Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Accions per a Avui
19:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Notícia
Notícies :: corrupció i poder : educació i societat : immigració : laboral : dones
"La caza de brujas revela aspectos constantes de las relaciones capitalistas"
30 mai 2017
Rescato una entrevista entresacada de "Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria" (1) y publicada por nodo50, una web que, probablemente para muchos de los misóginos patriarcales comentaristas, será "socialdemócrata y pequeño burguesa"
Charlamos con Silvia Federici, activista, investigadora y autora de "Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria" durante su reciente visita a Madrid, sobre temas como la caza de brujas, la privatización actual y los cercamientos de tierras modernos, los bienes comunales y el control sobre los cuerpos de las mujeres.

Una tesis incómoda: la caza de brujas no se trata de un vestigio de superstición medieval sino que supone un momento necesario para la acumulación originaria del capital.

“Creo que ha habido un fuerte empuje para disociar la historia del capitalismo, que siempre se ha presentado como una historia de liberación, emancipación, conquista de derechos, etc. de unos ataques tan horribles sobre la vida de las personas. Desde el inicio del siglo XIX se extiende la teoría de que, principalmente, la caza de brujas tiene que ver con la Iglesia, con la superstición medieval, aunque no existe evidencia histórica. Los pocos estudios que hay muestran que la caza de brujas se produce intensa y ampliamente en el siglo XVI, en un momento en el que las relaciones feudales estaban totalmente disueltas."

"Incluso hoy en día no se ha producido ese reconocimiento. Ha sido el movimiento de mujeres el que ha resaltado el continuo entre, por ejemplo, la caza de brujas y las prácticas esclavistas. El inicio de la esclavitud, la colonización, pertenecen al mismo contexto político, al mismo momento histórico. Y también a la fundación de la sociedad capitalista moderna. Pero no se ha asimilado. (…) [Cuando se trata esta parte de la historia en las escuelas] no pueden evitar explicar que el inicio de la sociedad moderna tiene mucho que ver con la colonización, con la conquista de América, pero se sigue eliminado la caza de brujas; no se admite que mujeres quemadas en la hoguera tengan nada que ver con el inicio del capitalismo.”

Una versión bastante extendida, al menos en la cultura popular, explica parcialmente el hecho de que entre el siglo XV y el XVIII se asesinase en Europa a entre 200 y 500.000 personas acusadas de brujería, cerca de un 80% de ellas mujeres [1], basándose en el uso de drogas alucinatorias, según aparece recogido en muchas de las confesiones. Pero como Federici nos recuerda, “realmente no sabemos lo que hicieron estas mujeres porque las confesiones eran realizadas bajo tortura. Así que esta interpretación no se basa en ninguna evidencia firme, es puramente especulativa.”

Entonces, ¿cómo podemos entender esta alucinación colectiva en la que toda una sociedad actuó durante varios siglos como si realmente existiera la brujería?

“Hay otras interpretación posibles, que yo prefiero porque tienen mucho más sentido teniendo en cuenta el contexto. Por ejemplo, la acusación de que estas mujeres volaban a encuentros secretos tiene mucho que ver con, para empezar, el miedo a estas reuniones, el miedo a las asambleas campesinas, de gente reunida, conspirando, que tenían lugar de noche porque cualquier cosa no legal tenía lugar bajo el manto de la oscuridad. La cuestión de volar también se relaciona con el fuerte ataque que tiene lugar en estos momentos contra la movilidad de las personas.” Recodemos que en estas fechas se producen de forma masiva en buena parte de Europa cercamientos (enclosure o, en un lenguaje actual, privatizaciones) de tierras, de las que se expulsa a grandes masas de población que se ven obligadas a vagar en busca de un salario y a las que se trataba de controlar fijándolas a un territorio. “Estoy muy inclinada a ver el horror que provocaba la idea de las mujeres volando por los aires, moviéndose a grandes distancias, como un ejemplo, un continuo de estos ataques sobre la movilidad.”

La globalización de la caza de brujas: América Latina en el siglo XVI, África en el XX

“Alguien ha señalado también -y resulta un detalle interesante a tener en cuenta- que las imágenes de las mujeres cubriéndose de ungüentos que nos ha llegado del siglo XVI podrían estar inspiradas en imágenes similares que se estaban representando de gente de las colonias americanas (“brujas”, médicos y chamanes de México y la región andina). Hacia mediados y finales del siglo XVI hay un cierto intercambio de imágenes y conceptos entre el proceso de colonización y la caza de brujas en Europa.” Es decir, las prácticas y discursos propios de la caza de brujas en Europa se exporta y aplica en los procesos de colonización de América en un “ir y venir discontinuo que configura y da forma a la caza de brujas en un nivel internacional” ya que esas “mismas técnicas de persecución y tortura se aplican en América y después se traen de vuelta a Europa.”

