Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: criminalització i repressió
(Diumenge 28 Maig) Xerrada situacio Leonard Peltier i Mumia Abu-Jamal a Distri La Polilla
26 mai 2017
Aquest Diumenge 28 Maig al kiosc Okupat de Plaça Revolució actualització del cas Leonard Peltier i Mumia Abu-Jamal gràcies al Comité Solidaritat Leonard Peltier.
¡Es hora de que Leonard Peltier salga en libertad!
A finales de los años 60, en diversos países del mundo surgieron grupos y movimientos de liberación y por la defensa de los derechos civiles. Estados Unidos no fue la excepción y allí aparecieron movimientos que se oponían a la guerra del Vietnam y numerosos grupos insurgentes como el Black Panther Party, los Young Lords, los Weather Underground, los Estudiantes por una Sociedad Democrática, grupos chicanos, Los Panteras Grises, grupos orientales, el Comité Coordinador Estudiantil No-violento… y el AIM (American Indian Movement)

La mayoría de estos grupos insurgentes, reprodujeron la estrategia organizativa del Partido de las Panteras Negras, y el AIM, organización indígena que luchaba por el reconocimiento de sus derechos como pueblos originarios y la recuperación de sus tradiciones, fue uno de los más activos, participando en numerosas ocupaciones de edificios gubernamentales e incontables acciones para llamar la atención internacional sobre la situación de extrema pobreza que el gobierno de los Estados Unidos imponía a las diversas comunidades raciales.

A causa de este activismo político, el FBI desarrolló varios programas de contrainsurgencia, para neutralizar y acabar con dichas organizaciones, o bien eliminando a las personas más activas, o bien encarcelándolas de por vida.

En 1975, el FBI inundó de agentes la parte más occidental de Dakota del Norte, concentrando en la zona la mayor proporción de policías de todo el país, desatando una estrategia asesina en colaboración con grupos paramilitares de indígenas pro gubernamentales, de manera que en el periodo de un año y medio, más de 60 militantes y simpatizantes del AIM murieron violentamente en la reserva de Pine Ridge o en sus alrededores. Además, más de 300 indígenas sufrieron ataques físicos violentos. El FBI ocupó la reserva como si fuera un ejército, pero no resolvió ni uno solo de esos asesinatos o agresiones, pues su cometido era investigar y perseguir a los indígenas.

En ese contexto, un grupo de militantes del AIM entre los que se encontraba Leonard Peltier, fueron llamados desde Jumping Bull, cerca del pueblo de Oglala en Dakota del Sur, para ayudar a montar un campamento y defenderse de las agresiones. El 26 de Junio de 1975, un par de agentes federales irrumpieron, cada uno en su coche, en los territorios del campamento, con la excusa de que buscaban a un indígena por el robo de un par de botas, dirigiéndose directamente hacia al campamento. Nadie ha podido explicar cómo sucedió todo, pero de pronto se produjeron disparos y los militantes del AIM contestaron el fuego. Los agentes federales pidieron refuerzos y, a pesar de que supuestamente los efectivos policiales deberían encontrarse a mucha distancia del campamento, al poco rato la lluvia de balas fue impresionante, quedando los agentes del FBI atrapados entre dos fuegos.

Cuando cesó el tiroteo, los agentes Coller y Williams estaban muertos. También un joven indígena llamado Joe Stuntz, el resto de sus compañeros habían conseguido escapar y las autoridades organizaron durante tres meses en el territorio, la búsqueda más grande en la historia del FBI. Con el desmesurado despliegue no consiguieron capturar a nadie, pero crearon a través de los medios de comunicación, la alarma social sobre el “terrorismo del AIM”, señalando como responsables de las muertes de los policías a Bob Robideau, Dino Butler y Leonard Peltier. A Bob y Dino los capturaron por separado tiempo después, pero Peltier consiguió huir a Canadá.

Robideau y Butler fueron juzgados en Cedar Rapid, Iowa, siendo absueltos de los cargos y reconociendo el juez que no había pruebas, y aún si las hubiera, habría sido una respuesta de legítima defensa. Fue a partir de ese momento que el FBI decidió centrarse en Leonard Peltier, y el secretario de estado Henry Kissinger solicitó a Canadá su extradición, bajo pruebas falsas, lo que provocó posteriormente la protesta formal del gobierno de Canadá. El juicio de Peltier se trasladó a Fargo, Dakota del Norte, y aunque las autoridades no tenían ninguna prueba que vinculara a Peltier con las muertes de los dos agentes, fabricaron falsas pruebas, y con la connivencia del juez no permitieron que la defensa pudiera ejercer su derecho, siendo Peltier condenado a dos cadenas perpetuas.

Años después de su encarcelamiento, el gobierno de los Estados Unidos, tras hacerle agotar todas las vías legales de apelación, reconoció que no sabía quién era el responsable de las muertes de los dos policías federales, y pese a ello ha seguido manteniendo a Peltier encarcelado más de 40 años y en condiciones que ahora, a sus 72 años, agravan más su delicada salud.

