Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Accions per a Avui
Tot el dia

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: educació i societat : guerra : dones
¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
25 abr 2017
Interesante crítica de Dilar Dirik, hacia ciertos planteamientos del movimiento feminista.
Guerrilleras-kurdas-1-e1489601426983-726x400.jpg

Cuando algunas mujeres blancas celebran la no violencia de las marchas de las mujeres contra Trump y luego posan para fotografías con agentes de la policía mientras la violencia policial es dirigida específicamente a personas de color, cuando los golpea-nazis son acusados de no ser diferentes de los propios fascistas, cuando las feministas en relativa seguridad acusan a las mujeres militantes en el Oriente confrontando la esclavitud sexual bajo ISIS de militarismo, debemos problematizar la noción liberal de la no violencia, que desprecia la teoría de la intersección de los sistemas de poder y los mecanismos de la violencia estructural. Al aferrarse dogmáticamente a un pacifismo (¿o pasiva-ismo?) que tiene un carácter racial y de clase, y demonizar la rabia de los antisistema violentos, las feministas se excluyen de un debate muy necesario sobre formas alternativas de defensa cuyo objetivo y estética sirve a las políticas liberacionistas. ¿En una era global de feminicidio, violencia sexual y cultura de la violación, quién puede permitirse no pensar en legítima defensa de las mujeres?

El feminismo ha desempeñado un papel importante en los movimientos contra la guerra y logró victorias políticas en la construcción de la paz. La crítica feminista del militarismo como instrumento patriarcal hace comprensible el rechazo de la participación de las mujeres en los ejércitos estatales como “empoderamiento”. Pero el rechazo de las feministas liberales a la violencia de las mujeres, no importa el objetivo, es incapaz de distinguir cualitativamente entre el militarismo intervencionista, imperialista colonialista y estatista y la necesaria y legítima auto-defensa.

Guerrilleras-kurdas-2-1024x576.jpg


El monopolio sobre la violencia como una característica fundamental del Estado protege a este último de las acusaciones de injusticia, al mismo tiempo que criminaliza los instintos básicos de las personas de auto-defensa. Dependiendo de la política y las estrategias, los actores no estatales están etiquetados como “perturbadores para el orden público” en el mejor de los casos o “terroristas” en el peor. La tendencia a mantener ejemplos como Mahatma Gandhi o Martin Luther King para el caso de la resistencia no violenta a menudo confunde hechos históricos hasta el punto de desinfección de los elementos radicales y a veces violentos de legítima resistencia anticolonial o contra el racismo.

Simultáneamente, la asociación de la violencia con la masculinidad tradicional y la sistemática exclusión de las mujeres de la política, economía, la guerra y la paz, reproducen el patriarcado a través de una división sexual de roles en la esfera del poder. La crítica feminista de la violencia se basa en bienintencionados, pero es profundamente esencialista, razonando una moralidad basada en el género, que también puede reproducir representaciones de las mujeres como pasivas, inherentemente apolíticas y necesitadas de protección. Tal reduccionismo de género se equivoca al entender que la inclinación a la violencia no está intrínsecamente relacionada con el género sino determinada por sistemas interconectados de jerarquía y poder como el caso de las mujeres blancas americanas torturando a hombres iraquíes en la prisión de Abu Ghraib.

Guerrilleras-kurdas-3-1024x683.jpg


Las mujeres kurdas tienen una tradición de resistencia; su filosofía de autodefensa oscila entre ejércitos guerrilleros autónomos de mujeres y el desarrollo de cooperativas autogestionadas por mujeres. En los últimos años, las victorias de Unidades de Defensa de la Mujer (YPJ) en Rojava-norte de Siria y las guerrillas YJA-Star (Unidades de Mujeres Libres) del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) contra ISIS han sido inspiradoras. Las mujeres kurdas, junto con sus hermanas árabes y cristianas de Siria, liberaron miles de kilómetros cuadrados del ISIS, creando escenas de la belleza de las mujeres liberando a las mujeres. Al mismo tiempo, también estaban construyendo los cimientos de la revolución de la mujer dentro de la sociedad. Sin embargo, algunas feministas occidentales cuestionaron su legitimidad y lo despreciaron como militarismo o cooptación de grupos políticos. Las narrativas de los medios occidentales han interpretado esta lucha en forma despolitizada, exótica, o haciendo suposiciones generalizadas acerca del rechazo “natural” de las mujeres a la violencia. Si los informes de los medios de comunicación fueron dominados por una mirada masculina, era en parte debido a la negativa de las feministas con este relevante tema. Una no puede menos que pensar que las mujeres militantes tomando sus asuntos en sus propias manos deteriora la capacidad de las feministas occidentales de hablar en nombre de las mujeres en el Medio Oriente, proyectadas como víctimas indefensas, lo que pueda ser una de las razones de esta hostilidad.