Las torturas y asesinatos de personas, principalmente mujeres y, entre estas, mayores bajo la acusación de brujería reaparece “a finales de los 80, durante los 90 y hasta la actualidad en varios países de África, en India, Nepal; ha habido casos de brujas quemadas en Papúa Nueva Guinea, incluso en Timor Oriental recientemente. Y estamos hablando de miles de mujeres en África, al menos veinte mil se han calculado, y también algunos varones, principalmente hombres mayores y niños.” “Sí, es algo que nunca hubiese esperado encontrarme.”

Como explica Federici, “esta situación ha ido de la mano de la globalización, de los ajustes estructurales, con los procesos de privatización de tierras y expulsión de la gente de ellas para su comercialización. Las mujeres han sido expulsadas de las tierras comunales y las tierras se reducen porque las compañías mineras, de agrocombustible, de negocios agrícolas llegan a acuerdos con los jefes locales y los gobiernos. Así que el sistema de tierras comunes, que prevalecía todavía en África, se está destruyendo. Una manera de resistir esto es que muchas comunidades de hombres están expulsando a las mujeres de la tierra. Así que este es el contexto, un contexto de privatización, expropiación y desplazamientos en el que tiene lugar esta caza de brujas. Que es un contexto muy similar al del siglo XVI y XVII.”

Los microcéditos como ejemplo de ofensiva neoliberal en África

Otro tema que preocupa a esta activista y sobre el que está investigando en la actualidad es
“el ataque que organizaciones como el Banco Mundial y otras organizaciones internacionales que representan al capital internacional están llevando a cabo contra cualquier forma de economía de subsistencia, que es un tipo de actividad que llevan a cabo principalmente mujeres, ya sea agricultura de subsistencia o comercio de subsistencia. (...) Existe un ataque ideológico y económico contra esto que devalúa y presenta esta actividad como la causa de la pobreza. Y voy a poner un ejemplo: el Banco Mundial ha llevado a cabo una campaña para mostrar que la agricultura de subsistencia es causante de la pobreza.” En un contexto en el que cada vez menos gente tiene acceso al trabajo asalariado, “la agricultura y el comercio de subsistencia significan la diferencia entre la vida y la muerte para centenares de miles de millones de personas.” Pero, en la lógica capitalista, “la tierra sólo es buena si sirve para ir al banco, pedir dinero, comprar bienes y con eso empiezas un negocio. Es una manera de comercializar con las relaciones sociales y situar bajo el control de los bancos y de las relaciones monetarias un montón de actividades que escapaban al capitalismo y servían de base para la autonomía de mucha gente; representan una manera de ser capaz de sobrevivir.”

En este sentido, Federici critica las políticas neoliberales ocultas en la práctica de los alabados microcréditos y disfrazadas de discurso sobre el empodramiento de las mujeres. “En realidad, en lugar de aliviar la pobreza, lo que la microfinanciación ha hecho es llevar toda esa esfera de actividades que tenía lugar al margen del mercado dentro del mismo y bajo el control de los bancos. De hecho, tras años de microfinanciación, tenemos un registro muy negativo, en el que muchas mujeres se ven cargadas de deudas que no pueden pagar. (…) Los préstamos se otorgan a grupos de mujeres -vecinas, amigas- que están creados previamente como un sistema de apoyo mutuo. Así que cuando les dan un préstamo al grupo, cada una de las mujeres es responsable. Si tú no pagas, yo te voy a perseguir, voy a ser la que te vigile y persiga. Así, has pasado de ser parte de mi grupo de apoyo a mi policía. Incluso se ha mostrado en muchas casos como esta es la causa del incremento de violencia entre mujeres porque cuando una no paga el resto van a ir a su casa, a criticarla e, incluso, a darle una paliza. Así que ha habido un incremento de la violencia, incluso de la violencia entre mujeres, como resultado de los microcréditos. (…) Veo esta caza de brujas como parte de este proceso más amplio de nuevos cercamientos. Supone la privatización de tierras y de relaciones sociales y afecta principalmente a mujeres porque se dirige directamente contra las formas de reproducción de subsistencia que no se orientaban hacia el mercado.”