Recientemente a Peltier le fue detectado un aneurisma aórtico abdominal que requiere de una rápida intervención quirúrgica que, el sistema carcelario va demorando. Sin dicha operación, la vida de Peltier se encuentra en permanente riesgo de muerte.

La única vía por la que actualmente Peltier podría salir en libertad, es a través de un “perdón presidencial”, un acto que puede ser concedido cada vez que un presidente de los Estados Unidos deja su mandato. Por lo pronto, Obama ya ha conmutado las sentencias de 95 personas condenadas por tráfico y distribución de drogas, pero ninguna de presos o presas políticas.

El actual presidente Obama subió al poder con promesas sobre los derechos de los pueblos originarios que, como ha sido norma con cualquier presidente de los Estados Unidos, no sólo las ha olvidado rápidamente, sino que ha mirado hacia otro parte cuando, como está ocurriendo actualmente en Standing Rock (Pipestone, Dakota del Sur), son invadidos los ancestrales territorios indígenas por las industrias de las multinacionales que envenenan y contaminan con sus vertidos, el hábitat que preservan los pueblos originarios.

En una de sus últimas cartas, Peltier reconocía que esta era su última oportunidad para salir con vida de la cárcel y poder pasar lo que le resta de vida, en compañía de su comunidad y su familia.

Es por ello que es preciso hacerse eco de la situación de injusticia que supone el encarcelamiento de Leonard Peltier, hecho que se reproduce en otros tantos presos y presas políticas de los Estados Unidos que permanecen encarcelados y fueron condenados por su activismo político.

Queremos nombrar la situación de Mumia Abu-Jamal, antiguo militante del Partido de las Panteras Negras y actualmente aquejado de hepatitis C, para la que se le niega tratamiento adecuado. A la “familia” revolucionaria de Los MOVE, dos de cuyos miembros, fueron nueve los encarcelados, murieron en extrañas circunstancias.

También queremos recordar a Óscar López Rivera, militante boricua encarcelado desde 1981. A Ana Belén Montes, a la que mantienen presa en las tremendas condiciones de un psiquiátrico-penitenciario; así como recordar a Albert Woodfox, que recientemente consiguió salir en libertad después de pasar más de 40 años en confinamiento en solitario. Y a su compañero Herman Wallace, que tras 42 años en aislamiento, consiguió su libertad después de que un juez anuló su condena por homicidio, muriendo libre, dos días después, en la cama de un hospital aquejado de un cáncer de hígado. Al entrañable Hugo Pinell y a tantos otros y otras que nos abandonaron, como Gerónimo “Ji Jaga” Pratt, pero que siguen vivos en nuestra memoria…

Desde el Comité en Solidaridad con Leonard Peltier de Barcelona, venimos realizando desde hace ya más de dos años, concentraciones todos los primeros jueves de mes, de 12.30h a 13:30h, ante el consulado de los Estados Unidos en Barcelona, para reclamar la libertad de Leonard Peltier, la de Mumia Abu-Jamal y la de todos los presos y presas políticas.

La relación de presos y presas políticas en los Estados Unidos supera el medio millar, entre ellos, unos 200 son nativos de origen indio, como Byron Shane Chubbuck “Oso Blanco”, que actualmente se encuentra en el proceso de apelación porque fue condenado a una pena mayor de la que correspondía al acto condenado.

¡Es hora de que Leonard Peltier salga en libertad!.

Es hora de que todos los luchadores y luchadoras por las libertades que nos precedieron, y que siguen encarcelados en las cárceles de todos los rincones de este planeta, salgan en libertad. Y sólo desde la viva memoria y el compromiso, podemos presionar a las autoridades y sus gobiernos, para que todos ellos y ellas, vuelvan a estar con nosotros y nosotras en la cotidiana lucha por cambiar este mundo.

No hay cambio posible si los presos y las presas políticas no salen en libertad. Y como decía otro preso político estadounidense, Harold H. Thompson, que murió en la cárcel luchando contra las injusticias que siembran allí dentro, “el movimiento que olvida a sus presos y presas, está condenado a desaparecer”.

¡Libertad para Leonard Peltier!

¡Libertad para Mumia Abu-Jamal
!
¡Libertad para todos los presos y presas políticos
Mira també:
https://www.facebook.con/distrilapolilla/
https://cslpbarcelona.wordpress.com/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: (Diumenge 28 Maig) Xerrada situacio Leonard Peltier i Mumia Abu-Jamal a Distri La Polilla
29 mai 2017
A ver si la polilla y la distribuidora no da cobertura al fascista anarkofacha del Acraci,si no vosotros mismos os situareis y formareis parte de la contrarevolucion y os echara por el suelo todo el buen trabajo que haceis .

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more