológicos muy concretos que, aunque usted los defina como “marxistas”, en no pocas ocasiones se encuentran en las antípodas del marxismo.

No voy a discutirle la existencia o no del patriarcado. Para mi, su existencia es un hecho claro y evidente, tanto, que hasta usted que lo niega muchas veces lo retrata aunque no lo llame patriarcado. Pretende confundir haciendo responsable al padre del patriarcado, pero sepa usted que, padre y madre, tanto como hombre y mujer, también pueden ser además roles sociales que pueden ser asumidos por cualquier persona. Es decir, el rol de padre lo puede desempeñar una mujer, y el de madre un hombre. Porqué eso no es así, búsquele usted la explicación. Por tanto, sus argumentos casi siempre, tienen un grave error de base.

Por ejemplo, remarca a menudo, acertadamente, que no se puede hablar de “hombres” en general, sino de “hombres (y mujeres) concretos”, pero a usted no le importa hablar de “mujeres”, y procuro hacer el esfuerzo de entenderle, sin recordarle que son “mujeres concretas”.

Ese nivel que usted se da, sobre las demás, no proviene de “la lucha de clases”. La cuestión de que en una misma clase haya grupos de personas que son objeto de opresión de otras (sí, otras concretas, claro está), eso no se explica desde la lucha de clases. El porqué las personas negras han sido objeto de opresión, no se explica sólo desde la lucha de clases, pues fueron sometidas a esclavitud, no sólo por su pertenencia a una clase concreta a la que también pertenecían personas blancas, sino por cuestiones tanto raciales como de creencias “religiosas”. A los indígenas no se les intentó esclavizar porque fuesen proletarios, sino porque en principio se creía que “no tenían alma”, y por tanto eran como si fueran un eslabón entre los humanos y los animales.

Esa asimilación a los animales, también se hacía con las personas negras de África. Y usted me dirá que eso ya no es así y que por tanto ya no existe racismo o discriminación racial, pero vemos, demasiado a menudo y cotidianamente, cómo son tratadas, qué hacen los países “occidentales” con los refugiados, cómo los tratan…

Y claro, para todo esto usted tiene una explicación desde la lucha de clases, y no se la voy a rebatir, ni a contradecirla, sino a insistirle que SOLO desde la lucha de clases, no se explica.

Siente que en su comentario hay dolor. Dolor que apunto que es debido por lo expresado acerca de la antigua URSS. De la misma manera que oculta y no quiere que se hable de la existencia de un patriarcado, también le sucede lo mismo con la corrupción en los estados socialistas, la oculta y no quiere que se hable de ella, y a quien lo hace, la descalifica con un amplio repertorio de insultos.

De la misma manera que le insistí en su obsesión de que no soy un colectivo, ni hablo en nombre más que en el mio propio, También le voy a decir que no soy señora.

Sí, usted podrá decirme que yo le llamo sr “.”, pero me parece que en ningún momento, en todo este tiempo, usted ha expresado sentirse molesto por ello. Yo sí se lo manifiesto. También sé que a partir de este momento, puede aparecer otro de los “simpáticos” comentaristas de siempre, que a partir de ahora, me llamará “señora”. Y ustedes seguirán diciendo que el patriarcado no existe, pues aunque lo expresen y lo tengan delante, lo van a negar sistemáticamente porque de reconocerlo, todas sus teorías se desmoronarían…, ¿y qué les quedaría entonces…? Pues tal vez hacer la revolución esa que llevan tantos años aplazando con tantas falsas teorías.

Dice usted que “no hace un año tuve (sr “.”) un alucinante debate en esta misma web con unas feministas generistas (verborrea antipatriarcal, profusión androfoba, obsesión contra el marxismo)…”, y que “entonces usted (Aliss) no apareció por aquí…”

No puedo concretarle, por la vaguedad de su datación, si en esa fecha yo estaba “por aquí”, y no sé a cuento de qué viene su comentario. Le voy a recordar que en más de una ocasión, le he hecho notar que ante los comentarios con incultos machistas, alusiones misóginas claras y demás actitudes patriarcales de otros comentaristas, usted nunca ha hecho comentario alguno, con la excepción de algún esporádico momento, como cuando alguien colgó alguna información escrita por una mujer, que arremetía contra “el feminismo”, y que usted sr “.” hacía notar que era “antisemita” y la cuestionaba y criticaba por ello.