La cuestión de los comunes se encuentra en el centro del debate actual porque representan una forma de poder ajena a las relaciones capitalistas

Silvia Federici empezó a interesarse por la cuestión de los comunes
“realizando el trabajo de investigación para el libro, cuando me di cuenta de que la caza de brujas y el nacimiento del capitalismo eran una respuesta a la lucha que la gente había llevado a cabo en la Edad Media para emanciparse del poder de los señores feudales y, a la vez, en esa época, la gente tenía ciertas bases de poder porque tenían acceso a la tierra y la gestionaban de modo comunitario, lo que les permitía organizarse de una forma que desaparece con el inicio del trabajo asalariado. Si no tienes acceso a un salario, no tienes nada de lo que vivir. Pero en las villas feudales, siempre tenías algún tipo de acceso a los medios de reproducción. Entonces me empecé a dar cuenta de lo que suponían los comunes. Los bienes comunes no significaban únicamente un medio de subsistencia, de paliar la desigualdad, sino también todo un sistema de organizar las relaciones sociales; eran las bases para un tipo de vida democrática en el que la gente tomaba decisiones conjuntamente, mediante asambleas campesinas en donde la circulación de conocimiento se producía de forma colectiva. A su manera, los comunes son un cierto tipo de poder y es ahí cuando me di cuenta de que el capitalismo necesitaba acabar con ellos; no sólo apartar a la gente de la tierra sino destruir este tipo de relación comunal que implica que muchas formas de trabajo se realizaban colectivamente, incluyendo a las mujeres. La gente decidía conjuntamente cuándo sembrar, cuándo cosechar de forma colectiva. Y esto generaba unos lazos muy profundos lo que explica también que las luchas fuesen tan intensas y prolongadas.”

Un salto aquí y ahora: ¿Exigir derechos al Estado o autogestionar nuestras vidas en grupos de afinidad?

Para Federici, también en su contexto estadounidense se trata de una de las cuestiones que se encuentra ahora mismo en el centro del debate y que no puede responderse de forma general y unívoca. Se da la paradoja de que
“al realizar demandas al Estado, lo estás legitimando y reconociendo como interlocutor válido” y, además, la prestación de “servicios o programas por parte del Estado implica un mayor control y no queremos que este organice nuestra vida. Nuestro poder es algo que tenemos que construir no desde abajo sino desde la base (not from below but from the ground). Claramente, cualquier poder que podamos tener va a ser el que construyamos, no el que nos otorgue el Estado.” Pero “de toda la riqueza producida por la gente, la mayoría está en manos del Estado. Así que, en cierto sentido, la cuestión es cómo reclamar esa riqueza sin darle al Estado el poder de organizar nuestra vida o validar su figura como protector y fuente de cohesión y bienestar social.” Insiste en que se trata de una cuestión fundamental que “solo puede responderse dependiendo del contexto específico. Hay que atender a cómo determinadas formas de lucha y de organización cambian las relaciones de poder, desequilibran el balance de fuerzas; si otorgan más cotas de poder al Estado sobre nuestras vidas o posibilitan que ampliemos nuestra autonomía para reclamar parte de nuestra riqueza.”

[1] Datos extraidos de Federici, S. "Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria". Ed. Traficantes de Sueños, 2010

This work is in the public domain

Comentaris

Re: "La caza de brujas revela aspectos estructurales de las relaciones de propiedad capitalistas"
30 mai 2017
El problema de la tesis de Federici es que las mujeres campesinas quemadas bajo acusación de brujas lo eran a la vez que grandes ejércitos y masas de campesinos eran masacrados por colaciones de burgueses y grandes nobles en los campos de batalla. ¿Por qué inventarse un sujeto denominado las mujeres y, a la vez, ocultar la raíz de clase de la contradicción? Es evidente que por reformismo interclasista.

La hipótesis en si (sin considerar su intención política claramente socialdemócrata), queda derrumbada precisamente en lo ocurrido en la Península Ibérica, puesto que, de los cientos de miles de personas campesinas acusadas de brujería y quemadas en la hoguera en Europa, en la Península Ibérica en esa misma época el número de procesados y ejecutados fue mínimo a comparación con las masas masacradas en el Norte de Europa, y se cometieron especialmente en Euskal Herria sobre todo alrededor de la frontera, donde había una frontera que construir e imponer y una nación natural que negar, repartiendosela entre dos grandes potencias geopolíticas, lo que también remite a la concentración de un tipo de propiedad burguesa especial; la territorial estatal. Como vemos, la oposición de género no explica lo ocurrido en EH, y la cuestión de clase y nacional si.

Por otra parte, la gran concentración de crímenes religiosos de los siglos XVI-XVII se produjeron en el Norte de Europa, especialmente en Alemania durante las revoluciones campesinas, que serán seguidas por una intensa crisis demográfica y, a la vez, con amplios procesos de apropiación y concentración de la propiedad de la tierra.

