Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: sanitat
GPS para “tratar” nuestra salud mental
29 abr 2017
Cuando se dio el disparo de salida a este blog fue por lo que se veía venir ya hacía un tiempo. Pues bien, AQUELLO no ha dejado de avanzar e irse posicionándose. Lo que salía de las universidades y los laboratorios de informática e ingenierías varias hacía años, ahora, después de la crisis que todo lo ha remodelado para hacerlo más eficiente, ha llegado con fuerza a las consultas médicas para quedarse. En las disciplinas psi en particular.
2.jpg
Donde se hacía psicoterapia y se dialogaba en pro de un mayor y mejor autoconocimiento, ahora se prescribirán métodos de monitorización y seguimiento a distancia. Es curioso ver a tanto psicólogo y psiquiatra cavando su propia tumba laboral. Y más curioso es leer de manos de periodistas la defensa de la subjetividad y la especificidad humana como capacidad para mantener el puesto laboral frente a las máquinas (http://retina.elpais.com/retina/2017/04/27/talento/1493292876_680701.htm). Benditos tiempos los que vivimos...

Decíamos que en el ámbito psi, existe una gran gama de estudios, bastantes de ellos financiados por el National Institute of Mental Health (NIMH), que pretenden extender la utilidad del GPS de los smartphones al control de la salud mental de aquellas personas diagnosticadas. Aclaramos que el NIMH es una institución yanki encargada de promover la versión más biologicista de las clasificaciones psiquiátricas, con los presupuestos filosóficos del materialismo eliminativista (“la mente es el cerebro”), el Research Domain Criteria (RDoC). He aquí donde la tecnociencia se materializa. En la sinergia entre la deshumanización por la ciencia más biológicamente reduccionista (se trata a la persona desde la perspectiva molecular) y las nuevas tecnologías capaces de aportar modernas estrategias de manejo de lo humano una vez deshumanizado.

Uno de tantos productos tecnológicos al uso es el dispositivo de geolocalización que incluyen los smartphones. Permite seguir la situación geográfica y evaluar la actividad y los ritmos sueño-vigilia de pacientes diagnosticados, por el momento de depresión o trastorno bipolar. Se trata de predecir en función de sus movimientos cuándo están iniciando una crisis. La idea es la de prevenir episodios críticos sin contar con la participación activa de la persona. Porque se ha evidenciado que el requerimiento de una actividad por parte del sujeto para la introducción de datos lo único que facilita es que acabe dejando de hacerlo. Por tanto, lo tratamos como cosa, le extraemos todos los datos posibles de forma pasiva e inocua para éste y voilà, ya tenemos listos un montón de datos objetivos que correlacionar con su experiencia y su vida. Y concluir de ahí un montón de aseveraciones sobre la REALIDAD (esa de la que hablaba Agustín García Calvo) en base a probabilidades que deben ser transitadas para ser hechos y convertirse realmente en realidad.

Pero hay otros muchos cachivaches tecnológicos preparados para facilitar nuestra monitorización. De nuestra fisiología por sensores, de nuestra comunicación social por SMS o frecuencia y duración de llamadas y muchos otros más que se irán desarrollando apoyados en eso que se da en llamar el “fenotipo digital”. En resumen, se trata de obtener un gran rédito económico y político por medio de nuevos productos tecnológicos que a la vez que se ofertan para el mejor control de nuestra salud hacen las tareas policiales. Aquí, medicina y policía se vuelven a dar la mano como en el Foucault de los 80.

En este lugar, poco nos importa si estos métodos resultan en un objetivo como el de que los expertos psi sean capaces de pronosticar un inicio de síntomas depresivos o maníacos. Tampoco del qué sean esos llamados síntomas depresivos y maniacos. Más nos interesa el trato de las personas diagnosticadas como inconscientes de sus propios sentimientos y absolutamente extrañados de sí mismos. Hasta tal punto, que requieren de un control de geolocalización que facilite la detección de una posible crisis por venir. Una desconexión y pérdida de familiaridad con lo que uno siente, piensa, intuye, y vive en definitiva, que estas tecnologías no hacen sino acrecentar. Byung-Chul Han lo ha expuesto de manera concisa y directa en su libro 'Psicopolítica'. La descomposición del yo en datos y la creencia en la mensurabilidad y cuantificación de la vida como telón de fondo da origen a lo que denomina el 'quantified self'. Este dataísmo, a la par que registra totalmente la vida, la vacía de sentido. La acumulación de datos y medidas sobre la vida no la definen. Las correlaciones y el conocimiento meramente aditivo no generan sentido per se. Más bien crean un desconocimiento absoluto que se manifiesta en la ausencia de sentido, de concepto, de narración, de integración comprensiva. Así, llegamos a una diferencia muy reveladora que señala este filósofo. La distinción entre el cuidado-de-sí foucaultiano y la relación ética que establece uno consigo mismo, y por otro lado, el self-tracking que realiza el dataísmo contemporáneo, donde más que una práctica de libertad que permita la búsqueda de la verdad y la posibilidad de nuevas formas de vida se trata de un vaciamiento de verdad y ética para convertirse en autovigilancia. Autovigilancia que remite a un mantenimiento estadístico de la norma fijada por los bancos de datos que por su gigantesca capacidad de representación de la realidad forjan una hiriente coacción hacia la conformidad. Pero, y para no caer en derrotismos, no olvidemos que esa maquinaria es ciega al acontecimiento y, por tanto, a lo improbable y singular que puede abrir posibilidades no contempladas... “El Big Data es ciego ante el futuro”.
Mira també:
http://romperconlaingenieriamedica.blogspot.com.es
http://ieeexplore.ieee.org/abstract/document/6090613/?reload=true

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more