La lucha de las mujeres kurdas desarrolló una filosofía de autodefensa centrada en la mujer y se encuentra en el análisis intersectorial del colonialismo, el racismo, el nación-estatismo, el capitalismo y el patriarcado. La Teoría de la Rosa es una parte del pensamiento político liberacionista de la mujer del líder del PKK, Abdullah Öcalan. Él sugiere que, con el fin de llegar a formas no estatistas de autodefensa, no necesitamos mirar más allá de la naturaleza misma. Cada organismo vivo, una rosa, una abeja, tiene sus mecanismos de autodefensa para proteger y expresar su existencia -con espinas, picaduras, dientes, garras, etc. no para dominar, explotar o destruir innecesariamente otras criaturas sino conservarse y satisfacer sus necesidades vitales. Entre los seres humanos, sistemas enteros de explotación y dominación perpetúan la violencia más allá de la supervivencia física necesaria. Contra este abuso de poder, la autodefensa legítima debe basarse en la justicia social y la ética comunal con particular respeto a la autonomía de la mujer. Si dejamos de lado las nociones darwinistas sociales de supervivencia y competencia que bajo la modernidad capitalista han alcanzado dimensiones mortales y centradas en la interacción de la vida dentro de los sistemas ecológicos, podemos aprender de las formas de resistencia de la naturaleza y formular una filosofía de autodefensa. Para luchar contra el sistema, la autodefensa debe abarcar la acción directa, la democracia radical participativa y las estructuras sociales, políticas y económicas autogestionadas.

Guerrilleras-kurdas-5-1024x683.jpg


Junto con el Confederalismo Democrático liderado por el movimiento de liberación kurdo, se ha construido un sistema confederal autónomo de Mujeres Democráticas a través de miles de comunas, consejos, cooperativas, academias y unidades de defensa en Kurdistán y más allá. A través de la creación de una comuna de mujeres autónoma en un pueblo rural, la identidad, la existencia y la voluntad de sus miembros encuentran su expresión en la práctica y desafían la autoridad del Estado patriarcal y capitalista. Además, la autonomía económica y la economía comunitaria basada en la solidaridad a través del establecimiento de cooperativas son cruciales para la autodefensa de la sociedad, ya que garantizan el auto sustento a través del mutualismo y la responsabilidad compartida, rechazando la dependencia de los estados y los hombres. El cuidado del agua, las tierras, los bosques, el patrimonio histórico y natural son partes vitales de la autodefensa contra el Estado-nación y la destrucción del medio ambiente con fines de lucro.

Defenderse también significa ser y conocerse a sí mismo. Esto implica la superación de la producción de conocimiento racista y sexista que defiende la modernidad capitalista y que excluye a los oprimidos de la historia. La conciencia política constituye una lucha contra la asimilación, la alienación de la naturaleza y las políticas de Estado genocidas. La respuesta a la historia-escritura colonialista y socialista positivista, centrada en el hombre es, por lo tanto, el establecimiento de academias de mujeres de base que promueven epistemologías liberacionistas.

Una lucha sin ética no puede proteger a la sociedad. A los ojos de las mujeres combatientes kurdas, ISIS no puede ser derrotado por las armas sino por una revolución social. Esta es la razón por la cual las mujeres yazidíes, después de haber sufrido un genocidio traumático bajo ISIS, formaron por primera vez en su historia un consejo de mujeres autónomo con el lema “La organización de las mujeres Yazidi será la respuesta a todas las masacres”, junto a organizaciones militares de mujeres. En Rojava, junto con el YPJ, incluso las abuelas aprenden a manejar los AK 47 y rotar entre sí la responsabilidad de proteger a sus comunidades dentro de las Autodefensas (HPC), mientras que miles de centros de mujeres, cooperativas, comunas y academias apuntan a desmantelar la dominación de los hombres. Frente a la guerra hiper-masculina del Estado turco, las mujeres kurdas constituyen uno de los principales retos al gobierno de un solo hombre de Erdogan a través de su movilización autónoma. Esencialmente, las mujeres de diferentes comunidades se han unido a ellas para construir alternativas femeninas a la dominación masculina en todas las esferas de la vida. Un concepto alternativo de autodefensa que no reproduzca el militarismo estatista debe ser naturalmente antinacionalista.

A diferencia de la violencia que apunta a subyugar al “otro”, la autodefensa es una dedicación y responsabilidad hacia la vida. Existir significa resistir. Y para existir de manera significativa y libre, uno debe ser políticamente autónomo. En un sistema internacional de violencia sexual y racial, legitimado por los estados-nación capitalistas, el grito de no violencia es un lujo para quienes se encuentran en posiciones privilegiadas de relativa seguridad, creyendo que nunca terminarán en una situación donde la violencia será necesaria para sobrevivir. Mientras que suene teorético, el pacifismo no hablará a la realidad de las masas de mujeres y asumirá así un carácter bastante elitista del primer mundo.

Si nuestras reivindicaciones de justicia social son genuinas, en un sistema mundial de formas de violencia que se cruzan, tenemos que continuar la lucha.

Dilar Dirik*

*Dilar Dirik es socióloga, activista en el Movimiento de Mujeres Kurdas e investigadora sobre Kurdistán y el movimiento de mujeres/Artículo publicado originalmente en Open Democracy/Traducción: Solidaridad

This work is in the public domain

Comentaris

Las mujeres como futura carne de cañón del imperio
26 abr 2017
Buenas Aliss


Dilar Dirik escribía esto en Open Democracy, web subvencionada por la Fundación Ford y dirigida por el globooligarca George Soros. Ese medio representa el brazo mediático en el mundo alternativo de la fracción globo-oligopólica de la alta burguesía financiero-industrial mundializada, que resultó perdedora con la elección de Trump para presidente de los EEUU (aunque ahora ya ha recuperado terreno). En esas elecciones, las fracciones burocráticas y de los capitales concentrados USA más perjudicados por la situación creada en la campaña por mantener una hegemonía unilateralista sobre todo el planeta, se impusieron sobre las fuerzas del capital global hiperconcentrado, que no puede renunciar a la Reproducción Ampliada Global del Capital, necesita eliminar barreras a la acumulación de capital, y desenvolverse en un contexto global y planetario de dominación del mercado mundial. Esta fracción, que incorpora a la socialdemocracia estadounidense, sea en formato moderado o sea en formato radical, está moviendo todas sus influencias para recuperar posiciones, y como su visión es global, se expresa como pez en el agua en causas y movimientos sectoriales mundiales. Es en este contexto en el que hay que analizar este texto pre 8 de marzo de Dilar Dirik.