En Inglaterra brotaron los campos de trabajo, a la vez que las horcas y también las hogueras, para controlar a las millones de personas que se lanzó desbordadamente a los caminos tras expropiarles las tierras para levantar el negocio de la producción lanera y textil, que terminara desatando la revolución industrial. También allí fue la concentración de la propiedad, y no la oposición de géneros, el motor de la agresión criminal contra el proletariado campesino. Y aún hoy, donde queda campesinado relativamente libre, es frecuente la persecución política cuando no el asesinato de quienes se resisten a ser desposeídos de sus tierras, es más, es sistemático en determinada fase de concentración urbana. Pero esto tiene que ver con la lucha de clases mundial, y no con una oposición de géneros en la que lo que se buscaría sería el control de los cuerpos de las mujeres, como dice la señorona socialdemócrata; no, lo que buscan es la apropiación de la tierra y la explotación de la fuerza de trabajo, claro que Masculina y Femenina, y si toca LGTB también. Pero oye, Aliss, tu verás, esa melodía te gusta y vas a seguir haciendo como que te la crees, allá tu, pero no es la verdad.
Re: "La caza de brujas revela aspectos constantes de las relaciones capitalistas"
30 mai 2017
"Como vemos, la oposición de género no explica lo ocurrido en EH, y la cuestión de clase y nacional si." La cuestion nacional en 1610, lo puede explicar?. Hostias!!! vade retro Sabino.
La formación de las grandes propiedades territoriales estatakes
30 mai 2017
Buenas cura de Bargota:

Qué burdo eres. ¿Cómo crees que se produjo la frontera entre el reyno de Castilla y la Corona de Francia despues del reparto del Reyno de Navarra, a partir de 1521? ¿Salió natural como salen los árboles? No, se produjo matando gente, y metiéndo el terror en el cuerpo a los pobladores con ideas aterrorizantes como que el demonio venia de España, a un lado, o el demonio venía de Francia, al otro, y así los inquisidores a continuación, con sus ezpeluznantes herramientas de trabajo. Así es cómo se produjo la frontera entre España y Francia dentro de una población culturalmente homogenea y económicamente entrelada hasta que se formaron los estados absolutistas burgueses, y no te hagas el tonto que has entendido muy bien el argumento de la formación de las grandes propiedades territoriales estatales, como otra de las formas esenciales de las grandes concentraciones de propiedad del siglo XV-XVII. Hale, esparterito de Bargota, a ciscarla.
Re: "La caza de brujas revela aspectos constantes de las relaciones capitalistas"
30 mai 2017
¿Perdón…? ¿Te parece que “mujeres campesinas…”, no define una clase?

En mi opinión, la contradicción es hablar de masas, eso sí que desnaturaliza al pueblo al convertirlo en masa. Ya no se masacra al pueblo, sino a un abstracto “sujeto” denominado “masas” de campesinos. ¿Y por qué negar o invisibilizar al pueblo o a las mujeres brujas o no? Pues no sé si por “reformismo interclasista”, pero sí por actitudes sistémicas interiorizadas, entre la que la misoginia es una de ellas. Las masas no son el pueblo, sino la versión que el sistema hace del pueblo, es la masa enajenada.

Te recuerdo que quien ha sacado a colación las brujas de la península ibérica, has sido tú, no Federici. Ella se refiere a la caza de todas las brujas y brujos, pero de nuevo te vuelve a primar la cantidad sobre los hechos.

Para ti la caza de brujas no explicará nada, pero Federici no sustenta sus argumentos exclusivamente en esos hechos, y la cuestión nacional, cómo la explicas en el norte de Europa donde hubo muchas más muertes o incluso en Lapurdi. Sin embargo, las tesis de Federici, sí que ofrecen una explicación a lo sucedido en toda Europa, mínimamente razonable, excepto para tí, cuando relaciona esa caza de brujas con el contexto de la invasión y colonización de otros territorios, el comercio de esclavos, las necesidades de las oligarquías de mano de obra, concentración de propiedades y la división sexual del trabajo. Tú mismo lo explicas con el ejemplo de Inglaterra. El control de los cuerpos, se puede conseguir de diversas maneras. Tal vez a ti no te lo parezca, pero la explotación de la fuerza de trabajo es también una de ellas.

Para tu información, yo no creo, leo, indago, pregunto, y cuando considero que puedo hacerme una opinión, la expreso. Te puedo asegurar que todo eso que tu explicas como si fuese una revelación divina, no ha sido tal porque no existen ese tipo de revelaciones. También te puedo asegurar sin duda a equivocarme, que tú no estuviste allí y sí que puedo confirmar que descalificas a quienes escriben su opinión, aunque luego expongas tu personal interpretación. Interpretar la realidad histórica, no es a la fuerza realidad histórica, es sólo una interpretación más.

También te puedo asegurar que no he tenido la oportunidad todavía, de escuchar a la señora Federici descalificarte a ti. Si tengo que plantearme una cuestión de credibilidad, el hecho de no descalificar me merece más confianza que tu argumentación.

Federici, a la que llamas socialdemócrata, expresa claramente: “no queremos que este (el estado) organice nuestra vida”. Una extraña “socialdemócrata” que niega al estado y al que denuncia como poseedor de una mayoría de riqueza y propone reclamar esa riqueza sin darle al estado el poder de organizar nuestras vidas. Y me pregunto si no desaparecería el estado al no tener qué gestionar y al quedarse sin riquezas.

