Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Notícia
Notícies :: educació i societat
Asesinado cobardemente en Francia el toro “Provechito”
19 jun 2017
Pero también se llevó por delante al verdugo Fandiño, el "León de Orduña"
Clica la imatge per una versió més gran

Fandiño y provechito.jpg
Clica la imatge per una versió més gran

fan.jpg
En la localidad francesa Aire-Sur -L’Adour en el marco de un festival taurino en la Arènes “Maurice Lauche” cayó horriblemente asesinado el toro de nombre “Provechito”. El torito guapo nacido en marzo de 2013 en el cortijo Wellington, en el Escorial, fue llevado por su dueño Baltasar Ibán supuestamente a tomarse unos días de descanso en Francia -bajo el ardid de una cita romántica. (Se le reconocía como un gran semental) Pero no era más que una vil encerrona pues a este precioso toro negro de capa, de 520 kilos de peso criado en las mejores dehesas y con un mimo exquisito lo conducían al corredor de la muerte.

Abrieron la puerta de los chiqueros y se encontró en una plaza atiborrada de un público sediento de sangre y pasión española. De la manera más sádica los matarifes comenzaron a clavarle banderillas y a enrabietarlo con el capote rojigualda. Era difícil imaginar que su presencia despertara tanto odio y violencia. ¿Qué crimen había cometido para merecerlo? Los maestros entre lances y cabriolas se lucían y arrancaban del respetable vítores y ovaciones ¡Ole torero! ¡Ole torero! “Provechito” ante tan artera agresión no le quedó más remedio que defender su dignidad y su vida. Un grupo de asesinos vestidos con trajes de luces le gritaban que embistiera, le gritaban que era un hijo de puta, lo escupían, lo retaban ¿qué podía hacer ese torito que vivía paz correteando con la manada en esos campos florecidos en primavera? El picador montado en una brioso corcel le hundía con saña en su lomo la lanzada. Bañado en sangre comprendió entonces el verdadero sentido de ese macabro ritual. En las gradas una banda de música interpretaba pasodobles para inspirar el buen hacer de los matarifes y torturadores. Sonaron los clarines y timbales y saltó al ruedo un sicario vestido de oro, melón y rosa y con la corona real borbónica bordada en su chaquetilla conocido en el mundo del hampa torera con el nombre de Fandiño, el “León de Orduña”. El siniestro matador saludaba con su montera al respetable y haciendo gala de gran templanza juró a la presidencia por Dios y por España marcarse una antológica faena. Salir en hombros por la puerta grande o morir en el intento. Con su capote rojigualda interpretaba con donaire espectaculares pases de verónicas y chicuelinas demostrando su raza y trapío. Aplausos. Por una alta suma de dinero desafiaba a los astados para satisfacer el sadismo de un público sediento de sangre. Pero “Provechito” también estaba decidido a sacarle el mejor provecho a la faena y a fe que cumplió con su palabra. De repente el maestro tropezó con el capote y el morlaco con gracia y arte supremo logró cornearlo en el costado derecho. “el León de Orduña” sintió como el asta le taladraba sus entrañas provocándole una auténtica escabechina. La autopsia ha confirmado que le afectó el pulmón, el hígado y los riñones por lo que se desangró en menos de un minuto. Por Dios bendito ¡Ole! ¡Ole! y ¡Ole torero! El asesino desencajado, pálido y cadavérico lanzaba alaridos de dolor. Sin perder un segundo su cuadrilla lo levantó en andas para conducirlo a la enfermería donde le esperaba Caronte el barquero para llevárselo al otro mundo. Apenas pudo pronunciar su postrer despedida: “llevadme rápido al hospital que me estoy muriendo” Un sobrecogedor epitafio que será recordado por los siglos de los siglos. Los poetas dirán que se cubrió el cielo de luto por el glorioso matador. Lo cierto es que el público empezó a gritar y a chillar histérico. Nadie aplaudía, ya no habían ni los oles, ni alegría, ni pasodobles. Un silencio fúnebre invadió el coso de esta pequeña localidad de Aire-Sur-L’Adour en las Landes que celebraba sus fêtes y ferias.

Mientras tanto “Provechito” sacando pecho se puso a dar vueltas por el ruedo celebrando su gran triunfo. Aunque nadie premió con vítores y aplausos su histórica faena. Muy poco pudo disfrutar de su victoria pues los cómplices del matador se le echaron encima para cobrarse la venganza. Los monstruos sacaron a relucir la clásica furia española, la rabia española contra el indefenso morlaco que desde hoy dejara grabado su nombre en letras de oro en los anales de la tauromaquia. Los asesinos blandiendo todo tipo de armas blancas; espadas, sables, puñales, estoques de muerte, se ensañaba con el bravo astado que de un certero puntillazo en la cerviz dobló las patas delanteras mordiendo el polvo del albero. Una inmensa demostración del arte y la cultura española que el público supo premiar con una marejada de pañuelos blancos. Al mártir “Provechito” como es la tradición lo engancharon a una recua de mulas para arrastrarlo hasta el desolladero. Allí tras una demencial agonía le cortaron las orejas, el rabo, la lengua, le sacaron los ojos en un ritual diabólico más propio de una orgía de terror. Nunca hubiéramos podido imaginar tanta sevicia y tanta maldad. Con una motosierra lo descuartizaron para vender su carne en los mejores restaurantes donde los caníbales se habrán dado un suculento festín después de adobarlo con sal, pimienta y ajo. En todo caso “Provechito” se despidió con una sonrisa en los labios pues se había llevado por delante a su verdugo.

En Aire-Sur L’Adour, no se suspendió la fiesta, ni hubo duelo y hasta altas horas de la madrugada continuó la juerga. Si había muerto un torero español son gajes del oficio ¡salud! y que Dios lo tenga en su inmensa gloria. Por el contrario “Provechito” estará disfrutando en el cielo de los toros de otras dehesas y otros campos floridos. El bravo semental deja viuda e hijos a los transmitimos todo nuestro pesar y solidaridad en estos momentos tan dolorosos.

Carlos de Urabá 2017

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more