La reduccionista Era Global del Feminicidio (no del Proletaricidio e incluso del Humanicidio que, en los hechos, está ocurriendo) que postula Dilar Dirik procedería de un conjunto de causas que la constituirían (colonialismo, racismo, nación-estatismo, capitalismo y patriarcado.) a modo de popurrí, solo ocurre que estos efectos y sus opresiones son causados en la Acumulación del Capital, como unidad de lo múltiple y esencia universal del proceso mundializado de explotación sobre un sujeto múltiple, ubicuo, intergénero e interedad que llamamos proletariado.

Mi opinión: Para enjuiciar el texto de Dilar Dikir hay que despejar esta pregunta;

¿Cuál es la contradicción principal mundial? La contradicción existente entre el proletariado mundial y la burguesía internacional, PERO ocurre que la contradicción principal tiende a tomar la forma dominante, a cualquier escala, que más interesa a la clase dominante. La teoría reduccionista de la supuesta Era Global del Femicidio (que no del Proletaricidio) cumple la función desintegradora de negar la Era Global del Proletaricidio (Internacional, Intergénero e Interedad), exacerbada durante la época de robotización y de feroz lucha entre capitales por los recursos y los mercados en que estamos, intentando moldear la contradicción mundial principal con una mezcla política de formas adhoc lo más manejables posibles para la burguesía internacional, a diversa escala, entre ellas, la de "guerra de géneros".
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
26 abr 2017
Ya pero resulta que dilar está hablando desde su posicion de genero. Que sufre el patriarcado desde su antqgonismo se clase a la par que desde la mayoria de los de la suya. O acaso no existe entre el prolerariado.? Yo creo que cuando consigamos erredicarlo de entre el proletariado, será entonces cuando puedas exponer tu critica al escrito.
Apunte sobre la diferencia entre patriarcado y machismo
26 abr 2017
Buenas Lumpen:

Eso no está tan claro, porque la posición de clase es más determinante que la condición de género y la media radicalmente, como vemos en el escrito de Dikir.

Lo primero que hay que aclarar es que el patriarcado está siendo erradicado por el mismo capital en todo el mundo a medida que se desarrolla la clase capitalista. Esas estructuras patriarcales históricas son barridas de arriba a abajo por la necesidad interna de la clase capitalista de enfrentarse a una clase más numerosa, para lo cual necesita desdoblarse - multiplicarse por dos - incorporando a las mujeres capitalistas y de sus clases aliadas (la clase media: funcionariado, aristocracia obrera, fracciones técnicas, pequeña burguesía y sus clientelas) a la gestión de la explotación y el control del proletariado.

En cambio, el machismo, que no es lo mismo, no es resultado de una estructura patriarcal histórica, sino producto de una condición de género que, en determinadas circunstancias (paro o auge de la condición de sobrante, anomia, desvalorización, crisis demográfica, aumento del desamparo, toyotismo social y universalización de la competencia individualista todo ello en medio de la mercantilización integral y el incremento general de la explotación), tiende a reaccionar de un modo concreto, es decir, es un efecto. Y si se mantienen las causas que lo generan se reproducirá aunque haya sido barrida hasta la última estructural patriarcal del mundo.

Si nos dejáramos llevar al reduccionismo por esta especie de nacionalismo de género, nos veríamos abocados a la perdida de la visión integral del proceso, y así de sus causas motoras, alejándonos de su superación. Por esto es revolucionaria ahora la crítica al feminismo burgués y a la ideología socialdemócrata de género que lo acompaña.