Desde luego, tú como revolucionario, ni tan siquiera has planteado acabar con el estado… Ah!, perdón, disculpa…, es verdad, tú eres marxista antes que revolucionario y por eso sacas tanto a relucir el proletariado por aquí, el proletariado por allá…, y así nos acabas imponiendo la dictadura de tu proletariado, o tal vez tu dictadura de tu proletariado. ¿El “.” (punto) de sr “.”, no tendrá algo que ver con el punto de la “i” de Stalin? Sí, digo Stalin, el más estalinista de los hermanos Marx.
Pregunta sobre la hipotesis de Bagota sore los procesos de Navarra
30 mai 2017
Buenas bargota:

Me parece elogioso que un palurdo me insulte, asi que bien, Bargota, no me doy por ofendido sino lo contrario, muy satisfecho, gracias.

Pero el asunto es serio, conviene no equivocarse en la caracterización correcta de la causa o causas principales que prommovieron las razzias criminales gubernamentales y eclesiásticas durante los siglos XVI y XVII en Navarra. Yo ya he expuesto mis criticas a la tesis de Federici sobre la s quemas de brujas en Europa, que sostienen que fueron por una guerra contra las mujeres de El Patriarcado. Mantengo que fue una lucha de clases de la burguesía emergente y la nobleza, durante un intenso pulso general de desarrollo de las fuerzas productivas, contra el campesinado europeo, y que en Navarra tuvo un aspecto (de negación) nacional crucial. Pues bien, ¿podrías decirme tu ahora cuál es tu tesis con exactitud?
El prestamista y su mujer
31 mai 2017
Clica la imatge per una versió més gran

moneylen.jpg


Quentin MASSYS

Le Peseur d’or et sa femme, 1514

https://f.hypotheses.org/wp-content/blogs.dir/444/files/2011/06/moneylen

Bien, ¿dónde queda el sujeto "las mujeres" que pretende colocarnos la interclasista señorona Federici? ¡Es una vendedora de crecepelos en el mejor de los casos!
entrada del comentario de arriba
31 mai 2017
Buenas Aliss:

Mira en Caliban y la bruja, una de las mayores manipulaciones de Federici para asentar el sujeto "las mujeres" lo basa en las ilustraciones esta señorona, en ellas aparecen mujeres en muy comprometidas situaciones represivas, es verdad. Pues bien, del siglo XVI tambien hay otros materiales que involucran a mujeres, en otro tipo de situaciones comprometidas, pero de posiciones diametralmente opuestas a las que Federici selecciona. Una ilustración de la escuela flamenca que te propongo para que la eches un vistazo, para completar la panorámica que propone Federici es "El prestamista y su mujer", y fijate en el espejito de la mesa donde se ve una figura, que no se sabe bien si es masculina o femenina, del campesino estrujado hasta la consunción por esta simpatica parejita.
Re: "La caza de brujas revela aspectos constantes de las relaciones capitalistas"
31 mai 2017
Madre mía que argumento tan simple y ridículo. Es cómo cuando un racista te habla de un, dos o tres (o los que sean) casos de negros que son también racistas con los blancos.

Un árbol te impide ver el bosque. En vez de analizar la realidad con variables más generales y objetivas (que es lo que hace un historiador o alguien con un poco de rigor) nos pones una simple obra de arte, como ejemplo, para decirnos que "las mujeres son mu malas también".

Qué nivel, Maribel.

Posdata: mírate un vídeo muy divertido de Youtube que sale un chino franquista que regenta un bar en Madrid. A lo mejor eso te lleva a conclusiones sobre el colectivo chino en España.
El hipotecado
31 mai 2017
Buenas para.:

No saco una "simple" obra de arte, contrasto un discurso basado en ilustraciones y xilografías del siglo XVI que incluye la federici con su tesis como aparato gráfico y prueba de demostración con una pintura (hay cientos), de la escuela flamenca, del siglo XVI, para demostrar que el discurso estétitco en Caliban y la bruja es falso, y forma parte de una manipulación.