Desde su manera de interpretar los hechos, podría “recriminarle” preguntándole dónde estaba usted por esa época, cuando se llevó a cabo un encuentro internacional del feminismo en Euskadi, en el que tuvimos una fuerte y agria discusión sobre temas como ese y similares. Sería absurdo que le comentara que “entonces usted sr “.” no apareció por allí”.

Y esas interpretaciones suyas, desinteresadamente interesadas, son las que le llevan a decir burradas tan descomunales como que yo “inopinadamente en otros artículos con anterioridad usted (Aliss) ha ensalzado la revolución soviética poniéndola como superfeminista”. ESTO ES MENTIRA.

He compartido diferentes artículos que hacían propuestas feministas desde el punto de vista marxista, pero de eso a decir que “he ensalzado la revolución soviética poniéndola como superfeminista”, media el abismo de la tergiversación.

Lo más interesante de todo lo que dice, es que afirma estar en contra de los discursos de género porque son una invención de “mujeres burguesas” (no de un estado burgués), pero luego afirma que mi “estilo es generista”, cuando en demasiadas ocasiones le he repetido que no comparto en gran medida la “teoría de género”.

La revolución soviética estuvo bien cuando se inició, luego se les fue de madre y persiguieron a los revolucionarios. Algo muy parecido como sucedió en su país con la revolución del 36. Reconocer eso, para usted sr “.”, es “anticomunismo”. Y es porque ustedes son totalitaristas. Pretenden que todo el mundo les de la razón, o sino, son “burguesas”, “anticoministas” o “antimaternalismo malthusiano radical del feminismo burgués”. Como le decía, usted sr “.” se supera, pues ha conseguido hacer una categorización llena de adjetivos, y buena parte de ellos descalificativos.

En alguna parte de su texto, me ha parecido entender que decía haber leído “un texto de un troskista”, en el que “efectivamente, acusaba a los cuadros del partido de estar emparejando con jovencitas burguesas 20 y 30 años menores que ellos…”

Sepa usted que yo “NO ACUSO”, simplemente le recuerdo que su idealizado socialismo no ha estado exento de prostitución, y frente a esa realidad, como es habitual en usted, la niega y encubre llamándome “anticomunista” y CULPANDO, usted sí que culpa, a esas “jovencitas” que, ¡como no!, eran “burguesas” y enviadas por la burguesía para “tomar el aparato del estado indirectamente, empleando para ello a ambiciosas mujeres burguesas…”, frente a “hombres victoriosos y poderosos…”

Luego, usted sr “.” se hace con un recurso de “prestidigitador” cuando dice que “el egoismo y la ambición, caracteres ciertamente burgueses…”. El “egoismo y la ambición”, en todo caso son algunos de los posibles aspectos de la condición humana, no exclusivos de la burguesía, pues hay numerosas referencias a ellas en la historia, mucho antes de la aparición de la burguesía.

Como es habitual en usted, intenta encajar la historia como más le conviene y parece que su materialismo científico, o es poco científico, o lo ignora completamente con la idealización de su idea sobre el socialismo.

Muchas de esas “absurdeces” que dice que “han tenido que escuchar” (aquí usted habla por otros) con mis selecciones, se las inventa usted. Por ejemplo, en ningún lugar se hablaba de “la abolición del género masculino”, ya se lo expliqué, se hablaba de “la abolición del género”, en una reflexión crítica en contra de la teoría de género, pero usted prefirió tergiversarlo, porque así podía seguir con su único discurso único, y seguir viendo a “las feministas” (no a unas feministas en concreto), como “portadoras del mal”.

Usted sr “.” habla de un “contexto en el que surge la prostitución”, refiriéndose “al control del excedente social del que surgen las clases” y al surgimiento de “proletariados históricos” y como consecuencia “una sobrepoblación relativa”; así, en “abstracto” sin ponerle fecha “concreta” a todo esto. ¿Nos está diciendo que todos estos procesos se produjeron ya antes de la antigua Grecia…?