Agur
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
26 abr 2017
Depende de lo que entiendas tu por patriarcado. para mi el patriarcado es una estructura de poder jerarquizada donde existe un cabeza del grupo, que sería quién llevara la dirección y en quién recae la responsabilidad última en la toma de decisiones. Extendiéndose esta forma en cualquier ámbito dentro de la familia, clan etc... siendo esta figura representada en el hombre entendiendo que así a sido la norma general establecida desde siempre en la mayoria de las sociedades. Por lo que dentro de ese grupo primero (la familia), sería el hombre quien exerciera de cabeza relegando a la mujer y su descendencia a ocuparse de la crianza y las tareas de la casa por así decirlo. El machismo lo entiendo como una falta de consideración hacia cualquier derecho reconocido del hombre hacia la mujer así como la obediencia total de esta hacia el hombre. La mujer es cosificada y relegada al papel de esclava del hombre.
Aunque en las clases altas se estén delegando puestos de dirección a las mujeres para, como tú dices; desdoblarse por cuestiones técnicas ( supongo que por su escasez en número de individuos que la componen respecto a las clases bajas) se siguen manteniendo estas entructuras jerarquizadas de tal forma, que independientemente de quién aporte el sustento económico, se sigue manteniendo esta estructura de mando. Vamos así lo entiendo yo.
En lo que respecta a mi opinión personal, una cosa es erradicar el machismo( y en eso todxs estamos involucrados) cambiando conductas muy injertadas y tan asumidas, que no nos damos cuenta de esas imposturas hasta que no hay esas voces, de nuestras compañeras conscientes, que nos advierten de ello. Nos obligan a reflexionar y verlo desde su punto de vista. No desde la visión que tenemos o entendemos nosotros como hombres, de estos roles de supremacía, y/o como debería de ser el feminismo, porque no lo vivimos de la misma manera ni bajo las mismas formas. No somos conscientes ( al menos yo) de hasta qué punto está estereotipado y normativizado, pues se dé la situación que se dé, si hay un hombre de por medio no me cabe la menor duda de que el protagonismo se lo acabará llevando él. Mientras existan relaciones de poder, estas serán las garantes del patriarcado y por tanto seguirán habiendo conductas machistas, pues se alimentan y se sustentan unas de otras.
Igualmente creo que existen diferencias insalvables dentro del feminismo por su antagonismo de clase, porque en ningún momento se da el mismo protagonismo a la lucha de clases que a la lucha contra el machismo. Debido a que se impone la hegemonia de clase. Digamos que mientras exista esta transversalidad en el feminismo, las que pertenezcan a la clase obrera ejerceran el papel de tontas útiles a la causa burguesa y capitalista. NO se si me he expresado bien.
Para "rogelia" te digo lo mismo que ha manolete.. si no sabes torear pa que te metes.
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
26 abr 2017
Sí, la cosa está clara. Hay quien niega el patriarcado, aunque parece que no el machismo. Y supongo que ese machismo debe ser un “virus de clase”, y no la manifestación de la interiorización de esa estructura jerárquica de opresión patriarcal.

Esto es como un dicho que tenéis aquí que me parece que dice, “negar la mayor”. ¡Cómo golpear al feminismo y a la lucha de las mujeres!: negando el patriarcado. Así, “negando la mayor”, toda lucha feminista o de las mujeres pierde su sentido, es fantasía, y se puede interpretar exclusivamente como “infiltrada” por “las grandes corporaciones” que manipulan a las mujeres, porque debemos de ser tan ingenuas o tontas, que no tenemos la capacidad para percibir el engaño, y siempre habrá algún gentil “caballero” dispuesto a socorrernos con cicuta. Algún “príncipe azul proletario”, que nos despierte del espejismo envenenado en el que nos ha sumergido el capital. Lo que pasa es que estas historias en principio “ingenuas” para edades infantiles, son también contradictorias porque a veces ese supuesto “príncipe azul proletario”, es un sapo…

“Lo primero que hay que aclarar” es que todas y todos especulamos sobre lo que ocurre en el mundo mundial y en el futuro. Nadie puede hablar con la rotundidad que hace el sr “.”, sobre lo que está haciendo el capital, a no ser que sea uno de los dueños del capital.

Y desde luego, en esta barricada de las de abajo de acá, lo que leo es que por una parte se niega la existencia del patriarcado, por lo menos en esta parte “tan maravillosa” del mundo, pero por otra se dice que “el patriarcado está siendo erradicado por el mismo capital en todo el mundo a medida que se desarrolla la clase capitalista”. Es decir, aunque se niega, el patriarcado existe…

Además, el sr “.”, que pretende decir que en esta “maravillosa” parte del mundo ya no hay patriarcado, según él, eso es debido a que la clase capitalista ya está completamente desarrollada…, y es evidente que no es así ni por asomo, y lo vemos continuamente con las sucesivas “crisis”, “deslocalizaciones” o experimentos financieros para empobrecer mucho más a las clases trabajadoras de pequeños ahorradores.

Lo mismo que los políticos saquean las arcas públicas, que no son más que el dinero de los impuestos que pagan principalmente esas clases trabajadoras, las entidades financieras han saqueado las cuentas de ahorros y de previsión de esas mismas clases. Se reparten la riqueza.

No conozco a ninguna feminista que anteponga la cuestión de “género” a la de clase, como se pretende dar a entender, sino que lo que se reclama, es que en la cuestión de clase, no se puede olvidar la situación de las mujeres, es decir el patriarcado; y la de las personas migrantes e indígenas, es decir, el colonialismo y el racismo. Eso es una visión integral, y no el reduccionismo de implantar el machismo dentro de las estructuras opresivas de producción.

Por supuesto, y en parte estoy de acuerdo, hay que hacer una crítica contundente hasta el punto de la denuncia sin contemplaciones, de los feminismso burgueses y socialdemócratas. Pero eso no significa negarse a escuchar lo que dicen dichos feminismos, pues si no se les presta atención, no puede haber crítica fundamentada, sino la crítica por criticar, y tampoco intuir hacia qué encerronas nos llevan.