Por otra parte, se ve que no captas la complejidad de esta obra de arte, que nada tiene que ver con un chino de Madrid, ¿has ampliado el espejo que tienen en la mesa estos prestamistas? ¿quién hay ahí? Ni siquiera lo has hecho, cuando lo hayas hecho, y mirado la figura que aparece, me comentas. hala, hasta pronto.
Re: "La caza de brujas revela aspectos constantes de las relaciones capitalistas"
31 mai 2017
Hostia, sí, acabo de mirar por el espejo y tienes razón también hay mujeres capitalistas y malvadas. ¿Como he podido estar tan equivocado? Yo pensaba que todas las mujeres de la edad moderna eran proletarias y protoanarquistas y por eso las quemaban.
ni reduccionismo nacional ni reduccionismo antinacional
31 mai 2017
Buenas Bargota:

Mi tesis es que las cazas de brujas (y demonios) en los siglos que van del XIV al XVII, en un in crescendo, son una lucha de clases entre el campesinado, la burguesía emergente, basada en el desarrollo urbano que finalmente es el impulso inicial al que hoy ha urbanizado el planeta, y la nobleza terrateniente. Esa lucha de clases tiene varias formas, no solo la caza de brujas (y demonios), y cada episodio tiene un aspecto principal concreto. En el caso de los autos de fe en el siglo XVI, fundamentalmente, y el de inicios del siglo XVI, en Navarra, es el aspecto nacional, pero la contradicción funamental es la de clase. Esto es, soy contrario al reduccionismo nacional, pero también a un reduccionismo antinacional.

Los autos de fe, - en tiempos en que tambien hay progromos contra las juderias de Navarra, lo que indica severas crisis sociales ya en el siglo XIV, tras lel impacto brutal de la Peste Negra, y busqueda de chivos expiatorios por parte de la corona y los grandes propietarios territoriales y sus alidos- muestran un proceso estructural que va in crescendo, de lo que agrede a unas pocas personas a lo que involucra a miles de personas.

Esto conviene no olvidarlo. Los macroprocesos no alcanzaron su apogeo hasta el siglo XVI, deberias saberlo, Bargota, y expresaban una tendencia material doble: Al incremento de la sobrepoblación relativa campesina y a la concentración de la propiedad, una de cuyas formas es la propiedad territorial estatal, lo que implica un aspecto nacional te guste o no, como sabemos en EH y saben en Irlanda. Que por ideología no te gusta esta conclusión, pues allá tu, no es mi problema.

Es más, habría que investigar si eso que llamamos Alemania y Francia no es en realidad otro tinglado concentrado precisamente en esa época aplastando un monton de pequeñas nacionalidades campesinas para ponerlas en explotación, acusandoles a ellos de demonios y a ellas de brujas.

Por último, que estas persecuciones responden a un proceso estructural, se observa en el hecho de que precisamente cuando se acabaron los macroprocesos basados en las guerras y represiones religiosas (la Secta de los Brujos era una herejia) empezaron las matxinadas, relacionadas con la creciente dependencia social de los ingresos del comercio con las Aericas y la industria militar, pero también con que habian terminado ya las grandes concentraciones de propiedad iniciadas en el siglo XIV, que dieron en la formación de los grandes estados absolutistas.

En suma, ni reduccionismo nacional ni reduccionismo antinacional.


PD: Vas mejorando en insultología.
Ampliación con la figura de El Hipotecado reflejada en el espejo de la mesa
31 mai 2017
Clica la imatge per una versió més gran

el_hipotecado.png
Incluyo la figura ampliada que la inopinada pareja de prestamistas extrujaban con el interés ya en el siglo XVI, cuando según la socialdemocracia el supuesto sujeto "las mujeres" era atacado por "el patriarcado" (!!!!)

Pues bien, el sexo género de la figura es indeterminado, o al menos yo no lo he logrado identificar con exactitud ni en esta ni en otras ampliaciones. Se puede decir, no obstante, que se trata de una persona consumida por la servidumbre de la deuda que ha ido al despacho de la mujer y el hombre prestamistas a pagarles un plazo. Su imagen esta reflejada en un pequeño espejo puesto sobre la mesa en la que la parejita burguesa cuenta despiadadamente indiferente los pagos, parejita que, sin embargo, a la manera weberiana irá al ciélo pues la posesión de riquezas es signo de salvación según el cristianismo prostestante.

Cabe preguntarse ¿Pero no eran las mujeres un sujeto de por si, sin las manos sucias por la explotación del campesinado,
en el siglo XVI? No, por muchas tonterias que suelte Federici las mujeres estuvieron en todos los bandos, como revolucionarias y como contrarrevolucionarias. Entonces ¿por qué inventarse ese sujeto "las mujeres"? Por interclasismo, para blanquear a las mujeres de la pequeña burguesía y la aristocracia ahora, y sembrar desorganización y desconcierto en el proletariado. Esto es lo que hay, ...
Re: "La caza de brujas revela aspectos constantes de las relaciones capitalistas"
31 mai 2017
Lo que hace Federici, es relacionar la quema de brujas, que según usted no se produjo cuando le interesa o se produjo si le viene a cuento, con la aparición del capitalismo. Y además relaciona otras cuestiones que ni tan siquiera quiere usted reconocer o escuchar (comercio esclavos y esclavas, división sexual del trabajo, concentración de propiedades, etc…)

Insisto, Federici no habla del sujeto “las mujeres”, eso es lo que dice usted que hace. Habla de las mujeres brujas, de las mujeres campesinas, y no como usted quiere dar a entender de un sujeto “interclasista” mujeres. Es de tener alguna fobia eso de considerar que Federici no sabía que había mujeres burguesas o que formaban parte de la aristocracia.