Usted no entra en demasiadas contradicciones, precisamente porque tergiversa las palabras de las demás, diciendo que dicen lo que no han dicho.

No es casual que usted haya aportado links para apoyar sus afirmaciones, como por ejemplo que había feministas que boicoteaban actos en contra de la prostitución, e incluso poniendo los ejemplos de algunas de las mujeres que se mencionan en este escrito. Ahora bien, cuando se contextualizan esos “ejemplos” que usted utilizaba, resulta que son “absurdeces”.

Tampoco ha tenido reparos en utilizar las palabras de Kajsa Ekis Ekman, en lo que se refiere a los “vientres de alquiler”, y luego hablar del “abolicionismo de Suecia” que ella expone, como “mera prohibición”. Y entiendo que pueda coincidir en algunas cuestiones y discrepar en otras. Pero eso usted no lo entiende aunque lo practica. Puedo compartir algunas cosas con algunas feministas y discrepar en otras, Puedo compartir algunas cosas con la revolución socialista, y discrepar en otras. Y lo que para usted a mi me convierte en una “anticomunista”, una “burguesa”, una “socialdemócrata” y no se cuantas cosas más, a usted lo convierte en un “socialista revolucionario”.

Sabe usted, sr “.”, la prostitución es otra forma más de explotación, en este caso sexual, pero no es una forma de tortura, sino un imperativo de necesidad y de supervivencia en la mayoría de casos, salvo en los que deriva realmente en tortura. Pero no en todas las circunstancias aparece ese imperativo de necesidad y supervivencia, o por lo menos hay mujeres que dicen haber decidido prostituirse antes que trabajar en una oficina, empresa, fábrica, supermercado, etc…

Frente a ello, no niego esa posibilidad que alguna mujer ha hecho explícita, pero entiendo que esas mujeres no son las mujeres, y esa forma de prostitución, no es la prostitución en sí.

Ya le dije que estoy en contra de la prohibición o la legalización, pero no confío en el abolicionismo del que usted parece hacer bandera y lo relaciona directamente con lo revolucionario, cuando una gran parte de las propuestas abolicionistas que hemos conocido, han sido asumidas y promovidas desde movimientos sociales y de clase un tanto distantes de la clase trabajadora, y más próximas a la de las profesiones conocidas como liberales o en contexto de burguesía crítica. Marx no era un proletario, Engels tampoco, y abolicionismos como el esclavista fueron llevados a cabo en contextos de necesidad de cambios en los sistemas productivos.

USTED MIENTE cuando afirma que ahora “vengo diciendo todo lo contrario” en referencia a la prostitución. Nunca he defendido la prostitución, siempre he escuchado a las mujeres y compañeras que han tenido que ejercerla por necesidad y supervivencia. Nunca las he juzgado, usted sí, especialmente si se acercan a “cuadros comunistas”, a “hombres victoriosos y poderosos”, y las califica de “ambiciosas mujeres burguesas”, y no solo eso, sino que además especula sobre dónde se encuentran actualmente. No le estoy interpretando, eso es exactamente lo que usted dice. Desde luego donde no están, es junto al mausoleo de Lenin.

Si esa es su revolución socialista, me cuesta reconocer las diferencias con esta “democracia” burguesa, neoliberal y patriarcal.
el feminisme és una corrent burgesa i sexista més
12 jul 2017
No crec que la definició més precisa per l'Aliss i similars sigui "generistes". Crec q es més precís dir que són SEXISTES i interclassistes.

El que és cert que l'Aliss i el sexisme del que es fa ressò a indymedia, estan mancats de qualsevol tipus de teoria i molt menys de principis. Com a ideologia petit-burgesa que és, es caracteritza per l'oportunisme més descarat i la completa absència de principis i de coherència. Com una serp, va variant de forma, es vesteix d'obrerista per disfrassar el seu origen interclassista i burgès, però es manifesta tal com és (en la línea de les cites que s'han penjat més amunt) quan es relaxa o parla a un auditori afí. En la pitjor variant, manifesta una posició i l'altra al mateix temps, com ens té acostumats l'Aliss.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more