No soy marxista, pero sé escuchar. Parece que no todo el mundo hace ese ejercicio de la escucha. Angela Davis ofrece una interpretación desde el punto de vista marxista sobre las opresiones, y ella no dice que “el patriarcado está siendo erradicado”, ni por el capital, ni por nadie que sea parte de este sistema, y esa lucha se lleva principalmente desde los lugares que reconocen el patriarcado y lo combaten. Y esa sí es parte de la revolución, no su negación o decir que “es el capital quien se encarga de erradicarlo”. Esto es lo mismo que la dictadura que os tocó vivir en este país y que, tras un periodo de “transición” dijeron que ya era democracia, cuando lo que se impuso, son las mismas instituciones, con los mismos dirigentes y oligarquías, o la continuación a través de sus hijos, pero con forma democrática de elecciones y parlamentos. Sin embargo el poder sigue en las mismas manos de siempre, más las advenedizas que a base de tecnócratas crearon y apoyaron el simulacro democrático.

Las oligarquías dejaron el primer plano de la escena, como hizo antaño la aristocracia con la burguesía, pero a cambio siguen manteniendo el control, con sus propiedades y empresas, a través de los partidos políticos y los gobiernos. De ahí que el pase de empresario a político o de político a empresario, sean una continuidad el uno del otro.

Con el patriarcado está sucediendo lo mismo. Las políticas de género que hablan de igualdad, aparecen de la denuncia sobre la desigualdad, y se crean precisamente para invisibilizarla pues, quienes las aprueban, la única igualdad que promueven es la de la explotación.

El patriarcado es anterior al capitalismo, y también se produjo una “transición”, que no es la sustitución de uno por el otro, de la misma manera que los partidos políticos de esta democracia no sustituyeron a los antiguos poderes de la dictadura, sino que compartieron el espacio. Para unos fue el terreno de lo político, y para los otros el del poder económico. Y lo que sucede, es que en esta ingeniería financiera de expolio de las clases trabajadoras productivas, si de la acumulación, los políticos decidieron quedarse con el “botín” del erario público y las oligarquías financieras y bancarias aceptaron porque unos se hicieron con la privatización de los servicios públicos, y otros con el asalto a los ahorros de las clases populares, que de su trabajo, habían acumulado un pequeño capital.

Cuando no hay argumentos, por lo general se tiende a descalificar la credibilidad de la autora o autor del texto, o bien se desacredita la fuente. Ya hemos visto en comentarios de otras noticias, cómo ha acabado el tema de las fuentes. Se utilizaban noticias de fotos “conspitanoicos” para deslegitimar lo que se decía. O bien, si se habla de racismo, se intenta desviar la atención hacia los reyes negros que capturaban los esclavos para su venta. Quien aporta esa interesante aportación, no lo hace con intención de llegar a ningún lugar, sólo busca desacreditar porque si quisiera descubrir algo, dejaría de ser un ignorante y encontraría el porqué unos negros vendían a otros como esclavos y esclavas. Pero eso no interesa, lo único que hace es regodearse de su ignorancia.

Soros también apoya económicamente a Amnistía Internacional, y sí, es una organización que deja mucho que desear y algunas de sus campañas son más que dudosas o por lo menos despiertan ciertas reservas. Pero lo que no se le puede negar a Amnistía Internacional, es todo el estudio y documentación que recoge de múltiples colaboradores, asociados, asociadas o personas pagadas para esos estudios. Y no es una casualidad que en una gran mayoría de esos estudios, sin entrar en conclusiones o en cómo proponen abordar los conflictos, señalan muchas de las posibles causas.

De Amnistía podemos dudar de su manera de afrontar los conflictos o las campañas y las soluciones que proponen, pero el material de estudios sobre los que se basan, no ofrecen tales dudas, y el sr Soros también está detrás de esa financiación, una imagen de “filántropo y altruísta” que es difícil de creer, pero que es el recurso que hace el sistema, hacernos creer que lucha por la igualdad, cuando promueve lo contrario. Que está erradicando el patriarcado, cuando lo está “deslocalizando”, convirtiéndolo en toda una suerte de “favores”, “mecenazgos”, “microcréditos”, “ayudas para el desarrollo”, etc… La dependencia que des el feminismo se ha denunciado tantas veces y que por ello planteaban la independencia económica. Y el capital no es tonto, sabe cuando y como mover sus discursos y estrategias y como crear la confrontación entre mujeres trabajadoras y hombres trabajadores. Federicci ya hablaba de un conflicto similar, creado por el capital, justo en una etapa que este necesitaba un cambio productivo… Y ahí es donde apeló al patriarcado que hasta ese momento no era totalitario. Y al igual que ahora las entidades financieras se han apropiado de muchos de los pequeños ahorros, en aquel entonces se arrebataron las tierras comunales a las mujeres y se negó que pudieran ser las herederas de cualquier patrimonio. Esto, simplificando excesivamente las cosas, es lo que ya antaño sucedió. Y ahora, otra vez, hay quien cae de nuevo en esa misma lucha de “guerra de sexos”, que no es que la creen las mujeres que legítimamente reclamamos nuestros derechos y la igualdad, sino el propio sistema neoliberal y esa “guerra” la secundan todos aquellos que piensan que van a perder algo que ni tan siquiera es suyo, sino una mera concesión otorgada por esa estructura patriarcal.

La cuestión es dónde está cada cual. La revolución sólo es posible cuando todas las sensibilidades transformadoras son contempladas. Todo lo demás, es otra reforma más.