Aporta una hermosísima pintura flamenca, escuela de pintores que una gran parte se dedicaban a recrear escenas del estilo de vida burgués de los llamados países bajos, y dice que quien aparece en el espejito, es un campesino sin explicar de dónde sale esa afirmación, pues recuerdo perfectamente que usted no estaba cuando el señor Quentin pintó el cuadro.

Por desconocimiento no puedo asegurar que este sea el caso, pero en la pintura flamenca de temática burguesa de esa época, era bastante habitual que el pintor incorporara un AUTORRETRATO en algunas de sus obras. Velàzquez también lo hizo con Las Meninas, ¿recuerda?, y si se fija, la imagen del espejo aparece precisamente en el lugar del punto de vista del cuadro y con la fuente de luz que ilumina la escena.

Lo que he dicho sobre el cuadro, no son más que conjeturas, pues ni soy una estudiosa de casi 30 años, ni atesoro volúmenes de la cátedra marxista para luego interpretar a Federici como se me antoje, y hacer más tarde lo mismo con la pintura flamenca de la vida burguesa.

Con casi 30 años de estudios sobre brujería, usted será más bien un Rapel o un brujo Lolo, pero poco proletario. ¿Por favor, díganos qué fundación le subvenciona a usted? ¿La francisco franco o la del espíritu de ermua?
Socialdemocracia generista ramplona
31 mai 2017
Buenas Aliss:

Lo que hace Federici es inventarse un sujeto, "las mujeres", interpretando a Marx como se le antoja, sobre la base del modo de reproducción. Pero entre modo de producción y modo de reproducción el segundo depende del primero. Las mujeres no son una clase social, el sujeto "las mujeres" está mediado por la lucha de clases, y la oposición de género que coloca esta paniaguada de la Fundación Marshal en el lugar de la lucha de clases, es insostenible:

EJEMPLO 1: Dos mujeres están pariendo, son esposas de dos abogadas, pero uno de esos abogados dispone de dos millones de euros y el otro no tiene para pagar el alquiler este fin de mes. Pero como las dos mujeres paren, y el patriarcado les oprime, son un sujeto...

EJEMPLO 2: Bien, dos mujeres estan pariendo ahora, no están casadas ni tienen pareja, una dispone de dos millones de euros, la otra no tiene ni para pagar el alquiler este fin de mes. Pero a juicio del reformismo, con teorías fachinazis interclasistas del tipo generista como las promocionadas por los voceros y voceras de la Fundación marshal en los últimos 40 años, son parte de una misma clase al ser las dos mujeres y participar ambas en la reproducción... ¡anda ya!
Re: "La caza de brujas revela aspectos constantes de las relaciones capitalistas"
01 jun 2017
Ya veo que a eso que usted tanto insiste de que "ha venido a hablar de su proletariado", también le añade lo del "sujeto mujeres", pero no solo miente, sino que además se contradice. En comentarios anteriores, ya se le escapó que Federici hablaba sobre "mujeres campesinas". Usted no ha leído el calibán y la bruja, y si lo ha leído o cualquiera que lo haya leído puede comprobar que miente aunque lo repita mil veces.

Pero debo decirle algo más, pues me ha gustado el juego de los ejemplos y ahora quisiera también ponerle dos para demostrarle lo ridículo que es.

Ejemplo 1: Dos hombres están pariendo, son maridos de dos abogadas, pero una de las abogadas dispone de dos millones de euros y la otra no tiene para pagar el alquiler este fin de mes... Ambas ejercen la misma profesión liberal..., pero vaya tontería, en la época de la caza de brujas de la que habla Federici, todavía no se habían inventado los millones de euros

Ejemplo 2: Mal, dos hombres están pariendo ahora, no están casados ni tienen pareja, fueron inseminados por el espíritu santo, y a uno además la santa paloma le dejó dos millones de euros para que abortara, pues la palomita no quería que le saliera un hijo o hija con tanta pluma, y al otro embarazado no le dejó ni un euro para pagar el alquiler... A ver, cuánto tardará el metro de la línea 1 en hacer el recorrido de hacer el recorrido de la estación A a la estación B, siendo A la cuarta parte del valor de la división de X entre C... ¿El humo de la máquina, irá en sentido norte o sur?

¿Que fundación dijo que le subvenciona a usted?

