Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: globalització neoliberal
Europa
16 mar 2017
Dividida como siempre la vieja Europa.

Europa.

Europa, parecería que es un gran cumulo de grandes ciudades en vez de grandes países. La resistencia social llevada a cabo en estas ciudades es contra la gestión política de sus gobernantes, en contra de la Unión Europea, Parlamento, Banco Central Europeo, FMI y por la reivindicación de los derechos ciudadanos dentro de la estrategia global del continente que se expresa contra las formas de dominación de Estados Unidos y dentro de la lucha étnica, religiosa y cultural que por siglos se ha producido en el viejo continente.

Europa baso su poder en el control territorial, fue el principio de su organización, sin embargo, su histórica división y desde el 2008 la deuda publica en los países euros causa tensión en su identidad lograda con la facilidad de movilización para los europeos que de una u otra manera ayudo en la visión y misión de la Unión Europea que el euro no pudo conseguir.

El poder económico-político de Europa se sostiene gracias al poder político -económico de Estados Unidos, esa la dependencia reciproca que genera discursos aliados especialmente con Francia, Gran Bretaña por ser miembros del Consejo Permanente de Seguridad de la ONU e importantes socios atómicos en la OTAN, situación que engendra practicas imperiales de dominación en donde sobresalen los monopolios que controlan la electrónica, comunicaciones, ciencia, gastos de defensa, energía, comercio y espionaje fundamentales para asegurar la conectividad interna con todos los países OTAN-Pentágono y por medio de los países del G20 para sostener la política del capital.

Sin embargo, este monopolio del poder hace más evidente la división entre los Estados europeos por la separación entre la clase dominante con los actores políticos excluidos. El poder que busca ejercer Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, España y otros países mediante procedimientos diversos son relaciones de poder disimiles, revelan la resistencia de Estados más pequeños que es otra de las tradiciones europeas. En este sentido la división frena una integración política –económica en términos reales.

Pocos países convertidos en plataformas de crecimiento económico, tecnológico, manufacturero, otros son paraísos fiscales para depósitos oscuros etc. Pero, cada uno de estos Estados con lo que hagan monopoliza su sitial en el continente hasta que entraron Rusia y China en los mercados globales.

Procesos económicos – tecnológicos monopolizadores convalidan estructuras de poder destructoras de la diversidad de culturas que desnaturalizan a los Estados europeos que no compiten en los mercados globales, por lo tanto, reducen las relaciones humanas que no alcanzan a sostenerse con la libre circulación porque el Derecho y la política de los Estados más fuertes cumplen su rol de Estados salvajes al ejercer su influencia económica – militar que los llevo a dos guerras mundiales.

Estados Unidos es el aliado más poderoso de Europa en ciencia, armas, comercio, seguridad y dudo mucho que en valores compartidos excepto en la política militarista que incluso, le podría pasar factura a los europeos si el Secretario de Defensa James Mattis y el Canciller Rex Tillerson, conduzcan la diplomacia con los pensamientos de muro de Trump.

¿Cuál es el proyecto común de los europeos? Los mismos después de las dos guerras mundiales, es decir: unirse, perdonarse, integrarse, lo que no han podido hacer hasta el día de hoy con el euro y populismos incluidos.

Rusia ha ganado terreno con la Unión Europea. Moscú y Washington buscan dividirla aún más con el alejamiento de Gran Bretaña, que se separó de la UE apenas Trump gano la presidencia.

La OTAN y la ONU, vitales para la expansión de Europa son organizaciones obsoletas y lacayas de Washington, consumen demasiado presupuesto apoyando las cruzadas de EEUU, país que siempre les exigirá más a los europeos, este tema ya fue tratado por Obama y, ya es fuertemente criticado por Donald Trump.

La administración Trump, envio el proyecto HR 193, una ley de restauración de la soberanía estadounidense que ya reposa en la Cámara de Representantes además remitido a la Secretaria de Estado, para terminar con la membresía de EEUU en la ONU, para que la organización pueda movilizar se sede otros países, dejar de participar en la OMS, retirar la inmunidad diplomática y el mantenimiento de la paz entre otros temas. Esta ley entrara en vigor 2 años después de la firma, es decir, Trump busca el colapso de la ONU; la pregunta es ¿Quién quiere hacerse cargo de este muerto bien pesado?

Naciones Unidas es una organización burocratizada, corrupta e ineficaz. ¿Afecta a Europa la salida de EEUU de la ONU?

¿Es solido el mercado al interior de Europa sin Japón, China, Rusia y sin modernizar los TLC con Latinoamérica, porque no pueden liderar las reformas fiscales?

¿Por qué no se ve una cooperación continental que fortalezca sus recursos y capacidades para no depender tanto de EEUU?

¿Dónde están los valores compartidos en momentos que una oleada de inmigrantes lo desnudo en su desunión, crisis económica y moral?

En Europa hay mucha palabrería llamando a la integración, a la defensa de los valores, llevan 70 años o más con ese cuento a pesar de crecimiento, prosperidad, transito libre y estado de derecho que nada tiene que ver con los derechos humanos porque la práctica de estos valores como símbolo de identidad humana son por siempre valores que se adquieren, desarrollan y se practican en la vida diaria y ustedes, no solo por las dos guerras mundiales sino por la crisis económica prefirieron culpar a un país como Grecia, cuya economía macro es ridícula si la comparamos con las finanzas de la Unión Europea.

Una mentira repetida hasta el cansancio parece ser verdad aunque no lo sea, algo así pasa con el tema europeo de los valores compartidos.

Los países europeos miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) gastaron en el año 2015 casi 10.000 millones de dólares en su ayuda oficial al desarrollo (OAD) para 1.2 millones de solicitantes de refugio dentro de sus fronteras cuando los gastos OCD de Siria, Afganistán, Sudan y Sudan del sur, Yemen, Somalia, ascienden a más de 3.000 millones de dólares.

Cuando Ángela Merkel y el austriaco Werner Faymann, abrieron sus fronteras para los solicitantes de refugio atascados en Budapest, casi 900.000 inmigrantes ingresaron a Alemania, antes, otros 100.000 ya se encontraban dentro de sus fronteras.

Desde el 15 de agosto cuando Merkel, pronuncio su célebre frase “podemos lógralo” fue el principio del fin para la señora, hoy, le gritan “traidora y fuera, fuera…su reelección peligra las encuestas así lo dicen.

Fue una estrategia de brazos abiertos o una estrategia humanitaria, como sea, le está pasando factura para su reelección y eso que es populista como el holandés recientemente elegido.

Raúl Crespo.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more