Me queda claro que ningún burgués o socialdemócrata va a ponerse del lado que el sr “.” expone, pero no porque tenga razón, sino porque entonces dejarían ver lo que nos están preparando. A nadie que defiende la inexistencia del patriarcado le interesa fijarse en las revoluciones que se están llevando a cabo actualmente. En ellas las mujeres tal vez no hablan de patriarcado, pero lo describen fielmente. Saben contra lo que también luchan. Y su lucha no les hace olvidarse de la que también llevan contra el capitalismo. Y el sr “.” nos dice todo lo contrario, que la lucha de las mujeres, nos hace perder la única lucha verdadera que es la de clase. Bueno, pues esté muy feliz con su propuesta, pero no creo que Angela Davis la comparta…, ni yo, sin ser marxista, tampoco.

Ahora si quiere, puede empezar a descalificarme llamándome como otras tantas veces socialdemócrata o burguesa, o que no soy de clase trabajadora…, supongo que todos esos calificativos que tan simpáticamente regalas, también se harán extensibles a Angela Davis o a las mujeres guerrilleras kurdas. ¿no?. Vale, ya sé que a esto no vas a contestar, es la norma para no evidenciar la tendencia de tu discurso.
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
27 abr 2017
Buenas Aliss:

Lo que sostengo, ante el movimiento obrero, es la tesis de que el patriarcado ha sido erradicado de los países centrales de la acumulación capitalista, pues era una traba a su desarrollo. En la periferia permanece en las formaciones socio-económicas feudo-campesinas y capitalistas comerciales, y en la semiperiferia, a medida que se introduce la industrialización, en la primera etapa de la urbanización el patriarcado aún permanece incluso eclosionando, luego, cuando deja de ser rentable, cuando la sobrepoblación relativa es demasiado abundante, cuando la inversión en reproducción de la fuerza de trabajo comienza a ser costosa, gran número de fuerzas materiales objetivas convergen en erradicarlo pues ha dejado de ser funcional al desarrollo de la acumulación. Inmediatamente, con el aumento del costo de la reproducción biológica y social de la fuerza de trabajo, y la dinámica a la baja de los salarios moda, - los más repetidos en la fuerza de trabajo no cualificada o poco cualificada -, también la paternidad no rentable entra en proceso de erradicación. Normalmente, dado que el resultado es la caida de la natalidad el proletariado, el siguiente paso, dos o tres décadas despues, consiste en importar selectivamente fuerza de trabajo de la periferia y semiperiferia. Todo esto son hechos objetivos, no lecturas ideológicas. Tendencias verificadas, procesos materiales y relaciones sociales masificadas, observables, sino leyes objetivas, que constituyen historia material.

O sea, no solo está erradicado el patriarcado sino que también se está zanjando ahora la erradicación de la paternidad no rentable. La novedad en esta nueva fase, robotizadora, de la acumulación de capital, consiste en que las mismas condiciones materiales y relaciones sociales de producción y reproducción que llevan a la erradicación de la paternidad no rentable, a medida que se incrementa la composición orgánica media del capital (ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia) escalan hacia las franjas asalariadas con salario medio, y se expanden a toda la fuerza de trabajo, llevando a que, poco a poco, comience la erradicación también de la maternidad no rentable. Proceso objetivo que estamos viendo cada más objetivado primero en el proletariado femenino y luego en la clase media proletarizable, ahora ya crecientemente prescindible para la estabilidad básica al régimen del capital.

Por supuesto podemos embellecer este proceso adornándolo de feminismo, progreso social y cosas así, pero en realidad es una determinación sistémica in crescendo, no libremente elegida aunque sea una tendencia en vías de masificación. Y da igual si eres una mujer del proletariado autóctono o del proletariado importado, pues a medida que sigan aumentando los costos de reproducción y siendo asequible la importación de fuerza de trabajo, a la erradicación de la paternidad no rentable le sigue forzosamente la erradicación de la maternidad no rentable.

Y añado; que el patriarcado como régimen jurídico-político histórico haya sido erradicado no implica de ninguna manera que se termine el machismo, antes al contrario, el machismo se incrementa en semejante situación biopolítica generada por el proceso del capital, y además necesariamente va in crescendo pues es una de las válvulas de escape principales de las presiones que la totalidad social imponen a los sujetos de condición sexual masculina, uno de los resortes que vehiculizan esas energías de masa hacia el estallido interno en el proletariado mismo; de renvio de las fuerzas negativas de la contradicción de clase hacia la clase misma y no hacia la sociedad burguesa. Naturalmente, ya como efecto, su represión además legitima al bloque burgués, reforzando su hegemonía. El machismo es pues completamente contraproducente para la lucha política consciente del proletariado. Pero esto no obsta para que el machismo sea efecto, no causa, con todas las implicaciones que tiene esa circuntancia.

Ciertamente, el machismo también aparece dentro de la clase capitalista y su bloque social de apoyo como competición familiar por el excedente alienado al proletariado, y luchas de poder por mejores posiciones en la jerarquía. Pero los costos de la igualdad de sexo-género en la burguesía y sus clases aliadas, los costos de los medios necesarios para mitigar las contradicciones que lo ponen en movimiento, son reenviados hacia el proletariado, incrementando la cuota de explotación. Por tanto, cuanto más cerca del proletariado, más machismo y desigualdad, cuanto más cerca de la burguesía, menor machismo y mayor igualdad de sexo-géneros.