Usted hace lo mismo que esos que aparecen en los programas de la tele de altas horas de la madrugada diciendo que adivinan el futuro.
- ¿Qué quería saber usted?
- Quería preguntar sobre el matrimonio
- Veo que usted se va a divorciar de su marido
- Oiga eso no puede ser...
- Pues yo le digo que eso es lo que veo
- Pero oiga, que mi marido lleva muerto 5 años
- Pues eso es lo que le he dicho, que se iba a separar de él

Si no fuera grave lo que usted dice, hasta tendría su punto de comedia. ¿Pregúntese por qué odia a determinadas mujeres que tienen voz propia?
¿Hombres pariendo?
01 jun 2017
Buenas Aliss:

Esto de los hombres pariendo es absurdo. No por zumbar veinte páginas todos los dias vas a tener razón; el dinero si existia en el siglo XVI. No tergiverses, por favor.

Agur
Re: "La caza de brujas revela aspectos constantes de las relaciones capitalistas"
01 jun 2017
¿Quién quiere tener razón? Le he repetido unas cuantas veces, que lo que hago es difundir. No pretendo convencer a nadie, porque prefiero pensar que las personas tenemos capacidad de hacer nuestras propias reflexiones y análisis.

Además le diré, que también respondo cuando me viene en gana, precisamente a quienes intentan convencer y decir que tienen la verdad, y que todo lo que decimos las demás, es erróneo porque no integramos bien los datos. Es decir, no sabemos integrar datos, ni reflexionar, ni nada que se le parezca.

Aclararle que usted no sabe leer. No he escrito en ningún lugar que no existiera el dinero. ESA ES UNA INTERPRETACIÓN SUYA, PARECIDA A LAS TERGIVERSACIONES DE MIS PALABRAS QUE SUELE HACER HABITUALMENTE. ¿Podemos relacionar esa tendencia tan habitual con el patriarcado?

Lo que he dicho es que "todavía no se habían inventado los millones de EUROS". El euro es un tipo de moneda, por si no se ha dado cuenta y aún sigue viviendo en la época de la caza de brujas.

Supongo que mis "ejemplos" le han parecido ridículos, absurdos, extravagantes... Pues casi me he limitado a cambiar los roles de sus ejemplos, y sabe usted, en esos años de la caza de brujas, que le han llevado casi 30 años de estudios, dudo mucho que encontrase una mujer abogada, ¿no le parece...?, algo casi tan "absurdo" como los hombres pariendo. Sin embargo hoy hay mujeres abogadas, pero los hombres, de momento, siguen sin poder parir. Sólo es un dato.
Modo de producción y modo de reproducción
01 jun 2017
Buenas Aliss:

Lo que he quise decir con ese ejemplo, es que el factor determinante es el modo de producción, pues condiciona las posibilidades materiales del modo de reproducción biológica y social. Por esto, las clases surgen de la posición social en el modo de producción no en el modo de reproducción, y su tecnologia central es el dinero alzado a capital. Por esto, dos mujeres con el mismo oficio, con las misma posición en la reproducción biológica y social pero una sin dinero y otra con dinero, son, sin embargo, de dos clases sociales distintas y antagónicas en la sociedad dividida en clases.

Yo no he estado 30 años estudiando la brujeria vasca de los XIV-XVII al modo burgués, sino que cada año, dos años, pero con una frecuencia constante, entre la barricada y el estudio, he ido leyendo estudios y materiales de investigación en distintas épocas sobre ese proceso histórico. Siempre lo he observado como una lucha de clases, y cada vez estoy más convencido de ello, la pelicula de una oposición de género en las cazas de brujas proviene de sutiles manipulaciones en textos como el de Caliban y la buja en el que se deja caer un sujeto inexistente en términos de lucha de clases, "las mujeres", con tanto contenido como "el pueblo" o "la gente", farsa que inmediatamente amasada con generismo y toyotismo ha dado en pasos atrás en terminos teóricos que, sin embargo, para la socialdemocracia han significado un respiro. Pero como te he diho en otro comentario, sin teoría revolucionaria no hay práctica revolucionaria. Admitir ese sujeto como sujeto histórico equivale a desmantekar el marxismo de arriba abajo. Este reformismo toyotista neosicalmocrata, eso si, radical, perdonavidas de la III Internacional, ha sido nefasto y ahora en una época que va atraer grandes críticas a sus afirmaciones. Por supuesto, incluyo la teoría de El Patriarcado, que sobre la base de estudios marxistas cientificos serios, (por ejemplo, la arqueologa Gimbautas, que aqui no se ha mencionado hasta ahora) tras ser enajados por la socialdemocracia ha terminado siendo un caballo de troya contra el proletariado y una verdadera ideología burguesa.

PD: Y eres tu quien me pone como chupa de domine siempre que puede, no esperes pues que te de tartas de chocolate cada vez que me caen tus zarandeos.

AGUR

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more