Como ves, mi aproximación a esta cuestión es muy distinta a la que tu propones. Y, por supuesto, puedo estar equivocado, pero nadie me ha dado aún una evidencia convincente de que esta tesis fuera errónea.

Agur
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
27 abr 2017
Buenas Aliss:

Sobre Angela Davis, no creo que es reformista, sino que está reducida a la lucha por reformas, lo que en si no es negativo (reformas si, reformismo no) y además es indespreciable, pero no veo una voluntad revolucionaria en esta señora y esto hay que reconocerlo. Sobre las independentistas kurdas, las considero luchadoras proletarias, pero no están luchando en un proceso revolucionario, como se está diciendo, están luchando en un proceso defensista puro y duro.

Agur
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
27 abr 2017
Sr ".", las "revoluciones" individuales, son las del capitalismo. Si usted me hablara de un movimiento en el que participara Angela, entendería lo que me dice. Las revoluciones que me interesan son las colectivas..., y no me parece que nadie esté en condiciones de reclamarle, pedirle o exigirle a Angela, que sea revolucionaria. Ella lo fue, y tal vez quienes hoy coincidieron con la época, no supieron, no pudieron o no quisieron sumarse.

Evidentemente, usted que hace cuando va a una de esas manifestaciones contra el paro y la precariedad, pues apoyar el movimiento de reformas, y no lo digo como si fuera algo peyorativo, sino para recordarle que probablemente usted, en años anteriores, no fue revolucionario. Angela sí. Y es por eso que hablo de ella como mujer revolucionaria. Vivió intensamente y hasta las últimas consecuencias el momento que le tocó vivir..., y sobrevivió.

En cuanto a las mujeres kurdas, supongo que está al corriente de la transformación de sus comunidades. Como era de esperar, ningún estado puede permitir la revolución kurda, y por eso también luchan con armas. Al contrario de lo que les sucedió acá, en ese estúpido dilema de si revolución o guerra, allá se han dado cuenta que la una no puede ser sin la otra. Aunque desde luego preferirían no tener que estar defendiéndose y hacer su revolución sin más muertes.

Probablemente también me dirá que las mujeres zapatistas tampoco están en un proceso revolucionario...

Siempre se ha dicho, por activa y por pasiva, el poder nunca va a renunciar a sus privilegios sin guerra. Tal vez desde su materialismo científico, en su país tampoco hubo revolución en el 36, o la revolución fue la república.
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
28 abr 2017

"Sobre Angela Davis, no creo que es reformista, sino que está reducida a la lucha por reformas, lo que en si no es negativo (reformas si, reformismo no) y además es indespreciable, pero no veo una voluntad revolucionaria en esta señora y esto hay que reconocerlo."

Es indespreciable, cierto. Es Angela Davis, Panteras Negras, alumna de Herbert Marcuse. ¿Pero que es reformas si, sin voluntad revolucionaria, ni voluntad ni perpspectiva ni nada. Reformismo puro y duro.

Reconozco que ni me lei el articulo entero. Pero a Angela AHORA la situo en la onda de Aliss, que habla del feminismo burgues vasco sin tener ni puta idea, y feminista semi-burguesa ella. O SIN EL SEMI. Burguesa hasta la medula.

Nosotros no tenemos dioses ni diosas, sino pan duro para comer, y poco mas. A ver si os enterais.
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
29 abr 2017
"Caballero likidacionista", cómo sabes que no hay voluntad revolucionaria, ni perspectiva, ni nada...? ¿Has leído sus propuestas abolicionistas...? Perspectiva hay..., y como abolicionista (Angela, no yo), debo decir que el sr "." en lo que dice tiene más acierto, que lo que tú comentas.

"likidacionista", de "ondas" no tienes ni idea, Ni tan siquiera has leído el texto entero, pero ya te crees que me conoces de "toda la vida". Los payasos por lo menos intentan hacer reír, lo tuyo es dramático.

Cielo, sí lo que tienes es pan duro para comer, es que vives en el lujo de tener dientes. Otras nacimos desdentadas y nadie nos dio sopitas.

En tu vida jamás vas a vivir en las condiciones que durante mucho tiempo ha vivido Angela. En tu vida jamás, vivirás en las condiciones que actualmente vive Angela. Tu eres blanco y más burgués que ella, a no ser que me digas que el ordenador con internet es de clase obrera que "come pan duro y poco más". Tu problema es que vives como injusto el que a personas de cierto status social les paguen por decir tonterías, y tú, haciendo lo mismo, no veas un duro.

Ya me voy enterando "caballero"
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
29 abr 2017
Ejem, 'Likidacionista' no soy yo, Aliss.
Asi que no malgastes tu talento dedicandole epitetos/insultos como 'caballero' y esas frases espantosas que no se merece (aún).
El que sí se merece un gran respeto es 'el otro caballero' que firma '.' y que te está dando motivos mas que suficientes para revisar tus planteamientos dialecticos y tu retórica feminocéntrica.
Al cabo de estas tres semanas que llevamos debatiendo, tus 'no soy feminista, pero...' los estás sustituyendo sigilosamente en tu discurso por los 'no soy marxista, pero...' y defendiendo lo indefendible mientras tenga menstruación. Si sigues así, pasito a pasito, llegarás a necesitar un oponente claramente definido para justificar esa retórica de 'no soy feminista, pero...'
¡Cuidadíto, porque al final las alianzas contra-natura te llevarán a apoyar a Kim-Jong Il y su patriarcado machista-marxista-belicista-nacional-socialista!
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
29 abr 2017
Ejem... sr "caballero", sr "likidacionista" es otro "caballero" como tú, aunque tú seas sr "caballero". Ahora no te creas que cada vez que alguien se dirija a un "caballero", se están refiriendo a ti. Ya me doy cuenta de que "caballeros" sois unos cuantos.

Por lo que parece, todavía no has entendido que "no soy feminista", pero entiendo que se pueda ser feminista, y que tú sueles dirigirte a mi como si lo fuera. Sólo se lo recuerdo a tu selectiva memoria, y a tu manera indirecta de insultar y descalificar.

Lo de "caballero" no lo empleo como un insulto, es tú propia expresión cuando en su momento dijiste algo así como que "tú eras un caballero y no insultabas a las mujeres", justo después de haber soltado todo un muestrario de calificativos insultantes contra otras mujeres.

Este otro "caballero", sr "likidacionista", en su actitud no es muy diferente a ti, sr "caballero". Como comprobarás, a él le he repetido algo que también te dije a ti, y sin embargo, no verás que le haya dicho el "como ya te dije...", que a menudo te voy diciendo cuando te contesto a ti o al sr "."

Y de la misma manera que a ti te recuerdo que no soy feminista, al sr "." le recuerdo que no soy marxista cuando él hace su análisis desde esa dialéctica.

Y "no ser feminista" o "no ser marxista", no quiere decir que desprecie lo feminista y lo marxista, simplemente que esas no son los lugares desde los que os hablo.

Supongo que el Kim-Jong II, debe ser el dictador de Corea del Norte, al que difícilmente puedo apoyar porque lleva unos años fallecido.

Para ti defiendo lo indefendible, y lo entiendo. Simplemente no dices que son para ti esas cuestiones indefendibles. Ya ves que, como argumento, eso no sirve.

Dices que llevamos "tres semanas debatiendo"..., es una curiosa manera de entender los debates. Yo cuelgo informaciones, "pero"..., eso no quiere decir que comparta totalmente lo que difundo. Sé que te cuesta entender, tal vez porque tú no lo harías así. Puede que tú solo difundieras lo que compartes plenamente..., y ahí es probable que se pueda oir el eco de ese gran vacío.

Ante esos textos que difundo, varios "caballeros" y el sr ".", me interpeláis, y especialmente tú, escribiendo fabulaciones y tus fantasías conspiranoicas, tergiversando lo que se dice en los textos y soltando un extenso repertorio de insultos o comparaciones insultantes.

En principio te respondí diciéndote que podría haber otras interpretaciones y que por lo menos yo, entendía las cosas de otra manera muy diferente a la tuya. Entonces, los insultos, descalificaciones o comparaciones ofensivas, también las has dirigido en contra mia.

Ahora insistes en ello y me hablas de no sé qué posibles "alianzas contra-natura" y mencionas a un difunto. Sr "caballero", me podrás tildar de lo que quieras, incluso de necrófila, pero todo es parte de tus prejuicios, no contra el feminismo como tú te justificas, sino contra una mujer que "no te baila el agua".

Por si no te has dado cuenta, al "caballero likidacionista", no le he reiterado la cuestión del "ridículo" que tanto insisto contigo, ni tampoco le he tildado de misógino. Él por lo menos, dice algo muy importante cuando habla de "la voluntad revolucionaria", simplemente olvida que la revolución no es posible sin los y las demás, que ella podrá pretender ser muy revolucionaria, pero sola no hay revolución.

Si haces un esfuerzo en fijarte e intentar entender, verás que no hablo "contra los hombres", sino contra ciertos hombres que desprecian, menosprecian o sólo saben ridiculizar a las mujeres.

Entiendo que toda revolución es imposible sin hombres, o sin mujeres o sin cualquier otra persona que no se considere ni hombre ni mujer. He expuesto en más de una ocasión, que no me refiero solo a la lucha de clases porque me parece que los ámbitos de la lucha son mucho más amplios, y cuando me he referido a ellos, no ha sido exclusivamente a las mujeres...

Sí, soy mujer y siento desde ahí, pero no solo soy mujer. Soy trabajadora, migrante, no soy blanca, y también siento desde ahí. Tal vez por eso las palabras de Angela o de las guerrilleras kurdas me resuenen más a mi que a ti, que ni eres mujer, eres blanco y no eres migrante.

Sr "caballero", al final vuestra "revolución" se limita a repetir que no "existe el patriarcado" haciendo el papel del "poli 'bueno' y poli 'malo'"

Cuídate de ti, que yo sé cuidarme solita. Lo he hecho en lugares en los que por las condiciones, probablemente tú no durarías vivo ni una semana. Y no tuve que hacer ninguna "alianza contra-natura".
Re: ¿Feminismo pacifista o pasivo-ista?
03 mai 2017
Buenas likidacionista:

Dejando de lado lo accidental. La resistencia a constituirse en aristocracia obrera no implica la renuncia absoluta de las personas a ocupar espacios en toda institución o empresa. Sería una locura. Yo no conozco a Angela, pero aplico prima facie esta regla, y luego me leo el texto entero, con la atención y el discernimiento que permite mi alcance, para escribir lo que he escrito sobre lo dicho por ella en su entrevista.

Agur bero bat

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more